Firmat: Vassalli y DASA llevan adelante un plan de lucha

Ante la falta de pago y otros incumplimientos, ayer, los empleados de la fábrica de cosechadoras iniciaron una medida de fuerza. Por una situación similar, el viernes, los obreros de DASA tomaron la planta e iniciaron un paro por tiempo indeterminado.

A inicios de junio, Vassalli Fabril S.A. y la UOM sellaron el acuerdo que permitió levantar la toma de la fábrica que los trabajadores habían iniciado el 27 de abril. La necesidad de volver al trabajo y el compromiso del CEO, Luis Cagliari, de revertir la situación y volver a posicionar a la empresa fueron dos ítems cruciales para dar un paso rumbo a la normalización. Sin embargo, la armonía no duró mucho.

Con el correr de las semanas, la empresa volvió a atrasarse en los pagos y la reactivación se transformó en una promesa que no llega a materializarse. En este marco, el jueves, la jornada laboral se achicó a cuatro horas. Al día siguiente, Vassalli no pagó la semana de trabajo y la UOM dispuso una medida de fuerza.

“Lo que ocurrió en Vassalli no nos extraña porque sabemos con quién estamos tratando, ya que esta gente siempre está en la expectativa de estafarnos y no cumplir con la palabra”, dijo el secretario general de la seccional Firmat de la UOM, Diego Romero, al programa radial “Miralo por radio”.

De esta manera, los obreros de Vassalli se sumarían a los de DASA, que el viernes tomaron la planta (ubicada en la intersección de Ruta 33 y 93) por los constantes incumplimientos de la patronal.

Los obreros de División Agrícola S.A. reclaman el pago de haberes atrasados y actúan en defensa de las fuentes de empleo. La decisión fue tomada al no percibir el pago semanal de 2 mil pesos que la firma tenía acordado con el personal, aunque aún mantiene una deuda de entre 30 mil y 40 mil pesos promedio por empleado que aún no canceló.

La medida de fuerza además sobrevino tras tomar conocimiento por terceros de una serie de cambios en el directorio de la empresa que a principio de esta semana habría ofrecido a los operarios acogerse a retiros voluntarios pagando el 50 por ciento de las indemnizaciones en cuotas.

No figuran en ANSES    

Un nuevo problema se sumó a los empleados de Va-ssalli: muchos de ellos figuran como desempleados en los registros de la Administración Nacional de la Seguridad Social y en otras dependencias, esto les impide acceder a la obra social, los aportes por asignaciones del Estado y la cobertura de seguridad laboral.

Desde la empresa “no presentaron la declaración jurada en la AFIP, eso los dio de baja y no existen en el sistema, entonces cuando un compañero se va a atender al (Sanatorio) Rosendo García y ellos entran en el sistema y no existen, no existen como afiliados a ningún lado, no existe como trabajador y entonces no te atienden”, señaló Romero al ser consultado por El Correo.

“Nosotros tuvimos una reunión la semana pasada y les dijimos que les dábamos tiempo hoy (viernes 20) para que presenten la declaración jurada urgente el lunes (21)”, detalló.

Sumado a esto indicó que “se está poniendo muy difícil la situación, no solo en Vassalli”. Al respecto adelantó que empresas que venían funcionando bien ahora también tienen problemas.

Recorte de horas

Por falta de insumos, atraso en los pagos y a la espera de que el Ministerio de Producción de la Nación realice un préstamo millonario para activar la fábrica, el jueves la conducción de Vassalli determinó que hasta el viernes 29 la jornada de trabajo sea de cuatro horas (8 a 12) y no de ocho.

Según indicaron desde la UOM, el gremio accedió a esta situación porque la empresa reconocerá las ocho horas de trabajo. En ese marco, se conoció la noticia de que por falta de pago hacía varios días que la fábrica tenía cortado el suministro de gas natural.

Mesa de trabajo

La semana pasada se realizó una reunión entre las autoridades de la UOM y empresarios metalúrgicos de la ciudad. A raíz de la preocupación existente, hoy estaba previsto que se sume a la mesa de trabajo el intendente Leonel Maximino.

“Se está poniendo muy difícil la situación, tenemos empresas que no tenían problemas que hoy los tienen”, explicó el secretario general de la UOM, quien adelantó que la idea del encuentro con el mandatario de la ciudad es gestionar un encuentro con autoridades nacionales para poder contarles lo que sucede en el sector.

“Tenemos que hacer algo, no nos podemos quedar de brazos cruzados”, remarcó Diego Romero.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *