El decreto 683/2018 de intervención de las FFAA: Un pertrechamiento para enfrentar la conflictividad social

En el Enredando Las Mañanas del miércoles 25, María del Carmen Verdú, de CORREPI, hizo una excelente síntesis política y legal de lo que significa el decreto macrista 683/2018, que permite la intervención de las Fuerzas Armadas en materia de la ley de Seguridad Interior, las contradicciones legales que suscita y las finalidades políticas que esconde.

Compartimos este material que ilustra la relevancia de la convocatoria a marchas este jueves en todo el país.

Enredando Las Mañanas: ¿Qué impacto puede llegar a tener este decreto y que ilegalidades supone?

Carmen Verdú: Y en realidad, frente a la gravedad que tiene esta decisión del Poder Ejecutivo Nacional, la cuestión formal del método elegido para eludir el debate parlamentario -que les podría traer algún problema, alguna demora en la concreción de la medida- casi se convierte en  algo colateral. Porque en realidad, la intervención de las Fuerzas Armadas, en lo que ellos llaman “seguridad interior” y nosotros preferimos definir, con más precisión, como “represión interna”, es tan malo venga de un decreto, o de una ley, o de facto.

Por supuesto que acá están en vigencia la Ley de Defensa Nacional y la Ley de Seguridad interior, que deslindan estos dos campos con claridad. La trampa que ha hecho el macrismo, con cierta habilidad, hay que reconocerlo, es no tocar las leyes de fondo, que es lo que sí tiene que pasar por el Congreso y, en cambio, meterse con los decretos reglamentarios. Y ahí, tienen un argumento, si vamos a lo técnico, por eso, yo insisto que el problema es político, no técnico: es decir, un Presidente puede modificar un decreto de otro Presidente.

Entonces acá lo grave es que estamos hablando de sacar los milicos a la calle. Eso ya de por sí es una afirmación que, en cualquier tipo de contexto de la República Argentina, genera un repudio enorme, masivo, popular. Y esto, lo estamos viendo.

Vos fijate ayer ocurrió algo, que sería gracioso si estuviéramos hablando de otro tema, un diario que no representa, precisamente, intereses populares como Ámbito Financiero tiro una encuesta online con una pregunta muy simple: ¿Está usted de acuerdo en que las Fuerzas Armadas tengan intervención en Seguridad Interior?. Cuando llegaban al 80% de un rotundo “no” tuvieron que congelar la página para que la gente no pudiera entrar a ver los resultados porque era un escándalo para sus propios intereses. Y, no son precisamente lectores de Ámbito Financiero, ni entran con habitualidad en su sitio los vecinos de Villa Fiorito, de Caraza, de Moreno, de Ituzaingo, etc. eran los lectores de Ámbito Financiero los que estaban respondiendo.
Entonces, en ese marco general. Hay cosas muy específicas que tanto escuchamos en la presentación del tema que hizo Macri en Campo de Mayo -entre paréntesis, una carga simbólica muy especial, un lugar donde funcionaron 4 centros clandestinos de detención, no uno, durante la dictadura militar, es como si lo hubiera anunciado en la ESMA- y por el otro lado la letra misma del decreto que ayer ya se publicó en el Boletín Oficial, o sea, que hoy está vigente técnica y legalmente hablando.

Macri lo primero que planteó es que es importante la participación, la intervención de las Fuerzas Armadas en cuestiones de seguridad interior, para brindar apoyo logístico a las Fuerzas de Seguridad. Ese apoyo logístico que después Aguad, el Ministro de Defensa, precisó que era el reemplazo de efectivos de Gendarmería en la frontera por efectivos del Ejército, u otra de las Fuerzas Armadas, para de esa manera liberar gendarmes, ya nos está señalando un objetivo represivo, porque a los gendarmes no los liberan para mandarlos a su casa, sino para mandarlos a las calles, para mandarlos a los piquetes, para mandarlos a las tomas de fábricas, a las movilizaciones de trabajadores y trabajadoras que reclaman por despidos o porque no les han pagado el sueldo.

En segundo lugar, Macri habló de dos cuestiones que calificó como estratégicas. Por un lado, uso el mismo adjetivo para “objetivos estratégicos” y para “eventos estratégicos”.

En relación a los “eventos estratégicos” -que además ahí planteo garantizar la seguridad de la realización de esos eventos- muy transparente, nos está hablando de las próximas reuniones del G20, de la visita ya anunciada de Trump, donde naturalmente el pueblo trabajador se va a movilizar, como nos hemos movilizado contra los dos Bush, contra Clinton, contra el principito Andrés, contra cualquiera de las expresiones del Imperialismo que han venido a visitar nuestro país.

Y los “objetivos estratégicos”, son en realidad las inversiones de sus socios capitalistas: Vaca Muerta.

ELM: Incluso, esto de decir (en el decreto) “hay muchas formas de agresión extranjera” se vincula mucho con las últimas movidas de prensa que hacen respecto de la  lucha Mapuche ¿no?

CV: Exacto, exacto, esa es la única interpretación posible. Es muy correcto lo que señalás. Cuando hablan de que “en los desafíos del Siglo XXI, los ataques externos no provienen de aparatos estatales, sino que se desarrollan dentro del mismo país y con elementos del mismo país, sin dejar por eso de estar inspirados o dirigidos desde el exterior…” están reproduciendo lo que nos dijo Patricia Bullrich después de la desaparición forzada de Santiago o el asesinato de Rafael Nahuel. Esa inminente guerrilla anarco-mapuche-trosko-iraní dirigida por Isis… ah, y los kurdos me olvidaba.

ELM: Legalmente ¿hay una posibilidad de marcha atrás de este Decreto?

CV: Mira, estamos hablando… cuando hablamos de recursos legales, uno piensa en el Poder Judicial ¿no? y resulta, que es el Poder Judicial que, a través de la Corte Suprema, le endulzó el paladar a los milicos con el intento del “2×1”. Entonces, nosotros creemos que, más allá de lo que se pueda hacer en ese aspecto -que para nada está mal, todo suma- a esta iniciativa la vamos a frenar de la misma manera que frenamos el “2×1”. Al “2×1” no lo frenamos con una sentencia judicial. Lo frenamos con millones de personas movilizadas en todas las plazas y calles del país, hasta que tuvieron que retroceder. Y eso es lo que tenemos que hacer frente a este nuevo ataque.

Por eso, ya mañana mismo hay una gran movilización convocada en Plaza de Mayo por el Encuentro, Memoria, Verdad, Justicia. Vamos a estar allí desde las 3 y media de la tarde -ronda de las madres de jueves- y nos vamos a quedar en la plaza. A las 5 se la va leer un pronunciamiento conjunto de los organismos y organizaciones que integramos el Encuentro y esto será el punta pie inicial de una campaña de movilización que se tiene que extender a lo largo y ancho del país.

ELM: En cuanto a lo específicamente legal, me llamó la atención del Decreto, que en una parte habla de las Fuerzas Armadas, del territorio (que es de la Ley de Defensa), pero le suma la vida y el bienestar de los habitantes (que es de la Ley de Seguridad Interior). Entonces, ahí ya está mezclando las 2 cosas.

CV: Si, por supuesto. Es un recurso clásico, típico. Y también, en la misma textualidad del Decreto, surge la decisión, no solamente de esta mayor injerencia, de esta intervención de las Fuerzas Armadas en la represión interna, sino incluso la cuestión de las partidas extra-presupuestarias para garantizar entrenamiento -que naturalmente no somos vos ni yo los que entrenamos a las Fuerzas Armadas y ni a las Fuerzas de Seguridad, es Estados Unidos, es el Estado de Israel- y, lo mismo, la provisión de pertrechamiento.

De hecho, vos sabés que el Ministerio de Seguridad, curiosamente, publica  sus licitaciones online en su sitio Web. Pueden entrar y fijarse que ya hay, una licitación abierta, justamente pensada para estar equipados para las movilizaciones del G20, que tiene una base de 105 millones de pesos y 500 mil dólares que, calculan los que saben que eso cuando se cierran finalmente las ofertas se duplica, para materiales antidisturbios. Imaginate, lo que podes comprar con medio palo verde y cien millones de pesos en material bélico para pertrechar fuerzas de seguridad y armadas.

ELM: Leí que la ley de Seguridad Interior le permite al Presidente convocar a las fuerzas en casos excepcionales, pero hasta donde yo recuerdo (Menem, De la Rua, con la conflictividad que había) no llegó a haber una convocatoria a las fuerzas armadas.

CV: Todos intentaron hacerlo. Todos en su momento, si hacemos un poquito de trabajo de archivo, todos intentaron hacerlo. Todos lo fueron proponiendo. De hecho, en tiempos del menemismo el propio Macri, con un bigotito muy juvenil, era el que propagandizaba y decía que no había ningún tipo de obstáculo legal para la intervención de Fuerzas Armadas en cuestiones de Seguridad Interior. Y por turno, lo fueron intentando absolutamente todos.

De hecho, lo llegamos a ver en alguna oportunidad, inundaciones y demás, bajo la máscara de esto de las “operaciones humanitarias”, que en realidad, quienes estábamos en los barrios dando una mano a los inundados, veíamos que lo que estaban haciendo, en realidad, era patrullar el barrio, no repartiendo agua potable.

