Porto Alegre: Una marcha para que Marielle viva

Con motivo de los 39 años que cumpliría Marielle Franco, una gran multitud de organizaciones barriales, de derechos humanos y feministas recorrió las calles de Porto Alegre para homenajearla en sintonía con la apertura del Segundo Foro Latinoamericano de la organización villera La Poderosa donde participan 96 asambleas populares de 12 países de América Latina. La concejala municipal de Río de Janeiro identificada por ella misma como “mujer feminista, negra e hija de la favela” fue asesinada el 10 de marzo del 2018 con cuatro disparos en su cabeza tras denunciar a policías del 41º Batallón de la Policía Militar por abusos de autoridad contra los habitantes de la favela de Acari en una semana en la cual dos jóvenes habían sido asesinados y tirados a una fosa. La marcha contó con la presencia de su compañera de vida Mónica Tereza Benicio quien aseguró que la revolución en la que todos luchamos contra el racismo, el patriarcado y el machismo es posible. Por ANRed.

Cuando todavía la justicia brasilera no ha esclarecido el femicidio de Marielle Franco, ayer la concejal brasilera fue recordada en el día que cumpliría 39 años con una marcha multitudinaria en Porto Alegre encabezada por su compañera de vida Mónica Tereza Benicio junto con referentes de derechos humanos, barriales y feministas que habían asistido al panel de apertura del Segundo Foro Latinoamericano de La Poderosa. Además de justicia por el femicidio de su compañera, las y los participantes de la marcha denunciaron las políticas de saqueo y exclusión de los gobiernos liberales de América Latina. La bandera de arrastre traducía en palabras lo que sucede a poco más de tres meses de su asesinato:”Marielle Vive“.

Casi al cierre de la movilización, Mónica Tereza Benicio la compañera de vida de Marielle, tomó la palabra y emocionó a todas y todos las presentes: “Es muy difícil para mí estar participando de este momento, ya que hoy es un día muy especial aquí en este lugar. En este día vivo una mezcla de emociones y sentimientos porque el golpe fue muy grande, pero estoy aquí con ustedes hoy, principalmente porque con ella tienen algo en común que es el espíritu revolucionario que se transforma, que se indigna ante la injusticia y que no va a aceptar la barbarie de que se pierdan los derechos democráticos en América Latina.

#Ahora #MariellePresente #CumbreDeBase Porto Alegre, Brasil. Marcha por Marielle Franco, la activista feminista asesinada, en el día que cumpliría 39 años. Habla la compañera de Marielle, Mónica Tereza Benicio

Publicada por ANRed – Agencia de Noticias RedAcción en Viernes, 27 de julio de 2018

La gente está aquí hoy porque está lucha no es una utopía, la revolución es una construcción diaria que la gente hace cuando cada día se levanta de la cama y se dice: este estado nos mata, pero nosotros venceremos, porque le decimos que no nos van a silenciar, que no nos van a cansar, le decimos que la población negra la construimos resistiendo, que la población pobre, los trabajadores, las mujeres, la comunidad LGBT no vamos a aceptar más que el estado continúe matándonos. La gente está aquí porque tenemos eso en común, porque nosotros creemos que la revolución es posible. 

Yo estoy acá porque ese era el sentimiento de Marielle: una sociedad más justa e igualitaria, era por la que Marielle luchaba y creía, porque la gente está luchando y la gente va a seguir luchando; eso es lo que hoy es la revolución. Sigamos en la lucha compañeros/as, por una América Latina unificada, libre, sin patriarcado, sin machismo, sin racismo, sin lgtbfobia, vamos juntos que en la lucha por el pueblo somos todos compañeros”.

La multitudinaria marcha tuvo la participación de referentes de derechos humanos de toda Latinoamérica y en particular desde Argentina estuvo presente Sergio, hermano de Santiago Maldonado desaparecido y asesinado en agosto de 2017 quien en una entrevista con ANRed contó que el abrazo con Mónica, la compañera de Marielle fue un momento triste pero necesario porque fue un abrazo entre dos personas que tuvieron una pérdida importante.

Además de sostener viva la memoria de Marielle, la movilización fue la expresión del comienzo de un segundo foro latinoamericano gestado por La Poderosa, organización constituída por 96 asambleas barriales a lo ancho de América Latina y por eso llamado “Cumbre de Base”. En ese sentido, previo al inicio de la marcha, el panel de apertura del foro estuvo a cargo del referente de la organización La Poderosa, Ignacio Levy, quien enmarcó la constitución de una plataforma popular de base que esté a salvo de la política electoral en dos revoluciones que están en proceso: la comunicacional y la feminista. “Hay que cambiar el chip y entender que posiblemente sea la revolución feminista la que se lleve puesto al sistema capitalista”, dijo Levy. También llamó a “abrir un camino de verdades que otros antes que nosotros no pudieron decir”, y destacó el rol de La Garganta Poderosa como una militancia que le quitó el manto de invisibilidad a quienes no eran invisibles, sino que más bien estaban invisibilizados por el poder: “Nuestra verdad no garpa, pero es inapelable, legítima y construye poder”.

Marielle Franco era la garganta contra la violencia institucional y el abuso policial en las favelas; a sus 19 años decidió tomar ese camino militante al sufrir la pérdida de su mejor amiga en una balacera entre la policía y los narcotraficantes en su barrio Complejo de la Marea, y al mismo tiempo que gestaba a su hija e ingresaba a estudiar Sociología. En 2016 se postuló por primera vez a concejal por el Psol y venció con 46.502 votos siendo la quinta más votada en su ciudad para convertirse en una referente feminista, lesbiana, negra e “hija de la favela”.

El asesinato de Marielle Franco sucedió cuando se ponía en marcha un decreto presidencial de Michel Temer que avalaba (y avala) la intervención militar en la provincia de Río de Janeiro para garantizar el orden público; la misma línea que implementó hace pocos días el Presidente Mauricio Macri en Argentina con el decreto que autoriza la intervención de Fuerzas Armadas en asuntos internos. Ante la preocupación comunicada en ese entonces a Brasil por parte de la Organización de Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la autoridad que ganaban las fuerzas armadas y la violación a los derechos humanos que potenciaban, Marielle Franco había sido elegida el 28 de febrero como relatora de una comisión que iba a fiscalizar la intervención militar en las calles.

El 10 de abril, cinco días antes de su asesinato, ella había denunciado por su cuenta personal de Facebook la hostilidad policial en la comunidad de Acari; “El Batallón 41° de la Policía Militar aterroriza a los vecinos. Esta semana dos jóvenes fueron asesinados y tirados a una fosa. La policía recorre las calles y amenaza. Esto pasa desde siempre, pero tras la intervención militar todo está peor“. Y un día antes de ser asesinada manifestó en Twitter en referencia a otro homicidio de un joven negro a manos de la policía de Río una pregunta fundamental: “¿Cuántos más tendrán que morir para que esta guerra termine?

Fuente: http://www.anred.org/?p=100284

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *