Cruce de igual a igual por los desmontes : Argentina Indymedia (( i ))
CMIargentina.indymedia.org Dijimos Nunca Más. ¿Donde está Julio López?
Quienes somos Contacto Subscripciones Calendario Donaciones Publicar
en negroen blancoen rojoayuda temas

Translate this page using Google:


Sindicacion
Sindicacion


New Global Vision
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Cruce de igual a igual por los desmontes
Por Carlos Rodríguez / Página 12 - Thursday, Feb. 19, 2009 at 2:15 PM

UNA AUDIENCIA EN LA CORTE SUPREMA REUNIO A WICHIS CON LOS GOBIERNOS NACIONAL Y SALTEñO POR LA TALA DE BOSQUES

Los aborígenes denunciaron las pérdidas de bosques nativos en Salta. Las autoridades lo reconocieron. Pero no hubo acuerdo sobre la causa del alud que arrasó en Tartagal. Ahora el máximo tribunal debe resolver sobre la medida cautelar.

En una sala de audiencias desbordada por la cantidad de asistentes, los representantes legales de nueve comunidades wichís aseguraron ante los miembros de la Corte Suprema Nacional, que en el último decenio se perdieron, sólo en la provincia de Salta, “12 mil kilómetros cuadrados de bosques nativos”, es decir 1,2 millón de hectáreas. De mantenerse la tendencia en esa provincia, que tiene el 22 por ciento del reservorio total del país, los bosques nativos salteños “se perderían en forma total en 60 años”. Se dijo, incluso, que si el ritmo de tala es igual al ocurrido en el último trimestre de 2007, cuando el proceso se aceleró “en apariencia para adelantarse a la sanción de la llamada Ley de Bosques”, que limitó el desmonte, “la pérdida total de los bosques nativos salteños se produciría en apenas 15 años”. En la audiencia convocada por la Corte, las comunidades aborígenes confrontaron con funcionarios de los gobiernos de Salta y nacional, que volvieron a negar que la tala haya sido la causa central del alud que acaba de arrasar la ciudad de Tartagal.

En las distintas exposiciones, más allá de las diferencias de apreciación, hubo una coincidencia general que confirma el grave peligro que corren los bosques salteños: todos admitieron que en diez años se perdieron, al menos, “un millón de hectáreas” de árboles nativos y que eso fue “un hecho negativo” para la provincia y para el país. Las comunidades insisten en que son 1,2 millón las hectáreas perdidas en Salta, mientras que organizaciones como Greenpeace hablan de un millón.

En nombre de las comunidades expuso el abogado Raúl Ferreyra, que trabaja junto con la ex defensora del pueblo de la ciudad de Buenos Aires Alicia Oliveira, y los pobladores Dino Salas y Alfredo Riera (ver aparte). Por el gobierno de Salta hablaron el fiscal de Estado, Ricardo Casali Rey, y el ministro de Ambiente, Julio Na-sser, mientras que el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Homero Bibiloni, lo hizo en nombre del gobierno nacional. En diciembre pasado, la Corte Suprema ordenó la suspensión del desmonte y la tala de bosques nativos en Salta. Ayer, los ministros del alto tribunal Ricardo Lorenzetti (presidente), Elena Highton de Nolasco (vicepresidenta) y los vocales Enrique Petracchi, Juan Carlos Maqueda, Raúl Zaffaroni y Carmen Argibay, interrogaron largamente a los expositores, sobre todo a los funcionarios de los dos gobiernos.

El ministro Maqueda le preguntó al abogado Ferreyra si la deforestación de “un millón de hectáreas en Salta, entre 1998 y 2007, un tercio de esa cifra en el departamento San Martín, cuya cabecera es Tartagal” podría ser la causa del alud, el representante de las comunidades se expresó por la afirmativa: “De acuerdo con lo que han relatado mis representados y algunos ingenieros agrónomos que nos asisten, sí, efectivamente, no hay posibilidades de desligar el desastre de los desmontes”. La misma pregunta fue hecha a los representantes de los dos gobiernos.

“No hay por el momento ninguna base científica que permita relacionar el desmonte con el alud, sobre todo si se toma en consideración que la alta cuenca del río Tartagal, donde se produjo el deslizamiento, no ha recibido desmontes”, respondió Casali Rey. El secretario Bibiloni, por su parte, admitió que “todo desmonte tiene algún impacto”, pero a continuación señaló que “en este caso entiendo que no, porque no hubo tala en la zona donde se generó el caudal de agua que provocó el alud”. Ninguno de los funcionarios mencionó la existencia de algún estudio serio que haya establecido las causas del suceso.

Bibiloni contestó con un “sí”, cuando le preguntaron si la deforestación en Salta es “un hecho negativo” para el medio ambiente. Antes, Ferreyra había señalado que el desmonte está “estrechamente ligado a la expansión de la actividad agrícola”. Luego señaló “como una especulación que, curiosamente, 2000 kilómetros cuadrados fueron autorizados tres meses antes de que se sancione la Ley de Bosques”. Sobre ese punto, el fiscal de Estado salteño admitió que en el último trimestre de 2007, el desmonte creció respecto de la media anterior y llegó a las 160 mil hectáreas, pero opinó que fue porque “algunos pedidos (de deforestación), presentados en 2005 y 2006, se demoraron en su trámite por los controles que establecen las normas que rigen en la provincia”.

Los representantes de Salta, en todo momento, insistieron en que las autorizaciones para los desmontes fueron firmadas por el gobierno anterior, encabezado por Juan Carlos Romero. La Corte reconoció esa situación, pero recordó que la continuidad jurídica del Estado hace que el nuevo gobierno tenga que responder igual por lo ocurrido. El actual gobernador, Juan Manuel Urtubey, asumió el 10 de diciembre de 2007. Muchos de los desmontes autorizados por Romero se concretaron recién en 2008. A lo largo de la audiencia se reconoció varias veces que el desmonte produjo un daño ambiental importante, pero Nasser aseguró que cada uno de ellos había sido autorizado, previa presentación, por parte del solicitante, de “un estudio de impacto ambiental, revisado por la autoridad de aplicación, en ese caso la Secretaría de Política Ambiental”.

Un momento de tensión se produjo cuando Lorenzetti le señaló a Casali Rey que el actual gobierno está pidiendo el levantamiento de la medida cautelar de la Corte que ordenó suspender el desmonte. Ante tal situación la pregunta fue directa y el presidente del tribunal interrumpió al interrogado cuando quiso hacer consideraciones previas. “¿Ustedes comparten o no comparten la idea de que sigan los desmontes, como ocurría durante el gobierno anterior?”, puntualizó el ministro de la Corte. La respuesta de Casali Rey no se hizo esperar: “La provincia de Salta entiende que las autorizaciones que se han otorgado, tanto las afectadas por la medida cautelar, como las anteriores, son fruto de un procedimiento perfectamente ajustado a derecho y respetuoso de las líneas directrices que en materia de política ambiental fijó la ley (provincial) 7070”, de protección del medio ambiente.

El tribunal tampoco dejó plantear cuestiones previas, generales, al representante de la Nación. A menos de un minuto de empezar su exposición, Bibiloni fue interrumpido por Lorenzetti, quien le dijo que los miembros de la Corte le iban a realizar preguntas. Una de ellas estuvo dirigida al porqué de la demora de 14 meses en la reglamentación de la Ley de Bosques. “Hubo observaciones de las provincias, problemas técnicos que superar y faltaban ajustes en el tema financiero”, respondió Bibiloni. Ahora la Corte tiene que decidir qué pasa con la medida cautelar y si asume la competencia en el tema o lo deriva a la Justicia Federal de Salta. Las comunidades esperan que siga actuando el máximo tribunal. Ayer, en su exposición, la única que no fue interrumpida, el abogado Ferreyra dio otro dato alarmante: “Cuando el país comenzó como tal, había 50 hectáreas de bosques por habitante. Hoy queda una hectárea por habitante”.

agrega un comentario


Subnotas
Por Página 12 - Friday, Feb. 20, 2009 at 12:19 PM

LA VOZ DE LOS ABORIGENES
“Que nos escuchen”

“Nuestro bosque es nuestro hábitat. También es el lugar donde viven muchos animales. Lo que les vengo a pedir es que nos tengan en cuenta: a esos animales y a nosotros.” Dino Salas, el wichí cuyo nombre encabeza la causa contra Salta y el Estado nacional, dijo que había aprendido de sus ancestros a cuidar “también de los animales, de los cuales nosotros nos alimentamos. Nos decían que teníamos que respetarlos, aunque tuviéramos hambre, porque si matábamos a todos nos íbamos a quedar sin comida”, dijo en alusión al proceso de reproducción de las especies. “Todos los alimentos son del padre Sol.” El segundo orador por las comunidades fue un criollo, Alfredo Riera. “Mi familia llegó al departamento San Martín, en Salta, en el año 1925. Ya existían los tobas, los wichís. No existían las vías ni los caminos, pero ellos ya estaban”, insistió Riera.

“Estamos aquí pidiendo por nuestros derechos. Tenemos la esperanza de que nos escuchen, porque la naturaleza se nos está yendo. Ella siempre nos ha protegido, porque todo depende del padre Sol, pero ahora la estamos pasando mal porque nos estamos quedando sin bosques”, comenzó diciendo el wichí Dino Salas. “Los wichís somos 4700 familias, los guaraníes son unas 1600 familias, los coyas tienen unas 80 comunidades donde viven 4600 familias y también están nuestros hermanos campesinos”, insistió Salas, que llamó “hermanos” a los miembros de la Corte Suprema.

