Prohibido ser negro en La Plata : Argentina Indymedia (( i ))
CMIargentina.indymedia.org Dijimos Nunca Más. ¿Donde está Julio López?
Quienes somos Contacto Subscripciones Calendario Donaciones Publicar
en negroen blancoen rojoayuda temas

Translate this page using Google:


Sindicacion
Sindicacion


New Global Vision
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Prohibido ser negro en La Plata
Por [Reenvio] Cosecha Roja - Wednesday, Sep. 05, 2012 at 3:10 PM

Ulises Rodriguez – Cosecha Roja.-

Ulises Rodriguez – Cosecha Roja.-

-Dale negro, no te hagás el pelotudo y dame la valija.
-No amigo no.
-Amigo las pelotas. Vos ya sabés que no pueden estar acá.

Oumar y el resto de los senegaleses ya intentaron todo: conseguir permisos, vender en grupos, sumarse a una feria, entrar con la maleta a bares y restaurantes e incluso pagar coimas, como hacen los otros vendedores de La Plata, Provincia de Buenos Aires. Pero los inspectores y la policía no aceptan su dinero: quieren la valija. Prefieren quitarle los anillos, pulseras, cadenitas y relojes que tienen para vender.

Oumar se abraza al maletín y le dice no por favor, amigo no, al hombre de camisa celeste mangas cortas que lleva un nextel en la mano derecha y un celular en el cinto. De una camioneta Chevrolet LUV blanca identificada en las puertas como Control Urbano y el logo de la Municipalidad de La Plata bajan dos hombres más: uno panzón y retacón y otro que camina en puntas de pie. El primero lo toma de un brazo: ¿la vas a soltar negro de mierda? El otro tironea del maletín hasta quitárselo. El que llegó primero le pone entre las manos a Oumar un papel amarillo que redactó en menos de dos minutos. Suben a la camioneta con el maletín y desaparecen por calle 42.

El aire se carga de indiferencia en la entrada trasera de la terminal platense. El que vende películas truchas se pone a ver cuántas copias de Batman le quedan. El del carrito con café y pasta frola empieza una charla con un taxista que toma unos mates con la que abre las puertas de los taxis. Oumar se pasa las manos por las motas transpiradas, dice palabras que nadie entiende, mira al cielo. Se le caen las lágrimas de la impotencia. A diez metros de él, un señor de patillas a lo Elvis pampeano se lleva la última de Darín.

A la caza del negro

Oumar es senegalés y en ese maletín lleva lo que muchos de sus compatriotas que viven en la Argentina: bijouterie de fantasía. Hace casi 2 años que llegó al país y esta es la octava vez que le quitan la maleta. Cuatro veces los inspectores de la Subsecretaría de Control Urbano y las otras cuatro veces la policía bonaerense. La tercera vez resistió todo lo que pudo y terminó en la comisaría. Esa vez abrazó fuerte su valija y se echó a correr. La policía lo persiguió en auto y en moto. Lo encerraron en una esquina. Lo tiraron al piso mientras un oficial le pegaba patadas en las costillas y en el culo y le decía negro de mierda, negro de mierda. Se llevaron el maletín y lo dejaron ir.
De las ocho veces que le quitaron su mercadería nunca recuperó ni un anillo aunque jamás la pasó tan mal como el 22 de junio de este año. Esa tarde, en 9 y 48, pleno centro de La Plata, Oumar y otros 7 compañeros recibieron una paliza de parte de policías, inspectores y un sector de la barra brava de Gimnasia vinculada con el intendente Pablo Bruera. Con palos, gas pimienta y golpes de puño le quitaron los maletines. Los platenses que recorrían el centro comercial de la ciudad respiraron la violencia de policías, inspectores y fuerzas de choque.

“Trama misteriosa”

El Día, el diario tradicional de La Plata, tituló: “Serios incidentes en el Centro en un operativo contra la venta ilegal”. Sin mencionar a los barras bravas, informaron que los protagonistas del incidente eran “puesteros que venden mercadería falsificada, en su mayoría africanos”.

En un recuadro con el título: “Vendedores senegaleses, una trama misteriosa” el diario El Día se pregunta: ¿Cuántos hay? ¿Quiénes los reclutan y les proveen la mercadería trucha para vender? ¿Por qué nunca se instalan en la ciudad donde trabajan y sí, en cambio, vienen todos juntos a primera hora del día y se van de igual manera poco antes de que caiga la noche en un tren que los llevará hacia algún lugar del Gran Buenos Aires? Y acaso lo más curioso: ¿por qué es una inmigración que no tiene mujeres ni chicos?

Como respuesta citan al ex comisario inspector que estuvo encargado de investigar el atentado a la AMIA y procesado por defraudación, Luis Vicat, quien dice que “algunos pertenecerían a la logia de los correos de la muerte de África y bajo el paño negro de la bijouterie es probable que guarden no precisamente más metal en anillos y pulseras, sino droga”. Vicat menciona que en sus maletines llevarían “metanfetamina conocida como crystal meth, la droga más letal del mundo también llamada “tuk-tuk”, una suerte de paco africano que aquí adoptó nombres como cristal, tiza o hielo”.

El diario El Día ignora por completo que los senegaleses viven en pensiones cercanas a la zona de la terminal, que quedan a unas 5 cuadras de su redacción. Muchos de ellos llevan entre 4 y 5 años residiendo en La Plata y, a juzgar por como viven, esas drogas que nombra Vicat deben dejar muy pocas ganancias: la mayoría comparte piezas de 4 x 3 con dos camas cuchetas y todos los bártulos amontonados en los rincones. Tampoco guardan oro ni lo llevan puesto, como muchos creen.

La denuncia

Tras la golpiza, en la que siete de ellos fueron atendidos en el Hospital Rossi con lesiones y crisis de nervios, 35 vendedores senegaleses hicieron una presentación en la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, a cargo de Guido Carlotto, en la que denunciaron estos hechos a los que consideran, además de violentos, “discriminatorios”.

Un informe de la mesa por los derechos de las personas migrantes da cuenta que en la totalidad de los senegaleses que residen en La Plata fue parados o detenidos por la policía al menos una vez en los últimos 18 meses, de los cuales 4 fueron arrestados y trasladados a comisarías y liberados en menos de 24 horas sin que se les imputen delitos.

“Ser negro africano y andar con un maletín por la calle ya implica que será parado por la policía, esto es indicativo de la aplicación de perfiles racistas”, dice Chris Gruenberg, abogado del Colectivo Para la Diversidad (CoPadi, miembro de la mesa por los derechos de las personas migrantes)

La licenciada María Piovani, directora Provincial de Promoción de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, agrega que “hay una clara discriminación asociada al racismo y una persecución sistemática a los africanos”.

¿Y si ese hombre negro que anda por la calle con un maletín en vez de vender bijouterie fuera un oficinista que lleva papeles y un sándwich?

“Es totalmente ilegal lo que hacen la policía y Control Urbano amparados en la prohibición de la venta ambulante. Nunca les devuelven lo que les secuestran y muy pocas veces se les labra un acta contravencional, el que deberían hacer con un traductor ya que la mayoría de ellos no habla el castellano”, agrega Gruenberg.

Al día siguiente de la golpiza, el juez de Garantías de La Plata, César Melazo, publicó en su cuenta de Twiter (@CesarMelazo): “¿Los relojes de los senegaleses irán al Banco de empeño?”

“En un principio”, dice el abogado de CoPaDi, “los inspectores y policías les pedían una coima o algún reloj, hoy se quedan con todo, son los más vulnerables en la cadena”.

Más allá de los mitos

En La Plata viven un total de 54 senegaleses entre los que hay una mujer. Al tener la documentación precaria no encuentran más opción que la venta ambulante.

-Somos hermanos y no solidarizamos-dice Billy, uno de los que mejor maneja el español. Vive en una pensión que está a la vuelta de la terminal. Comparte pieza con tres compañeros y hay otros cuatro en la pieza de al lado.

Billy lleva puesta una musculosa de los Lakers y pantalones Adidas de feria. En Dakar, la capital de Senegal, tiene mujer y 6 hijos. Gasta lo justo y necesario para vivir y el resto de la ganancia la envía a su familia. Hace 4 meses, con las restricciones de la AFIP al dólar, dejó de girarles dinero.
Cuando a uno le falta algo viene otro y lo ayuda. Ya sea plata, mercadería o comida.

-Hay días –explica- que la venta rinde un poco más y se puede guardar y otros sólo alcanza para comer y pagar pensión.

Los senegaleses no vienen porque su país esté en guerra civil o por ser perseguidos políticos. Son inmigrantes económicos, como lo explica el Profesor en Historia de la Universidad de Luján, Gabriel Santellán, en su informe “Las paradojas de la globalización: el caso de los senegaleses en
Buenos Aires”.

Billy y sus hermanos profesan la religión musulmana. Rezan 5 veces por día. Tienen prohibido el alcohol y las drogas. Les gusta la comida peruana porque en el sabor se parece a la africana. A pesar de vivir con lo justo y andar con un maletín de las 8 de la mañana hasta que no dan más los pies de caminar, hay una parte importante de la estadía en Argentina que los llena de alegría: las mujeres.

-Son buenas y bonitas, dice Billy.

La religión le permite hasta cuatro. Hace la seña con los dedos y, a pesar de todo, vuelve a sonreír.

Fotos Soledad Vampa

agrega un comentario


CMI Network: www.indymedia.org Africa: ambazonia canarias estrecho kenya nigeria áfrica del sur Canada: london, ontario maritimes montreal ontario ottawa quebec thunder bay vancouver victoria windsor Asia del Este: burma jakarta japón korea manila qc saint-petersburg Europa: abruzzo alacant andorra anveres armenia atenas austria barcelona belarus bélgica belgrado bristol brussels bulgaria calabria croacia chipre emilia-romagna estrecho euskal herria galiza alemania grenoble hungría irlanda estanbul italia la plana liege liguria lille linksunten lombardia londres madrid malta marseille nantes napoli holanda niza northern england noruega nottingham oost-vlaanderen c.m.i. indymedia paris/Île-de-france patras piemonte polonia portugal roma romania rusia cerdeña escocia suecia suiza torun toscana toulouse ukraine gran bretaña valencia America Latina: argentina bolivia chiapas chile chile sur brasil sucre colombia ecuador méxico peru puerto rico qollasuyu rosario santiago tijuana uruguay valparaiso venezuela Oceania: aotearoa brisbane burma darwin jakarta manila melbourne perth qc sydney Asia del Sur: india mumbai Estados Unidos: arizona arkansas asheville atlanta austin austin baltimore big muddy binghamton boston bufalo charlottesville chicago cleveland colorado columbus washington, dc hawaii houston ny capital ciudad de kansas los ángeles madison maine miami michigan milwaukee minneapolis/st. paul new hampshire nueva jersey nuevo méxico nueva orleans north carolina north texas nyc oklahoma filadelfia pittsburgh portland richmond rochester rogue valley st louis san diego san francisco bahía de san francisco santa barbara santa cruz, ca sarasota seattle tampa bay tennessee urbana-champaign vermont western mass worcester Asia del Oeste: armenia beirut israel palestina proceso: fbi/legal al día listas de correo documentación técnico voluntarios proyectos: impresos radio tv satelital video regiones: estados unidos temas: biotech

Copyleft © 2001-2008 Argentina Centro de Medios Independientes (( i )). Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos de Indymedia Argentina, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales, a no ser que se obtenga permiso expreso del autor y en todos los casos se reconozca la autoría (poniendo como fuente http://argentina.indymedia.org ). Las opiniones o artículos vertidos por lxs visitantes o colaboradorxs en el sitio pueden no reflejar las ideas de Indymedia Argentina. Usamos software libre. sf-active v0.9.4 Descargo | Privacidad