Pero por eso, a ver, esta medida nosotros la ponemos en contexto en el marco de lo que es el crecimiento exponencial de todas las formas represivas desde el inicio del gobierno de Macri. Pero como la última vuelta de tuerca, por ahora -porque nada indica que vaya a detenerse- de lo que a partir de mediados del año pasado empezamos a calificar como un verdadero “estado de excepción”, con suspensión de derechos y garantías. Y ahí, hablábamos nada más que de las fuerzas de seguridad. O sea, en ese momento yo decía, a partir de mediados del año pasado -Rafael Nahuel, antes Santiago Maldonado, después la doctrina Chocobar, todas las iniciativas legislativas, judiciales, que hubo en el camino desde entonces- decíamos “la represión dejó de subir por las escaleras, para tomarse el ascensor”, ahora estamos citando a Menem, estamos en el  cohete a la estratósfera.

ELM: El acuerdo con el FMI, prevé un posible escenario de conflictividad social y Macri saca el decreto ahora ¿Hay una real y concreta previsión de conflictividad social, de resistencia, no?

CV: Y sí. No queda más remedio. O sea, lo concluye el FMI, imaginate si no lo vamos a concluir nosotros. De hecho, hay un dato interesante, que nosotros venimos destacando, la primera vez que el Ministro de Defensa salió a hablar de la posibilidad de habilitar la intervención militar, en cuestiones de seguridad interior, fue la misma semana que se anunciaron los acuerdos con el FMI. La relación es causal, no es simplemente una cuestión de coincidencia temporal.

En este escenario que tenemos hoy, de inflación, de tarifazos, de profundización del desempleo, de empresas que cierran, de pérdidas de puestos de trabajo, de recesión junto con la inflación, etc. El llegar a cumplir, o proponerse siquiera cumplir, con las metas que impone el Fondo requiere un ajuste mayúsculo, lo sabemos todos y todas. En ese marco, esta decisión es el pertrechamiento para tener el poder de fuego necesario para enfrentar esa conflictividad social.

ELM: Podrías refrescarnos sobre la convocatoria para la actividad de mañana.

CV: Si. Mañana vamos a estar desde las 3 de la tarde en la ronda de las madres. La cita es 3 y media en plaza de Mayo, el centro del poder político. Nosotros entendemos, desde el Encuentro Memoria Verdad y Justicia, que es un espacio de coordinación donde confluimos todos los organismos de Derechos Humanos que nunca nos hemos acercado ni atado al cargo de ningún aparato estatal, sino, que mantenemos nuestra independencia como la Asociación de Ex Detenidos, etc., y un centenar y pico de organizaciones políticas, sociales, estudiantiles que entendemos que la pelea anti-represiva es transversal a toda la clase. No es una cuestión únicamente en cabeza de los especialistas, entre comillas, de los organismos u organizaciones anti-represivas. Desde ese ámbito de coordinación que venimos, hace ya 20 años, trabajando juntos en materia anti-represiva entendemos que la Plaza de Mayo, la Casa de Gobierno, es el Centro de Decisión política del país, y que es al Jefe de la banda, a Macri, y no a su Secretario de Estado, al que le tenemos que ir a expresar el repudio.

Por eso, la convocatoria es en la Plaza, elegimos el jueves y no hoy, o pasado mañana, porque es el día más simbólico de presencia con la ronda de las madres, con Nora Cortiñas, con Elia Espen, con Mirta Baravalle. Allí vamos a estar durante toda la ronda y a las 5 de la tarde, una vez que termine toda la mecánica habitual de la ronda, el discurso de Norita, etc., se va a leer, en un pequeño acto -pequeño me refiero a la estructura logística, porque no tenemos plata para grandes escenarios, pero estimamos que va a haber una multitud de compañeros y compañeras presentes- se va a leer un pronunciamiento conjunto de los organismos y organizaciones del encuentro con las consignas centrales: “No a Los Militares a la Calle – Basta de Ajuste y Represión de Macri y El FMI”.  Y permaneceremos en la Plaza, porque el otro sector de organismos, más vinculados al anterior gobierno, han hecho una convocatoria paralela en el Ministerio de Defensa, pero ya han anunciado por boca de Estela Carlotto que, con el mismo criterio que yo decía que Plaza de Mayo es el Centro de la decisión política, una vez que den lectura al documento de ellos se van a acercar a confluir. Porque es frente a este tipo de ataques, más allá de las diferencias que tengamos, que debemos ser capaces de enfrentar en unidad de acción en la calle y de defendernos, en unidad de acción. Es justamente con esa unidad de acción, con esas movilizaciones unitarias, que pudimos detener lo del “2×1” el año pasado, cuando fuimos nosotros, desde el Encuentro, que modificamos la fecha -porque había una movilización pautada para 2 días después, y salió el fallo de la corte- levantamos esa movilización para estar en la calle el día en que se repudiaba el “2×1”. Es con el mismo criterio que venimos sosteniendo las movilizaciones, en su momento por la aparición con vida de Santiago, hoy en reclamo de juicio y castigo, y con la que vamos a movilizar también el primero de agosto en conjunto a Plaza de Mayo.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *