“Los discursos discriminatorios están avalados por el gobierno nacional”

Nuestra sociedad se encuentra atravesada por discursos racistas y discriminatorios que recaen sobre grupos históricamente vulnerados. Uno de éstos son los pueblos indígenas.

25/07/2018

Los pueblos indígenas de nuestro país sufrieron un genocidio. Se buscó exterminarlos, se asesinó y torturó a los integrantes de sus comunidades. Se atacó a su población civil, se los sometió a la esclavitud y se los trasladó a campos de concentración.

A partir de estas violencias perpetuadas muchas personas indígenas negaron sus raíces para sobrevivir. Por eso en la actualidad muy pocos reconocen que descienden de los pueblos originarios. Sin embargo, como demostró un estudio de la Universidad de Buenos Aires el 56% de los argentinos tenemos antepasados indígenas.

Según el texto “Hacia un plan nacional contra la discriminación” del Inadi, el origen de la discriminación hacia los pueblos indígenas se basa en que “la República Argentina se constituyó como Estado-Nación sobre la base de la negación de las raíces históricas americanas, la sujeción de sus ocupantes originarios y la usurpación de sus territorios. Con posterioridad, y como consecuencia del despojo de sus tierras y recursos, los indígenas fueron equiparados al concepto de pobre–indio = pobre– y todos los atributos con los que se sigue estigmatizando la pobreza: vago, delincuente, ladrón, mentiroso, sin educación, etc.”

Justamente, el diario “Clarín” tituló: “El intendente de Neuquén, furioso con los mapuches: ‘No es recuperación de tierras, es afano’”. En ese sentido, podríamos interpretar que en las declaraciones del intendente se refuerzan esas miradas discriminatorias y estigmatizantes.

Asimismo, la publicación del Instituto Nacional contra la Discriminación señala que “la historiografía oficial argentina fue también eficiente en borrar de sus manuales todo registro de la conquista violenta de los pueblos originarios, su lucha por defender su tierra y su cultura y el pensamiento de muchos de los independentistas. De esta manera se construyó una hegemonía basada en una visión parcial y falseada de nuestra nación: una nación blanca y europea, que intentó ocultar el genocidio inicial, la sujeción de los pueblos originarios, desconociendo también la historia de cada región y provincia”.

Lo complejo del momento actual es que pareciera que los discursos discriminatorios están avalados por el gobierno nacional.

Recordemos que Patricia Bullrich sostuvo en el Senado: “Los mapuches son un grupo de extrema violencia”. El libro “Buenas prácticas en la comunicación pública” del Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi) recomendaba evitar el uso, en noticias, relatos o imágenes, de símbolos o elementos propios de los colectivos en escenas que muestren a los pueblos indígenas como “extraños”, “problemáticos” o “peligrosos”.

En la misma línea de pensamiento Horacio “Pechi” Quiroga manifestó que “desde la Campaña del Desierto esto es blanco sobre negro. Hay una sola Nación y es la Argentina. No existe la nación mapuche. Hay un pueblo y es el pueblo argentino”.

Sin embargo, nuestra Constitución nacional reconoce la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos. Es decir, hay distintos pueblos, identidades y culturas que conviven en este territorio.

Asimismo, la Constitución plantea la necesidad de garantizar el respeto a su identidad, reconocer la personería jurídica de sus comunidades y la posesión y propiedad comunitaria de las tierras que tradicionalmente ocupan, y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; ninguna de ellas será enajenable, transmisible ni susceptible de gravámenes o embargos.

Como concluye el historiador Osvaldo Bayer: “La historia argentina es una sucesión de hechos dibujados por los que siempre detentaron el poder, para esconder actitudes y comportamientos racistas contra todos los que no encajan en su modelo” y que “el racismo contra los pueblos originarios no fue casual: fue la coartada que trataba de justificar científicamente el despojo de las tierras al indio y al gaucho”.

*Licenciado en Comunicación Social por la UNLZ y Docente de la UNRN

Fuente: https://www.rionegro.com.ar/columnistas/despojos-DD5454511

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *