Saqueos. Comunicados de organizaciones sociales y partidos de izquierda : Argentina Indymedia (( i ))
CMIargentina.indymedia.org Dijimos Nunca Más. ¿Donde está Julio López?
Quienes somos Contacto Subscripciones Calendario Donaciones Publicar
en negroen blancoen rojoayuda temas

Translate this page using Google:


Sindicacion
Sindicacion


New Global Vision
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Saqueos. Comunicados de organizaciones sociales y partidos de izquierda
Por reenvío agencia walsh - Thursday, Dec. 27, 2012 at 9:16 AM

(AW) El jueves 20 se produjeron los primeros "saqueos" en varios supermercados de Bariloche. Luego se replicaron en otras ciudades rionegrinas como Esquel, Viedma, Cipolletti, Comodoro Rivadavia y Trelew. Más tarde en otras provincias: Santa Fe (Villa Gobernador Gálvez y Rosario) y Buenos Aires: La Plata, San Fernando, Escobar, Campana, Zárate, Grand Bourg, Los Polvorines, La Matanza, Pilar, Malvinas Argentinas, Virreyes, José C. Paz, Munro, Derqui, entre otras localidades. También se produjeron en ciudades de las provincias de Chaco, Entre Ríos, Misiones, Corrientes, Tucumán y Córdoba. Hubo cuatro muertos por la represión en Rosario, dos jóvenes y dos mujeres. Comunicados de CORREPI, partidos políticos y movimientos de izquierda.

FRENTE A LAS CONSECUENCIAS DE LA MISERIA, LA RESPUESTA DE TODOS LOS GOBIERNOS ES LA REPRESIÓN

Como en 1989 y 2001, la noticia de un primer saqueo, esta vez en Bariloche, se reprodujo geométricamente en pocas horas. Siguieron Rosario, Campana y San Fernando, pero a 48 horas de que los habitantes de los barrios del Alto barilochense se movilizaran a un supermercado, se multiplicaron episodios similares en prácticamente todo el territorio nacional, desde barrios de la ciudad de Buenos Aires, como Balvanera y Lugano, pasando por Viedma, Cipolletti, Junín, Córdoba, Posadas, Tucumán y Comodoro Rivadavia, hasta Concepción del Uruguay, La Plata, Villa Gobernador Gálvez, Resistencia y, desde luego, todo el conurbano bonaerense.

De inmediato, a la par de la represión, comenzó la búsqueda de "responsables" para ocultar que, si centenares de personas arriesgan su vida y su libertad para cargar un changuito con lo primero que encuentran a mano, lo mínimo que se está expresando es una situación de miseria y desesperación. En la tarea de deslegitimar el reclamo popular, todos los gobernantes reaccionaron con las fórmulas de siempre. "Activistas", "intencionalidad política", "grupos organizados", "los que buscan el caos", "hechos aislados", son algunas de las frases hechas que escuchamos de todo el espectro político, gobernante o no, al tiempo que se repitió el argumento de que "si se llevaron electrodomésticos o zapatillas de marca, no es por hambre". Como si los pobres, en la dinámica de la acción de masas de un saqueo, para ser fieles a su pobreza, debieran elegir la aguja y no el lomo, o sólo tomar de la góndola fideos, arroz y polenta.

El contrapunto más visible fue el del gobierno nacional con una parte de la burocracia sindical. El secretario de Seguridad Berni y el jefe de gabinete Abal Medina acusaron frontalmente a las CGTs de Moyano y Barrionuevo y la CTA de Micheli, mientras éstos, al unísono, replicaron que fue una maniobra del gobierno nacional "para victimizarse".

También desde el kirchnerismo puro, respecto de Bariloche, su senador Miguel Pichetto arremetió contra "anarquistas que vienen de organizaciones de extrema izquierda", con una "postura fuertemente ideologizada" que combina "sectores del indigenismo duro" con "componentes muy parecidos a los que actuaron encapuchados en la Casa de Tucumán", a partir de que "se ha radicado mucha gente del conurbano bonaerense" en los barrios del Alto. Parece que ya estaban ahí hace dos años y medio, cuando en los mismos barrios pauperizados estalló la bronca tras el asesinato policial de Diego Bonefoi.

El ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, en sintonía con su jefe Scioli, habló de "un movimiento organizado" para asaltar supermercados, mientras que el intendente de San Fernando, después de descartar que los saqueos se vinculen con necesidades básicas insatisfechas ("Acá, hambre no hay", aseguró), responsabilizó al gobierno nacional y el provincial: "Parecía que la policía provincial y las fuerzas de seguridad nacionales no existían. ... Yo realmente no sé si pensaron Nación y Provincia que la seguridad era un problema del Municipio. La próxima vez voy a trabajar con los bomberos", ironizó, en la misma línea que un buen grupo de intendentes del conurbano.

Originalísimo, el santafesino gobernador del FAP, Bonfatti, además de quejarse porque el gobierno nacional no le mandó los gendarmes que pidió y de repetir "eso no es hambre", encontró un responsable meteorológico: "Los efectos climáticos por las inundaciones se usaron para hechos vandálicos", dijo. Menos originales fueron varias organizaciones "populares" que rápidamente salieron a aclarar que no tenían nada que ver con los saqueos.

En este juego del gran bonete, lo que queda bien claro es que se intenta, por todos los flancos, eliminar del análisis cualquier mención al hambre y la miseria de los que todos ellos, gobiernos nacional, provinciales o municipales, son corresponsables. Por eso, en lugar de "saqueo", hablan de "robos calificados" (imputación que pesa sobre casi todos los detenidos a lo largo del país). Por eso repiten "esto fue organizado", para instalar la idea de que organizarse, para los pobres, es delito. Que los explotados se organicen, así sea efímeramente y con un alto grado de espontaneísmo, causa terror a la clase dominante, y por eso prefieren apelar al absurdo de sostener que tres días de saqueos en más de 70 ciudades del país fueron parte de un complot, cuyos instigadores varían según convenga a cada uno.

Pero con dos muertos confirmados en Rosario, rumores de otros en San Fernando, varios heridos de gravedad, más de medio millar de detenidos en todo el país, y barrios y ciudades enteras ocupadas militarmente por gendarmes y policías, lo único indiscutible es que, frente a las consecuencias de la miseria, la respuesta unívoca del aparato estatal, dirigido por el kirchnerismo, el binnerismo, el PJ no kirchnerista, o quien sea, fue la represión. En eso no se diferencian, y muestran claramente quiénes son los enemigos de los trabajadores y el pueblo.

Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI)

----------

ELLOS SE PELEAN, AL PUEBLO LO BALEAN

Responsabilizamos al gobierno nacional y a su aparato represivo por los hechos de violencia, las muertes y represiones contra el pueblo.

El saqueo de supermercados pasa a ser la noticia del día. Vemos en los canales, indistintamente de las corporaciones a las que pertenezcan, imágenes que detallan los electrodomésticos en manos del pueblo. Todo el día e incluso durante el anochecer, los medios desataron una cacería de brujas buscando responsables de la ola de saqueos incitando a una rápida y pronta represión.

Nosotros y nosotras no tenemos dudas. La interna del peronismo, montada sobre el hambre del pueblo y especulando con un modelo que sólo sigue beneficiando a unos pocos, se lanza a intentos desestabilizadores con la sola búsqueda de aprovechar el descontento popular en beneficio propio. La derecha peronista siempre especuló con este tipo de acciones y hoy, una vez más, fogonea a las fuerzas represivas para que sigan matando a los pobres, que para satisfacer sus necesidades, salen a las calles contra los grandes supermercados.

Los gestores de estas acciones sólo pueden llevarlas a cabo gracias a las políticas de miseria y tercerización promovidas desde el gobierno nacional y sus lacayos provinciales. Es ahí donde recae la responsabilidad casi exclusivamente en el gobierno nacional. Su política de explotación y despojo, expresada en bajos salarios, subsidios a las empresas, aumentos en los impuestos, en el transporte y en los bienes de la canasta básica, leyes reaccionarias como las de ART, así como una política de sumisión y alianza con grandes cámaras empresariales, tanto nacionales como transnacionales, contiene en sí misma una violencia que el pueblo solo puede acallar recuperando lo que por derecho le pertenece.

Estas contradicciones que el gobierno manifiesta en todo su accionar, expresadas a través de un doble discurso que mantiene al solo fin de tapar estas políticas, lo lleva a anunciar con bombos y platillos la expropiación del predio de la rural, y votar, casi simultáneamente, todas las leyes que el macrismo le solicita en pos de la especulación inmobiliaria en la Ciudad de Buenos Aires.

La violencia no radica en el saqueo mismo sino en las políticas de hambre. Esta especulación política, que tiene actores con nombre y apellido, se salda con vidas del pueblo acribilladas por las fuerzas represivas.

Repudiamos terminantemente estas políticas de hambre y explotación que se nos imponen, así como toda acción represiva contra el pueblo, y denunciamos a estos retrógrados que hacen del hambre del pueblo un instrumento de su politiquería cobarde.

• Fuera la gendarmería y la prefectura de los barrios.
• Basta de reprimir la protesta social.
• Basta de políticas de hambre.
• Que la burocracia y la derecha peronista dejen de especular con las necesidades de nuestro pueblo.

Si el hambre es ley, la rebelión es justicia.

Convocatoria por la Liberación Nacional y Social.

Frente Nacional Pueblo Unido: Movimiento Popular La Dignidad. Movimiento Justicia y Libertad. MTD Aníbal Verón (Esteban Echeverría). MTR 12 de Abril. Movimiento Social y Cultural Tupaj Katari.

----------

EL MOVIMIENTO DE LUCHA POR TRABAJO (MLT), MANIFIESTA:

Respecto a los saqueos que se produjeron en las primeras horas del día sábado 22 del 2012 en la ciudad de Esquel, repudiamos dicho accionar, nuestro movimiento no convocó ni fue parte de los saqueos porque entendemos que la lucha por los derechos es estructural y en contra de las políticas del gobierno que nos conducen a la miseria y a la desesperación.

Nos preguntamos qué sectores y qué intereses están detrás de estos hechos.

En el día de hoy, algunos medios, dejaron entre ver que el M.L.T tenía responsabilidad en estos hechos y que nuestra compañera Moira Millan era la instigadora. Esto es una verdadera mentira, entendemos que esto es persecución política, que los mismos sectores que apoyan a la minería, aprovechan esta coyuntura para hacer una cacería de brujas, contra los activistas sociales.

Por nuestra parte continuaremos en la lucha, firmes desde la dignidad, para que en Esquel se genere trabajo real y genuino. Instamos nuevamente a la conformación de una mesa multisectorial para elaborar la matriz de desarrollo local, que sea económicamente sustentable, ambientalmente sana y socialmente justa.

La desocupación, miseria y desesperación son los caldos de cultivo de todo tipo de violencia, no se resolverá con más policías ni represión, sólo se encontrará paz con verdadera justicia social.

¡Por trabajo, dignidad y vida, pan, trabajo, mineras al carajo!

Movimiento de Lucha por Trabajo (MLT)
Esquel, 22 de diciembre de 2012

----------

ANTE LOS HECHOS DE BARILOCHE, ROSARIO, CAMPANA Y OTRAS CIUDADES

Los funcionarios oficiales han abundado en acusaciones diversas en relación a los hechos de Bariloche, Rosario y otras ciudades. En cambio, no pudieron detenerse un segundo a responder sobre las consecuencias de su propia política, que ha llevado a una inflación del 40% en los alimentos, a un tercio de los trabajadores argentinos en condición precaria, a 35.000 puestos de trabajo menos en la industria de la construcción.

La inflación engordó los balances de los bancos y monopolios alimentarios. Pero su contrapartida es una monumental confiscación a los salarios y jubilaciones. Los tenedores de la deuda externa argentina -que acaban de recibir el mayor pago de su historia- tendrán una Navidad muy superior a la de las familias obreras de Argentina.

Bariloche es una versión corregida y aumentada de esta realidad: detrás de la fachada turística, la desocupación de jóvenes y trabajadores asuela las barriadas. Un dirigente vecinal de esa ciudad, entrevistado por las radios porteñas, no pudo ser más claro: "aquí -dijo- nos estamos cagando de hambre". Hasta el mismo intendente de Bariloche le describió esa realidad al jefe del gabinete. Pero la única respuesta de Abal Medina fue el envío de 300 gendarmes.

En cambio, no conocemos una sólo medida oficial para paliar, de modo urgente, las necesidades planteadas en los barrios postergados.

De cara a esta crisis, el Partido Obrero plantea que dirijamos los reclamos al poder político, y con un programa:

1. entrega de ayuda alimentaria inmediata a todas las familias que lo necesitan, bajo control de representantes electos de los barrios.

2. empadronamiento urgente de todos los desocupados, y otorgamiento de un subsidio equivalente al 80% de la canasta básica.

3. Puesta en marcha de un plan de obras públicas y viviendas en los barrios y municipios afectados, que asegure trabajo a todos los desocupados empadronados.

4. Eliminación inmediata del IVA y los impuestos al consumo, salario igual a la canasta familiar, restitución de las asignaciones familiares. 5. Anulación de los tarifazos en el transporte público.

Hacemos un llamado al conjunto de las organizaciones políticas, sindicales y sociales ligadas a la clase obrera a impulsar asambleas en los barrios, para organizar movilizaciones a los municipios por este programa de reclamos.

Partido Obrero

----------

FRENTE A LOS SAQUEOS

Desde el jueves 20/12, primero en Bariloche y luego en Villa Gobernador Gálvez (Santa Fe) y algunas zonas de Rosario hubo saqueos a varios supermercados. El viernes 21 esto se expandió a La Plata, San Fernando, Escobar, Campana, Grand Bourg, Los Polvorines, José C. Paz, Munro, Pte. Derqui, entre otras localidades de la provincia de Buenos Aires; llegando a la zona sur de la Capital, así como en Santa Fe, Chaco, Entre Ríos y Córdoba. La gran mayoría eran jóvenes de zonas muy humildes. Se enviaron 400 gendarmes a Bariloche y hubo al menos dos muertos por la represión en Rosario. Cuando redactamos esta declaración la policía reprime en provincia de Buenos Aires.

El gobierno se apuró a subrayar que las acciones estaban "organizadas". Abal Medina, Jefe de Gabinete, buscó chivos expiatorios y acusó a dirigentes sindicales responsabilizándolos de las acciones. Lo mismo hicieron cuando el pueblo, harto de viajar como ganado, incendió los trenes y finalmente se demostró que era una campaña del kirchnerismo para confundir a la población en lugar de mejorar el servicio de transporte ferroviario. Repudiamos esas acusaciones. No compartimos la teoría que desde el gobierno y sectores patronales se está reproduciendo sobre una conspiración detrás de los saqueos. Lo que está detrás de estos saqueos son el ajuste, el aumento imparable de los precios, las subas de servicios, la falta de empleo, la precarización laboral, que actúan de combustible de una crisis social que el gobierno pretende ocultar.

Por su parte, Scioli mandó la policía a reprimir declarando que "uno a uno van a ir todos presos". Y Lamberto, Ministro de Seguridad del gobierno "socialista" de Santa Fe pidió la gendarmería. ¡Ninguno de los gobiernos denunció la situación ni tomó medidas para resolver la miseria que va en aumento!

No se trata de un problema delictivo, es un problema social, al que en lugar de dar respuesta, criminalizan y despliegan una campaña buscando legitimación social para la misma.

Naturalmente que siempre actúan sectores oportunistas en estos acontecimientos, pero lo que explica la sucesión de saqueos y el hecho de que se extiendan a distintos lugares del país en cuestión de horas es la visible situación de deterioro económico que millones están viviendo.

Son enormes los sectores que no pueden acceder a lo mínimo, porque no tienen trabajo -o tienen uno muy precario- y sus ingresos se licuan día a día por la inflación que crece sin parar, aunque el INDEK lo quiera negar. Si entre los trabajadores se está haciendo cada vez más duro llegar a fin de mes sin deudas, mucho peor se hallan millones de jóvenes, que no tienen ninguna perspectiva, a los cuales el gobierno y los grupos económicos les han robado el futuro. Los gobernantes no quieren hablar de las causas, porque saben que no les conviene.

No es una mano negra lo que explica que la gente ingrese a los supermercados, sino este modelo que concentra riqueza y expande la pobreza, haciendo crecer de manera exponencial la desocupación y la exclusión.

Desde comienzos de año, el gobierno nacional definió el rumbo del ajuste para sostener el modelo actual. Gobernadores oficialistas y opositores -también el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires- acompañaron esta decisión. Aumento de impuestos y servicios, tarifazos en el transporte, recortes salariales o de jubilaciones, aguinaldos en cuotas. En todas las legislaturas se han aprobado presupuestos de ajuste. Incluso ayer se anunciaron incrementos de casi el 45% para boletos de trenes y colectivos en la zona metropolitana. En Capital incluso el PRO y los K votan juntos enormes negocios inmobiliarios con los espacios públicos.

El pueblo trabajador no tiene que dejarse engañar por las disputas que existan entre los políticos del sistema. Aunque se culpen unos a otros, Cristina y los gobernadores son todos responsables y tienen que hacerse cargo de lo que está pasando. Y eso incluye los muertos y heridos por la represión. En lugar de criminalizar la pobreza hay que solucionar los problemas de nuestro pueblo.