“Lo único que queremos es preservar nuestro territorio, esa naturaleza que se está perdiendo. Ese es mi país, pero también es nuestro país”, concluyó. Alfredo Riera recordó que sus padres se dedicaron a la ganadería, pero que hoy la zona sufre “un claro empobrecimiento por el desmonte. No hay comida, hay enfermedades nuevas y otras que reaparecen, como el dengue o la fiebre amarilla”.

Riera aludió al alud que arrasó la ciudad de Tartagal y adjudicó el problema al desmonte. “No soy ingeniero ni técnico, pero sé muy bien que cuando el río desborda, lo que detiene el lodo y el agua son los árboles. No entiendo por qué sacan los bosques por decisión de técnicos, que son los que saben.”


El cacique de las 70 causas

Antonio Cabana, cacique wichí, no habló en la audiencia, aunque esperaba que lo llamaran los jueces. Antes de contarle a Página/12 sobre su vida en Tonono, en la ruta 86, en Tartagal, Cabana había prestado mucha atención a los dichos del abogado Raúl Ferreyra durante su alegato en favor de los reclamos de las comunidades. Sobre todo cuando hizo mención al maestro del derecho Germán Bidart Campos, quien antes de morir escribió sobre la “gigantesca deuda” de la Justicia con los pueblos originarios. “Dígamelo a mí”, dice Cabana con su media voz. Tiene 70 causas penales en su contra por cortar rutas o ponerles el cuerpo a las topadoras e impedir desmontes. Ayer, sin ir más lejos, estuvo en el Palacio de Justicia, cuando tenía una citación en un juzgado de Orán. Tuvo que hacer una presentación en Buenos Aires, para decir que había viajado y no quedar “en rebeldía”. Hay que acercarse muy bien para poder escucharlo: “Me acusan por el solo hecho de defender lo que es mi tierra. Mis abuelos me enseñaron a cuidar lo que es mío, lo que es nuestro. Mis antepasados vivieron 110 años en esos lugares. Por eso son míos, son nuestros y los tengo que defender”.

“Mi abuelo me educó con toda su sabiduría. Ellos me enseñaron a vivir en un territorio que era libre, que era para nosotros. Ahora nos están sacando todo y eso no puede ser, no es justo. En la situación en la que estamos, ya no podemos seguir. Esa no es la vida que teníamos”, repite Cabana. Luego aclara que no tiene abogado defensor. “No tengo plata. Me voy a defender solo.”

agrega un comentario


CMI Network: www.indymedia.org Africa: ambazonia canarias estrecho kenya nigeria áfrica del sur Canada: london, ontario maritimes montreal ontario ottawa quebec thunder bay vancouver victoria windsor Asia del Este: burma jakarta japón korea manila qc saint-petersburg Europa: abruzzo alacant andorra anveres armenia atenas austria barcelona belarus bélgica belgrado bristol brussels bulgaria calabria croacia chipre emilia-romagna estrecho euskal herria galiza alemania grenoble hungría irlanda estanbul italia la plana liege liguria lille linksunten lombardia londres madrid malta marseille nantes napoli holanda niza northern england noruega nottingham oost-vlaanderen c.m.i. indymedia paris/Île-de-france patras piemonte polonia portugal roma romania rusia cerdeña escocia suecia suiza torun toscana toulouse ukraine gran bretaña valencia America Latina: argentina bolivia chiapas chile chile sur brasil sucre colombia ecuador méxico peru puerto rico qollasuyu rosario santiago tijuana uruguay valparaiso venezuela Oceania: aotearoa brisbane burma darwin jakarta manila melbourne perth qc sydney Asia del Sur: india mumbai Estados Unidos: arizona arkansas asheville atlanta austin austin baltimore big muddy binghamton boston bufalo charlottesville chicago cleveland colorado columbus washington, dc hawaii houston ny capital ciudad de kansas los ángeles madison maine miami michigan milwaukee minneapolis/st. paul new hampshire nueva jersey nuevo méxico nueva orleans north carolina north texas nyc oklahoma filadelfia pittsburgh portland richmond rochester rogue valley st louis san diego san francisco bahía de san francisco santa barbara santa cruz, ca sarasota seattle tampa bay tennessee urbana-champaign vermont western mass worcester Asia del Oeste: armenia beirut israel palestina proceso: fbi/legal al día listas de correo documentación técnico voluntarios proyectos: impresos radio tv satelital video regiones: estados unidos temas: biotech

Copyleft © 2001-2014 Argentina Centro de Medios Independientes (( i )). Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos de Indymedia Argentina, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales, a no ser que se obtenga permiso expreso del autor y en todos los casos se reconozca la autoría (poniendo como fuente https://argentina.indymedia.org ). Las opiniones o artículos vertidos por lxs visitantes o colaboradorxs en el sitio pueden no reflejar las ideas de Indymedia Argentina. Usamos software libre. sf-active v0.9.4 Descargo | Privacidad