La educación pública no puede soportar más ajustes

Mes a mes desde El Roble venimos denunciando y sumando, ajuste tras ajuste, recorte tras recorte todo lo que Vidal resta a la educación. Los bachilleratos de adultos, los equipos de orientación, el diseño de las escuelas técnicas, un salario con paritarias, todo lo devora el ajuste fiscal del gobierno de Vidal. Y cuando ya parece que no se puede estar peor LA INFRAESTRUCTURA DE LAS ESCUELAS, ABANDONADAS POR EL ESTADO,  también empieza a ceder.

Luego de toda una semana de lucha en las calles, donde las Escuelas Técnicas marcharon a la Plata el lunes 30, donde hubo una marcha a nivel provincial en el Ministerio de Educación el martes 31, donde desde la lista multicolor de Suteba se llamó al paro, cumpliendo así la medida de fuerza de 72 horas que había sido votado en asambleas el mes anterior y que había quedado vacilante luego de la conciliación obligatoria de dudosa legalidad que lanzó el gobierno de Vidal, luego de tres días consecutivos de exigir al gobierno no sólo un sueldo digno sino BASTA DE AJUSTE, el jueves 2 de agosto, a la mañana les docentes nos enterábamos de lo peor: En Moreno dos personas habían muerto culpa del abandono que Vidal hace a la educación pública, dos personas, una vicedirectora y un auxiliar, volaron junto con la Escuela por la que luchaban, por los aires, debido a una fuga de gas por consecuencia de la falta de mantenimiento del Estado para con las escuelas públicas y que desencadenó en una explosión, a pesar de ocho denuncias consecutivas por una fuga de gas en el establecimiento, desoídas por falta de presupuesto, ya no podemos hablar de un accidente, después de ocho denuncias el Estado continuó ausente y Rubén y Sandra fallecieron, asesinados por el ajuste fiscal que Macri y Vidal protagonizan.

El viernes, mientras millones de docentes con bronca y tristeza marchaban por los dos trabajadores de la educación asesinados, Macri y Maria Eugenia Mortal se mostraban sonrientes haciendo campaña, sonrientes frente a las cámaras, él diciendo que “la fuga de gas es un problemita” y ella feliz, indolente su cara, indolente sus dientes, confiada en los medios hegemónicos que no la atacarán porque parte de la plata que no va a la educación está allí, en la tele, en los noticieros, en los diarios que construyen su imagen de buena, de santa, de luchadora, de todo lo que no es.

Después de la tragedia que tiene como responsables al gobierno provincial, al lunes siguiente muchos docentes, directivos y padres decidieron no dar clases hasta que sus escuelas no estén en condiciones. Las fugas de gas, los problemas eléctricos y de infraestructura, los techos y las paredes que se caen, todo un sistema atado con alambre por decisión de un Estado irresponsable y corrupto que tiene la caradurez de exigir “dialogar con los chicos en el aula”.

La Escuela º72 de Almirante Brown, sólo por poner un ejemplo de miles, no tiene aula de sexto, hubo días este año que los chicos debían entrar por la escuela primaria porque una pared se había derrumbado en la entrada principal. Hoy esa escuela se encuentra cerrada y con acciones diarias con la colaboración de alumnxs y sus familias haciendo afiches y radios abiertas para que se visibilice el estado de emergencia de la Escuela. Y son varias las escuelas en la misma situación. La E.S.B nº 54 de Don Orione tuvo que cerrar el martes 7 de agosto por una pérdida de gas, esa escuela no tiene ventiladores, las ventanas están rotas y los enchufes no funcionan, y así podemos continuar con muchos ejemplos más.

La situación no da para más. La conciliación obligatoria es una falta de respeto al sentido común y a todxs lxs trabajadorxs de la educación. BASTA DE AJUSTE. No podemos quedarnos quietos frente al maltrato de quienes nos gobiernan. La lucha docente debe ponerse a la altura de un ajuste que se está cobrando nuestra vida, nuestra salud y la vida de nuestros compañerxs.

Por Héctor

Fuente: https://periodicoelroble.wordpress.com/2018/08/09/la-educacion-publica-no-puede-soportar-mas-ajustes/

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *