Resistencia Anticapitalista Libertaria : Argentina Indymedia (( i ))
CMIargentina.indymedia.org Dijimos Nunca Más. ¿Donde está Julio López?
Quienes somos Contacto Subscripciones Calendario Donaciones Publicar
en negroen blancoen rojoayuda temas

Translate this page using Google:


Sindicacion
Sindicacion


New Global Vision
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Ver este artículo sin comentarios

Resistencia Anticapitalista Libertaria
Por Ediciones Estrategia -investigacion militante - Thursday, Feb. 08, 2007 at 2:14 AM
edicionesestrategia@yahoo.com.ar

“Autodefensa, Clasismo y Poder Popular en el anarquismo argentino de los 70”


RL
Resistencia Anticapitalista Libertaria





“Autodefensa, Clasismo y Poder Popular
en el anarquismo argentino de los 70”


1ra edición regional: Mayo de 2005 (25 ejemplares) 2da edición regional: Mayo de 2006 (20 Ejemplares) Se recomienda la reproducción total o parcial de este libro con el objeto de difundir y facilitar el acceso a material escrito o digital que de cuenta de experiencias y valores, planes y proyectos, acciones y movimientos, clases sociales y generaciones, ideas y culturas, momentos y circunstancias de la historia de la lucha de los pueblos por construir y componer un mundo mas justo.
Compilación y compaginación a cargo de Nicolás Pacheco

2006 (Copyleft) Ediciones Estrategia – investigación militante
Rosario - Sta. Fe





Impreso en Argentina - Printed in Argentina

El anarquismo en la historia de las luchas sociales argentinas


El siguiente texto recompone una disertación hecha por Fernando López Trujillo -ex militante de Resistencia Libertaria-, durante una charla en Paraná el 22 de marzo de 2004. Publicado en “Documentos para el debate Nº3”, Organización Socialista Libertaria.

De la FORA anarcosindicalista a la CORS, herramienta sindical de la FACA
Para comenzar a hablar del anarquismo a principios del siglo XX en la Argentina, tenemos que separar lo que es anarcosindicalismo y lo que es anarquismo como política sindical. Se tiende a identificar el desarrollo de la FORA en la Argentina como anarcosindicalismo, sin embargo, el anarcosindicalismo es una conjunción tardía. Lo que nosotros conocemos como sindicalismo anarquista a principios de siglo, es una experiencia original que no ha tenido similar en Europa. La FORA es una organización político-sindical. Organiza obreros, pero no en tanto obreros sino en tanto anarquistas, comprometidos con la "finalidad" del Comunismo Anárquico.
No es exactamente una central sindical como se ha tendido a verla, no organiza sindicatos sino sociedades de resistencia. Su estrategia es la resistencia, pero no considera que en caso de pasar a la ofensiva tendrá a su cargo -en forma casi excluyente- la organización de la nueva sociedad como planeaba el anarcosindicalismo industrialista de los años '20 y '30 en Europa. Incluso confiaban la organización de la sociedad a la constitución de comunas y otros entes municipales autónomos, pareciera que para los foristas el conocimiento de un oficio no se consideraba una cualidad privilegiada en lo que hace al diseño de la nueva sociedad. Coherentes con una visión preindustrial del movimiento proletario no podían percibir que las asociaciones obreras creadas en el "lugar de trabajo" mismo, en el mismo centro del poder industrial y capitalista, cargan con
un poder decisivo para la transformación de la sociedad. Este, el anarco sindicalismo, fue la respuesta que dio el anarquismo a la sociedad industrial, al movimiento obrero industrial, durante la década del 20. Las características más conocidas del anarcosindicalismo se da en lo que fue la CNT española. En la Argentina, a partir de 1922, va a surgir una central obrera anarcosindicalista que es la Unión Sindical Argentina (USA). Esta organización se constituye a partir de lo que fue la Revolución Rusa, que partió aguas en el movimiento anarquista local y surgió como corriente un sector que reivindicaba la dictadura del proletariado a los que los foristas llamaban anarco bolcheviques. Esta central obrera no fue un caso exclusivo de la Argentina, esto ocurrió en varios países de América Latina. En Brasil, por ejemplo, se dio origen al Partido Comunista Brasilero a partir de una central obrera de este tipo. En la Argentina se forma la ALA (Alianza Libertaria Argentina) como un Partido Anarquista. El permanente enfrentamiento entre anarquistas que estaban por la construcción de una organización especifica y los que estaban por la construcción de una organización anarcosindicalista, o por lo menos una organización sindical que diera contención a todas las corrientes, se manifestó durante los años 20 en forma violenta, lo que significaba tiroteos en el puerto permanentemente, entre trabajadores foristas y trabajadores de la USA.
Debido a esto se dice qué dentro de los años 20 los anarquistas se mataron más entre ellos que lo que los mató la represión: hacia el año 24 "La Protesta" resuelve atacar un local de un grupo anarquista en La Pampa, editores del periódico "Pampa Libre", y en ese ataque mueren varios militantes. Los enfrentamientos van a continuar durante los años 27 y 28. En el año 29 Severino Di Giovanni, permanentemente atacado desde "La Protesta", resuelve eliminar a López Arango, secretario de redacción de este periódico.
Lo que quiero clarificar con esto es que los continuos enfrentamientos durante los años 20 dentro del movimiento anarquista van a determinar una debilidad flagrante antes del año 30, cuando asuma, tras el golpe, Uriburu.
El golpe de Uriburu tiene como finalidad concreta destruir ese movimiento, prácticamente lo logró a través de una represión feroz, creo que hasta la última comisaría perdida en algún pueblo de La Pampa o Jujuy tuvo militantes anarquistas presos; se llenaron tocas las cárceles del país, se llenó la isla Martín García, se llenaron los barcos de la Armada en el puerto; el anarquismo proveyó los cuerpos para los fusilamientos y para las torturas.
En 1932, mediante elecciones fraguadas, se busco la recomposición de la institucionalidad democrática. La década del 30 se va a denominar la década infame no sólo por el retroceso del país, por la corrupción, sino también por el fraude electoral. Justo asume, precisamente, sobre la base del fraude patriótico, y sobre esa base del fraude patriótico también va a haber otro gobierno conservador en el '38. La represión permanece durante todos los años '30, en el año '35, a cinco años del golpe, y en una sola noche, son aprehendidos mas de 3500 obreros, foristas y anarquistas, que van a ser alojados en las peores cárceles del país. La peor de esas, la más conocida, la más famosa, es el penal de Usuahia. Esta cárcel tenía las características de lo que era la Siberia en Rusia: era un penal desaparecido en medio de la nieve, donde eran alojados los presos "peligrosos" (y para el régimen presos peligrosos era algún asesino que había salido en el diario Crítica, famoso porque había masacrado a 20 o 30 personas, y los anarquistas). Allí se ponía a los anarquistas a picar piedras durante años. Hay militantes que pasan allí 7, 8 y hasta 10 años.
En 1930 se inaugura la cárcel de Devoto, en Buenos Aires (todavía se está discutiendo si la demuelen o no, si la tiran abajo). A esa cárcel la inauguran los anarquistas, y en los tres pabellones que hay las autoridades dedican un pabellón exclusivo para ellos. Esto permite que estos anarquistas, que no pudieron discutir a lo largo de 10 años, se vean obligados a discutir ahora, a partir de la obligada convivencia en el penal.
En este sentido, es curioso ver como las autoridades carcelarias se plantean esta concepción casi de entomólogo, o sea, de ir juntando los bichos y clasificándolos. Entonces hay un pabellón de comunistas, un pabellón de socialistas y un pabellón de anarquistas. En el pabellón de anarquistas, durante los meses de agosto, septiembre y octubre de 1931, se desarrolla un congreso del que no sabemos muy bien cuanta gente participó, y del que sólo se conserva una carta publicada en un periódico de la colectividad italiana en Nueva York (la Adunata dei Refratari –en italiano-), donde aparecen 73 firmantes de un acuerdo interno. Este acuerdo interno firmado por 73 militantes del congreso, nos permite hacernos una idea de la cantidad de participantes, que yo considero entre 600 o 700 . ¿Porque digo 600 o 700? Por que si bien en el pabellón residían permanentemente 300 militantes, todos los días ingresaban nuevos presos y nuevos presos eran trasladados a cárceles del interior.
En este congreso se hizo una autocrítica por los conflictos vividos durante los años 20 y se llegó a la conclusión de que el sectarismo y la lucha interna, llevaron a debilitar el movimiento de tal manera, que fuera incapaz de resistir el golpe del '30. Cuando se da el golpe ninguna de las centrales obreras existentes en esa coyuntura fueron capaces de, siquiera, llamar a un paro o a una huelga; y me refiero tanto a la -CGT recientemente creada, como a los remanentes de la USA, como a la FORA y al Sindicato Socialista: todos ellos prefieren expresar una cierta neutralidad frente al golpe. Muchos militantes de la época, con bastante lucidez, comenzaban a pensar ya en los días previos al 6 de septiembre de 1930 que el golpe se venia, que tenía un carácter fascista, y que iba a significar una inmensa represión para el movimiento popular en general, no sólo para el anarquismo en particular. Estos militantes convocaron a la FORA y a los demás organismos sociales a crear un tipo de alianza para enfrentarlo. Uno puede encontrar notas en ese sentido en La Protesta, escritas por Diego Abad de Santillán, en La Antorcha, por Badaracco, por González Pacheco, por militantes como el Secretario General de la Federación Obrera Marítima, Morán, que convocan a un paro, a tratar de coordinar algún tipo de acción de resistencia. Lo cierto es que no hubo resistencia que esa neutralidad, que supongo yo, en algún momento se planteó como forma de no confrontar al gobierno militar, no les sirvió absolutamente para nada. El gobierno militar no sólo llenó de cárceles el país, sino que institucionalizó la tortura: la picana eléctrica se estableció como forma de tratamiento para todo preso político del país. Uno de los que primero uso la picana era Lugones, jefe de la policía de Buenos Aires, hijo del escritor Leopoldo Lugones. También empiezan a aparecer los primeros fusilados. Casi inmediatamente después del golpe van a fusilar a Joaquín Penina, un militante tolstoiano, al que la policía de Santa Fe descubre con volantes y panfletos, lo saca de la casa y lo fusila en la calle. Un tiempo después es aprehendido Di Giovanni y es fusilado junto a Scarfó; pero, al margen de estos fusilados, pomposamente, con marchas militares, con pelotón de fusilamientos y demás, también desaparece Morán, secretario general de la Federación Marítima, quien es detenido y no aparece nunca más (se lo supone fondeado en el Riachuelo). De la misma manera desaparece Rosigna, que había sido detenido en Montevideo después de una persecución novelesca. Allá pasará varios años preso en la misma cárcel que violara a través de un túnel desde el exterior en la famosa "Fuga de la Carbonería El Buen Trato". Le sale la extradición y es trasladado a una comisaría en la provincia de Buenos Aires, y al igual que Moran, no va a aparecer nunca más.
Esta es la situación de la que emerge el movimiento anarquista durante los años 30. El congreso del año 31 al que hacíamos referencia mas arriba, permite una recomposición frente a esa decadencia. Surge la idea de reunir a los anarquistas del país en un congreso que se va a desarrollar en Rosario en el año 1932. El movimiento anarquista para el año 32 no es un movimiento masivo, es decir, no tiene el carácter masivo que había tenido durante los años 20, pero sigue siendo un movimiento extenso.
Con esta "extensión" me refiero al hecho de que no hay lugar en el país donde no se hayan constituido agrupaciones anarquistas, o donde no haya sindicatos de carácter anarquistas. Es decir que numéricamente se ha deteriorado el movimiento, pero mantiene vira extensión a lo largo de todo el país. En el congreso de 1932 participan agrupaciones, de Rosario, Santa Fe, La Plata, Buenos Aires, que tradicionalmente fueron los lugares donde se asentó el movimiento libertario, porque además fueren tradicionalmente los lugares donde se asentó el movimiento obrero, el movimiento obrero de un país que era clásicamente agrícola y ganadero, que por sus características tenía su asentamiento fundamental en los alrededores del Gran Buenos Aires, La Pampa húmeda, Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes. Pero en el congreso del 32 vamos a encontrar también agrupaciones de Córdoba, de Mendoza, de Jujuy, de Salta, de Tucumán, de Río Negro, de Santiago del Estero, es decir, lo que nosotros podemos ver es que, aunque deteriorado numéricamente, el movimiento sigue siendo importante. Este movimiento, en el congreso del año 32, resuelve la construcción de una organización especifica. Es curioso ver en los debates de entonces como se plantea la construcción de una organización específica como si no hubiera existido previamente una organización especifica, como si no se recordara que durante los años 20 se había desarrollado la Alianza Libertaria Argentina (ALA), que había tenido agrupaciones en una enorme cantidad de provincias, o sea que era una organización de carácter nacional. Sin embargo, como esta organización había sido tachada de anarco bolchevique, los anarquistas que se reúnen en e! año 32 en Rosario resuelven no hacer mención a este antecedente. A partir de entonces se resuelve hacer una serie de giras por todo el país, giras de propaganda en función de la construcción de una organización específica.
Esta organización especifica finalmente tiene fundación en la ciudad de La Plata, en un congreso que se desarrolla en la clandestinidad, porque en el año 35 había vuelto a apretar la represión. Esta represión era esporádica, había durado con una tendencia descomunal hasta el año 32. En el año 32 se resuelve justamente este congreso en Rosario porque en Santa Fe había elecciones, y eso permite cierta tranquilidad como para poder realizar un congreso público, pero hacia el año 35 nuevamente la represión ha crecido y este congreso se desarrolla en la clandestinidad.
En este congreso, en La Plata, se funda la Federación Anarco Comunista Argentina (FACA), que es el intento más serio que hubo en la Argentina de una organización especifica. En realidad la fundación en el '35 es puramente formal, pues la organización ya existe desde hace 2 o 3 años, ya tiene un órgano de prensa que se distribuye a nivel nacional, que es Acción Libertaria, ya tiene una inserción gremial muy poderosa (justamente en el congreso del 32 una de las discusiones es la necesidad de activar el trabajo intersindical en las organizaciones sindicales reformistas, para lo cual había que empezar a abandonar el trabajo exclusivo de la FORA y comenzar a trabajar con todo el movimiento obrero). A partir de las discusiones respecto al trabajo sindical que debían darse los anarquistas, se comienzan a construir intersindicales, y eso permite a la FACA una inserción en el movimiento obrero de todo el país, bastante considerable para esa época. En Entre Ríos, por ejemplo, se funda la Federación Comarcal de Entre Ríos, que comienza a funcionar en Diamante y en varias ciudades del interior de la provincia. Sobre el río Uruguay, el accionar especifico de esta Federación se suma al de otra agrupación anarquista que se ha constituido en Buenos Aires aproximadamente por la misma época, que era la agrupación Spartacus, más decididamente plataformista.
La plataforma de Mahkno llamo a un documento "La Plataforma de los Comunistas Anarquistas", que va a iniciar un profundo debate en Francia hacia el año 26, con los emigrados anarquistas que proceden de la Revolución Rusa, a partir de una reflexión critica sobre los errores cometidos, errores que permitieron el copamiento de la Revolución, su derrota y su exilio, además de la muerte de la mayor parte del movimiento. Estos compañeros desarrollan en Francia la discusión sobre la necesidad de construcción de un partido, de una organización anarquista férrea que mantenga una unidad ideológica, ya no la concepción de una federación amplia que agrupe anarquistas de distintas tendencias y corrientes. Ya no una organización de la propaganda sino una organización de acción revolucionaria. Esta discusión se traslada a la Argentina, y la hace propia la Alianza Obrera Spartacus.
A fines de 1935 se desarrolla la huelga de la construcción, la huelga nacional de la construcción, una huelga que duró más de 3 meses y en la que participaron miles de obreros. En diciembre de ese año, y en enero del año '36, se declara la huelga general en apoyo a los compañeros de la construcción. Es una huelga de carácter insurreccional que mantiene ocupada la ciudad de Buenos Aires y alrededores a lo largo de 3 días. En este contexto insurreccional se da el lanzamiento de la FACA. Inmediatamente después, en julio del 36, estalla la guerra en España, y todo el movimiento anarquista, así como la izquierda en general, va a estar abocada a la solidaridad con la causa de la Republica. Desde 1936 hasta 1939 (en realidad formalmente no fue hasta el 39 sino hasta el 41, porque los emigrados españoles, los exiliados españoles, van a seguir siendo atendidos por diversas agrupaciones solidarias construidas por el movimiento anarquista, por el movimiento socialista y por el movimiento comunista, tras la derrota de las fuerzas republicanas), se desarrolla una intensa actividad solidaria, que desvía la atención del movimiento anarquista.
Hacia el año 1942 se plantea una recomposición del aparato sindical y se constituye la CORS (Comisión Obrera de Relaciones Sindicales). Esta es la forma en que la FACA encara la construcción sindical, en función de constituir una central obrera paralela en alianza con la USA, que apenas sobrevivía de su escisión de la CGT en 1933.
Estoy haciendo este raconto para llegar al peronismo, al surgimiento del peronismo en la Argentina.

El anarquismo frente al Peronismo y la aparición de una “Nueva Izquierda“
El peronismo por primera vez le planteaba a la izquierda el desarrollo de un movimiento popular, es decir, un movimiento ampliamente popular, pero al mismo tiempo con un carácter burgués, con una cantidad de elementos que eran tradicionalmente de la derecha. Toda la izquierda en la Argentina sufrió frente al peronismo una fuerte decadencia, que no está motivada por la represión. Yo, francamente, no creo que haya habido una gran represión del peronismo hacia la izquierda; lo que si creo, es que la izquierda se encontró frente a un movimiento que expropió muchas de las que eran sus banderas tradicionales, expropiadas y colocadas dentro de un discurso que no era tradicionalmente de izquierda. Quien más sufre este tipo de canje, de cambios, de movilización de elementos del discurso, es el anarquismo. Figuras tradicionales del anarquismo, como el "descamisado" por ejemplo, son apropiadas por el peronismo, que las va a colocar en el centro de su folklore. Los anarquistas eran "los negros", "los descamisados", y de pronto existía un movimiento de carácter popular, también como había sido el anarquismo, pero con un militar a la cabeza, y una cantidad de sectores burgueses y de derecha en sus filas, que incorporaban todo lo que eran estas imágenes tradicionales de los ácratas.
Toda la izquierda frente al peronismo se encapsuló. Para el anarquismo ese encapsulamiento, ese encierro, resultó funesto. En el año 1955 el anarquismo amanece destruido. Es un movimiento sectario, encerrado, aislado, y en ese marco va a comenzar a surgir en Argentina, y en América Latina, la "nueva izquierda".
La "nueva izquierda" va a hacer un fuerte cuestionamiento a lo que son las concepciones tradicionales de la izquierda, y el anarquismo no está alejado de esa discusión. A fines de los años '60 va a empozar a desarrollarse, en La Plata, un agrupamiento que va a ser el inicio de la RL (Resistencia Libertaria). Esto no está desconectado del surgimiento do la "nueva izquierda", porque grupos como la RL están surgiendo a lo largo de todo el País. Por lo que he relevado hasta ahora, grupos del mismo carácter surgen en Córdoba y en Buenos Aires Podemos mencionar, por ejemplo, los GAR (Grupos Anarquistas Revolucionarios), al LAC (Linea Anarco Comunista), la Acción Directa, que era un periódico de carácter nacional que se distribuía en todo el país. A diferencia del anarquismo tradicional, de origen obrero, este nuevo anarquismo surge de sectores pequeño burgueses, manifestándose de forma urgente, sobre todo tras el Cordobazo, la necesidad de insertarse en las masas. Una de las discusiones prioritarias, una de las discusiones paradigmáticas de los años 70, es el tema de la proletarización. Esto incluyó a todo el movimiento de la izquierda y de la "nueva izquierda". En cuanto al anarquismo significó que todos estos agrupamientos que tenían origen pequeño burgués, se incluyan en el ámbito fabril. Insertarse en el ámbito fabril no significaba simplemente conseguir un trabajo en una fábrica. Se hablaba de proletarización desde el punto de vista cultural y social, es decir, desde una inserción en la convivencia. Se buscaba un cambio de sociedad, un cambio de mundo y de concepción de mundo.
En el caso de La Plata, la RL comenzó a tener inserción en los astilleros, por supuesto en el movimiento docente, y en el movimiento comercial, donde tradicionalmente lo tenía por su origen pequeño burgués. En Buenos Aires va a tener inserción en Alpargatas, en el gremio de plomeros, donde ya existía, donde se había conservado tradicionalmente, pero ahora también se amplia a una inserción en el gremio textil, el gremio de la pintura. En Córdoba estos pequeños núcleos logran inserción en lo que es el SMATA (mecánicos), el caucho y en proyectos barriales. En Córdoba, precisamente, se va a desarrollar un congreso clandestino en el cual participan agrupaciones de Buenos Aires, de La Plata, de Córdoba, una agrupación de Rosario, la Federación Anarquista Uruguaya (FAU) y su aparato militar, la OPR ( Organización Popular y Revolucionaria). También concurren a ese congreso lo que fue la Comunidad del Sur, compañeros de una agrupación mendocina. En este congreso se va a intentar la construcción de una organización especifica a nivel nacional, pero no se llegó más allá de un acuerdo sobre un par de documentos, algún tipo do coordinación. Sin embargo, lo cierto es que algunas de las organizaciones concurrentes si fijan una coordinación, y así surge la Resistencia Libertaria a nivel nacional.
De esta coordinación participan el grupo El Libertario, de Córdoba, lo que es la vieja RL, de La Plata, y Acción Directa, de Buenos Aires.
Estos grupos se funden en agrupamientos dentro de lo que es RL, y surge Resistencia Anticapitalista Libertaria (RAL).
1974 y 1975 son años de represión. Durante el '75 comienzan las primeras desapariciones. Nos desaparecen compañeros en Córdoba, nos desaparecen compañeros en La Plata. Nosotros teníamos por norma de seguridad descolgar a los compañeros que estaban haciendo la conscripción (en esa época todavía existía la conscripción obligatoria que se levantó en el 90 bajo Gobierno menemista), así y todo, un compañero que hace la conscripción en la Plata es desaparecido, torturado durante 15 o 20 días, y finalmente aparece y nosotros lo sacamos de Buenos Aires.
Con esto quiero significar que, si bien a veces se tiende a pensar que la represión aparece con la dictadura, la desaparición de militantes comienza en realidad en el año '74, y va a estar impulsada por sectores de la derecha del Gobierno, y por el radicalismo. Aquellos radicales que durante años se llenaron la boca hablando de la democracia, y de lo democráticos que son y demás, tienden a olvidar que quien hace la campaña en contra de la llamada "guerrilla industrial", por la cual comienzan a desaparecer delegados de fábrica de todo el país y militantes gremiales clasistas, es Balbin, el "democrático" diputado Balbín.
La RL se definía como una organización clasista que promovía la constitución de un poder obrero. Es decir, su estrategia general apuntaba a la construcción de un poder desde la clase obrera misma, una organización de clase que tendiera a dirigir la sociedad. El planteo lo podemos abarcar dentro de lo que es el clasismo, porque apunta a lo que es el consejismo, a una revolución de consejos obreros, emparentada de algún modo con la vieja estrategia del anarcosindicalismo. Esa era la estrategia general, en el marco de esa estrategia general se apuntaba a lo que en la época se denominaba "la guerra popular y prolongada". Una guerra de resistencia que se daba en todos los ámbitos, no sólo en el ámbito político, sino también en el ámbito gremial, en el ámbito estudiantil, en el ámbito cultural, en el cual era posible la transformación social en tanto y en cuanto el movimiento popular y la clase obrera en particular, fuera constituyéndose como clase hegemónica. Se pensaba en el movimiento obrero como vanguardia de la revolución, sobre todo a partir de su posibilidad de articular un discurso hacia el conjunto de los sectores explotados de la sociedad, y conducirlos hacia una transformación social.
Para principios de marzo del 76, creo que fue el 9 de marzo de 1976, nos pegan un golpe muy grande en Córdoba, donde desaparecen un buen número de compañeros. La organización se recompone sobre la base de trasladar infraestructura y compañeros hacia Buenos Aires y hacia La Plata. Hacia fines del '77... -yo estoy reconstruyendo la historia, y parece que estoy haciendo la historia de la represión y no de la organización. La organización tiene en la coyuntura una táctica de resistencia, puramente de resistencia, pero así y todo mantiene su inserción social e incluso crece como organización dentro de determinados sindicatos. Es el caso del sindicato del caucho, que es controlado a principios del año 76, el gremio textil, en el cual se comienza a desarrollar una labor muy fuerte, apoyada en una serie de agrupaciones de base en fábricas de Capital Federal, Buenos Aires y La Plata, en el año 76 y 77. El gremio gráfico en capital federal. En 1977, a fines del 77, es ocupada la planta de Alpargatas en Varela. La fábrica permanece ocupada con los tanques rodeando la planta durante tres días. El conflicto se gana, pero inmediatamente después del conflicto, desaparecen tres delegados, incluso nos vemos obligados a trasladar compañeros de La Plata a Buenos Aires. A mediados del 77 comienzan en La Plata los operativos rastrillos, que consistían básicamente en el cierre de una zona compuesta por 4, 5 o 6 manzanas, que el ejercito revisaba casa por casa. Esto es algo que la represión pudo hacer en La Plata, pero que afortunadamente nunca logró hacer en Buenos Aires, por que allí era mucho más difícil de controlar. Por eso nos vimos obligados, al igual que otras organizaciones políticas, a trasladar a una enorme cantidad de compañeros, y toda la infraestructura, a Buenos Aires. A mediados del 78, cuando se está desarrollando el Mundial de fútbol, nos dan lo que podríamos denominar el golpe final. La RL no se recupera de la desaparición, en ese momento, de más del 80 % de los militantes mas activos de la organización, de los cuales cerca de un 20 % permanecen desaparecidos. A lo largo de los meses de julio, agosto y septiembre, tras simulacros de fusilamiento, van apareciendo distintos compañeros, algunos de los cuales pasan a la clandestinidad (aunque decir que pasan a la clandestinidad implicaría un proceso de militancia, alguien que pasa a la clandestinidad es porque está en actividad. Acá los compañeros que reaparecen pasan a esconderse, a desaparecer voluntariamente, a ocultarse o a irse del país.
Esta es la realidad del año '78, no hubo posibilidades de una discusión interna que saldara cualquier tipo de errores políticos, los errores políticos que pueden haber llevado a la derrota o a la caída. En conclusión, este debate, esta autocrítica o esta critica, esta discusión, no se pudo desarrollar jamás, y esta es la realidad.



Resistencia Libertaria: La oposición anarquista a la última dictadura argentina

Entrevista realizada por Chuck Morse. Traducida del inglés al español por Frank Mintz.

Introducción
Una resistencia amplia y popular se opuso a las dictaduras militares que estrangulaban a América Latina en los '70. Activistas de distintas tendencias políticas las combatieron, organizada y espontáneamente, y sus esfuerzos sin lugar a dudas salvaron muchas vidas y aceleraron el derrumbe de esos regímenes brutales.
Si bien algunas de sus contribuciones fueron celebradas en libros, artículos y películas, importantes aspectos de la resistencia nunca han sido estudiados. En particular, la oposición anarquista a las dictaduras -que existieron en Argentina, Brasil, Chile y Uruguay- ha sido casi totalmente marginada de los estudios históricos.
La siguiente entrevista repara de algún modo esa omisión. Cuenta la historia de Resistencia Libertaria, una organización clandestina anarquista fundada antes de que los militares argentinos tomaran el poder en 1976.
Resistencia Libertaria (RL) era activa en los movimientos estudiantil, laboral y barrial y también tenía un ala militar con la que defendió y financió sus actividades. En su mejor momento, tenía entre 100 y 130 miembros [1] y una red mucho mayor de simpatizantes. La organización fue diezmada en 1978 y el 80 % de sus miembros pereció en los campos de concentración y las cámaras de tortura de la dictadura.
RL mantuvo la larga tradición del anarquismo argentino y asimismo lo transformó de cara a las nuevas condiciones a las que se confrontaban los activistas en los '70. Las experiencias de RL -sobre las que hasta ahora no hay documentación ni en castellano ni en inglés- marcan un capítulo importante en la historia de la resistencia a la última dictadura argentina y en el anarquismo de posguerra en general.
Si bien The New Formulation suele limitarse a reseñas de libros, se espera que los lectores aceptarán esta pequeña transgresión de nuestra línea normal de publicación.
Esta entrevista se hizo en español por teléfono el 13 de octubre de 2002 con Fernando López, uno de los pocos miembros sobrevivientes de RL. Se puede tener más información sobre López mirando la parte sobre nuestros colaboradores.
Chuck Morse

Por favor cuéntame los orígenes de RL. ¿Cómo se formó?

RL fue fundada por compañeros de la ciudad de La Plata a fines de la década de 1960. El núcleo fundador constituyó una comunidad alrededor de una cooperativa de carpintería (que sigue existiendo hoy) y desarrolló proyectos militantes entre los estudiantes universitarios y luego en el movimiento obrero (en particular los obreros de astilleros y del sindicato de trabajadores judiciales).
Un acontecimiento clave ocurrió cuando miembros de este grupo empezaron a colaborar con el periódico, La Protesta, y una discusión muy tensa, agresiva tuvo lugar entre ellos y la gente mayor que estaba allí (1) La discusión planteaba la aparición de los primeros grupos de acción armada, como los Tupamaros y el Ejército Revolucionario del Pueblo. La gente joven tendía a sostener estas acciones realizadas por estos grupos y entonces chocaba con la gente mayor, que se oponía a estas acciones, porque rechazaba parte de las posturas marxistas de estos grupos. El grupo más joven fue expulsado de La Protesta a causa de estas discrepancias hacia 1971. Eso cortó la relación con el viejo movimiento anarquista y le independizó del mismo. Más tarde, en 1973, una conferencia anarquista se celebró en Cordoba, en la que militantes de grupos de Córdoba, Buenos Aires, Mendoza, Salta, y Montevideo participaron. Yo mismo y otros compañeros asistimos a esta conferencia como delegados de un grupo llamado Acción Directa. Había allí compañeros de La Plata, Córdoba, y Acción Directa de Buenos Aires. Constituimos Resistencia Anticapitalista Libertaria como organización nacional.
Un año o año y medio más tarde, el nombre Resistencia Anticapitalista Libertaria fue abandonado por simplemente Resistencia Libertaria (eso se hizo naturalmente, no hubo una discusión sobre el cambio de nombre). Ingresé en la organización en 1974.

¿Cómo se estructuraba RL?

RL era una organización absolutamente clandestina y estaba organizada de forma celular en frentes de trabajo (2). Estos frentes eran el frente gremial, el frente estudiantil, y el frente barrial. RL tenía también un aparato militar que era, en realidad, un mecanismo para financiar el trabajo de la organización -actuar en un momento de casi absoluta clandestinidad es muy oneroso- y para la protección de militantes, etc., dado que cosas como los secuestros y acciones de las derechas en contra de los grupos de trabajadores de la extrema izquierda eran comunes en esa época. Era necesario organizar la autodefensa en algunos casos.
La democracia de la organización, obviamente, no funcionaba a través de las asambleas, sino que se llevaron a cabo votaciones y elecciones dentro de una organización de tipo celular. Cada célula tenía un delegado y éste se conectaba con los niveles superiores de la organización, sucesivamente, hasta llegar a una relación de carácter nacional o regional. Así, las decisiones alcanzaban el nivel nacional del mismo modo que llegaban a la célula. O sea, las decisiones subían y bajaban de la misma manera [dentro de la organización]. Pero, desde luego esto era más complejo, porque no era posible reunir a cada uno para hablar.

¿Cuántos miembros tenía RL?

RL tenía un núcleo importante en La Plata y en las áreas alrededor de La Plata, como Berisso, Ensenada, Villa Elisa, en algunas de las ciudades entre Buenos Aires y La Plata, y en Buenos Aires. Y también en Córdoba y en algunas ciudades cerca de Córdoba, como la ciudad de Ferreyra, que era un sector industrial, una zona de fabricación automovilística con plantas de Renault y Fiat. Es difícil de estimar el número exacto de miembros de RL, dadas la clandestinidad, la estructura celular, pero estimo que en 1975, en su momento de mayor desarrollo, RL tenía entre 100 y 120 o 130 miembros.
RL fue concebido como un partido de cuadros, no un partido de masas, y entonces la gente que tenía relaciones con RL podía tener un nivel más bajo de formación política y de entrega que un cuadro de RL, y participar en grupos que RL controlaba en cierto modo, como los grupos de base en los barrios, las fábricas y las universidades. Por eso, cuando uno piensa en esta cuestión, hay que imaginar un volumen de influencia muy superior al grupo de cuadros que mencionaba.

¿Explícame lo que quieres decir con la palabra cuadro?

Un cuadro es un militante que, por su formación [política] es capaz de conducir estrategias autónomamente cuando está inserto en determinado lugar de trabajo, sin mantener una relación orgánica, permanente con la organización (lo que no es posible a causa de la represión). O sea, a pesar de estar aislados de la organización, debido a la situación de clandestinidad, estos compañeros eran capaces de generar estrategias en el marco y dentro de las necesidades de la organización. Él o ella era capaz de construir un frente de trabajo en cualquier circunstancia. Un cuadro es un cuadro político-militar. Dicho de otro modo, un cuadro es un militante capaz de desarrollar un trabajo político de captación u organización en un barrio o una fábrica, que sabe cómo preparar un cóctel Molotov o una bomba de cualquier tipo, que sabe cómo valerse de un arma, etc.
Y esta es la diferencia con un partido de masas: un partido de cuadros sólo incorpora militantes que han aceptado totalmente la organización antes de ingresar en la misma. En un partido de masas el autoritarismo aparece como natural, porque hay distintos niveles de compromiso dentro de la organización, desde los militantes inferiores hasta los líderes. En RL, el nivel de los militantes era equiparable y cualquier militante podía ejercer cualquier función en cualquier momento. Entonces, para que sea posible este desarrollo, el militante que se va a incorporar a la organización tiene que tener un nivel de formación como los demás que ya están en la organización. Creo que el modelo se tomó en cierto modo de la Alianza de la Democracia Social de Bakunin, el partido que él construyó durante la I Internacional.(3)

Hablame de los miembros de RL en 1975. ¿Qué origen social tenían? ¿Qué edad tenían? ¿Quiénes eran los miembros más significativos?

Me parece que la mayoría de los militantes de RL y los del nuevo anarquismo que emergió en los '70 -había una cantidad enorme de pequeños grupos de jóvenes anarquistas- tenía más orígenes pequeños burgueses que de clase obrera.
Pese a que su origen puede haber sido pequeño burgués, muchos se fueron integrando en el movimiento de los trabajadores, al que dedicaron toda su vida política y social. Ello refleja los conceptos de la época, no sólo dentro del anarquismo sino también de la izquierda en general, que afirmaban que el movimiento estudiantil tenía que proletarizarse. Respecto a la edad de los miembros, si bien había compañeros que pasaban los cuarenta o cincuenta, la mayoría tenía entre diecinueve y veinticinco, incluido el núcleo de base que tenía entre veintitrés y veinticuatro. Los Tello, que eran tres hermanos (ahora desaparecidos) de La Plata, eran compañeros importantes. Eran líderes obreros en los astilleros en Berisso y Ensenada. También, más tarde, estuvo Rafael (no puedo recordar los nombres completos[2], en la mayoría de los casos jamás los supe, desde luego todos teníamos seudónimos) que era el Secretario General del sindicato del Caucho en Córdoba. Era una personalidad muy importante dentro de la organización en el sentido de que era un líder de masas, no sólo un militante importante de RL. (Este compañero tampoco tenía un origen de clase obrera. Se había hecho anarquista en el departamento de Arquitectura de la Universidad Nacional de Córdoba. Creo que sobrevivió y se exilió en España.) Pero, en general, RL no tenía líderes públicos muy importantes, dado que era absolutamente clandestina.

¿En qué frentes trabajaste en 1976?

Trabajé en el Frente gremial u obrero específicamente. En 1974 empecé a trabajar en el sindicato de fontaneros, que tenía una tradición anarquista y también viejos miembros anarquistas. Allí desarrollamos varios proyectos. Más tarde, en 1975, empecé a trabajar en una fábrica textil muy grande, Alpargatas, cuando RL empezó a dar prioridad al trabajo político en las grandes fábricas y los sindicatos industriales más fuertes.

¿Qué hiciste exactamente allí?

Nuestra participación se centraba en los trabajadores de base, en la formación de grupos clasistas. Participamos en el movimiento laboral nacional, organizando sindicatos, comisiones internas de obreros y de revolucionarios en distintas fábricas en todo el país y las Coordinadoras de Sindicatos en Lucha (4). Hicimos un gran número de cosas allí entre 1974 y 1976. Y en 1976, en plena represión militar, mantuvimos ocupada la fábrica de Alpargatas en Florencio Varela dos semanas, durante las cuales estábamos rodeados por el ejército.

¿Cómo fue esta ocupación?

No era una ocupación en el sentido de construir un consejo obrero o algo similar, que dirigiera la fábrica. Al principio, la ocupación significaba cerrar la fábrica y obligar a la patronal a negociar con los trabajadores sobre las condiciones laborales, los sueldos, etc. El conflicto concernía una serie de problemas de reivindicaciones de carácter económico.
Los cuadros de RL en esas fábricas apuntaban a la organización de los grupos de base: la educación de los compañeros, la incorporación de militantes de esos grupos en RL, la coordinación de las actividades con grupos de otras plantas, y el intento de construir relaciones entre sindicatos.

¿Se sabía que eran anarquistas?

No. Como partido de cuadros, RL casi nunca produjo propaganda partidaria o ideológica. La propaganda política era propaganda sindical o de clase, refería a las organizaciones que intentábamos crear en los frentes de trabajo.
Lo que sucedió es que determinados miembros de grupos de base que controlaba la RL se estaban formando políticamente y, con el tiempo, se incorporaron a RL como cuadros. Allí empezaron a tener acceso a textos específicamente anarquistas.

Además del frente de trabajadores, ¿hiciste igualmente algún trabajo en otros frentes?

No hice trabajo en el frente barrial. Me integré en el frente estudiantil, pero comencé a trabajar dentro del frente gremial casi inmediatamente después de mi ingreso en RL.
Y por supuesto los militantes de todos los frentes participaban a veces en operaciones que no eran específicas de su frente: en operaciones de propaganda armada; en actos relámpago en que se interrumpía el tránsito con barricadas, automóviles volcados; acciones con volantes; pequeños explosivos, y miguelitos, etc.(5). Los cuadros y los militantes de distintos frentes participaban algunas veces en esas operaciones.

¿Qué pasó en 1976?

Aunque la represión fuerte había empezado antes, en 1976 era más indiscriminada y con un carácter de genocidio. Tuvimos la primera pérdida importante en 1976, en que cinco o seis compañeros fueron desaparecidos en Córdoba. Hubo allí el sindicato del Caucho, que se perdió debido a su desaparición. Fue necesario reconstruir los frentes gremiales, mover compañeros a otros sitios, etc. Era un problema permanente, que requiere una gran cantidad de dinero.
Pero fue en 1978 cuando casi nos aniquilaron como organización. Durante tres noches, de modo sistemático, vinculado, desaparecieron a nuestros compañeros en La Plata, Buenos Aires, y en ciudades entre La Plata y Buenos Aires. Y allí la organización quedó absolutamente colapsada. Muchos sobrevivimos, pero más de la mitad de los [miembros de] la organización nunca reapareció. Perdimos la mayor parte de la organización.

¿Qué pasó con los compañeros desaparecidos?

Pensamos que fueron ejecutados. Era la práctica habitual en aquella época. De entre todos los que fuimos secuestrados, los militares decidieron, -no sé por qué- que algunos iban a sobrevivir siendo abandonados en varios sitios. Los otros, con diversos grados de responsabilidad organizacional, fueron ejecutados. Y todos los desaparecidos fueron torturados, independientemente de si fueron ejecutados o no después.


¿En qué año fuiste desaparecido?

En junio de 1978, a mediados del Mundial que tuvo lugar en Argentina. Fui secuestrado una noche en un piso en que vivía con mi compañera y mi hijo de tres años en La Boca (6). Llegaron hacia las tres de la madrugada, llamando a la puerta. Me levanté para abrir, pensando que sería mi hermano, que a veces venía tarde a casa. Era una "patota" -era el nombre de este tipo de grupo paramilitar (7). Eran seis o siete individuos con muchas armas, ametralladoras, fusiles, etc. Fui derribado, atado, y me vendaron los ojos. Me sacaron del piso y me pusieron en una camioneta, en la que percibí que había otros en la misma condición.
Nos condujeron a lo que más tarde supimos que eran cuarteles de la policía en la provincia de Buenos Aires e inmediatamente fuimos torturados para sacarnos información. Las torturas eran lo habitual: choques eléctricos, golpes, palos, porras, cadenas. Lo normal. Prefiero no hablar del tema.

¿Cuánto tiempo quedaste en la comisaría de policía?

No era una comisaría, sino la Escuela de Policía de la Provincia de Buenos Aires. Me quedé allí dos meses. Otros compañeros estuvieron seis meses y sin embargo reaparecieron. Es el caso de uno de los compañeros, pero la mayoría que no reaparecieron al cabo de dos meses nunca reaparecieron.

¿Que pasó contigo después de esos dos meses?

Me dejaron en un barrio en la periferia de Buenos Aires, con otros diez. Nos pusieron contra una pared, como si nos fueran a ejecutar, y nos dejaron.

¿Adónde te fuiste?

Me fui a Uruguay, porque tengo a muchos familiares allí, con la intención de dejar allí a mi compañera y a mi hijo en Montevideo y volver a Buenos Aires. Pero lo cierto es que me quedé en Uruguay hasta que retorné a la Argentina en 1984. Años después supe que había estado bajo vigilancia del gobierno, pero no me molestaron.

¿Háblame de las actividades de RL entre 1976 y 1978, de los dos últimos años de la organización?

Desde luego la actividad tenía un carácter mucho menos público. Teníamos más actividad centrada en las reuniones, discusiones, la elaboración de documentos y materiales y la creación de relaciones con otros grupos. Las relaciones eran muy arduas, muy difíciles y complicadas por la represión. Por ejemplo, si perdías el contacto con un compañero, podías pasarte meses antes de que recuperarlo. E imagina la enorme cantidad de medidas de seguridad que se aplicaban una encima de otra.
Trabajamos fundamentalmente para conservar los grupos que teníamos en el frente gremial, así como en los frentes barriales y estudiantiles.

¿Qué labor desarrollaban en los frentes barrial y estudiantil?

El frente barrial atendía, sobre todo, a los vecinos más pobres. Las actividades de los grupos barriales tenían que ver con reivindicaciones de agua, alcantarillado, construcción de casas, parques para juegos, etc., (reivindicaciones muy variadas de vecinos pobres). En el frente estudiantil trabajamos sobre las demandas tradicionales de los estudiantes: programas de estudio, material de aulas, y diplomas : los conflictos habituales del medio.

Cuéntame sobre el frente militar.

Por supuesto era el núcleo más pequeño de la organización. No estaba necesariamente constituido por los compañeros mayores, más probados de la organización –no había regla en este aspecto- pero naturalmente los compañeros más fogueados y de más edad acababan por estar en este frente porque entre estos compañeros se encontraban los más conocidos, lo que habían sido más expuestos públicamente y podían ser detenidos. En otras palabras, sus nombres habían caído en manos de la represión y entonces no podían actuar en los proyectos de más visibilidad.


¿Cómo se sabía que estos compañeros eran conocidos?

Por ejemplo, los compañeros que venían de los astilleros habían sido denunciados y perseguidos porque eran militantes conocidos en los sindicatos. Cuando la represión se agudizó en 1976, fue necesario trasladar a estos compañeros de Berisso y Ensenada e insertarlos en tareas menos visibles, con mayor cobertura, en las zonas del Norte de Buenos Aires, en San Fernando, en Tigre, etc.

¿Y estos compañeros finalmente se fueron al frente militar?

Sí, ante todo trabajaron en el frente militar y, a veces, llevaron a cabo acciones con otras organizaciones, para conseguir dinero u otras cosas que eran necesarias, como armas, maquinaria de imprenta, y autos.

Háblame de estas acciones vuestras.

Como es típico de este tipo de grupos en el mundo entero, tenía que ver con secuestros para sacar rescates de empresarios. Algunas veces hubo acciones para asustar a la policía, cuando un vehículo de la policía fue quemado o una comisaría fue baleada. O sea, acciones de diferentes tipos.

¿Cómo eran las relaciones entre RL y los otros grupos de izquierda?

Sólo había un grupo anarquista de nivel o de la importancia de RL, que era la LAC, la Línea Anarco-Comunista, de aquí en Buenos Aires. Pero empezó a perder influencia como organización antes de 1976 y una gran parte de la LAC se sumó a RL hacia mediados de 1976.
Nos llevábamos particularmente bien con grupos de carácter clasista. Estaba la Organización Comunista Poder Obrero, que era una organización de la nueva izquierda y un grupo clasista. Si bien eran leninistas, hasta leninistas clásicos, teníamos un nivel importante de acuerdos con ellos.


Háblame de estos acuerdos.

Los acuerdos eran funcionales: la coordinación de esfuerzos en el movimiento laboral, la organización de Coordinadoras (fundamentalmente en el frente gremial) (8). Algunas veces las relaciones se establecían también a nivel de la defensa militar, en operaciones que hicimos con ellos. Tenían un aparato militar llamado las Brigadas Rojas, que era mucho más desarrollado que el nuestro.

¿En qué sentido vuestras actividades se diferenciaban de las de otros grupos revolucionarios de izquierda durante la dictadura?

No sé si eran diferentes. Se distinguían por nuestras actitudes políticas. Tendíamos a la autoorganización de los trabajadores, de modo de impulsar estructuras autónomas del movimiento de trabajadores y menos a orientar las actividades de los frentes gremiales para un partido. Dicho de otro modo, tratamos de organizar grupos de vanguardia en los frentes de masas, no grupos de nuestra organización. Por supuesto nuestros militantes estaban en estos grupos, pero no con un carácter partidario.
La organización tenía esta concepción bakuninista de militantes revolucionarios que había fraguado la Alianza de la Democracia Social de Bakunin. O sea, eran militantes que actuaban y coordinaban de modo de organizar las masas populares, pero ellos no tenían un plan de dirigir las masas populares. Para decirlo de otro modo, nuestro trabajo es la construcción del poder, no la toma del poder.

¿Cuáles eran los conflictos entre RL y otros grupos de la izquierda revolucionaria?

En una situación de absoluta clandestinidad, se llega a un punto en que es muy difícil establecer relaciones de cualquier tipo con las otras organizaciones y entonces uno no ve la obligación de luchar en contra de ellas. En este sentido no tuvimos muchos conflictos con otras organizaciones políticas.
Quizás los tuvimos a nivel de los estudiantes, cuando la militancia era menos clandestina, pero durante el periodo de total clandestinidad no nos sentimos obligados de plantear conflicto con militantes de otras organizaciones porque no compartimos esfuerzos.

¿Qué relaciones hubo con la izquierda internacional?

Teníamos relaciones con gente de Uruguay, en particular la Organización Popular Revolucionaria 33. Este grupo tenía orígenes anarquistas y una forma de organización muy similar a la nuestra. Era una organización más vieja, con mayor inserción en las luchas populares y también más poderosa. Sigue existiendo pero ha cambiado significativamente. Emergió de la FAU (Federación Anarquista de Uruguay) y, en los '70, estaba evolucionando hacia una organización marxista libertaria. Tuvimos muchas conexiones con esta gente en los '70, cuando estaban más cerca de la FAU. Y hubo otra relación, que soy el menos indicado para comentar –no sé si hay todavía compañeros vivos para hablar de esta relación- pero hacia 1976 oí hablar de una relación con un grupo palestino. Este contacto es algo mítico y sé muy poco sobre el mismo, pero he sabido que algunos compañeros fueron entrenados en Oriente Medio con anarquistas palestinos. No sé qué importancia tenían estas relaciones o si eran esporádicas y desaparecieron inmediatamente. En mi época de militancia en la organización no recuerdo que se hablara de este tipo de relaciones como algo habitual, pero sé que algo existió. De todos modos; quienes participaron en esta relación murieron, desaparecieron.

¿Tenían otras relaciones con la comunidad anarquista internacional?

No.

Háblame de las ideas de RL.

Las ideas de RL era un conglomerado. Al principio, eran fundamentalmente bakuninistas pero más tarde incorporamos las ideas clásicas del anarcosindicalismo español, de Cornelissen y Besnard(9) y también del anarcosindicalismo de Rudolf Rocker.
En Argentina había divisiones internas o diferentes corrientes de anarquismo. Hay un anarquismo más comunalista y otro más sindicalista, el clasista (que era muy importante aquí en los '20). En cierto modo, RL rescató la tradición de clase del anarquismo argentino.

¿Qué leían?

Aparte de los clásicos del anarquismo, que lógicamente leíamos como organización anarquista, solíamos leer también libros de Franz Fanon, como Los condenados de la tierra, La sociología de la revolución, textos de Mao sobre La larga marcha, Marcuse, y otros.

¿Había una influencia del español Abraham Guillén?(10)

No, y no hubo tampoco influencia de las guerrillas [anarquista] españolas. Sí, teníamos informaciones o algunos sabían algo, pero todo lo que tocara a la guerra civil española y la resistencia española después del establecimiento de Franco era muy distante de nosotros.

¿Qué debates y conflictos hubo en RL?

En general, las discusiones giraban alrededor de trabajos de inserción concreta, de estrategia de alianzas, o sea, con quienes podíamos aliarnos y con qué carácter.
Por ejemplo, había una discusión interna sobre la alianza con la Organización Comunista Poder Obrero. O igualmente, en 1976, durante la dictadura militar, los Montoneros (11) lanzaron la CGT(12) en la Resistencia (CGT-R). O sea, buscaron vincular el sindicalismo a una CGT no oficial, paralela, y eso produjo una discusión en nuestra organización sobre si era coherente, si lo correcto no era consolidar la federación laboral que existía y que los trabajadores reconocían como suya. O sea, los trabajadores seguían viendo a la CGT como su organización, por eso construir una organización paralela podía resultar inútil o incluso peligroso. Esta discusión continuó hasta 1978.
Los debates dentro de la RL tuvieron lugar a través de minutas, que eran resúmenes escritos de una discusión. Se pasaban a una célula, a una esfera de coordinación, de esta esfera de coordinación a otra esfera de coordinación. Es así como las minutas circulaban (y lo que permitía que tuvieran lugar las discusiones en un marco de total clandestinidad).

¿Qué publicaciones produjo RL ?

RL no sacó una publicación de partido o propaganda de partido. La RL publicó periódicos en cada frente de trabajo, en cada lugar de inserción concreta. Por ejemplo, RL participó en las Coordinadoras de Gremios en Lucha en la zona sur de la provincia de Buenos Aires, e hizo un periódico llamado Organización Obrera. Cuando los miembros de RL estaban en el sindicato de la construcción sacaban una publicación Resistencia Obrera. Los compañeros en el sindicato de trabajadores de artes gráficas sacaban también una publicación (pero no me acuerdo del título). Cada lugar de trabajo tenía su publicación cuando teníamos un desarrollo importante y donde existía la posibilidad de prensa interna, pero las publicaciones eran de los frentes de trabajo, no de la organización. Eso tenía que ver con el carácter de RL como partido de cuadros, no un partido de masas.

¿Qué relación había entre RL y los viejos anarquistas?

La relación era casi nula. Los viejos anarquistas continuaban estando en dos o tres grupos que, mientras existían, tenían un papel político muy pequeño y estaban muy aislados. Y, curiosamente, estos grupos de jóvenes anarquistas no se habían formado dentro de las instituciones de los viejos anarquistas. Se desarrollaron fuera, no dentro de la tradición anarquista. Venían al anarquismo por otras corrientes políticas.

¿Os ayudaron los viejos anarquistas ?

Creo que había un corte generacional muy hondo en los años '70 entre quienes teníamos veinte años entonces y los que tenían sesenta o setenta. La diferencia generacional era muy aguda, mucho mayor que hoy, cuando hay referencias culturales compartidas entre las distintas generaciones. No había realmente ningún tipo de referencia cultural entre las generaciones en aquel entonces y, por lo tanto, era muy difícil de tener relaciones más o menos normales.

A la distancia, ¿Cuáles te parece que fueron los mayores errores y éxitos de RL?

Es muy difícil de decir. Nunca pudimos hacer una autocrítica. No nos encontramos después de la debacle, de un golpe así, de una catástrofe tan grande.
Pero, visto retrospectivamente, creo que lo destacable fue nuestra experiencia de intentar elaborar la construcción de una organización anarquista eficaz en condiciones de total clandestinidad. Pienso que son éxitos organizacionales válidos que merecen tomarse en consideración. Cómo conservar la democracia interna, la discusión política interna, en una organización de cierta importancia (en términos de número de miembros) en el contexto de la represión violenta: creo que nuestras luchas sobre estas cuestiones, en tanto que organización anarquista específica, fueron exitosas. Con referencia a los éxitos teóricos o los éxitos políticos, creo que la organización fue capaz de recuperar una tradición clasista del anarquismo argentino que se había perdido.
En cuanto a los errores, después de que la represión empezó de verdad, me parece que el frente militar comenzó a tener un peso dentro de la organización que no habría tenido en otras circunstancias. Es quizás uno de los más terribles errores.
Pienso también, visto a la distancia, que la organización habría podido defender mejor a sus militantes insertos en las luchas de masas. Debiera haber reducido su actividad en unos lugares para mantener y proteger los militantes que estaban en el frente gremial, en el frente estudiantil y el frente barrial. Pienso que fue un error, un grave error.
Pero estos errores son compartidos por la mayoría de las organizaciones de izquierda en Argentina. Desde luego la masacre fue compartida, no nos tocaba sólo a nosotros.

¿Por qué fue un error que el frente militar tuviera tanto peso dentro de la organización?

En una situación de total clandestinidad una organización está obligada a tener un muy fuerte nivel de financiación como para sobrevivir y seguir actuando y protegiendo a sus militantes. Muchas tareas no pueden autofinanciarse, por eso hay que tener un aparato permanentemente dedicado a generar tales recursos. Entonces, el aparato comienza a tener una preponderancia, un mayor nivel de significación de lo que se suponía iba a tener al principio. Para nosotros, el frente militar no era lo mismo que para los otros partidos de izquierda en Argentina, "el embrión de un ejército" o algo por el estilo. En nuestra estrategia de guerra popular prolongada, preveíamos la creación de un ejército popular, pero entendíamos que dicho ejército se haría en las fábricas y los barrios, que desde luego apoyaríamos, pero no sería un organismo de un partido. Teníamos un concepto diferente al respecto [que los otros grupos izquierdistas].

A tu parecer ¿Cuáles son los aportes más importantes de RL para los anarquistas de hoy en día ?

Creo que el aporte fundamental es la negación del aislamiento y del sectarismo [dentro del anarquismo]. Pienso que si algo era absolutamente coherente en RL durante todos los años de su existencia, fue eso, la negación del sectarismo, del aislamiento de las masas, de los trabajadores, de las discusiones con la gente de a pie. Pienso que es lo más rescatable de RL. RL rompió con eso, como otros grupos anarquistas que estaban cerca de RL (hubo otros muchos grupos anarquistas en aquel periodo, que terminaron por incorporarse en RL). Todos estos grupos emergieron como reacción contra el aislamiento en que estaba el anarquismo a principios de los 1960. Dicho aislamiento tenía que ver con el fenómeno del peronismo en Argentina. Tras de la represión de los '30 y los 40, el anarquismo estaba retrocediendo y encerrándose en sí mismo y mantenía esta postura cuando llegaron los años '60. Y todos estos grupos [nuevos], que estaban formados principalmente por jóvenes, eran una reacción contra este retroceso, este anarquismo cerrado. Por eso, creo que lo más rescatable de RL es precisamente su rechazo del sectarismo, su intento de comprometerse con la gente, las discusiones, y participar en sus luchas. Y además su apertura a la discusión con otras corrientes políticas, cosa que sin duda nos enriqueció.

¿Cuáles son los mejores libros sobre la resistencia a la dictadura en Argentina?

No hay realmente libros buenos sobre la resistencia a la dictadura, y es una cuestión interesante. Uno ve que los españoles se pasaron treinta años escribiendo sobre la dictadura de Franco, las distintas formas de resistencia [en contra de la misma] y toda la guerra civil antes del advenimiento de Franco.

¿Por qué allí, en Argentina, donde la dictadura fue tan traumatizante, no han escrito un libro serio sobre la resistencia a la dictadura?

La explicación tiene mucho que ver con la influencia de la cultura dominante y cómo el programa de los estudios históricos ha sido formulado en Argentina. Este programa ha sido elaborado por sectores reformistas que insistieron en la "teoría de los dos demonios", que describía la dictadura como una lucha entre el demonio de la derecha y el demonio de la izquierda, con el pueblo de espectador.
Quienes organizan los estudios históricos en Argentina han buscado silenciar el tema de la resistencia de los trabajadores a la dictadura, porque, en el marco de esta teoría de los demonios, el pueblo que desapareció fue desaparecido por azar o por accidente, no por estar en la lucha contra la dictadura. Ello participa de la necesidad del régimen de legitimar sus acciones desde la llegada de Alfonsín en 1983 (13). O sea, para legitimar ese gobierno que volvió a las formas liberales de la democracia de hace cuarenta o cincuenta años, trataron de afirmar que Argentina había experimentado una guerra entre locos de la izquierda y locos de la derecha y que la mayoría de las gentes fueron víctimas accidentales, quedando en el medio del conflicto. En este sentido los que hacen el programa de los estudios históricos en la universidad desprecian el estudio de la resistencia de los trabajadores. Por ejemplo, aunque lo desconoce la mayoría de la gente, el 60 % de los desaparecidos eran obreros fabriles. Y, asimismo, los radicales insisten mucho en su intento de demostrar que no hubo treinta mil desaparecidos sino diez o doce mil (14).
Y nadie tiene hecho un estudio de cuánta gente fue desaparecida y más tarde reapareció. En otras palabras, cuánta gente pasó por los campos de concentración de la dictadura. Lo que podemos encontrar allí es que probablemente debieron de pasar por esos campos de concentración bastante más de cien mil personas.
Dicho de otro modo, los estudios sobre la resistencia de la clase obrera a la dictadura, que era importante, los estudios sobre la cantidad de gente que pasó por los campos de concentración de la dictadura, quebrarían este esquema y la legitimidad de los gobiernos liberales argentinos. En efecto este gobierno adelanta que vino a recuperar la democracia en Argentina matada por el conflicto entre algunos extremistas de la izquierda y algunos extremistas de la derecha. Eso le dio legitimidad al gobierno radical.
Estudiar la resistencia obrera a la dictadura, el hecho de que la mayoría de los desaparecidos eran obreros de fábricas, no militantes de organizaciones armadas, mostraría que la resistencia a la dictadura era una resistencia popular. Y lo que esta resistencia popular pedía no era el regreso a la democracia al estilo del radicalismo, sino antes una revolución socialista.

Nota: a pesar de la debilidad de los trabajos actuales sobre la resistencia a la dictadura, he pedido a López que indique los mejores libros disponibles. Ha mencionado los siguientes títulos:
Anguita, Eduardo y Martín Caparrós. La Voluntad: Una Historia de la Militancia Revolucionaria en la Argentina, Vol. 1-3. Buenos Aires, Norma, 1998.
Bousquet, Jean-Pierre. Las Locas de la Plaza de Mayo. Buenos Aires: El Cid Editor, 1983.
Gillespie, Richard. Soldiers of Peron: Argentina's Montoneros. New York: Oxford University Press, 1982
Mattini, Luis. Hombres y Mujeres del PRT-ERP: la Pasión Militante. Buenos Aires: Editorial Contrapunto, 1990.

Notas
1. La Protesta es un periódico anarquista que se publica desde 1897. En su apogeo fue una parte esencial del movimiento de los trabajadores argentinos y un recurso importante para el movimiento anarquista en América Latina
2. RL fue siempre clandestino, aunque su trabajo en los frentes de masas no era clandestino hasta el golpe de 1976.
3. López se refiere a la Alianza Internacional de la Democracia Social de Bakunin.
4. Coordinadoras de Sindicatos en Lucha era una organización formada cuando la actividad laboral pública se hizo imposible por la represión. Estaba integrada por militantes obreros independientes y de organizaciones revolucionarias de izquierda, incluida la RL. Coordinaba las actividades de militantes en las fábricas y otras áreas.
5. Los Miguelitos son clavos torcidos de modo que al ser esparcidos por la calle presentan siempre una punta aguda hacia arriba para pinchar ruedas de coches.
6. La Boca es un barrio humilde de Buenos Aires conocido por su actividad artística y cultural.
7. La palabra Patota se usa típicamente en Argentina y Paraguay para describir un grupo de jóvenes que molesta a la gente en la calle.
8. Ver la nota 3 para una explicación de Coordinadores de sindicatos en lucha.
9. Cornelissen era un famoso anarcosindicalista holandés. Cornelissen, Christian; “La organización de la industria por los sindicatos”, Folleto, Sindicalismo, Valencia 30/3/35. “La evolución de la sociedad moderna” Buenos Aires 1934. “El comunismo libertario y el régimen de transición”, Valencia 1936. Besnard, Pierre; “Los sindicatos obreros y la revolución social”, Barcelona 1931.
10. Abraham Guillén (1913-1993) fue un militante y un teórico anarquista prolífico, veterano de la guerra civil española (1936-39), y un miembro de toda la vida de la CNT de España que se exilió a América del Sur a fines de los 1940. Su obra más conocida e influyente es Estrategia de Guerrilla urbana. Ver Donald C. Hodges, Philosophy de Urban Guerrilla (New Yo

agrega un comentario


posta
Por gratis - Thursday, Feb. 08, 2007 at 6:03 PM

Al que escribio tamaña equivocacion puede acercarse a la FORA para rectificarla.

agrega un comentario


mierda y mierdas
Por Gaston - Thursday, Feb. 08, 2007 at 7:22 PM

Muerte a la basura plataformista, bolcheviques autoritarios....muerte a grupúsculos como OSL AUCA RED LIBERTARIA ORA...muerte al plataformismo.....¿"partidos de cuadros"?, ¿"niveles de formación política"?... dan risa......mucha risa....

agrega un comentario


si muerte!!!!!
Por Mas muerte - Friday, Feb. 09, 2007 at 12:44 AM

Muerte a la basura plataformista, adhiero lo que dice el cumpa de arriba, si vamos muerte que la anarquia es caos y muerte, mas muerte y muerte, caos ahhhhhhhhh wuuuuuuuuuuuuuuuuu shuuuuuuuuuuu MUERTEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE.

PAL DE ARRIBA, MUERTE!

agrega un comentario


AGUANTE COMPAÑERO!!!
Por A - Friday, Feb. 09, 2007 at 1:17 AM

EL ANARQUISMO ORGANIZADO CRECE!!!!
VIVA LA ANARQUIA!!!

agrega un comentario


NO ORGANIZACION
Por ANARX - Friday, Feb. 09, 2007 at 2:32 AM

El anarquismo nunca habla de organizacion eso lo hacen los partidos, no hay que organizarce solo hay que destruir cada uno una parte de este mundo, caos como decia bakunin, el que habla de organizacion es marxista. Malatesta decia muerte a toda la humanidad eso es en sintesis el anarquismo.
arriba el anarquismo!!! arriba el caos!!! muerte al pueblo!!

agrega un comentario


Una propuesta
Por Pacheco - Friday, Feb. 09, 2007 at 4:23 AM

Estimados:
los invito a leer...leer no hace mal...leer ayuda a organizarse...
Tambien os invito a tener practicas sociales...estar en los lugares del trabajo organizados, estar en las villas organizados, estar en las escuelas organizados. Organizarse no es malo ni debe atribuirsele a Marx.
La gente que decide cambiar la historia por injusticias que estamos viviendo se organiza...hasta la violencia debe estar organizada....propongo organizarse...ya que....solo la organización desde la base hara que un cambio sea bien popular y anarquico...y....a no tenerle miedo a la lectura que no muerde.
PD: escribir tantas veces muerte es estar inseguro de las posturas que expone uno, y estar iunseguro no es malo...si es malo desear muerte al cambio y a la tranformacion social...leer diego abad de santillan, malatesta, lazarte...LEER
PD1: dentro de poquito vamos a ir a visitar a los cumpas de la FORA y, mas alla de revivir viejos tiempos de esta organización veterana, vamos a charlar amistosamente!!

agrega un comentario


una pregunta
Por anarquista comunista y clasista - Friday, Feb. 09, 2007 at 4:24 AM

Che donde malatesta dice muerte al pueblo? tenes una cita, algo? y lo de destruir todo el mundo? Yo estoy en el laburo, sino te tiro 10 frases de cada uno donde digan lo exactamente opuesto.

Y al de muerte a los plataformistas... cualquiera, yo diría que antes de decir cosas como muerte a algo te cosas la boca, fijate que no te rompan la cabeza a vos, gaton...

Por un anarquismo clasista popular y revolucionario, nada de giladas individualistas ni dogmas pedorros. Viva la Anarquía!!!

agrega un comentario


un aporte del compañero Malatesta!
Por Para compartir... - Friday, Feb. 09, 2007 at 4:34 AM

LA ORGANIZACIÓN. La organización, que por lo demás es sólo la práctica de la cooperación y de la solidaridad, es condición natural y necesaria de la vida social: constituye un hecho ineluctable que se impone a todos, tanto en la sociedad humana en general como en cualquier grupo de personas que tengan un fin común que alcanzar. Como el hombre no quiere ni puede vivir aislado, más aún, no puede llegar a ser verdaderamente hombre y satisfacer sus necesidades materiales y morales sino en la sociedad y con la cooperación de sus semejantes, ocurre fatalmente que quienes no poseen los medios o la conciencia bastante desarrollada para organizarse libremente con los que tienen comunidad de intereses y de sentimientos, sufren la organización construida por otros individuos, generalmente constituidos en clase o grupo dirigente con el fin de explotar para su propio beneficio el trabajo de los demás. Y la opresión milenaria de la masa por parte de un pequeño número de privilegiados ha sido siempre la consecuencia de la incapacidad de la mayor parte de los individuos para ponerse de acuerdo y organizarse con los otros trabajadores para la producción, el disfrute y la eventual defensa contra quienes quisieran explotarlos u oprimirles. Para remediar este estado de cosas surgió el anarquismo... Hay dos fracciones entre quienes reivindican, con adjetivos variados o sin ellos, el nombre de anarquistas: Los partidarios y los adversarios de la organización. Si no podemos llegar a ponernos de acuerdo, tratemos por lo menos de entendernos. Y ante todo distingamos, porque la cuestión es triple: La organización en general como principio y condición de vida social, hoy y en la sociedad futura; la organización del partido anarquista; y la organización de las fuerzas populares y, especialmente, de la de las masas trabajadoras para la resistencia contra el gobierno y el capitalismo... Y el error fundamental de los anarquistas adversarios de la organización consiste en creer que no puede haber organización sin autoridad, por lo cual prefieren, admitida esta hipótesis, renunciar más bien a cualquier tipo de organización antes que aceptar la más mínima autoridad.
45

Ahora bien, parece cosa evidente que la organización, es decir, la asociación con un fin determinado y con las formas y medios necesarios para ese fin, resulta algo imprescindible para la vida social. El hombre aislado no puede vivir ni siquiera la vida del bruto: es impotente, salvo en las regiones tropícales y cuando la población es excesivamente escasa, para procurarse el alimento; y lo es siempre, sin excepciones, para elevarse a una vida que sea un poco superior a la de los demás animales. Debiendo entonces unirse con los otros hombres, más aún, encontrándose unido con ellos como consecuencia de la evolución anterior de la especie, el hombre debe sufrir la voluntad de los demás (ser esclavo), o imponer su propia voluntad a los otros (ser la autoridad), o vivir con los demás en fraternal acuerdo con miras al mayor bien de todos (ser un asociado). Nadie puede eximirse de esta necesidad; y los antiorganizadores más excesivos no sólo sufren la organización general de la sociedad en que viven, sino también en los actos voluntarios de su vida, e incluso en su rebelión contra la organización se unen, se dividen el trabajo, se organizan con aquellos con los que están de acuerdo y utilizan los medios que la sociedad pone a su disposición. Admitida como posible la existencia de una colectividad organizada sin autoridad, es decir, sin coacción ––y para los anarquistas es necesario admitirlo porque en caso contrario el anarquismo no tendría sentido––, pasamos a hablar de la organización del partido anarquista. También en este caso la organización nos parece útil y necesaria. Si partido significa un conjunto de individuos que tienen un fin común y se esfuerzan por alcanzarlo, es natural que se entiendan, unan sus fuerzas, se dividan el trabajo y tomen todas las medidas que juzguen aptas para llegar a aquel fin. Permanecer aislados actuando o queriendo actuar cada uno por su cuenta sin entenderse con los demás, sin prepararse, sin unir en un haz potente las débiles fuerzas de los individuos, significa condenarse a la impotencia, malgastar la propia energía en pequeños actos sin eficacia y muy pronto perder la fe en la meta y caer en la completa inacción... Un matemático, un químico, un psicólogo, un sociólogo pueden decir que no tienen programa o que no tienen el de buscar la verdad: Quieren conocer, no quieren hacer algo. Pero el anarquismo y el socialismo no son ciencias: Son propósitos, proyectos que los anarquistas y los socialistas desean poner en práctica y que por ello tienen necesidad de ser formulados en programas determinados.
46
Si es cierto que [la organización crea jefes], es decir, si es cierto que los anarquistas son incapaces de reunirse y no ponerse de acuerdo entre sí sin someterse a ninguna autoridad, esto quiere decir que son aún muy poco anarquistas y que antes de pensar en establecer el anarquismo en el mundo deben pensar en volverse capaces ellos mismo de vivir anárquicamente. Pero el remedio no residiría ya en la organización, sino en la acrecentada conciencia de los miembros individuales... Tanto en las sociedades pequeñas como en las grandes, aparte de la fuerza bruta, que no tiene nada que ver con nuestro caso, el origen y la justificación de la autoridad reside en la desorganización social. Cuando una colectividad tiene una necesidad y sus miembros no saben organizarse espontáneamente y por sí mismos para atenderla, surge alguien, una autoridad, que satisface esa necesidad sirviéndose de las fuerzas de todos y dirigiéndolas a su voluntad. Si las calles son inseguras y el pueblo no sabe solucionar el problema, surge una policía que, por algún servicio que presta, se hace soportar y pagar, y se impone y tiraniza. Si hay necesidad de un producto, y la colectividad no sabe entenderse con los productores lejanos para hacérselo enviar a cambio de productos del país, surge el mercader que medra con la necesidad que tienen unos de vender y los otros de comprar, e impone los precios que él quiere a los productores y a los consumidores. Ved lo que ha sucedido siempre entre nosotros: Cuanto menos organizados estamos tanto más nos encontramos a discreción de algún individuo. Y es natural que así sea... De modo que la organización, lejos de crear la autoridad es el único remedio contra ella y el solo medio para que cada uno de nosotros se habitúe a tomar parte activa y consciente en el trabajo colectivo y deje de ser instrumento pasivo en manos de los jefes... Pero una organización, se dice, supone la obligación de coordinar la propia acción y la de los otros, y por lo tanto viola la libertad, traba la iniciativa. A nosotros nos parece que lo que verdaderamente elimina la libertad y hace imposible la iniciativa es el aislamiento que vuelve a los hombres impotentes. La libertad no es el derecho abstracto sino la posibilidad de hacer una cosa: Esto es cierto entre nosotros como lo es en la sociedad general. Es en la cooperación de los otros hombres donde el hombre encuentra los medios para desplegar su actividad, su poder de iniciativa. 47
Una organización anarquista debe fundarse, a mi juicio, sobre la plena autonomía, sobre la plena independencia, y por lo tanto la plena responsabilidad de los individuos y de los grupos; el libre acuerdo entre los que creen útil unirse para cooperar con un fin común; el deber moral de mantener los compromisos aceptados y no hacer nada que contradiga el programa aceptado. Sobre estas bases se adoptan luego las formas practicas, los instrumentos adecuados para dar vida real a la organización. De ahí los grupos, las federaciones de grupos, las generaciones de federaciones, las reuniones, los congresos, los comités encargados de la correspondencia o de otras tareas. Pero todo esto debe hacerse libremente, de modo de dar mayor alcance a los esfuerzos que, aislados, serían imposibles o de poca eficacia. Así los congresistas en una organización anarquista, aunque adolezcan como cuerpos representativos de todas las imperfecciones... están exentos de todo autoritarismo porque no hacen leyes, no imponen a los demás sus propias deliberaciones. Sirven para mantener y aumentar las relaciones personales entre los compañeros más activos, para sintetizar y fomentar los estudios programáticos sobre las vías y medios de acción, para hacer conocer a todos las situaciones de las diversas regiones y la acción que más urge en cada una de ellas, para formular las diversas opiniones corrientes entre los anarquistas y hacer de ellas una especie de estadística ––y sus decisiones no son reglas obligatorias, sino sugerencias, consejos, propuestas que deben someterse a todos los interesados y no se vuelven obligatorias, ejecutivas, sino para quienes las aceptan y mientras las acepten––. Los órganos administrativos que ellos nombran ––comisión de correspondencia, etcétera–– no tienen ningún poder directivo, no toman iniciativas sino por cuenta de quien solicita y aprueba asas iniciativas, y no tienen ninguna autoridad para imponer sus propios puntos de vista, que ellos pueden por cierto sostener y difundir como grupos de compañeros, pero no pueden presentar como opiniones oficiales de la organización. Ellos publican las resoluciones de los congresos y las opiniones y las propuestas que grupos e individuos se comunican entre sí; y sirven, para quien quiera utilizarlos, para facilitar las relaciones entre los grupos y la cooperación entre quienes están de acuerdo sobre las diversas iniciativas: Todos están en libertad, si les parece, de mantener contacto directo con cualquiera, o de servirse de otros comités nombrados por agrupamientos especiales. En una organización anarquista todos los miembros pueden expresar todas las opiniones y emplear todas las técnicas que no estén en contradicción con los principios aceptados y no dañen la actividad de los demás. En todos los casos una determinada organización dura
48


mientras las razones de unión sean superiores a las de disenso: En caso contrario se disuelve y deja su lugar a otros agrupamientos más homogéneos. Por cierto, la duración, la permanencia de una organización es condición del éxito en la larga lucha que debemos librar, y por otro lado es natural que todas las instituciones aspiren por instinto, a durar indefinidamente. Pero la duración de una organización libertaria debe ser consecuencia de la afinidad espiritual de sus componentes y de la adaptabilidad de su constitución a los continuos cambios de las circunstancias: Cuando ya no es capaz de cumplir una función útil es mejor que muera. “Nos sentiríamos por cierto felices si pudiéramos todos ponernos de acuerdo y unir todas las fuerzas del anarquismo en un movimiento, etcétera... Es mejor estar desunidos que mal unidos. Pero querríamos esperar que cada individuo se uniera con sus amigos y que no existieran fuerzas aisladas, o fuerzas desperdiciadas”. Nos falta hablar de la organización de las masas trabajadoras para la resistencia contra el gobierno y contra los patrones... Los trabajadores no podrán emanciparse nunca mientras no encuentren en la unión la fuerza moral, la fuerza económica y la fuerza física que es necesaria para derrotar a la fuerza organizada de los opresores. Ha habido anarquistas, y los hay todavía por lo demás, que aún reconociendo... la necesidad de organizarse hoy para la propaganda y la acción, se muestran hostiles a todas las organizaciones que no tengan como objetivo directo el anarquismo y no sigan métodos anarquistas... A esos compañeros les parecía que todas las fuerzas organizadas para un fin que no fuera radicalmente revolucionario eran fuerzas sustraídas a la revolución. A nosotros nos parece, en cambio, y la experiencia nos ha dado ya lamentablemente razón, que este método condenaría al movimiento anarquista a una perpetua esterilidad. Para hacer propaganda hay que encontrarse en medio de la gente, y es en las asociaciones obreras donde los trabajadores encuentran a sus compañeros y en especial a aquellos que están más dispuestos a comprender y a aceptar nuestras ideas. Pero aunque se pudiese hacer fuera de las asociaciones toda la propaganda que se quisiera, ésta no podría tener efecto sensible sobre la masa trabajadora. Aparte de un pequeño número de individuos, más decididos y capaces de reflexión abstracta y de entusiasmos teóricos, el


trabajador no puede llegar de golpe al anarquismo. Para llegar a ser anarquista en serio, y no solamente de nombre, es necesario que el trabajador empiece a sentir la solidaridad que lo vincula con sus compañeros, que aprenda a cooperar con los demás en la defensa de los intereses comunes, y que al luchar contra los patrones y el gobierno que los sostiene, comprenda que los patrones y los gobiernos son parásitos inútiles y que los trabajadores podrían conducir por sí mismos la economía social. Y cuando ha comprendido esto es anarquista aunque no lleve ese nombre. Por lo demás, favorecer las organizaciones populares de todas clases es consecuencia lógica de nuestras ideas fundamentales, y debería por lo tanto formar parte de nuestro programa. Un partido autoritario, que trata de apoderarse del poder para imponer sus propias ideas, tiene interés en que el pueblo siga siendo una masa amorfa, incapaz de obrar por si mismo y, por lo tanto siempre fácil de dominar, y por ello lógicamente ese partido no debe desear más que la pequeña cantidad de organización que necesita para llegar al poder y sólo la de ese tipo: organización electoral, si desea llegar por medios legales; organización militar, si confía, en cambio, en una acción violenta. Pero nosotros los anarquistas no podemos emancipar al pueblo; queremos que el pueblo se emancipe. No creemos en el bien que viene de lo alto y se impone por la fuerza; queremos que el nuevo modo de vida social surja de las vísceras del pueblo y corresponda al grado de desarrollo alcanzado por los hombres y pueda progresar a medida que éstos progresan. A nosotros nos importa, por lo tanto, que todos los intereses y todas las opiniones encuentren en una organización consciente la posibilidad de hacerse valer y de influir sobre la vida colectiva en proporción a su importancia. Nosotros nos hemos fijado la tarea de luchar contra la actual organización social y de abatir los obstáculos que se opongan al advenimiento de una nueva sociedad en la cual estén asegurados la libertad y el bienestar para todos. Para conseguir este fin nos unimos en un partido y tratamos de ser cada vez más numerosos y lo más fuertes que sea posible. Pero si lo único organizado fuera nuestro partido, si los trabajadores permanecieran aislados como otras tantas unidades indiferentes entre sí y sólo vinculados por la cadena común, si nosotros mismos, aparte de estar organizados en un partido en tanto somos anarquistas, no lo estuviésemos con los trabajadores en tanto somos trabajadores, no

podríamos lograr nada, o, en el más favorable de los casos, sólo podríamos imponernos... y entonces ya no sería el triunfo del anarquismo, sino nuestro triunfo. Entonces, por más que nos llamáramos anarquistas, en realidad sólo seríamos simples gobernantes, y resultaríamos impotentes para el bien, como lo son todos los gobernantes.

agrega un comentario


es increible!!!
Por a - Friday, Feb. 09, 2007 at 4:43 AM

En una region con tanta tradicion de afiliacion y lucha obrera
y la rica y basta experiencia desarrollada por la FORA que puedan aparecer salames que descrean de la NECESIDAD de organizarse para enfrentar al capitalismo.
¿rebeldia adolescente? ¿comodidad en la inaccion?¿mentalidad de derrota?¿resabios de pensamientos pequeño burgueses?
VAYA UNO A SABER!!!
ANARQUISMO ES ORGANIZACION Y LUCHA!!!!
lo demas es paja intelectual o de la otra...

agrega un comentario


No A LA ORGANIZACION
Por ANARX - Friday, Feb. 09, 2007 at 5:04 AM

Todos son unos marxistas, hablan de organizacion, eso es cualquiera, hasta en el diccionario dice el significado de anarquia, anarquia es caos!!! ustedes son marxistas y quieren adueñarse de la palabra anarquia. Nunca van a entender anarquismo es caos, musica, drogas, alcohol, violencia.
Vayan a sus partidos y dejen de robar palabras que no les corresponden.
anarx

agrega un comentario


aclaracion
Por te aclaro - Friday, Feb. 09, 2007 at 5:43 AM

Red Libertaria no es plataformista

agrega un comentario


anarx
Por Ramón Caballero - Friday, Feb. 09, 2007 at 6:11 AM

anarx es gil que esta provocando. drogas, musica, alcohol deja de escuchar flema boludito

agrega un comentario


otra aclaracion
Por ARGENTINO - Friday, Feb. 09, 2007 at 6:33 PM

Red libertaria no es.

agrega un comentario


Al amigo que citó Malatesta
Por Pacheco - Friday, Feb. 09, 2007 at 6:49 PM
edicionesestrategia@yahoo.com.ar

Estimado amigo que cito extensamente a Malatesta:
me interesaría que usted me enviara todo lo que tiene de malatesta y otros autores contemporaneos por mail a edicionesestrategia@yahoo.com.ar para ser publicado en la seccion de formacion teórica de la mimsa pagina web de edicionesestrategia.com.ar
le agradecería que cuanto mas tenga ya editado mas mande por mail....esperando una respuesta
Pacheco

agrega un comentario


gracias por la nota
Por anarcofunebrero - Friday, Feb. 09, 2007 at 7:05 PM

muy bueno el aporte. es encesario trascribir lo de RL. y para los reaccionarios gorilones anarcoclasemedistas les digo: AGUANTE AUCA, OSL, LOS PROGRAMAS, EL PODER POPULAR, LOS FUSILAMIENTOS DE LOS ENEMIGOS, LA LUCHA ARMADA, LAS MILICIAS.
cobardes, pongan lugar y fecha y lo charlamos fraternalmente.

agrega un comentario


Uno
Por Uno - Friday, Feb. 09, 2007 at 7:09 PM

Y el anarquismo que tiene que ver con el clasismo y lo popular????..con las "alianzas", la "unidad de clase" y el "poder popular"???.....a parte, que es eso de hablar de "anarquismo organizado"???....Sería interesante que las cosas se digan por su nombre. O hablar de "anarquismo organizado" es decir lo que sostiene OSL en una de sus prensas que lo más cercano al socialismo libertario es el proceso chavista???? o es hablar de "gobierno de los de abajo" como defendia AUCA??? O es hablar de sindicalización de la policía como defiende la ORA?? o como dicen los de la Red Libertaria ARGENTINA (Será por lo de popular lo de Argentina??)) de apuntar a la "unidad de la clase", o hablar de un "sistema pogresivo de distribución?? o sostener la proclama de "carcel y castigo???...
Bolches son, plataformistas son....no anarquistas

agrega un comentario


anarcoqueismo?
Por enrico malotexto - Friday, Feb. 09, 2007 at 8:33 PM

parece que las diferencias semioticas toman el grado de determinacion y definicion politica. organizacion no es mala palabra per se, lo que hay son discusiones, no posturas rigidas (muerte a x, aguante a x, etc). por ejemplo una cosa es LA organizacion (como estructura politica que permanece en el tiempo) y otra la Organizacion (como acto politico de organizarse colectivamente). Es gracioso ver como ciertos "anarquistas" confunden, en forma de rebeldia adolescente, un orden con LA orden, es decir, el orden como forma de funcionamiento (el primero) con la orden como mandato de una jerarquia. adhiero: vayan a leer.

agrega un comentario


ultimo aviso
Por otro - Friday, Feb. 09, 2007 at 10:41 PM

ya te dijimos puto, pone fecha y lugar y lo charlamos fraternalmente. reaccionario vigilante y alcahuete del sistema.

agrega un comentario


el anarcometro al rojo vivo!
Por a.c. - Saturday, Feb. 10, 2007 at 3:58 AM

"Hablas de Organizacion entonces no sos anarquista".
ES LO MAS RIDICULO QUE UN ANARQUISTA PUEDE PLANTEAR, ES ABSURDO.
HOLA: ANARQUISMO HACER LA REVOLUCION, REORGANIZAR LA SOCIEDAD: UNA SOCIEDAD DE LIBRES E IGUALES ENTRE LIBRES E IGUALES, LAS ORGANIZACIONES SON UNA NECESIDAD PARA LOS REVOLUCIONARIOS/AS ES MAS REFLEXIONA SOBRE QUIENES SI SE PLANTEAN ORGANIZARSE PARA TOMAR EL PODER DEL ESTADO (COSA QUE LOS ANARQUISTAS ESTAMOS EN CONTRA) VAN A DESAPARECER AUTOMATICAMENTE O VA A SER NECESARIO ENFRENTARLOS PARA QUE NO IMPONGAN LA DICTADURA DEL PARTIDO QUE SEA, ORGANIZAR LA AUTODEFENSA DEL PUEBLO Y LA RECONSTRUCCION SON TAREAS (ENTRE OTRAS) QUE DEBEN PROMOVER LAS ORGANIZACIONES ANARQUISTAS JUNTO AL PUEBLO TRABAJADOR, Y SON MATERIA DE ESTUDIO PERMANENTE DE LA MILITANCIA REVOLUCIONARIA.
SALUD Y ANARQUIA!!!

agrega un comentario


Malatesta con respecto a los Pueblos!
Por Errico. - Saturday, Feb. 10, 2007 at 4:54 AM


Para el compañero pro-caos, cito un texto de Malatesta, cuyo final dista mucho de las afirmaciones que le atribuyeras.
no considero que todo se resuelva leyendo, el problema de formacion militante y revolucionaria de algunos autoproclamados anarquistas es mucho mas complejo y de profunda raiz ideologica, tanto conceptual como de consecuencia practica.
La cita no tiene la pretension de debatir con quien puso en palabras de un consecuente activista y militante agitador revolucionario ANARQUISTA como E.Malatesta UN "muerte a los pueblos" o algo asi; sino en homenaje a la memoria de un referente indiscutido de la linea revolucionaria del Anarquismo.

Anarquistas progubernamentales
por Errico Malatesta.
Acaba de aparecer un manifiesto firmado por Kropotkin, Grave, Malato y una docena de viejos
compañeros más, en el cual se hacen eco de quienes apoyan a los gobiernos de la Entende, que
exigen la guerra a muerte y el aniquilamiento de Alemania, y toman posición contra cualquier idea de
“paz prematura”.
La prensa capitalista publica, con natural satisfacción, extractos del manifiesto, y lo anuncia como
obra de “líderes del movimiento anarquista internacional”.
Los anarquistas, que en su casi totalidad permanecieron fieles a sus convicciones, tienen el deber de
protestar contra este intento de implicar al anarquismo en la continuación de una feroz matanza que
nunca ha prometido ningún beneficio para la causa de la justicia y la libertad, y que ahora se muestra
absolutamente estéril e infructuosa, incluso desde el punto de vista de los gobiernos de ambos
bandos.
Está fuera de duda la buena fe y las buenas intenciones de quienes firmaron el manifiesto, pero por
más penoso que pueda ser disentir con viejos amigos que han prestado tantos servicios a lo que en
el pasado era nuestra causa común, no podemos –haciendo honor a nuestra sinceridad y al interés
en nuestro movimiento en pro de la emancipación- dejar de disociarnos de compañeros que se
consideran capaces de reconciliar las ideas anarquistas con la cooperación con los gobiernos y las
clases capitalistas de ciertos países en su lucha contra los capitalistas y los gobiernos de ciertos otros
países.
Durante la actual guerra hemos visto republicanos que se ponen al servicio de reyes, socialistas que
hacen causa común con la clase dirigente, laboristas que sirven a los intereses de los capitalistas,
pero en realidad todas estas personas son, en distinto grado, conservadores, creyentes en la misión
del Estado, y se puede comprender que hayan vacilado y se hayan desorientado hasta caer en los
brazos del enemigo, cuando el único remedio residía en la destrucción de todas las ataduras
gubernamentales y el desencadenamiento de la revolución social. Pero tal vacilación es
incomprensible en el caso de los anarquistas.
Sostenemos que el Estado es incapaz de hacer el bien. En el campo de las relaciones internacionales
y también en el de las relaciones individuales sólo puede combatir la agresión transformándose él
mismo en agresor, y sólo puede evitar el crimen organizado cometiendo crímenes aun mayores.
Inclusive suponiendo –lo que está lejos de ser cierto- que Alemania sola fuera responsable de la
actual guerra, está demostrado que si se mantienen los métodos gubernamentales, la única manera
de resistir a Alemania consiste en suprimir toda libertad y revivir el poder de todas las fuerzas
reaccionarias. Excepto la revolución popular, no hay otro modo de resistir la amenaza de un ejército
disciplinado, salvo tratar de disponer de un ejército más fuerte y más disciplinado, de modo que los
más encarnizados antimilitaristas, si no son anarquistas y temen la destrucción del Estado, se ven
inevitablemente llevados a transformarse en ardientes militaristas.
De hecho, con la esperanza problemática de aplastar al militarismo prusiano renunciaron a todo el
espíritu y las tradiciones de libertad, prusianizaron a Inglaterra y a Francia, se sometieron al zarismo,
reestablecieron el prestigio del vacilante trono de Italia.
¿Podemos aceptar los anarquistas este estado de cosas por un solo instante, sin renunciar a todo
derecho a llamarnos anarquistas? Para mí, inclusive la dominación extranjera sufrida por la fuerza y
capaz de suscitar la rebelión es preferible a la opresión interna aceptada con humildad y casi con
gratitud, en la creencia de que por este medio nos preservamos de un mal mayor.
Es inútil decir que se trata de un momento excepcional y que después de haber contribuido a la
victoria de la Entete en “esta guerra” volveremos a nuestro propio campo para luchar por nuestros
ideales.
_ _
Si hoy es necesario trabajar en armonía con el gobierno y los capitalistas para defendernos contra “la
amenaza alemana” lo será también después, así como durante la guerra.
Por más grande que sea la derrota del ejército alemán –si ocurre que se lo derrote-, nunca resultará
posible impedir que los patriotas alemanes piensen en la venganza y se preparen para ella, y los
patriotas de los demás países, muy razonablemente desde su propio punto de vista, querrán estar
listos para que no los vuelvan a tomar desprevenidos. Esto significa que el militarismo prusiano se
transforma en una institución permanente y regular en todos los países.
¿Qué dirán luego los que se autodenominan anarquistas y desean hoy la victoria de una de las
alianzas en guerra? ¿Seguirán llamándose antimilitaristas y predicando el desarme, la necesidad de
rehusarse a hacer el servicio militar, y el sabotaje contra la defensa nacional, para terminar, ante la
primera amenaza de guerra, como sargentos reclutadores de los gobiernos que ellos trataron de
desarmar y paralizar?
Se dirá que estas cosas terminarán cuando el pueblo alemán se libere de sus tiranos y deje de ser
una amenaza para Europa, al destruir el militarismo en su propio país. Pero si éste es el caso, los
alemanes piensan con razón que la dominación inglesa y francesa –y no digamos la de la Rusia
zarista- no sería más agradable para los alemanes que la dominación alemana para los franceses y
los ingleses, desearán primero esperar que los rusos y los demás pueblos destruyan su propio
militarismo y, entretanto, seguirán fortaleciendo al ejército de su propio país.
Y entonces, ¿cuánto tiempo demorará la revolución? ¿Cuánto se tardará en llegar a la anarquía?
¿Debemos esperar siempre a que los demás empiecen?
La línea de conducta de los anarquistas está claramente señalada por la lógica misma de sus
aspiraciones.
Debería impedirse la guerra produciendo la revolución, o por lo menos haciendo que el gobierno la
temiera. Ha faltado hasta ahora la fuerza o la habilidad necesaria para ello.
¡Muy bien! Sólo hay un remedio: mejorar el futuro. Tenemos que evitar más que nunca el
compromiso, ahondar el abismo entre capitalistas y los esclavos asalariados, entre dominadores y
dominados, predicar la expropiación de la propiedad privada y la destrucción de los estados como el
único medio para garantizar la fraternidad entre los pueblos y la justicia y la libertad para todos, y
debemos prepararnos para llevar a cabo estar cosas.
Entretanto, me parece que es criminal hacer algo que tienda a prolongar la guerra, en la que se
asesina a hombres y se destruye riqueza, además de obstaculizar la reanudación de la lucha por la
emancipación. Me parece que predicar “la guerra hasta el fin” es realmente hacerles el juego a los
gobernantes alemanes, que están engañando a sus súbditos e inflamando su ardor de lucha al
persuadirlos de que sus oponentes desean aplastar y esclavizar al pueblo alemán.
En la actualidad, como siempre, éste debe ser nuestro grito de lucha: ¡Abajo los capitalistas y los
gobiernos, todos los capitalistas y todos los gobiernos!
¡Vivan los pueblos, todos los pueblos!

agrega un comentario


YYY?????
Por Uno - Saturday, Feb. 10, 2007 at 12:43 PM

En muchos de los posteos los "anarquistas organizados" piden mayor lectura....yo les pediría que me contesten algunos de los argumentos que ustedes afirman y defienden en sus prensas..Agrego otro: AUCA y su "brazo estudiantil" llamado Aguanegra, presentandose a elecciones universitarias, o haciendo "alianzas" con el PCR en Periodismo......

agrega un comentario


Para el mas VAGO de todos
Por Edgar Sanchez - Saturday, Feb. 10, 2007 at 11:24 PM

Para el VAGO "anti organizador". Tu universo se resume en la facultad? se nota que sos un VAGO (pero no linyera, no quiero ofenderlos). VAGO porque para hablar en contra de organizacion hay que tener pateado y leido mucho...hay que haber estado intentando armar una organizacion o haber compartido una practica, haber TRABAJADO, VAGO!
Conoces el interior del pais u otras zonas de militancia que la calle y el chupi? VAGO...anda a darte una vuelta por los lugares en donde la gente pone el lomo, en donde la gente trabaja, en donde la gente vive y sufre. Recorré la patria...VAGO.
VAGO poruqe tus hermanos, camaradas, compañeros la estan pasando mal y vos te portas como una quinceañera nerviosa que no quiere saber nada con relacionarse, entenderse y trabajar con otros, VAGO
VAGO...no todo el que ess anarquista y del pueblo esta en AUCA, Red Libertaria o OSL. Hay gente organizada en muchos lados intentando hacer patria!
VAGO: te regalo una frase de alguien a quien todo anarquista debe respetar y LEER:

“Una patria representa el derecho incuestionable y sagrado de cada hombre, de cada grupo humano, asociación, comuna, región y nación a vivir, sentir, pensar, desear y actuar a su propio modo; y esta manera de vivir y de sentir es siempre el resultado indiscutible de un largo desarrollo histórico.”

Mikhail Alexandrovich Bakunin
Extracto del texto "La Libertad".


LEISTE VAGO? Seguro que lo primero que contestas es "te voy a cagar a piña" Es lo unico que sabes hacer...treinta años atras hubieras estado en la UOM con Lorenzo Miguel reprimiendo en Villa constitución (queda en Santa Fe, VAGO). 100 años atras hubieras estado en la LIGA PATRIOTICA (VAGA). Aunque ni siquiera te debes animar a poner tu dir de correo, VAGO.
Salud a todos los que luchan por la vida y el cambio social
Salud y ANARQUÍA!
Hemos Vuelto y Venceremos!
Edgar Sanchez



agrega un comentario


Para "Otro"
Por UNO (el de arriba) - Saturday, Feb. 10, 2007 at 11:25 PM

Che "Otro" en vez de putearme y amenazarme virtualmente por que no te dedicás a refutar mínimamente los argumentos que sólo me dediqué a transcribir de SUS prensas libertarias...de sus programas de màxima o mìnima, de sus estrategias y tàcticas...no sé, al menos pido una refutación y/o explicación...Y si lo hago por este medio es por que USTEDES son los que postean por este medio...no le escapo al encuentro personal...sería cuestión de arreglarlo y listo.....
PD: Así que aguante AUCA?? pensá un poquito como terminó toda esa bolsa de gatos...en que se transformó el MUP, que es lo que pasó con el Olga Vázquez, con Aguanegra, etc, etc...falta lectura??? a ustedes creo que les falta sentido de la realidad..
Por la Anarquía! por la Revolución Social!

agrega un comentario


la refutacion!!!
Por una - Sunday, Feb. 11, 2007 at 3:47 PM

Sacas de contexto de modo chicanero notas de prensa.
Y haces comentarios infantiles, por ejemplo sobre el "regimen impositivo progresivo" o no, es claro que si pagas el mismo porcentual inflacionario comprandote un Mercedes Benz que un paquete de arroz hay un gravamen que (y aca te hubico en el contexto K. hablando de gobierno popular y sectores plegandose a la transversalidad desmovilizando y cooptando movimientos sociales con muchos compañeros afines) afecta a los que menos tenemos.
Esta es una realidad que los/as Anarquistas debemos señalar cuando nos dedicamos a la labor de construccion social, se puede ser claramente ANTIESTATISTA y analizar particularidades de cada gobierno resaltando las contradicciones de sus discursos, eso aporta mas a desarrollar conciencia porque atacas la base desde donde buscan legitimarse.
Despues no me parece mal que un colectivo anarquista agregue el lugar donde desarrolla sus actividades al nombre, existen la FORA, la FAI, y podriamos citar infinidad de siglas donde un grupo anarquista expresa el lugar donde inserta su trabajo militante.
Te respondo en base a las posiciones que tiras de Red Libertaria, porque me siento afin a dicho espacio, y espero sumarme pronto cuando vuelva a BS.AS. y deje la mochila.
Salud y Anarquia!!!
J.

agrega un comentario


Mucho anarquista de chamuyo!!!
Por (A) - Monday, Feb. 12, 2007 at 5:24 AM

mucho piripipi y poca militancia, de los opinators del anarquismo contemporaneo.
mucha critica a los propios anarquistas y poco o nulo trabajo de construccion.
VAYAN A UN BARRIO O A UN SINDICATO A CONSTRUIR ORGANIZACIONES JUNTO A LOS LABURANTES!!!
O TIENEN MIEDO QUE LA SUYA SEA UNA "REALIDAD DE LIBRITO", LA TEORIA SIN UNA PRACTICA CONSECUENTE ES LETRA MUERTA, O TIENE MIEDO QUE EL PUEBLO TRABAJADOR SE BURLE DE SUS CITAS DE 100 AÑOS ATRAS Y SUS POSICIONES SECTARIAS!!!
VIVA LA MILITANCIA ANARQUISTA, INSERCION, TRABAJO METODICO, LUCHA!!!

agrega un comentario


no entendi
Por Pietro Gori - Monday, Feb. 12, 2007 at 5:26 AM

che, J, explicame esta frase: "y aca te hubico en el contexto K. hablando de gobierno popular y sectores plegandose a la transversalidad desmovilizando y cooptando movimientos sociales con muchos compañeros afines". Si son afines no tranzan, no te parece? ah, me olvide que sos de la red libertaria (porque eso de "soy una afin, en maezo me sumo" es un bolazo, estas haciendo propaganda para que se note que dejaron de ser 4 y pasaron a ser 5, todos de la facu pero bueh!); cierto que para ser afin a la red no hace falta mucho esfuerzo.. con tragarse las "s" alcanza, calculo... en fin, ya los vamos a correr a todos ustedes. Segui posteando en el mensaje de arriba, defendiendo a Martelli que es un "cumpa", "afin" a la red. Ratas!


agrega un comentario


otra cosa
Por Pietro Gori - Monday, Feb. 12, 2007 at 5:30 AM

otra cosa, no te hagas el popular con el ejemplo del arroz, que estas mas cerca del mercedez que del paquete de arroz, por favor. recuerdo en un taller en la jose ingenieros que ustdes se presentaron en ronda y eran todos de l,a facultad dejense de joder!

agrega un comentario


Universidad, si
Por como gori - Monday, Feb. 12, 2007 at 6:04 AM

Universitarios, si, como Pietro Gori que era abogado, no?

agrega un comentario


para "una"
Por de otro - Monday, Feb. 12, 2007 at 1:00 PM

No hay refutación para la proclama de "carcel y castigo" que la Red defiende? o para reivindicar a Tosco por ejemplo??? o Cienfuegos???
Salud

agrega un comentario


VIVA LATINOAMERICA LIBERTARIA
Por E. Sanchez - Monday, Feb. 12, 2007 at 3:05 PM

VIVA NUESTRA LATINOAMERICA LIBERTARIA:
Viva Sandino, Viva zapata, Viva Camilo Cienfuegos y el Che, Viva FLores MAgon, Viva el padre Camilo Torres, Vivan los movimientos Insurreccionales y libertarios de los 60, 70 y 80, vivan todos los que lucharon por nuestra independencia y liberación, vivan los movimientos obreros organizados y afines!
VIVA TOSCO, VIVA ONGARO, VIVA SABINO NAVARRO, VIVA JOAQUIN PENINA!
Salud y Anarquía que no es otra cosa que Felicidad a nuestro pueblo trabajador!
E. Sanchez

agrega un comentario


dos cosas
Por Pietro Gori - Monday, Feb. 12, 2007 at 6:50 PM

Y con lo de poner "argentina" al nombre de vuestro grupo, hay una disferencia fundamental entre poner federacion obrera REGIONAL ARGENTINA (que habla de regionalismo) o federacion anarquista IBERICA (Iberia no es ningun pais, se refieren a la peninsula iberica, la region, que incluia portugal, españa y militantes franceses en exiliados en españa), todo lo cual es federalismo e internacionalismo, que poner red libertaria ARGENTINA, que expresa el patriotismo mas horrible.
Segundo: Peitro Gori podria ser abogado, yo no. Ustedes son todos estudiantes y chamuyan algo que no son.

agrega un comentario


ajjjjjajajajajja
Por Severino - Monday, Feb. 12, 2007 at 7:16 PM

Che Sanchez....das risa (por no decir pena)...tus comentarios no hacen más que demostrar tu desconocimiento total de los fundamentos básicos del anarquismo....(por no acusarte de mala leche)....Para vos el "fin justifica los medios" cabeza de lata.....o tambien estás a favor de la dictadura del proletariado, la policia roja y el sindicalismo reformista??.....sos patético...sos autoritario, como todos los que reivindicas
Salud

agrega un comentario


una pregunta para (A)
Por para saber nomas - Monday, Feb. 12, 2007 at 7:30 PM

che (A), vos en que organizacion de masas estas? que construiste con el "pueblo trabajador"? porque hay muchos que ahora se llenan la boca hablando de pueblo, clase y trabajo de masas y al final resulta que lo unico que hacen es pintar las paredes de la ciudad con stencils y graffitis.

agrega un comentario


En el 2007 todos con Nestor
Por Coke - Monday, Feb. 12, 2007 at 7:37 PM

En argentina ser de izquierda es se oligarca por definición, ahora estos mierdas libertarias de aca quien carajo son??? Alguien que me explique...

agrega un comentario


Imposible
Por :-[ - Monday, Feb. 12, 2007 at 8:18 PM


No es que la explicación sea difícil (al contrario, es bastante sencilla) pero, de todas maneras, para entenderla se necestarían más que las dos únicas neuronas que vos tenés.

agrega un comentario


En el 2007 todos con Kirchner!
Por Coke - Monday, Feb. 12, 2007 at 8:38 PM

Con Nestor en el 2007 le volvemos a romper el culo como siempre a la izquierda traidora y oligarca.

agrega un comentario


jajaa
Por :-) - Monday, Feb. 12, 2007 at 8:46 PM

No te confundás, a los que les rompe el culo Kirchner es a ustedes.

A los troskos Kirchner nos chupa un huevo.

agrega un comentario


UNA COSITA
Por ARGENTINO - Monday, Feb. 12, 2007 at 9:32 PM

NO HAY QUE SACARSE LA CABEZA CON PELOTUDECES. ESTOS PIBES DE "LA RED" A LOS QUE LOES DAMOS VIDA CON ESTAS DISCUSIONES, SON TODOS GUACHOS DE LA UNIVERSIDAD. ESO ES CIERTO, PERO LO PEOR ES QUE NO TRABAJAN.... ESE ES EL ASUNTO.
PERO EN GENERAL LOS ANARQUISTAS ANDAN BUSCANDO COMO SACARSE LA MIERDA CON MENSAJES DE POST Y MAS BIEN QUE DESDE UNA POSICION DE IZQUIERDA SE CRITICA POR EJEMPLO A LA FORA CON TRANQUILIDAD O A LOS INSURRECCIONALISTAS, Y DESDE LO OPUESTO A LOS PLATAFORMISTAS QUE NISIQUIERA PUEDEN HACER PLATAFORMA. EL TEMA ES QUE HAY QUE IR PASO A PASO, HACER LO QUE SE PUEDE. POR EJEMPLO, SI ESTOY EN UNA AGRUPACION SINDICAL, O EN UN GRUPO ANARQUISTA Y UN COMPAÑERO TIENE UN CONFLICTO EN EL TRABAJO VEO LA MANERA DE QUE LO RESUELVA Y CUENTO CON LAS FUERZAS QUE NOS DIERON VIDA. ESPERO TAMBIEN LA SOLIDARIDAD DE OTROS COMPAÑEROS. PERO MUY DIFERENTE ES ANDAR POR TODOS LADOS VEINDO A QUE LABURANTE LE CHUPO LA PIJA PARA APARECER EN UNA MOVIDA "POPULAR". ¿ME EXPLICO?: EL ANARQUISMO NO LE TIENE QUE DAR VERGUENZA A NADIE; Y COMO NO ES DE IZQUIERDA, NO TENEMOS QUE CAERLE BIEN A TODO EL MUNDO. ES UNA IDEA SOCIAL, NO POLITICA, POR ESO "INCERSION" Y "METODISMO" ES UNA GILADA DE CUARTEL DE LOS COMPAÑEROS QUE CREEN QUE EL ANARQUISMO LE PUEDE SOLUCIONAR LAS COSAS A LOS DEMAS, O QUE EL IZQUIERDISMO LE PUEDE DAR POPULARIDAD AL ANARQUISMO. LO IMPORTANTE ES SER CONSECUENTE CON LO QUE SE PIENSA, TOSCO Y GUEVARA: AUTORITARIOS. CUBA, AUTORITARIA, CGT ARGENTINA, AUTORITARIA, ASI NACIERON Y ASI ESPEREMOS QUE MUERAN. LOS ANARQUISTAS PARA LO QUE ESTAN, PARA ORGANIZARSE EN LA LIBERTAD.... EN LOS LIBROS TODO CIERRA, PERO MUCHACHOS, LAS "CIENCIAS SOCIALES" O LAS "POLITOCAS" NO EXISTEN, HUEVOS HACEN FALTA, NADA MAS. LIBERTAD O AUTORIDAD, AHI ESTA LA GUERRA, ESE ESTA DE UN LADO O DE OTRO Y CHAU.

UN ABRAZO

agrega un comentario


LAS SECTAS SE DESESPERAN!
Por LIBERTAD - Tuesday, Feb. 13, 2007 at 5:39 AM

EL ANARQUISMO POPULAR Y REVOLUCIONARIO AVANZA, SIGAN REZANDO VERDADES DE IGLESIA, QUE DESDE LA CONSTRUCCION POPULAR SURGE UN ANARQUISMO QUE SE AFIRMA JUNTO A LOS DE ABAJO!!!

agrega un comentario


OTRA DE 1927
Por JORGE - Tuesday, Feb. 13, 2007 at 5:45 AM

¿Y HOY QUE PROPONES?
COMO TE PLANTAS FRENTE AL GOBIERNO, LA PATRONAL Y LOS PARTIDOS POLITICOS?
PORQUE LO DE LIBERTAD O AUTORIDAD YA LO LEI, ES EL ABC DEL ANARQUISMO, PERO TE QUEDASTE AHI?
NO TE DA LA CABEZA PARA ELABORAR UN PROGRAMA UN PLAN DE ACCION?
NO ESO ES MARXISMO, ES IZQUIERDISMO!!!
ORGANIZACION Y LUCHA!!!
VIVA LA ANARQUIA!!!

agrega un comentario


AGUANTE COMPAÑEROS!!!
Por (a) - Tuesday, Feb. 13, 2007 at 5:54 AM

las sectas estan que trinan, el anarquismo avanza y ellos quedan otra vez mirandose las caras los mismos 5 de siempre citando libros del siglo pasado, que si sus autores los vieran se volverian a morir pero de verguenza!
Hay que atacar a la Red porque esta creciendo!
SER ANARQUISTA NO DA VERGUENZA PERO ALGUNOS AUTOPROCLAMADOS ANARQUISTAS SI!!!
VIVA LA REVOLUCION SOCIAL!

agrega un comentario


TE QUERES MATAR ARGENTINO!
Por (A) - Tuesday, Feb. 13, 2007 at 6:06 AM

NO SOLO LA RED CRECE VOS TE UNDIS EN LA SOLEDAD!!!
VIVA LA ANARQUIA!!!

agrega un comentario


A OTRA COSA
Por ARGENTINO - Tuesday, Feb. 13, 2007 at 6:03 PM

EN SERIO MUCHACHOS, POR MAS QUE PONGAN "TE QUERES MATAR" O ESAS COSAS DE CANCHA NO CONVENCEN. ¿PORQUE? PORQUE NO EXPLICAS CON "lA RED CRECE" O "NO SE QUE". EXPLICA LAS COSAS PAPA.
PARA SER CINCERO, QUE LA RED CREZCA MEPARECE BIEN, SI DE ILTIMA LO QUE HAY QUE VER ES LO QUE HAY, QUE LAS PRACTICAS SE DEMUESTREN.
ACLAREMOS: NO SOMOS POLITICOS, A MI NO ME MOLESTA QUE LAS ORGANIZACIONES QUE NO ESTAN EN LA MIA SE REFUERCEN Y "CREZCAN". ESO ES LO MAS ELEMENTAL, LA DISCUSION ES ¿QUE HACEN CON ESE CRECIMIENTO?, SI ES NUMERICO O ES EN IDEAS. ¿SE ENTIENDE LO QUE DIGO?. Y LO DE LA RED ES LO DE SIEMPRE, COMO DIGO DE LAS DEMAS ORGANIZACIONES, SI LOS TRABAJADOPRES NO ESTAN EN EL GRUPO HAY QUE HACERLOS LLEGAR A LA IDEA, NO IRLOS A BUSCAR CON CHAMUYO. ESO NO TIENE QUE VER NADA MAS CON EL ANARQUISMO, TIENE QUE VER CON UNA ETICA DE UNA PERSONA NORMAL. ALGUYIEN QUE POR LO MENOS TRABAJA.
QUE SE ENTIENDA QUE NO QUIERO AGRAVIAR SINO HACERME ENTENDER LO MEJOR POSIBLE.
SI CREEN QUE EL PROBLEMA ESTA EN LOS TRABAJADORES, ARMEN SINDICATOS. HAY QUE BUSCAR LA MEJOR MANERA DE HACEERLO., ES DIFICIL, PERO HAY QUE INTENTAR.
Y LA CRITICA K.... SE LA DEJAMOS A LA IZQUIERDA, LOS ANARQUISTAS NO COMEMOS MIERDA, HASTA DONDE YO SE NO HACE FALTA IR A PLAZA DE MAYO PARA CRITICAR AL GOBIERNO, ESO ES TODOS LOS DIAS Y ANTE CUALQUIER LADRION DE TURNO. A VECES PECAR DE IZQUIERDISTA HACE QUE SE VEAN LAS COSAS COMO ALGO POLITICO. OJO VIEJO.

HASTA LA PROXIMA

agrega un comentario


por un lado estan los anarquistas
Por (a) - Tuesday, Feb. 13, 2007 at 6:31 PM

y por el otro la izquierda libertaria.

anarquistas: a no darle tanta bola a la izquierda libertaria.

agrega un comentario


acuerdo
Por ANARX - Tuesday, Feb. 13, 2007 at 7:15 PM

Si no le den bola a los izquierdismos, el anarquismo no es de izquierda, el anarquismo es el ideal de caos y desorganizacion en donde cada uno hace lo que quiere.
abajo la organizacion, viva el caos viva la anarquia!!!
El anarquismo no va a los barrios ni a las fabricas ni a las universidades, el anarquismo plantea el caos, por eso que cada uno haga lo que se le cante las bolas y como diria malatesta muerte al pueblo!!!!

viva el caos!!!

agrega un comentario


ME METO EN LA RED
Por ARGENTINO - Wednesday, Feb. 14, 2007 at 4:55 PM

CHE "(A)" CON LO QUE PONES ME PONGO A PENSAR, CLARO, ME "HUNDO EN LA SOLEDAD", POR ESO QUIERO ENTRAR EN LA RED.... COMO HAY QUE HACER? MIRA QUE FACIL SE ME VA LO SOLITARIO-.
TENES RAZON. ESPERO RESPÙESTA

agrega un comentario


anarx reaccionario
Por el orto al acrata - Wednesday, Feb. 14, 2007 at 7:04 PM

1º este no es un lugar para debatir.
2º la lucha es politica, economica, social y cultural.
3º sin organizacion no hay revolucion
4º sin programa no hay organizacion
5º federalismo, accion directa y otros items son perfectamente aplicables a la realidad actual.
6º lamentablemente concuerdo mas con compañeros que no son libertarios pero que llevan al clasismo en su militancia (no son "pecadores" por pensar disitnto).
7º Cuba autoritaria? no lo se, lo que si es que antes de criticar a cuba hay mas de 150 paises con democracias burguesas opresoras y expoliadoras que para poner en la mira a cuba. ni remotamente deseo parecerme un gusano.
8º laburo, estudio y milito: pero posta que en indymedia me informo y divierto.
9º sos tan cobarde que gastas mas tinta en defender esa religion que tenes, como un buen sacerdote consecuente con sus ideas, inquisidor de lo que es ser o no ser anarquista.
10º como me cago en dios en la aurotidad y en el estado por ende: me cago en vos, por ser lo mas parecido a un reacconario.
11º como militante anarquista he recibido mayor fraternidad de peronistas, bolches, socialistas etc.
12º con esto no pretendo llegar a ningun lado, ya nos vamos a ver en la calle. y vas a cobrar, antes cobraran los milicos, pero cuando le toque elk turno a los cobardes y los reaccionarios sera tu momento.

aguante el che, cienfuegos, gatti, severino, durruti, ascaso, tosco, bailoreto, soto, los hermanos tellos. todos ellos y tantos mas presnetes en la lucha popular y en la memoria de quienes profesamos el socialismo y la libertad. vos: chamuyo.
chau lamebota alcahuete del sistema

agrega un comentario


UHHHHH....
Por UNO - Wednesday, Feb. 14, 2007 at 8:03 PM

Sí!!! aguanten todos!!! total! somos todoa cumpas!!! aguante la anarquia loco!!! la politica y el fin justifica los medios!!!!....Cuba no es autoritaria???...más de 4 décadas de dictadura roja....en fin...este sitio es un asco...apesta de libertarios que se dicen anarquistas...digánnos sectarios...pero al menos tenemos coherencia.....y sí, yas nos veremos las caras y sabremos de que lado está cada uno....Por lo que parece ustedes seguirán reivindicando autoritarios....y toda su militancia se reduce a formar (o querer ser al menos) un MTD....

agrega un comentario


MAS BIEN
Por ARGENTINO - Wednesday, Feb. 14, 2007 at 9:38 PM

NO DIGO QUE ESTES EQUIVOCADO.... NO ME RESPONDISTE LO QUE TE PREGUNTE ¿COMO PUEDO ENTRAR A LA RED LIBERTARIA? SOLO ESO, NO ES PARA TANTO. DECIME CUANDO SE JUNTAN Y PASO ASI HABLAMOS..
SALUD

agrega un comentario


libetarios al partido
Por uno - Wednesday, Feb. 14, 2007 at 9:38 PM

Habría que decirle a los que iniciaron el posteo y al resto de los "libertarios organizados" que Fernando López Trujillo (oportunamente ahora de doble apellido) terminó militando en el PARTIDO INTRANSIGENTE.
Así de "intransigentes" son estos libertarios y quienes se proclaman sus herederos.

agrega un comentario


libetarios al partido
Por uno - Wednesday, Feb. 14, 2007 at 9:41 PM

Habría que decirle a los que iniciaron el posteo y al resto de los "libertarios organizados" que Fernando López Trujillo (oportunamente ahora de doble apellido) terminó militando en el PARTIDO INTRANSIGENTE.
Así de "intransigentes" son estos libertarios y quienes se proclaman sus herederos.

agrega un comentario


vayanse a la mierda!!!
Por ANARX - Wednesday, Feb. 14, 2007 at 10:03 PM

Son todos unos marxistas!!!! el anarquimo es caos y el que no plantee el caos que se vaya a la mierda ya que es una marxista. Bakunin planteaba el caos, malatesta tambien y tanto otros, ustedes son todos unos disfrasados de mierda, arman agrupaciones, eso no es ser anarquista, los anarquistas no nos organizamos, los anarquistas sembramos el caos estemos donde estemos, cada uno desde su lugar. Si se juntan estan a un paso de tomar el poder!!! son todos marxistas!!!! ya lei sus prensas y dan asco!!!!

viva el caos, viva la anarquia!!!
El que milita es un puto!!
El que va al barrio es puto!!
el que va a una fabrica es puto!!!
El que estudia es puto!!
el que arma un grupo es puto!!!
el que escribe un diario es puto!!
En fin todos los grupos que se dicen anarquistas son putos!!!
ya que son marxistas por lo tanto son re putos!!!!

viva el caos!!!!!

agrega un comentario


anarx patetico!!!
Por un ex anarco, ahora del pts!!! - Wednesday, Feb. 14, 2007 at 11:53 PM

Che anarx es patetico lo tuyo!!! no se que contestarte pero estoy seguro que salvo lo de agruparse y lo de que anarquia es caos, hay muchos grupos que plantean lo mismo que vos, asique fijate ya que si superas lo de que un grupo por el solo hecho de organizarce es marxista, si superas eso, vas a encontrar muchos que piensen como vos, solo basta leer lo arriba escrito!!! o anda a las mesas que hay en facultades y cualquier anarquista te plantea casi lo mismo....
La verdad son bastantes pobres las discusiones que se dan los anarquistas, mas que pobre es falta de madurez politica, ahhhhhh cierto la palabra politica es una mala palabra. bueno no se, ustedes elijan donde quieren estar.



agrega un comentario


estrechez mental!
Por aNARKO - Thursday, Feb. 15, 2007 at 12:40 AM

no puedo entender que un compañero que se afirma anarquista, no reconozca a genuinos y sinceros luchadores sociales y revolucionarios mas alla del propio anarquismo.
Es de personas obtusas, reaccionario, mas alla de los nombres que si el Che o si Tosco, o el o los que sean hasta es dictatorial e inquisitivo.
El anarquismo no es una fe religiosa, es una actitud de vida, un compromiso solidario con el pueblo trabajador, y una ideologia que de la etica construyo sus mejores logros.
y lo peor es desde donde vienen esos comentarios sectarios de tipos que no construyeron nada, y lejos de extender las ideas anarquistas espantan a los interesados y los afines al anarquismo.
por suerte no todos los activistas y agitadores de la idea tienen esos planteos ortivas.

agrega un comentario


Lo' PIBE DEL stencil!
Por (A) - Thursday, Feb. 15, 2007 at 2:20 AM

si RED LIBERTARIA son estudiantes, laburantes, vecinos de tal o cual barrio, hinchas de futbol, los que tocan el bombo en la murga.
PROBLEMA DE ELLOS/AS, NO HAY PORQUE ESTAR SEÑALANDO TANTO, o le estamos haciendo un "servicio" a alguien.
Cada cual gasta las llantas como mas le cabe.
ah y me olvidaba... muy buenas las pintadas estan por todos lados!

agrega un comentario


Me tienen Podrido!!!
Por (B) - Thursday, Feb. 15, 2007 at 2:57 AM

Que es esa mierda de Organizacion "Anarkista" que ahora se puso de moda. Una en uruguay Fl kreo, y esa otra aka FAI que mierda son loco quien se kreen que son para proklamarce anarkistas.
El verdadero anarkismo esta en kontra de la Organizacion
El verdadero anarkismo no forma "grupos"
ES INDIVIVUDUAL PORQUE ES LIBRE!!!
Muerte a todos los Falsos Anarkistas!!!
Muerte al estado Muerte al kapital
SEVERINO VIVE!!!!!

agrega un comentario


TE EQUIVOCAS ARGENTINO!
Por un lector informado. - Thursday, Feb. 15, 2007 at 3:07 AM

Leo la prensa de Red Libertaria "Hijos del Pueblo" y en ningun momento se ataca o cuestiona ni a la FORA ni a los compañeros insurreccionalistas.
Me párece mal que los grupos anarquistas gasten mas tinta en pegarle a otros sectores del anarquismo que al propio Estado o a la yuta.
Por ejemplo el periodico "Libertad" me parece que si no exixtieran otros grupos no podria salir.
AHHH!!! ME OLVIDABA TODAVIA HAY LIBROS DE: R. Barret y R.G. Pacheco!- NUNCA ALGO ESCRITO POR ELLOS a eso me referia!

agrega un comentario


Y DALE CON QUE SON PIBES!
Por "z" - Thursday, Feb. 15, 2007 at 3:25 AM

al final no se sabe de que se quejan los imbeciles que encima pretenden autoproclamarse anarquistas y como las palabras y las auto alabanzas son gratuitas hablan de coherencia, dicen en Red Libertaria son todos estudiantes, tenemos que ponernos contentos LOS ANARQUISTAS que hayan numerosos sectores de la juventud que despiertan interes por el anarquismo.
ya lo decia D.Viglietti: "Me gustan los estudiantes"
SALUD Y REVOLUCION SOCIAL!!!
VIVA LA ANARQUIA!!!

agrega un comentario


EL VERDADERO ANARQUISMO
Por ANARCOMETRO - Thursday, Feb. 15, 2007 at 4:26 AM

mas de 150 años de lucha organizada para plantear que la organizacion un planteo con matices y distintos puntos de vista anarcosindicalista, especifista, plataformista, insurreccionalista,etc. para escuchar que quienes plantean la ORGANIZACION "no son anarquistas".
falta formacion politica, conocimientos de historia basicos,y ganas de hacer la revolucion!!!
el anarcometro toco fondo!!!
salud y (A)!!!!!

agrega un comentario


aguante la Orgainzacion!!!
Por lo' Pibes - Thursday, Feb. 15, 2007 at 4:37 AM

Sin organizacion no hay revolucion!!!
siempre que el anarquismo logro hacer retroceder al sistema capitalista fue a traves de organizaciones, de organizaciones lo suficientemente fortalecidas como para vencer al ejercito estatal y a los polizontes!

agrega un comentario


de donde sacaste eso?
Por ANARX - Thursday, Feb. 15, 2007 at 6:02 AM

El anarquismo hace la suya, siembra el caos, cada cual hace lo que quiere ya que no vive bajo las normas del estado, o bajo el sistema capitalista, el anarquismo no se organiza!!! es caos, es desorganizacion!!!
El anarquista no reconoce al estado o al capitalismo ni a ustedes marxistas, por mas que me bardeen yo no los reconozco, yo no voy a los barrios, yo no voy a las facultades, yo no voy a las fabricas, yo no me organizo, yo soy mio solamente mio, no le debo a nadie, el pueblo me la chupa!!! los trabajadores me la chupan!!!! los estudiantes me la chupan!!!! todos ustedes son marxistas y me la chupan!!!!

viva el caos!!! viva la anarquia!!!

agrega un comentario


de a poquito
Por javi - Thursday, Feb. 15, 2007 at 6:13 AM

de a poquito, con mucho esfuerzo, con errores y aciertos, mcuhos nos venimos juntando con otros que comparten el mismo sueño,
y la certeza,
de que hay que luchar,
paciente y laboriosamente,
para que todos podamos vivirlo,
y que en esa lucha, cada paso tiene un poco de ese sueño y ese destino,
del camino que vamos construyendo

de a poquito, con paciencia,
y firmeza,
con la sonrisa en los labios,
y fuego en el corazón

MANO TENDIDA AL COMPAÑERO!
PUÑO CERRADO AL ENEMIGO!

basta de hurgarse los ojos con cuchillos, no existen los santos y cagadas nos hemos mandado todos, lo que podemos es intentar arreglarlas y tratar de dar lo mejor de nosotros

un abrazo a todos los compañeros y compañeras anarquistas que se bancan día a día todo y vuelven a casa cansados del laburo, de la militancia, de los viajes, de las reuniones, del anarquismo, de la vida

y se duermen contentos de haberlo intentado y seguros de que mañana lo harán mejor, o no, pero lo seguirán intentando dejando el alma en el camino hasta que la voz nos quede eternamente ronca, las manos con callos como guantes y los pies descarnados, de tanto agitar, de tanto batallar, de tanto caminar

ADELANTE COMPAÑEROS!

VIVA LA ANARQUÍA

agrega un comentario


que me afusilen cantando!
Por una del duo gala y su mariachi - Thursday, Feb. 15, 2007 at 6:22 AM

audio: windows media at 1.2 mebibytes

que me afusilen cantando
con mi guitarra en las manos

grito valiente un muchacho
que era revolucionario

del 23 regimiento
arma de caballería

tenía por grado sargento
y que chulabos tenía

cuando le entraba al combate
peleaba siempre cantando
y no cambiaba semblante
aunque lo andaban quemando

era una noche espantosa
que le toco verse herido

fue prisionero entre rocas
en boca del enemigo

y le formaron el cuadro
después de lo que el pedía

que em afusilen cantando
al despedir a la vida
se oyó su voz con el eco
entre luceros domrios

que se perdió allá a lo lejos
cuando sonaron los tiros

agrega un comentario


lo tuyo es una hijoputez!!
Por Gastón - Thursday, Feb. 15, 2007 at 4:10 PM

"7º Cuba autoritaria? no lo se, lo que si es que antes de criticar a cuba hay mas de 150 paises con democracias burguesas opresoras y expoliadoras que para poner en la mira a cuba. ni remotamente deseo parecerme un gusano"

Sería interesante ver que piensan de tu comentario los compañeros anarquistas perseguidos y encerrados por la "revolución cubana"...
Reaccionario!! esa es la diferencia entre ustedes los plataformistas y nosotros los anarquistas....la COHERENCIA

agrega un comentario


Es cierto....
Por ARGENTINO - Thursday, Feb. 15, 2007 at 6:54 PM

HUBO MAS DE 70 MIL PRESOS EN LA REVOLUCION Y LOS ANARQUISTAS FUERON POR DEMAS TRAICIONADOS Y PERSEGUIDOS. ESA ISLA PEDORRA DA CATEDRA DE LA MENTIRA DEL BOLCHEVIQUISMO. TRISTE.
Y SIGO DICIENDO QUE QUIERO ENTRAR EN LA RED COMO PUEDO HACER!
SALUDOS A TODOS

agrega un comentario


para entrar a la red
Por re facil... - Thursday, Feb. 15, 2007 at 11:35 PM

es muy simple, cuando lean lo que posteaste, ya vas a estar adentro, porque el objeitvo de ellos es sumar sumar y sumar como venga, sin ver quien entra si es anarquuista, autonomista, populista, soicalista autoritario, si milita, no milita, tyiene kresta o le cabe comer verduras, no importa, lo importante es crecer ("crecer" entre comillas) como sea para despues venir a indymedia a decir "somos dos mas, tiemblen insus, tiemblen AUCA, OSL , FORA tiemblen todos" el anarquismo "popular" crece jajajaj que disparate ni ellos se lo creen!!

agrega un comentario


son cualquiera
Por (B) - Thursday, Feb. 15, 2007 at 11:36 PM

son todos cualquiera basta de organizacion basta de difundir ese falso anarkismo. Ni OSL Ni Red Libertaria, Ni las Federeciones Libertarias, Ni Libertad, Ni esas agrupaciones "informales" son anarkistas.
Estan llenos de lideres, de jerarcas, el verdadero anarkismo siembra el kaos para destruir el orden, que siempre es autoritario, cualquier orden.
Ninguna Organizacion, Ningun agrupamiento son TODOS la misma mierda, una manga de fachos.
Muerte a todos lo agrupamientos.
Muerte al estado!!!
Muerte al capital!!!
SEVERINO VIVE!!!!

agrega un comentario


para Gaston
Por (A) - Friday, Feb. 16, 2007 at 12:38 AM

de ORILA EN ARGENTINA, TE METAFORFOSEAS EN GUSANO EN CUBA!!!
TODO UN BICHO!!!
VIVA LA ANARQUIA!!!!

agrega un comentario


Y sí
Por Gastón - Friday, Feb. 16, 2007 at 1:17 PM

Y sí...seré un gusano.....o el insulto que se te plazca, pero con sentido de la realidad....en vez de dedicarte a responder con chicanas, contestá con argumentos, o vas a negar la realidad de persecución , encierro y muerte que día a día, desde el primer momento de la "revolución" cubana, viven los compañeros anarquistas cubanos?....lee, informate, critica...pero no niegues la realidad payaso!
Son maquiavélicos, y con tal de sumar y sumar se hacen eco de cualquier situación.....pero bueno, ya nos veremos y cada uno sabrá de que lado estar....
Salud

agrega un comentario


Para (A)
Por Gastón - Friday, Feb. 16, 2007 at 1:29 PM

Te tiro otra payaso......a vos que tanto te gusta insultar por indymedia...te preguntaste mínimamente por que no hay indymedia en Cuba???...pensá, lee, criticá.....pero con argumentos.....
Salud

agrega un comentario


Todos los que luchan...
Por cordobesa - Sunday, Feb. 18, 2007 at 12:01 AM

por transformar la realidad, son mis compañeros.
Si son anarquistas o qué, lo vemois en el camino.
Las sectas (A) pudrieron. Porquè no se quedan tomando la leche y mirando los dibus.

agrega un comentario


otra vez
Por el mesmo - Sunday, Feb. 18, 2007 at 5:11 AM

“Autodefensa, Clasismo y Poder Popular
en el anarquismo argentino de los 70”


1ra edición regional: Mayo de 2005 (25 ejemplares) 2da edición regional: Mayo de 2006 (20 Ejemplares) Se recomienda la reproducción total o parcial de este libro con el objeto de difundir y facilitar el acceso a material escrito o digital que de cuenta de experiencias y valores, planes y proyectos, acciones y movimientos, clases sociales y generaciones, ideas y culturas, momentos y circunstancias de la historia de la lucha de los pueblos por construir y componer un mundo mas justo.
Compilación y compaginación a cargo de Nicolás Pacheco

2006 (Copyleft) Ediciones Estrategia – investigación militante
Rosario - Sta. Fe





Impreso en Argentina - Printed in Argentina

El anarquismo en la historia de las luchas sociales argentinas


El siguiente texto recompone una disertación hecha por Fernando López Trujillo -ex militante de Resistencia Libertaria-, durante una charla en Paraná el 22 de marzo de 2004. Publicado en “Documentos para el debate Nº3”, Organización Socialista Libertaria.

De la FORA anarcosindicalista a la CORS, herramienta sindical de la FACA
Para comenzar a hablar del anarquismo a principios del siglo XX en la Argentina, tenemos que separar lo que es anarcosindicalismo y lo que es anarquismo como política sindical. Se tiende a identificar el desarrollo de la FORA en la Argentina como anarcosindicalismo, sin embargo, el anarcosindicalismo es una conjunción tardía. Lo que nosotros conocemos como sindicalismo anarquista a principios de siglo, es una experiencia original que no ha tenido similar en Europa. La FORA es una organización político-sindical. Organiza obreros, pero no en tanto obreros sino en tanto anarquistas, comprometidos con la "finalidad" del Comunismo Anárquico.
No es exactamente una central sindical como se ha tendido a verla, no organiza sindicatos sino sociedades de resistencia. Su estrategia es la resistencia, pero no considera que en caso de pasar a la ofensiva tendrá a su cargo -en forma casi excluyente- la organización de la nueva sociedad como planeaba el anarcosindicalismo industrialista de los años '20 y '30 en Europa. Incluso confiaban la organización de la sociedad a la constitución de comunas y otros entes municipales autónomos, pareciera que para los foristas el conocimiento de un oficio no se consideraba una cualidad privilegiada en lo que hace al diseño de la nueva sociedad. Coherentes con una visión preindustrial del movimiento proletario no podían percibir que las asociaciones obreras creadas en el "lugar de trabajo" mismo, en el mismo centro del poder industrial y capitalista, cargan con
un poder decisivo para la transformación de la sociedad. Este, el anarco sindicalismo, fue la respuesta que dio el anarquismo a la sociedad industrial, al movimiento obrero industrial, durante la década del 20. Las características más conocidas del anarcosindicalismo se da en lo que fue la CNT española. En la Argentina, a partir de 1922, va a surgir una central obrera anarcosindicalista que es la Unión Sindical Argentina (USA). Esta organización se constituye a partir de lo que fue la Revolución Rusa, que partió aguas en el movimiento anarquista local y surgió como corriente un sector que reivindicaba la dictadura del proletariado a los que los foristas llamaban anarco bolcheviques. Esta central obrera no fue un caso exclusivo de la Argentina, esto ocurrió en varios países de América Latina. En Brasil, por ejemplo, se dio origen al Partido Comunista Brasilero a partir de una central obrera de este tipo. En la Argentina se forma la ALA (Alianza Libertaria Argentina) como un Partido Anarquista. El permanente enfrentamiento entre anarquistas que estaban por la construcción de una organización especifica y los que estaban por la construcción de una organización anarcosindicalista, o por lo menos una organización sindical que diera contención a todas las corrientes, se manifestó durante los años 20 en forma violenta, lo que significaba tiroteos en el puerto permanentemente, entre trabajadores foristas y trabajadores de la USA.
Debido a esto se dice qué dentro de los años 20 los anarquistas se mataron más entre ellos que lo que los mató la represión: hacia el año 24 "La Protesta" resuelve atacar un local de un grupo anarquista en La Pampa, editores del periódico "Pampa Libre", y en ese ataque mueren varios militantes. Los enfrentamientos van a continuar durante los años 27 y 28. En el año 29 Severino Di Giovanni, permanentemente atacado desde "La Protesta", resuelve eliminar a López Arango, secretario de redacción de este periódico.
Lo que quiero clarificar con esto es que los continuos enfrentamientos durante los años 20 dentro del movimiento anarquista van a determinar una debilidad flagrante antes del año 30, cuando asuma, tras el golpe, Uriburu.
El golpe de Uriburu tiene como finalidad concreta destruir ese movimiento, prácticamente lo logró a través de una represión feroz, creo que hasta la última comisaría perdida en algún pueblo de La Pampa o Jujuy tuvo militantes anarquistas presos; se llenaron tocas las cárceles del país, se llenó la isla Martín García, se llenaron los barcos de la Armada en el puerto; el anarquismo proveyó los cuerpos para los fusilamientos y para las torturas.
En 1932, mediante elecciones fraguadas, se busco la recomposición de la institucionalidad democrática. La década del 30 se va a denominar la década infame no sólo por el retroceso del país, por la corrupción, sino también por el fraude electoral. Justo asume, precisamente, sobre la base del fraude patriótico, y sobre esa base del fraude patriótico también va a haber otro gobierno conservador en el '38. La represión permanece durante todos los años '30, en el año '35, a cinco años del golpe, y en una sola noche, son aprehendidos mas de 3500 obreros, foristas y anarquistas, que van a ser alojados en las peores cárceles del país. La peor de esas, la más conocida, la más famosa, es el penal de Usuahia. Esta cárcel tenía las características de lo que era la Siberia en Rusia: era un penal desaparecido en medio de la nieve, donde eran alojados los presos "peligrosos" (y para el régimen presos peligrosos era algún asesino que había salido en el diario Crítica, famoso porque había masacrado a 20 o 30 personas, y los anarquistas). Allí se ponía a los anarquistas a picar piedras durante años. Hay militantes que pasan allí 7, 8 y hasta 10 años.
En 1930 se inaugura la cárcel de Devoto, en Buenos Aires (todavía se está discutiendo si la demuelen o no, si la tiran abajo). A esa cárcel la inauguran los anarquistas, y en los tres pabellones que hay las autoridades dedican un pabellón exclusivo para ellos. Esto permite que estos anarquistas, que no pudieron discutir a lo largo de 10 años, se vean obligados a discutir ahora, a partir de la obligada convivencia en el penal.
En este sentido, es curioso ver como las autoridades carcelarias se plantean esta concepción casi de entomólogo, o sea, de ir juntando los bichos y clasificándolos. Entonces hay un pabellón de comunistas, un pabellón de socialistas y un pabellón de anarquistas. En el pabellón de anarquistas, durante los meses de agosto, septiembre y octubre de 1931, se desarrolla un congreso del que no sabemos muy bien cuanta gente participó, y del que sólo se conserva una carta publicada en un periódico de la colectividad italiana en Nueva York (la Adunata dei Refratari –en italiano-), donde aparecen 73 firmantes de un acuerdo interno. Este acuerdo interno firmado por 73 militantes del congreso, nos permite hacernos una idea de la cantidad de participantes, que yo considero entre 600 o 700 . ¿Porque digo 600 o 700? Por que si bien en el pabellón residían permanentemente 300 militantes, todos los días ingresaban nuevos presos y nuevos presos eran trasladados a cárceles del interior.
En este congreso se hizo una autocrítica por los conflictos vividos durante los años 20 y se llegó a la conclusión de que el sectarismo y la lucha interna, llevaron a debilitar el movimiento de tal manera, que fuera incapaz de resistir el golpe del '30. Cuando se da el golpe ninguna de las centrales obreras existentes en esa coyuntura fueron capaces de, siquiera, llamar a un paro o a una huelga; y me refiero tanto a la -CGT recientemente creada, como a los remanentes de la USA, como a la FORA y al Sindicato Socialista: todos ellos prefieren expresar una cierta neutralidad frente al golpe. Muchos militantes de la época, con bastante lucidez, comenzaban a pensar ya en los días previos al 6 de septiembre de 1930 que el golpe se venia, que tenía un carácter fascista, y que iba a significar una inmensa represión para el movimiento popular en general, no sólo para el anarquismo en particular. Estos militantes convocaron a la FORA y a los demás organismos sociales a crear un tipo de alianza para enfrentarlo. Uno puede encontrar notas en ese sentido en La Protesta, escritas por Diego Abad de Santillán, en La Antorcha, por Badaracco, por González Pacheco, por militantes como el Secretario General de la Federación Obrera Marítima, Morán, que convocan a un paro, a tratar de coordinar algún tipo de acción de resistencia. Lo cierto es que no hubo resistencia que esa neutralidad, que supongo yo, en algún momento se planteó como forma de no confrontar al gobierno militar, no les sirvió absolutamente para nada. El gobierno militar no sólo llenó de cárceles el país, sino que institucionalizó la tortura: la picana eléctrica se estableció como forma de tratamiento para todo preso político del país. Uno de los que primero uso la picana era Lugones, jefe de la policía de Buenos Aires, hijo del escritor Leopoldo Lugones. También empiezan a aparecer los primeros fusilados. Casi inmediatamente después del golpe van a fusilar a Joaquín Penina, un militante tolstoiano, al que la policía de Santa Fe descubre con volantes y panfletos, lo saca de la casa y lo fusila en la calle. Un tiempo después es aprehendido Di Giovanni y es fusilado junto a Scarfó; pero, al margen de estos fusilados, pomposamente, con marchas militares, con pelotón de fusilamientos y demás, también desaparece Morán, secretario general de la Federación Marítima, quien es detenido y no aparece nunca más (se lo supone fondeado en el Riachuelo). De la misma manera desaparece Rosigna, que había sido detenido en Montevideo después de una persecución novelesca. Allá pasará varios años preso en la misma cárcel que violara a través de un túnel desde el exterior en la famosa "Fuga de la Carbonería El Buen Trato". Le sale la extradición y es trasladado a una comisaría en la provincia de Buenos Aires, y al igual que Moran, no va a aparecer nunca más.
Esta es la situación de la que emerge el movimiento anarquista durante los años 30. El congreso del año 31 al que hacíamos referencia mas arriba, permite una recomposición frente a esa decadencia. Surge la idea de reunir a los anarquistas del país en un congreso que se va a desarrollar en Rosario en el año 1932. El movimiento anarquista para el año 32 no es un movimiento masivo, es decir, no tiene el carácter masivo que había tenido durante los años 20, pero sigue siendo un movimiento extenso.
Con esta "extensión" me refiero al hecho de que no hay lugar en el país donde no se hayan constituido agrupaciones anarquistas, o donde no haya sindicatos de carácter anarquistas. Es decir que numéricamente se ha deteriorado el movimiento, pero mantiene vira extensión a lo largo de todo el país. En el congreso de 1932 participan agrupaciones, de Rosario, Santa Fe, La Plata, Buenos Aires, que tradicionalmente fueron los lugares donde se asentó el movimiento libertario, porque además fueren tradicionalmente los lugares donde se asentó el movimiento obrero, el movimiento obrero de un país que era clásicamente agrícola y ganadero, que por sus características tenía su asentamiento fundamental en los alrededores del Gran Buenos Aires, La Pampa húmeda, Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes. Pero en el congreso del 32 vamos a encontrar también agrupaciones de Córdoba, de Mendoza, de Jujuy, de Salta, de Tucumán, de Río Negro, de Santiago del Estero, es decir, lo que nosotros podemos ver es que, aunque deteriorado numéricamente, el movimiento sigue siendo importante. Este movimiento, en el congreso del año 32, resuelve la construcción de una organización especifica. Es curioso ver en los debates de entonces como se plantea la construcción de una organización específica como si no hubiera existido previamente una organización especifica, como si no se recordara que durante los años 20 se había desarrollado la Alianza Libertaria Argentina (ALA), que había tenido agrupaciones en una enorme cantidad de provincias, o sea que era una organización de carácter nacional. Sin embargo, como esta organización había sido tachada de anarco bolchevique, los anarquistas que se reúnen en e! año 32 en Rosario resuelven no hacer mención a este antecedente. A partir de entonces se resuelve hacer una serie de giras por todo el país, giras de propaganda en función de la construcción de una organización específica.
Esta organización especifica finalmente tiene fundación en la ciudad de La Plata, en un congreso que se desarrolla en la clandestinidad, porque en el año 35 había vuelto a apretar la represión. Esta represión era esporádica, había durado con una tendencia descomunal hasta el año 32. En el año 32 se resuelve justamente este congreso en Rosario porque en Santa Fe había elecciones, y eso permite cierta tranquilidad como para poder realizar un congreso público, pero hacia el año 35 nuevamente la represión ha crecido y este congreso se desarrolla en la clandestinidad.
En este congreso, en La Plata, se funda la Federación Anarco Comunista Argentina (FACA), que es el intento más serio que hubo en la Argentina de una organización especifica. En realidad la fundación en el '35 es puramente formal, pues la organización ya existe desde hace 2 o 3 años, ya tiene un órgano de prensa que se distribuye a nivel nacional, que es Acción Libertaria, ya tiene una inserción gremial muy poderosa (justamente en el congreso del 32 una de las discusiones es la necesidad de activar el trabajo intersindical en las organizaciones sindicales reformistas, para lo cual había que empezar a abandonar el trabajo exclusivo de la FORA y comenzar a trabajar con todo el movimiento obrero). A partir de las discusiones respecto al trabajo sindical que debían darse los anarquistas, se comienzan a construir intersindicales, y eso permite a la FACA una inserción en el movimiento obrero de todo el país, bastante considerable para esa época. En Entre Ríos, por ejemplo, se funda la Federación Comarcal de Entre Ríos, que comienza a funcionar en Diamante y en varias ciudades del interior de la provincia. Sobre el río Uruguay, el accionar especifico de esta Federación se suma al de otra agrupación anarquista que se ha constituido en Buenos Aires aproximadamente por la misma época, que era la agrupación Spartacus, más decididamente plataformista.
La plataforma de Mahkno llamo a un documento "La Plataforma de los Comunistas Anarquistas", que va a iniciar un profundo debate en Francia hacia el año 26, con los emigrados anarquistas que proceden de la Revolución Rusa, a partir de una reflexión critica sobre los errores cometidos, errores que permitieron el copamiento de la Revolución, su derrota y su exilio, además de la muerte de la mayor parte del movimiento. Estos compañeros desarrollan en Francia la discusión sobre la necesidad de construcción de un partido, de una organización anarquista férrea que mantenga una unidad ideológica, ya no la concepción de una federación amplia que agrupe anarquistas de distintas tendencias y corrientes. Ya no una organización de la propaganda sino una organización de acción revolucionaria. Esta discusión se traslada a la Argentina, y la hace propia la Alianza Obrera Spartacus.
A fines de 1935 se desarrolla la huelga de la construcción, la huelga nacional de la construcción, una huelga que duró más de 3 meses y en la que participaron miles de obreros. En diciembre de ese año, y en enero del año '36, se declara la huelga general en apoyo a los compañeros de la construcción. Es una huelga de carácter insurreccional que mantiene ocupada la ciudad de Buenos Aires y alrededores a lo largo de 3 días. En este contexto insurreccional se da el lanzamiento de la FACA. Inmediatamente después, en julio del 36, estalla la guerra en España, y todo el movimiento anarquista, así como la izquierda en general, va a estar abocada a la solidaridad con la causa de la Republica. Desde 1936 hasta 1939 (en realidad formalmente no fue hasta el 39 sino hasta el 41, porque los emigrados españoles, los exiliados españoles, van a seguir siendo atendidos por diversas agrupaciones solidarias construidas por el movimiento anarquista, por el movimiento socialista y por el movimiento comunista, tras la derrota de las fuerzas republicanas), se desarrolla una intensa actividad solidaria, que desvía la atención del movimiento anarquista.
Hacia el año 1942 se plantea una recomposición del aparato sindical y se constituye la CORS (Comisión Obrera de Relaciones Sindicales). Esta es la forma en que la FACA encara la construcción sindical, en función de constituir una central obrera paralela en alianza con la USA, que apenas sobrevivía de su escisión de la CGT en 1933.
Estoy haciendo este raconto para llegar al peronismo, al surgimiento del peronismo en la Argentina.

El anarquismo frente al Peronismo y la aparición de una “Nueva Izquierda“
El peronismo por primera vez le planteaba a la izquierda el desarrollo de un movimiento popular, es decir, un movimiento ampliamente popular, pero al mismo tiempo con un carácter burgués, con una cantidad de elementos que eran tradicionalmente de la derecha. Toda la izquierda en la Argentina sufrió frente al peronismo una fuerte decadencia, que no está motivada por la represión. Yo, francamente, no creo que haya habido una gran represión del peronismo hacia la izquierda; lo que si creo, es que la izquierda se encontró frente a un movimiento que expropió muchas de las que eran sus banderas tradicionales, expropiadas y colocadas dentro de un discurso que no era tradicionalmente de izquierda. Quien más sufre este tipo de canje, de cambios, de movilización de elementos del discurso, es el anarquismo. Figuras tradicionales del anarquismo, como el "descamisado" por ejemplo, son apropiadas por el peronismo, que las va a colocar en el centro de su folklore. Los anarquistas eran "los negros", "los descamisados", y de pronto existía un movimiento de carácter popular, también como había sido el anarquismo, pero con un militar a la cabeza, y una cantidad de sectores burgueses y de derecha en sus filas, que incorporaban todo lo que eran estas imágenes tradicionales de los ácratas.
Toda la izquierda frente al peronismo se encapsuló. Para el anarquismo ese encapsulamiento, ese encierro, resultó funesto. En el año 1955 el anarquismo amanece destruido. Es un movimiento sectario, encerrado, aislado, y en ese marco va a comenzar a surgir en Argentina, y en América Latina, la "nueva izquierda".
La "nueva izquierda" va a hacer un fuerte cuestionamiento a lo que son las concepciones tradicionales de la izquierda, y el anarquismo no está alejado de esa discusión. A fines de los años '60 va a empozar a desarrollarse, en La Plata, un agrupamiento que va a ser el inicio de la RL (Resistencia Libertaria). Esto no está desconectado del surgimiento do la "nueva izquierda", porque grupos como la RL están surgiendo a lo largo de todo el País. Por lo que he relevado hasta ahora, grupos del mismo carácter surgen en Córdoba y en Buenos Aires Podemos mencionar, por ejemplo, los GAR (Grupos Anarquistas Revolucionarios), al LAC (Linea Anarco Comunista), la Acción Directa, que era un periódico de carácter nacional que se distribuía en todo el país. A diferencia del anarquismo tradicional, de origen obrero, este nuevo anarquismo surge de sectores pequeño burgueses, manifestándose de forma urgente, sobre todo tras el Cordobazo, la necesidad de insertarse en las masas. Una de las discusiones prioritarias, una de las discusiones paradigmáticas de los años 70, es el tema de la proletarización. Esto incluyó a todo el movimiento de la izquierda y de la "nueva izquierda". En cuanto al anarquismo significó que todos estos agrupamientos que tenían origen pequeño burgués, se incluyan en el ámbito fabril. Insertarse en el ámbito fabril no significaba simplemente conseguir un trabajo en una fábrica. Se hablaba de proletarización desde el punto de vista cultural y social, es decir, desde una inserción en la convivencia. Se buscaba un cambio de sociedad, un cambio de mundo y de concepción de mundo.
En el caso de La Plata, la RL comenzó a tener inserción en los astilleros, por supuesto en el movimiento docente, y en el movimiento comercial, donde tradicionalmente lo tenía por su origen pequeño burgués. En Buenos Aires va a tener inserción en Alpargatas, en el gremio de plomeros, donde ya existía, donde se había conservado tradicionalmente, pero ahora también se amplia a una inserción en el gremio textil, el gremio de la pintura. En Córdoba estos pequeños núcleos logran inserción en lo que es el SMATA (mecánicos), el caucho y en proyectos barriales. En Córdoba, precisamente, se va a desarrollar un congreso clandestino en el cual participan agrupaciones de Buenos Aires, de La Plata, de Córdoba, una agrupación de Rosario, la Federación Anarquista Uruguaya (FAU) y su aparato militar, la OPR ( Organización Popular y Revolucionaria). También concurren a ese congreso lo que fue la Comunidad del Sur, compañeros de una agrupación mendocina. En este congreso se va a intentar la construcción de una organización especifica a nivel nacional, pero no se llegó más allá de un acuerdo sobre un par de documentos, algún tipo do coordinación. Sin embargo, lo cierto es que algunas de las organizaciones concurrentes si fijan una coordinación, y así surge la Resistencia Libertaria a nivel nacional.
De esta coordinación participan el grupo El Libertario, de Córdoba, lo que es la vieja RL, de La Plata, y Acción Directa, de Buenos Aires.
Estos grupos se funden en agrupamientos dentro de lo que es RL, y surge Resistencia Anticapitalista Libertaria (RAL).
1974 y 1975 son años de represión. Durante el '75 comienzan las primeras desapariciones. Nos desaparecen compañeros en Córdoba, nos desaparecen compañeros en La Plata. Nosotros teníamos por norma de seguridad descolgar a los compañeros que estaban haciendo la conscripción (en esa época todavía existía la conscripción obligatoria que se levantó en el 90 bajo Gobierno menemista), así y todo, un compañero que hace la conscripción en la Plata es desaparecido, torturado durante 15 o 20 días, y finalmente aparece y nosotros lo sacamos de Buenos Aires.
Con esto quiero significar que, si bien a veces se tiende a pensar que la represión aparece con la dictadura, la desaparición de militantes comienza en realidad en el año '74, y va a estar impulsada por sectores de la derecha del Gobierno, y por el radicalismo. Aquellos radicales que durante años se llenaron la boca hablando de la democracia, y de lo democráticos que son y demás, tienden a olvidar que quien hace la campaña en contra de la llamada "guerrilla industrial", por la cual comienzan a desaparecer delegados de fábrica de todo el país y militantes gremiales clasistas, es Balbin, el "democrático" diputado Balbín.
La RL se definía como una organización clasista que promovía la constitución de un poder obrero. Es decir, su estrategia general apuntaba a la construcción de un poder desde la clase obrera misma, una organización de clase que tendiera a dirigir la sociedad. El planteo lo podemos abarcar dentro de lo que es el clasismo, porque apunta a lo que es el consejismo, a una revolución de consejos obreros, emparentada de algún modo con la vieja estrategia del anarcosindicalismo. Esa era la estrategia general, en el marco de esa estrategia general se apuntaba a lo que en la época se denominaba "la guerra popular y prolongada". Una guerra de resistencia que se daba en todos los ámbitos, no sólo en el ámbito político, sino también en el ámbito gremial, en el ámbito estudiantil, en el ámbito cultural, en el cual era posible la transformación social en tanto y en cuanto el movimiento popular y la clase obrera en particular, fuera constituyéndose como clase hegemónica. Se pensaba en el movimiento obrero como vanguardia de la revolución, sobre todo a partir de su posibilidad de articular un discurso hacia el conjunto de los sectores explotados de la sociedad, y conducirlos hacia una transformación social.
Para principios de marzo del 76, creo que fue el 9 de marzo de 1976, nos pegan un golpe muy grande en Córdoba, donde desaparecen un buen número de compañeros. La organización se recompone sobre la base de trasladar infraestructura y compañeros hacia Buenos Aires y hacia La Plata. Hacia fines del '77... -yo estoy reconstruyendo la historia, y parece que estoy haciendo la historia de la represión y no de la organización. La organización tiene en la coyuntura una táctica de resistencia, puramente de resistencia, pero así y todo mantiene su inserción social e incluso crece como organización dentro de determinados sindicatos. Es el caso del sindicato del caucho, que es controlado a principios del año 76, el gremio textil, en el cual se comienza a desarrollar una labor muy fuerte, apoyada en una serie de agrupaciones de base en fábricas de Capital Federal, Buenos Aires y La Plata, en el año 76 y 77. El gremio gráfico en capital federal. En 1977, a fines del 77, es ocupada la planta de Alpargatas en Varela. La fábrica permanece ocupada con los tanques rodeando la planta durante tres días. El conflicto se gana, pero inmediatamente después del conflicto, desaparecen tres delegados, incluso nos vemos obligados a trasladar compañeros de La Plata a Buenos Aires. A mediados del 77 comienzan en La Plata los operativos rastrillos, que consistían básicamente en el cierre de una zona compuesta por 4, 5 o 6 manzanas, que el ejercito revisaba casa por casa. Esto es algo que la represión pudo hacer en La Plata, pero que afortunadamente nunca logró hacer en Buenos Aires, por que allí era mucho más difícil de controlar. Por eso nos vimos obligados, al igual que otras organizaciones políticas, a trasladar a una enorme cantidad de compañeros, y toda la infraestructura, a Buenos Aires. A mediados del 78, cuando se está desarrollando el Mundial de fútbol, nos dan lo que podríamos denominar el golpe final. La RL no se recupera de la desaparición, en ese momento, de más del 80 % de los militantes mas activos de la organización, de los cuales cerca de un 20 % permanecen desaparecidos. A lo largo de los meses de julio, agosto y septiembre, tras simulacros de fusilamiento, van apareciendo distintos compañeros, algunos de los cuales pasan a la clandestinidad (aunque decir que pasan a la clandestinidad implicaría un proceso de militancia, alguien que pasa a la clandestinidad es porque está en actividad. Acá los compañeros que reaparecen pasan a esconderse, a desaparecer voluntariamente, a ocultarse o a irse del país.
Esta es la realidad del año '78, no hubo posibilidades de una discusión interna que saldara cualquier tipo de errores políticos, los errores políticos que pueden haber llevado a la derrota o a la caída. En conclusión, este debate, esta autocrítica o esta critica, esta discusión, no se pudo desarrollar jamás, y esta es la realidad.



Resistencia Libertaria: La oposición anarquista a la última dictadura argentina

Entrevista realizada por Chuck Morse. Traducida del inglés al español por Frank Mintz.

Introducción
Una resistencia amplia y popular se opuso a las dictaduras militares que estrangulaban a América Latina en los '70. Activistas de distintas tendencias políticas las combatieron, organizada y espontáneamente, y sus esfuerzos sin lugar a dudas salvaron muchas vidas y aceleraron el derrumbe de esos regímenes brutales.
Si bien algunas de sus contribuciones fueron celebradas en libros, artículos y películas, importantes aspectos de la resistencia nunca han sido estudiados. En particular, la oposición anarquista a las dictaduras -que existieron en Argentina, Brasil, Chile y Uruguay- ha sido casi totalmente marginada de los estudios históricos.
La siguiente entrevista repara de algún modo esa omisión. Cuenta la historia de Resistencia Libertaria, una organización clandestina anarquista fundada antes de que los militares argentinos tomaran el poder en 1976.
Resistencia Libertaria (RL) era activa en los movimientos estudiantil, laboral y barrial y también tenía un ala militar con la que defendió y financió sus actividades. En su mejor momento, tenía entre 100 y 130 miembros [1] y una red mucho mayor de simpatizantes. La organización fue diezmada en 1978 y el 80 % de sus miembros pereció en los campos de concentración y las cámaras de tortura de la dictadura.
RL mantuvo la larga tradición del anarquismo argentino y asimismo lo transformó de cara a las nuevas condiciones a las que se confrontaban los activistas en los '70. Las experiencias de RL -sobre las que hasta ahora no hay documentación ni en castellano ni en inglés- marcan un capítulo importante en la historia de la resistencia a la última dictadura argentina y en el anarquismo de posguerra en general.
Si bien The New Formulation suele limitarse a reseñas de libros, se espera que los lectores aceptarán esta pequeña transgresión de nuestra línea normal de publicación.
Esta entrevista se hizo en español por teléfono el 13 de octubre de 2002 con Fernando López, uno de los pocos miembros sobrevivientes de RL. Se puede tener más información sobre López mirando la parte sobre nuestros colaboradores.
Chuck Morse

Por favor cuéntame los orígenes de RL. ¿Cómo se formó?

RL fue fundada por compañeros de la ciudad de La Plata a fines de la década de 1960. El núcleo fundador constituyó una comunidad alrededor de una cooperativa de carpintería (que sigue existiendo hoy) y desarrolló proyectos militantes entre los estudiantes universitarios y luego en el movimiento obrero (en particular los obreros de astilleros y del sindicato de trabajadores judiciales).
Un acontecimiento clave ocurrió cuando miembros de este grupo empezaron a colaborar con el periódico, La Protesta, y una discusión muy tensa, agresiva tuvo lugar entre ellos y la gente mayor que estaba allí (1) La discusión planteaba la aparición de los primeros grupos de acción armada, como los Tupamaros y el Ejército Revolucionario del Pueblo. La gente joven tendía a sostener estas acciones realizadas por estos grupos y entonces chocaba con la gente mayor, que se oponía a estas acciones, porque rechazaba parte de las posturas marxistas de estos grupos. El grupo más joven fue expulsado de La Protesta a causa de estas discrepancias hacia 1971. Eso cortó la relación con el viejo movimiento anarquista y le independizó del mismo. Más tarde, en 1973, una conferencia anarquista se celebró en Cordoba, en la que militantes de grupos de Córdoba, Buenos Aires, Mendoza, Salta, y Montevideo participaron. Yo mismo y otros compañeros asistimos a esta conferencia como delegados de un grupo llamado Acción Directa. Había allí compañeros de La Plata, Córdoba, y Acción Directa de Buenos Aires. Constituimos Resistencia Anticapitalista Libertaria como organización nacional.
Un año o año y medio más tarde, el nombre Resistencia Anticapitalista Libertaria fue abandonado por simplemente Resistencia Libertaria (eso se hizo naturalmente, no hubo una discusión sobre el cambio de nombre). Ingresé en la organización en 1974.

¿Cómo se estructuraba RL?

RL era una organización absolutamente clandestina y estaba organizada de forma celular en frentes de trabajo (2). Estos frentes eran el frente gremial, el frente estudiantil, y el frente barrial. RL tenía también un aparato militar que era, en realidad, un mecanismo para financiar el trabajo de la organización -actuar en un momento de casi absoluta clandestinidad es muy oneroso- y para la protección de militantes, etc., dado que cosas como los secuestros y acciones de las derechas en contra de los grupos de trabajadores de la extrema izquierda eran comunes en esa época. Era necesario organizar la autodefensa en algunos casos.
La democracia de la organización, obviamente, no funcionaba a través de las asambleas, sino que se llevaron a cabo votaciones y elecciones dentro de una organización de tipo celular. Cada célula tenía un delegado y éste se conectaba con los niveles superiores de la organización, sucesivamente, hasta llegar a una relación de carácter nacional o regional. Así, las decisiones alcanzaban el nivel nacional del mismo modo que llegaban a la célula. O sea, las decisiones subían y bajaban de la misma manera [dentro de la organización]. Pero, desde luego esto era más complejo, porque no era posible reunir a cada uno para hablar.

¿Cuántos miembros tenía RL?

RL tenía un núcleo importante en La Plata y en las áreas alrededor de La Plata, como Berisso, Ensenada, Villa Elisa, en algunas de las ciudades entre Buenos Aires y La Plata, y en Buenos Aires. Y también en Córdoba y en algunas ciudades cerca de Córdoba, como la ciudad de Ferreyra, que era un sector industrial, una zona de fabricación automovilística con plantas de Renault y Fiat. Es difícil de estimar el número exacto de miembros de RL, dadas la clandestinidad, la estructura celular, pero estimo que en 1975, en su momento de mayor desarrollo, RL tenía entre 100 y 120 o 130 miembros.
RL fue concebido como un partido de cuadros, no un partido de masas, y entonces la gente que tenía relaciones con RL podía tener un nivel más bajo de formación política y de entrega que un cuadro de RL, y participar en grupos que RL controlaba en cierto modo, como los grupos de base en los barrios, las fábricas y las universidades. Por eso, cuando uno piensa en esta cuestión, hay que imaginar un volumen de influencia muy superior al grupo de cuadros que mencionaba.

¿Explícame lo que quieres decir con la palabra cuadro?

Un cuadro es un militante que, por su formación [política] es capaz de conducir estrategias autónomamente cuando está inserto en determinado lugar de trabajo, sin mantener una relación orgánica, permanente con la organización (lo que no es posible a causa de la represión). O sea, a pesar de estar aislados de la organización, debido a la situación de clandestinidad, estos compañeros eran capaces de generar estrategias en el marco y dentro de las necesidades de la organización. Él o ella era capaz de construir un frente de trabajo en cualquier circunstancia. Un cuadro es un cuadro político-militar. Dicho de otro modo, un cuadro es un militante capaz de desarrollar un trabajo político de captación u organización en un barrio o una fábrica, que sabe cómo preparar un cóctel Molotov o una bomba de cualquier tipo, que sabe cómo valerse de un arma, etc.
Y esta es la diferencia con un partido de masas: un partido de cuadros sólo incorpora militantes que han aceptado totalmente la organización antes de ingresar en la misma. En un partido de masas el autoritarismo aparece como natural, porque hay distintos niveles de compromiso dentro de la organización, desde los militantes inferiores hasta los líderes. En RL, el nivel de los militantes era equiparable y cualquier militante podía ejercer cualquier función en cualquier momento. Entonces, para que sea posible este desarrollo, el militante que se va a incorporar a la organización tiene que tener un nivel de formación como los demás que ya están en la organización. Creo que el modelo se tomó en cierto modo de la Alianza de la Democracia Social de Bakunin, el partido que él construyó durante la I Internacional.(3)

Hablame de los miembros de RL en 1975. ¿Qué origen social tenían? ¿Qué edad tenían? ¿Quiénes eran los miembros más significativos?

Me parece que la mayoría de los militantes de RL y los del nuevo anarquismo que emergió en los '70 -había una cantidad enorme de pequeños grupos de jóvenes anarquistas- tenía más orígenes pequeños burgueses que de clase obrera.
Pese a que su origen puede haber sido pequeño burgués, muchos se fueron integrando en el movimiento de los trabajadores, al que dedicaron toda su vida política y social. Ello refleja los conceptos de la época, no sólo dentro del anarquismo sino también de la izquierda en general, que afirmaban que el movimiento estudiantil tenía que proletarizarse. Respecto a la edad de los miembros, si bien había compañeros que pasaban los cuarenta o cincuenta, la mayoría tenía entre diecinueve y veinticinco, incluido el núcleo de base que tenía entre veintitrés y veinticuatro. Los Tello, que eran tres hermanos (ahora desaparecidos) de La Plata, eran compañeros importantes. Eran líderes obreros en los astilleros en Berisso y Ensenada. También, más tarde, estuvo Rafael (no puedo recordar los nombres completos[2], en la mayoría de los casos jamás los supe, desde luego todos teníamos seudónimos) que era el Secretario General del sindicato del Caucho en Córdoba. Era una personalidad muy importante dentro de la organización en el sentido de que era un líder de masas, no sólo un militante importante de RL. (Este compañero tampoco tenía un origen de clase obrera. Se había hecho anarquista en el departamento de Arquitectura de la Universidad Nacional de Córdoba. Creo que sobrevivió y se exilió en España.) Pero, en general, RL no tenía líderes públicos muy importantes, dado que era absolutamente clandestina.

¿En qué frentes trabajaste en 1976?

Trabajé en el Frente gremial u obrero específicamente. En 1974 empecé a trabajar en el sindicato de fontaneros, que tenía una tradición anarquista y también viejos miembros anarquistas. Allí desarrollamos varios proyectos. Más tarde, en 1975, empecé a trabajar en una fábrica textil muy grande, Alpargatas, cuando RL empezó a dar prioridad al trabajo político en las grandes fábricas y los sindicatos industriales más fuertes.

¿Qué hiciste exactamente allí?

Nuestra participación se centraba en los trabajadores de base, en la formación de grupos clasistas. Participamos en el movimiento laboral nacional, organizando sindicatos, comisiones internas de obreros y de revolucionarios en distintas fábricas en todo el país y las Coordinadoras de Sindicatos en Lucha (4). Hicimos un gran número de cosas allí entre 1974 y 1976. Y en 1976, en plena represión militar, mantuvimos ocupada la fábrica de Alpargatas en Florencio Varela dos semanas, durante las cuales estábamos rodeados por el ejército.

¿Cómo fue esta ocupación?

No era una ocupación en el sentido de construir un consejo obrero o algo similar, que dirigiera la fábrica. Al principio, la ocupación significaba cerrar la fábrica y obligar a la patronal a negociar con los trabajadores sobre las condiciones laborales, los sueldos, etc. El conflicto concernía una serie de problemas de reivindicaciones de carácter económico.
Los cuadros de RL en esas fábricas apuntaban a la organización de los grupos de base: la educación de los compañeros, la incorporación de militantes de esos grupos en RL, la coordinación de las actividades con grupos de otras plantas, y el intento de construir relaciones entre sindicatos.

¿Se sabía que eran anarquistas?

No. Como partido de cuadros, RL casi nunca produjo propaganda partidaria o ideológica. La propaganda política era propaganda sindical o de clase, refería a las organizaciones que intentábamos crear en los frentes de trabajo.
Lo que sucedió es que determinados miembros de grupos de base que controlaba la RL se estaban formando políticamente y, con el tiempo, se incorporaron a RL como cuadros. Allí empezaron a tener acceso a textos específicamente anarquistas.

Además del frente de trabajadores, ¿hiciste igualmente algún trabajo en otros frentes?

No hice trabajo en el frente barrial. Me integré en el frente estudiantil, pero comencé a trabajar dentro del frente gremial casi inmediatamente después de mi ingreso en RL.
Y por supuesto los militantes de todos los frentes participaban a veces en operaciones que no eran específicas de su frente: en operaciones de propaganda armada; en actos relámpago en que se interrumpía el tránsito con barricadas, automóviles volcados; acciones con volantes; pequeños explosivos, y miguelitos, etc.(5). Los cuadros y los militantes de distintos frentes participaban algunas veces en esas operaciones.

¿Qué pasó en 1976?

Aunque la represión fuerte había empezado antes, en 1976 era más indiscriminada y con un carácter de genocidio. Tuvimos la primera pérdida importante en 1976, en que cinco o seis compañeros fueron desaparecidos en Córdoba. Hubo allí el sindicato del Caucho, que se perdió debido a su desaparición. Fue necesario reconstruir los frentes gremiales, mover compañeros a otros sitios, etc. Era un problema permanente, que requiere una gran cantidad de dinero.
Pero fue en 1978 cuando casi nos aniquilaron como organización. Durante tres noches, de modo sistemático, vinculado, desaparecieron a nuestros compañeros en La Plata, Buenos Aires, y en ciudades entre La Plata y Buenos Aires. Y allí la organización quedó absolutamente colapsada. Muchos sobrevivimos, pero más de la mitad de los [miembros de] la organización nunca reapareció. Perdimos la mayor parte de la organización.

¿Qué pasó con los compañeros desaparecidos?

Pensamos que fueron ejecutados. Era la práctica habitual en aquella época. De entre todos los que fuimos secuestrados, los militares decidieron, -no sé por qué- que algunos iban a sobrevivir siendo abandonados en varios sitios. Los otros, con diversos grados de responsabilidad organizacional, fueron ejecutados. Y todos los desaparecidos fueron torturados, independientemente de si fueron ejecutados o no después.


¿En qué año fuiste desaparecido?

En junio de 1978, a mediados del Mundial que tuvo lugar en Argentina. Fui secuestrado una noche en un piso en que vivía con mi compañera y mi hijo de tres años en La Boca (6). Llegaron hacia las tres de la madrugada, llamando a la puerta. Me levanté para abrir, pensando que sería mi hermano, que a veces venía tarde a casa. Era una "patota" -era el nombre de este tipo de grupo paramilitar (7). Eran seis o siete individuos con muchas armas, ametralladoras, fusiles, etc. Fui derribado, atado, y me vendaron los ojos. Me sacaron del piso y me pusieron en una camioneta, en la que percibí que había otros en la misma condición.
Nos condujeron a lo que más tarde supimos que eran cuarteles de la policía en la provincia de Buenos Aires e inmediatamente fuimos torturados para sacarnos información. Las torturas eran lo habitual: choques eléctricos, golpes, palos, porras, cadenas. Lo normal. Prefiero no hablar del tema.

¿Cuánto tiempo quedaste en la comisaría de policía?

No era una comisaría, sino la Escuela de Policía de la Provincia de Buenos Aires. Me quedé allí dos meses. Otros compañeros estuvieron seis meses y sin embargo reaparecieron. Es el caso de uno de los compañeros, pero la mayoría que no reaparecieron al cabo de dos meses nunca reaparecieron.

¿Que pasó contigo después de esos dos meses?

Me dejaron en un barrio en la periferia de Buenos Aires, con otros diez. Nos pusieron contra una pared, como si nos fueran a ejecutar, y nos dejaron.

¿Adónde te fuiste?

Me fui a Uruguay, porque tengo a muchos familiares allí, con la intención de dejar allí a mi compañera y a mi hijo en Montevideo y volver a Buenos Aires. Pero lo cierto es que me quedé en Uruguay hasta que retorné a la Argentina en 1984. Años después supe que había estado bajo vigilancia del gobierno, pero no me molestaron.

¿Háblame de las actividades de RL entre 1976 y 1978, de los dos últimos años de la organización?

Desde luego la actividad tenía un carácter mucho menos público. Teníamos más actividad centrada en las reuniones, discusiones, la elaboración de documentos y materiales y la creación de relaciones con otros grupos. Las relaciones eran muy arduas, muy difíciles y complicadas por la represión. Por ejemplo, si perdías el contacto con un compañero, podías pasarte meses antes de que recuperarlo. E imagina la enorme cantidad de medidas de seguridad que se aplicaban una encima de otra.
Trabajamos fundamentalmente para conservar los grupos que teníamos en el frente gremial, así como en los frentes barriales y estudiantiles.

¿Qué labor desarrollaban en los frentes barrial y estudiantil?

El frente barrial atendía, sobre todo, a los vecinos más pobres. Las actividades de los grupos barriales tenían que ver con reivindicaciones de agua, alcantarillado, construcción de casas, parques para juegos, etc., (reivindicaciones muy variadas de vecinos pobres). En el frente estudiantil trabajamos sobre las demandas tradicionales de los estudiantes: programas de estudio, material de aulas, y diplomas : los conflictos habituales del medio.

Cuéntame sobre el frente militar.

Por supuesto era el núcleo más pequeño de la organización. No estaba necesariamente constituido por los compañeros mayores, más probados de la organización –no había regla en este aspecto- pero naturalmente los compañeros más fogueados y de más edad acababan por estar en este frente porque entre estos compañeros se encontraban los más conocidos, lo que habían sido más expuestos públicamente y podían ser detenidos. En otras palabras, sus nombres habían caído en manos de la represión y entonces no podían actuar en los proyectos de más visibilidad.


¿Cómo se sabía que estos compañeros eran conocidos?

Por ejemplo, los compañeros que venían de los astilleros habían sido denunciados y perseguidos porque eran militantes conocidos en los sindicatos. Cuando la represión se agudizó en 1976, fue necesario trasladar a estos compañeros de Berisso y Ensenada e insertarlos en tareas menos visibles, con mayor cobertura, en las zonas del Norte de Buenos Aires, en San Fernando, en Tigre, etc.

¿Y estos compañeros finalmente se fueron al frente militar?

Sí, ante todo trabajaron en el frente militar y, a veces, llevaron a cabo acciones con otras organizaciones, para conseguir dinero u otras cosas que eran necesarias, como armas, maquinaria de imprenta, y autos.

Háblame de estas acciones vuestras.

Como es típico de este tipo de grupos en el mundo entero, tenía que ver con secuestros para sacar rescates de empresarios. Algunas veces hubo acciones para asustar a la policía, cuando un vehículo de la policía fue quemado o una comisaría fue baleada. O sea, acciones de diferentes tipos.

¿Cómo eran las relaciones entre RL y los otros grupos de izquierda?

Sólo había un grupo anarquista de nivel o de la importancia de RL, que era la LAC, la Línea Anarco-Comunista, de aquí en Buenos Aires. Pero empezó a perder influencia como organización antes de 1976 y una gran parte de la LAC se sumó a RL hacia mediados de 1976.
Nos llevábamos particularmente bien con grupos de carácter clasista. Estaba la Organización Comunista Poder Obrero, que era una organización de la nueva izquierda y un grupo clasista. Si bien eran leninistas, hasta leninistas clásicos, teníamos un nivel importante de acuerdos con ellos.


Háblame de estos acuerdos.

Los acuerdos eran funcionales: la coordinación de esfuerzos en el movimiento laboral, la organización de Coordinadoras (fundamentalmente en el frente gremial) (8). Algunas veces las relaciones se establecían también a nivel de la defensa militar, en operaciones que hicimos con ellos. Tenían un aparato militar llamado las Brigadas Rojas, que era mucho más desarrollado que el nuestro.

¿En qué sentido vuestras actividades se diferenciaban de las de otros grupos revolucionarios de izquierda durante la dictadura?

No sé si eran diferentes. Se distinguían por nuestras actitudes políticas. Tendíamos a la autoorganización de los trabajadores, de modo de impulsar estructuras autónomas del movimiento de trabajadores y menos a orientar las actividades de los frentes gremiales para un partido. Dicho de otro modo, tratamos de organizar grupos de vanguardia en los frentes de masas, no grupos de nuestra organización. Por supuesto nuestros militantes estaban en estos grupos, pero no con un carácter partidario.
La organización tenía esta concepción bakuninista de militantes revolucionarios que había fraguado la Alianza de la Democracia Social de Bakunin. O sea, eran militantes que actuaban y coordinaban de modo de organizar las masas populares, pero ellos no tenían un plan de dirigir las masas populares. Para decirlo de otro modo, nuestro trabajo es la construcción del poder, no la toma del poder.

¿Cuáles eran los conflictos entre RL y otros grupos de la izquierda revolucionaria?

En una situación de absoluta clandestinidad, se llega a un punto en que es muy difícil establecer relaciones de cualquier tipo con las otras organizaciones y entonces uno no ve la obligación de luchar en contra de ellas. En este sentido no tuvimos muchos conflictos con otras organizaciones políticas.
Quizás los tuvimos a nivel de los estudiantes, cuando la militancia era menos clandestina, pero durante el periodo de total clandestinidad no nos sentimos obligados de plantear conflicto con militantes de otras organizaciones porque no compartimos esfuerzos.

¿Qué relaciones hubo con la izquierda internacional?

Teníamos relaciones con gente de Uruguay, en particular la Organización Popular Revolucionaria 33. Este grupo tenía orígenes anarquistas y una forma de organización muy similar a la nuestra. Era una organización más vieja, con mayor inserción en las luchas populares y también más poderosa. Sigue existiendo pero ha cambiado significativamente. Emergió de la FAU (Federación Anarquista de Uruguay) y, en los '70, estaba evolucionando hacia una organización marxista libertaria. Tuvimos muchas conexiones con esta gente en los '70, cuando estaban más cerca de la FAU. Y hubo otra relación, que soy el menos indicado para comentar –no sé si hay todavía compañeros vivos para hablar de esta relación- pero hacia 1976 oí hablar de una relación con un grupo palestino. Este contacto es algo mítico y sé muy poco sobre el mismo, pero he sabido que algunos compañeros fueron entrenados en Oriente Medio con anarquistas palestinos. No sé qué importancia tenían estas relaciones o si eran esporádicas y desaparecieron inmediatamente. En mi época de militancia en la organización no recuerdo que se hablara de este tipo de relaciones como algo habitual, pero sé que algo existió. De todos modos; quienes participaron en esta relación murieron, desaparecieron.

¿Tenían otras relaciones con la comunidad anarquista internacional?

No.

Háblame de las ideas de RL.

Las ideas de RL era un conglomerado. Al principio, eran fundamentalmente bakuninistas pero más tarde incorporamos las ideas clásicas del anarcosindicalismo español, de Cornelissen y Besnard(9) y también del anarcosindicalismo de Rudolf Rocker.
En Argentina había divisiones internas o diferentes corrientes de anarquismo. Hay un anarquismo más comunalista y otro más sindicalista, el clasista (que era muy importante aquí en los '20). En cierto modo, RL rescató la tradición de clase del anarquismo argentino.

¿Qué leían?

Aparte de los clásicos del anarquismo, que lógicamente leíamos como organización anarquista, solíamos leer también libros de Franz Fanon, como Los condenados de la tierra, La sociología de la revolución, textos de Mao sobre La larga marcha, Marcuse, y otros.

¿Había una influencia del español Abraham Guillén?(10)

No, y no hubo tampoco influencia de las guerrillas [anarquista] españolas. Sí, teníamos informaciones o algunos sabían algo, pero todo lo que tocara a la guerra civil española y la resistencia española después del establecimiento de Franco era muy distante de nosotros.

¿Qué debates y conflictos hubo en RL?

En general, las discusiones giraban alrededor de trabajos de inserción concreta, de estrategia de alianzas, o sea, con quienes podíamos aliarnos y con qué carácter.
Por ejemplo, había una discusión interna sobre la alianza con la Organización Comunista Poder Obrero. O igualmente, en 1976, durante la dictadura militar, los Montoneros (11) lanzaron la CGT(12) en la Resistencia (CGT-R). O sea, buscaron vincular el sindicalismo a una CGT no oficial, paralela, y eso produjo una discusión en nuestra organización sobre si era coherente, si lo correcto no era consolidar la federación laboral que existía y que los trabajadores reconocían como suya. O sea, los trabajadores seguían viendo a la CGT como su organización, por eso construir una organización paralela podía resultar inútil o incluso peligroso. Esta discusión continuó hasta 1978.
Los debates dentro de la RL tuvieron lugar a través de minutas, que eran resúmenes escritos de una discusión. Se pasaban a una célula, a una esfera de coordinación, de esta esfera de coordinación a otra esfera de coordinación. Es así como las minutas circulaban (y lo que permitía que tuvieran lugar las discusiones en un marco de total clandestinidad).

¿Qué publicaciones produjo RL ?

RL no sacó una publicación de partido o propaganda de partido. La RL publicó periódicos en cada frente de trabajo, en cada lugar de inserción concreta. Por ejemplo, RL participó en las Coordinadoras de Gremios en Lucha en la zona sur de la provincia de Buenos Aires, e hizo un periódico llamado Organización Obrera. Cuando los miembros de RL estaban en el sindicato de la construcción sacaban una publicación Resistencia Obrera. Los compañeros en el sindicato de trabajadores de artes gráficas sacaban también una publicación (pero no me acuerdo del título). Cada lugar de trabajo tenía su publicación cuando teníamos un desarrollo importante y donde existía la posibilidad de prensa interna, pero las publicaciones eran de los frentes de trabajo, no de la organización. Eso tenía que ver con el carácter de RL como partido de cuadros, no un partido de masas.

¿Qué relación había entre RL y los viejos anarquistas?

La relación era casi nula. Los viejos anarquistas continuaban estando en dos o tres grupos que, mientras existían, tenían un papel político muy pequeño y estaban muy aislados. Y, curiosamente, estos grupos de jóvenes anarquistas no se habían formado dentro de las instituciones de los viejos anarquistas. Se desarrollaron fuera, no dentro de la tradición anarquista. Venían al anarquismo por otras corrientes políticas.

¿Os ayudaron los viejos anarquistas ?

Creo que había un corte generacional muy hondo en los años '70 entre quienes teníamos veinte años entonces y los que tenían sesenta o setenta. La diferencia generacional era muy aguda, mucho mayor que hoy, cuando hay referencias culturales compartidas entre las distintas generaciones. No había realmente ningún tipo de referencia cultural entre las generaciones en aquel entonces y, por lo tanto, era muy difícil de tener relaciones más o menos normales.

A la distancia, ¿Cuáles te parece que fueron los mayores errores y éxitos de RL?

Es muy difícil de decir. Nunca pudimos hacer una autocrítica. No nos encontramos después de la debacle, de un golpe así, de una catástrofe tan grande.
Pero, visto retrospectivamente, creo que lo destacable fue nuestra experiencia de intentar elaborar la construcción de una organización anarquista eficaz en condiciones de total clandestinidad. Pienso que son éxitos organizacionales válidos que merecen tomarse en consideración. Cómo conservar la democracia interna, la discusión política interna, en una organización de cierta importancia (en términos de número de miembros) en el contexto de la represión violenta: creo que nuestras luchas sobre estas cuestiones, en tanto que organización anarquista específica, fueron exitosas. Con referencia a los éxitos teóricos o los éxitos políticos, creo que la organización fue capaz de recuperar una tradición clasista del anarquismo argentino que se había perdido.
En cuanto a los errores, después de que la represión empezó de verdad, me parece que el frente militar comenzó a tener un peso dentro de la organización que no habría tenido en otras circunstancias. Es quizás uno de los más terribles errores.
Pienso también, visto a la distancia, que la organización habría podido defender mejor a sus militantes insertos en las luchas de masas. Debiera haber reducido su actividad en unos lugares para mantener y proteger los militantes que estaban en el frente gremial, en el frente estudiantil y el frente barrial. Pienso que fue un error, un grave error.
Pero estos errores son compartidos por la mayoría de las organizaciones de izquierda en Argentina. Desde luego la masacre fue compartida, no nos tocaba sólo a nosotros.

¿Por qué fue un error que el frente militar tuviera tanto peso dentro de la organización?

En una situación de total clandestinidad una organización está obligada a tener un muy fuerte nivel de financiación como para sobrevivir y seguir actuando y protegiendo a sus militantes. Muchas tareas no pueden autofinanciarse, por eso hay que tener un aparato permanentemente dedicado a generar tales recursos. Entonces, el aparato comienza a tener una preponderancia, un mayor nivel de significación de lo que se suponía iba a tener al principio. Para nosotros, el frente militar no era lo mismo que para los otros partidos de izquierda en Argentina, "el embrión de un ejército" o algo por el estilo. En nuestra estrategia de guerra popular prolongada, preveíamos la creación de un ejército popular, pero entendíamos que dicho ejército se haría en las fábricas y los barrios, que desde luego apoyaríamos, pero no sería un organismo de un partido. Teníamos un concepto diferente al respecto [que los otros grupos izquierdistas].

A tu parecer ¿Cuáles son los aportes más importantes de RL para los anarquistas de hoy en día ?

Creo que el aporte fundamental es la negación del aislamiento y del sectarismo [dentro del anarquismo]. Pienso que si algo era absolutamente coherente en RL durante todos los años de su existencia, fue eso, la negación del sectarismo, del aislamiento de las masas, de los trabajadores, de las discusiones con la gente de a pie. Pienso que es lo más rescatable de RL. RL rompió con eso, como otros grupos anarquistas que estaban cerca de RL (hubo otros muchos grupos anarquistas en aquel periodo, que terminaron por incorporarse en RL). Todos estos grupos emergieron como reacción contra el aislamiento en que estaba el anarquismo a principios de los 1960. Dicho aislamiento tenía que ver con el fenómeno del peronismo en Argentina. Tras de la represión de los '30 y los 40, el anarquismo estaba retrocediendo y encerrándose en sí mismo y mantenía esta postura cuando llegaron los años '60. Y todos estos grupos [nuevos], que estaban formados principalmente por jóvenes, eran una reacción contra este retroceso, este anarquismo cerrado. Por eso, creo que lo más rescatable de RL es precisamente su rechazo del sectarismo, su intento de comprometerse con la gente, las discusiones, y participar en sus luchas. Y además su apertura a la discusión con otras corrientes políticas, cosa que sin duda nos enriqueció.

¿Cuáles son los mejores libros sobre la resistencia a la dictadura en Argentina?

No hay realmente libros buenos sobre la resistencia a la dictadura, y es una cuestión interesante. Uno ve que los españoles se pasaron treinta años escribiendo sobre la dictadura de Franco, las distintas formas de resistencia [en contra de la misma] y toda la guerra civil antes del advenimiento de Franco.

¿Por qué allí, en Argentina, donde la dictadura fue tan traumatizante, no han escrito un libro serio sobre la resistencia a la dictadura?

La explicación tiene mucho que ver con la influencia de la cultura dominante y cómo el programa de los estudios históricos ha sido formulado en Argentina. Este programa ha sido elaborado por sectores reformistas que insistieron en la "teoría de los dos demonios", que describía la dictadura como una lucha entre el demonio de la derecha y el demonio de la izquierda, con el pueblo de espectador.
Quienes organizan los estudios históricos en Argentina han buscado silenciar el tema de la resistencia de los trabajadores a la dictadura, porque, en el marco de esta teoría de los demonios, el pueblo que desapareció fue desaparecido por azar o por accidente, no por estar en la lucha contra la dictadura. Ello participa de la necesidad del régimen de legitimar sus acciones desde la llegada de Alfonsín en 1983 (13). O sea, para legitimar ese gobierno que volvió a las formas liberales de la democracia de hace cuarenta o cincuenta años, trataron de afirmar que Argentina había experimentado una guerra entre locos de la izquierda y locos de la derecha y que la mayoría de las gentes fueron víctimas accidentales, quedando en el medio del conflicto. En este sentido los que hacen el programa de los estudios históricos en la universidad desprecian el estudio de la resistencia de los trabajadores. Por ejemplo, aunque lo desconoce la mayoría de la gente, el 60 % de los desaparecidos eran obreros fabriles. Y, asimismo, los radicales insisten mucho en su intento de demostrar que no hubo treinta mil desaparecidos sino diez o doce mil (14).
Y nadie tiene hecho un estudio de cuánta gente fue desaparecida y más tarde reapareció. En otras palabras, cuánta gente pasó por los campos de concentración de la dictadura. Lo que podemos encontrar allí es que probablemente debieron de pasar por esos campos de concentración bastante más de cien mil personas.
Dicho de otro modo, los estudios sobre la resistencia de la clase obrera a la dictadura, que era importante, los estudios sobre la cantidad de gente que pasó por los campos de concentración de la dictadura, quebrarían este esquema y la legitimidad de los gobiernos liberales argentinos. En efecto este gobierno adelanta que vino a recuperar la democracia en Argentina matada por el conflicto entre algunos extremistas de la izquierda y algunos extremistas de la derecha. Eso le dio legitimidad al gobierno radical.
Estudiar la resistencia obrera a la dictadura, el hecho de que la mayoría de los desaparecidos eran obreros de fábricas, no militantes de organizaciones armadas, mostraría que la resistencia a la dictadura era una resistencia popular. Y lo que esta resistencia popular pedía no era el regreso a la democracia al estilo del radicalismo, sino antes una revolución socialista.

Nota: a pesar de la debilidad de los trabajos actuales sobre la resistencia a la dictadura, he pedido a López que indique los mejores libros disponibles. Ha mencionado los siguientes títulos:
Anguita, Eduardo y Martín Caparrós. La Voluntad: Una Historia de la Militancia Revolucionaria en la Argentina, Vol. 1-3. Buenos Aires, Norma, 1998.
Bousquet, Jean-Pierre. Las Locas de la Plaza de Mayo. Buenos Aires: El Cid Editor, 1983.
Gillespie, Richard. Soldiers of Peron: Argentina's Montoneros. New York: Oxford University Press, 1982
Mattini, Luis. Hombres y Mujeres del PRT-ERP: la Pasión Militante. Buenos Aires: Editorial Contrapunto, 1990.

Notas
1. La Protesta es un periódico anarquista que se publica desde 1897. En su apogeo fue una parte esencial del movimiento de los trabajadores argentinos y un recurso importante para el movimiento anarquista en América Latina
2. RL fue siempre clandestino, aunque su trabajo en los frentes de masas no era clandestino hasta el golpe de 1976.
3. López se refiere a la Alianza Internacional de la Democracia Social de Bakunin.
4. Coordinadoras de Sindicatos en Lucha era una organización formada cuando la actividad laboral pública se hizo imposible por la represión. Estaba integrada por militantes obreros independientes y de organizaciones revolucionarias de izquierda, incluida la RL. Coordinaba las actividades de militantes en las fábricas y otras áreas.
5. Los Miguelitos son clavos torcidos de modo que al ser esparcidos por la calle presentan siempre una punta aguda hacia arriba para pinchar ruedas de coches.
6. La Boca es un barrio humilde de Buenos Aires conocido por su actividad artística y cultural.
7. La palabra Patota se usa típicamente en Argentina y Paraguay para describir un grupo de jóvenes que molesta a la gente en la calle.
8. Ver la nota 3 para una explicación de Coordinadores de sindicatos en lucha.
9. Cornelissen era un famoso anarcosindicalista holandés. Cornelissen, Christian; “La organización de la industria por los sindicatos”, Folleto, Sindicalismo, Valencia 30/3/35. “La evolución de la sociedad moderna” Buenos Aires 1934. “El comunismo libertario y el régimen de transición”, Valencia 1936. Besnard, Pierre; “Los sindicatos obreros y la revolución social”, Barcelona 1931.
10. Abraham Guillén (1913-1993) fue un militante y un teórico anarquista prolífico, veterano de la guerra civil española (1936-39), y un miembro de toda la vida de la CNT de España que se exilió a América del Sur a fines de los 1940. Su obra más conocida e influyente es Estrategia

agrega un comentario


***
Por el ale - Sunday, Feb. 18, 2007 at 5:40 AM

1) Ignoremos a sujetos como el autodenominado "ANARX". No solo no contribuyen en nada a un proceso revolucionario, sino que lo sabotean, y sin lugar a dudas, serán tan parasitarios en un mundo autogestionado como lo es ahora la burguesía en el mundo alienado. No son más que eso: el egoísmo burgues reconociendose mutuamente con las formas del lumpen-proletariado.

2) La teoría anarquista describía, bien o mal, el viejo mundo capitalista. Pero ese mundo fue superado por las nuevas condiciones del capitalismo, inaguradas en todo el mundo en el período de posguerra.

3) El nuevo capitalismo se caracteriza por haber logrado revolucionar la producción alienada a tal punto de que ahora el eje de la vida social no es la producción material, que tiende a ser automatizada, sino la producción de ocio alienado y de seudo-realidad espectacular.

4) El consumidor de toda esa producción alienada es ahora el mismo trabajador.
Si bien la producción capitalista siempre fue alienada, al igual que el mundo que se funda sobre ella, la mayor alienación era antes el trabajo asalariado. Ahora se extiende también a todos los momentos de consumo alienado, es decir, a la totalidad de la vida cotidiana.

5) La actitud de contemplación religiosa que daba sentido al viejo mundo capitalista, fue progresivamente reemplazada por la contemplación profana, el espectáculo. Las iglesias fueron perdiendo sentido a medida que los canales de televisión ocupaban su lugar.

6) Todas estas tranformaciones requieren una teoría totalmente renovada, que comenzó a ser formulada por la Internacional Situacionista en ese mismo período, pero que quedó estancada en los años setenta y acotada a los países centrales. "Estar a la vanguardia es ir al paso de la realidad", decía esa organización, para expresar que la teoría debe ser actualizada permanentemente. Y eso es lo que hace falta: actualizar la teoría a nuestro tiempo-espacio.

7) Las oleadas revolucionarias de los años sesenta y setenta mostraron el carácter que adquiere la revolución en el mundo actual. La masiva participación de los desorganizados, a partir de las revueltas más o menos espontáneas, es el elemento central que se verifica en todas las rebeliones contemporáneas. El centro de la cuestión no son ya las viejas organizaciones de masas (que sin embargo, pueden ser parcialmente útiles, pero nunca más que hasta cierto punto), sino esos estallidos. El argentinazo, las revueltas estudiantiles de Chile y Francia, la comuna de Oaxaca, entre otras rebeliones actuales, tienden a confirmar ese último punto.

8) Toda discusión revolucionaria tiene que tener como centro absoluto todas estas cuestiones, o estará destinada a constituir un nuevo tipo de entretenimiento payasesco para las masas espectadoras, el del sectarismo profético de un viejo mundo ya inexistente.

agrega un comentario


CMI Network: www.indymedia.org Africa: ambazonia canarias estrecho kenya nigeria áfrica del sur Canada: london, ontario maritimes montreal ontario ottawa quebec thunder bay vancouver victoria windsor Asia del Este: burma jakarta japón korea manila qc saint-petersburg Europa: abruzzo alacant andorra anveres armenia atenas austria barcelona belarus bélgica belgrado bristol brussels bulgaria calabria croacia chipre emilia-romagna estrecho euskal herria galiza alemania grenoble hungría irlanda estanbul italia la plana liege liguria lille linksunten lombardia londres madrid malta marseille nantes napoli holanda niza northern england noruega nottingham oost-vlaanderen c.m.i. indymedia paris/Île-de-france patras piemonte polonia portugal roma romania rusia cerdeña escocia suecia suiza torun toscana toulouse ukraine gran bretaña valencia America Latina: argentina bolivia chiapas chile chile sur brasil sucre colombia ecuador méxico peru puerto rico qollasuyu rosario santiago tijuana uruguay valparaiso venezuela Oceania: aotearoa brisbane burma darwin jakarta manila melbourne perth qc sydney Asia del Sur: india mumbai Estados Unidos: arizona arkansas asheville atlanta austin austin baltimore big muddy binghamton boston bufalo charlottesville chicago cleveland colorado columbus washington, dc hawaii houston ny capital ciudad de kansas los ángeles madison maine miami michigan milwaukee minneapolis/st. paul new hampshire nueva jersey nuevo méxico nueva orleans north carolina north texas nyc oklahoma filadelfia pittsburgh portland richmond rochester rogue valley st louis san diego san francisco bahía de san francisco santa barbara santa cruz, ca sarasota seattle tampa bay tennessee urbana-champaign vermont western mass worcester Asia del Oeste: armenia beirut israel palestina proceso: fbi/legal al día listas de correo documentación técnico voluntarios proyectos: impresos radio tv satelital video regiones: estados unidos temas: biotech

Copyleft © 2001-2008 Argentina Centro de Medios Independientes (( i )). Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos de Indymedia Argentina, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales, a no ser que se obtenga permiso expreso del autor y en todos los casos se reconozca la autoría (poniendo como fuente http://argentina.indymedia.org ). Las opiniones o artículos vertidos por lxs visitantes o colaboradorxs en el sitio pueden no reflejar las ideas de Indymedia Argentina. Usamos software libre. sf-active v0.9.4 Descargo | Privacidad