Asimismo son responsables los empresarios, grandes formadores de precios, terratenientes, banqueros y financistas que están detrás de las subas indiscriminadas de precios que generan, junto al gobierno, un verdadero saqueo a los bolsillos populares. Y, como reconoce la propia presidenta, "se la llevan en carretilla", siendo los grandes beneficiarios de este modelo.

Lo que estamos viendo muestra que nos encaminamos a un 2013 de más conflicto social. Se mezclarán los problemas económicos y todo el déficit que arrastra hace años este modelo y los reclamos obreros y populares en medio de una bronca que crece. Hay que prepararse para nuevos cambios bruscos en la situación, porque los gobiernos no van a solucionar ninguno de nuestros problemas.

Llamamos a desarrollar la más amplia movilización para exigir a los gobiernos ayuda social urgente a todos los sectores que la necesitan. Reclamamos un plan de emergencia con mayor entrega de planes sociales, aumento de su monto y un aguinaldo social extraordinario para pasar estas fiestas. Mientras se implementa un plan de obras públicas y viviendas populares para generar trabajo genuino.

Desde nuestro Movimiento Sin Trabajo Teresa Vive ya estamos reclamando en todo el país. A su vez señalamos que se necesita un modelo opuesto al que tenemos, que ponga el acento en el trabajo digno, la educación y la salud públicas, la vivienda, etc. y no en pagar la deuda, subsidiar a las multinacionales, bancos y terratenientes.

Para lograr ese cambio tenemos que luchar, como lo hicimos con los paros y marchas durante todo el año. Pero también tenemos que ser capaces de dar batalla en el terreno político-electoral a los gobiernos y partidos que defienden estas injusticias, plantándonos con herramientas unitarias y transformadoras. Para eso construimos junto a Pino Solanas, Alejandro Bodart, Vilma Ripoll y demás referentes. Desde nuestro partido apostamos a que seamos cada vez más en este camino, para cambiar todo de raíz y hacer que la crisis la paguen los capitalistas.

Dirección Nacional del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST)
21/12/2012

----------

DECLARACIÓN DEL PTS ANTE LOS SAQUEOS

Ante los hechos sucedidos en Bariloche, Rosario y algunas zonas del Gran Buenos Aires, donde se produjeron saqueos a supermercados y otros comercios, el PTS denuncia en primer lugar que estos hechos son la consecuencia de que, bajo los gobiernos kirchneristas, una gran parte de la población -principalmente de la juventud- sigue viviendo en condiciones de extrema pobreza, sin trabajo o con empleos "en negro" y precarios. A diez años del mayor crecimiento económico de toda la historia nacional según las mismas cifras oficiales existen en la Argentina más un millón y medio de desocupados y casi cinco millones tienen empleos precarios "en negro", mientras que un millón de jóvenes no estudia ni trabaja. Esto se agrava por la inflación que produce el aumento de la carestía de la vida y afecta, en primer lugar, a los sectores más pobres, mientras que los empresarios y banqueros siguen con la fiesta llevándosela "en pala", como reconoció la misma presidenta Cristina Fernández. Mientras que por estas fechas los artículos suntuosos se venden al por mayor en los shoppings para unos pocos, en los barrios populares se evidencia la cada vez más brutal diferenciación social que produjo este "modelo nacional y popular".

Rechazamos la represión contra las personas que llegan a esta situación desesperante y exigimos la libertad de todos los detenidos. Asimismo repudiamos las declaraciones macartistas de los funcionarios nacionales, encabezados por el jefe de gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y el secretario de Seguridad, Sergio Berni, volviendo a acusar a organizaciones sociales, sindicales y a la izquierda y llamando a reprimir.

El PTS no impulsa ningún saqueo y defiende los históricos métodos de lucha del movimiento obrero, a la vez que comprende la situación a la que son empujadas miles de familias indigentes de nuestro país que las llevan a tomar estas acciones desesperadas.

En la conferencia de prensa de la CGT y la CTA opositoras, Moyano y Micheli denunciaron la campaña de infundios generada por el gobierno K y su inmensa corporación mediática. Pero consecuentemente con la tradicional postura de la dirigencia sindical burocrática que en los noventa dejó librados a su suerte a millones de desocupados que se vieron obligados a desarrollar el movimiento piquetero, esta vez también quienes están al frente de los sindicatos le dan la espalda a los sectores más explotados y oprimidos de la sociedad, como los millones de trabajadores desocupados y precarizados. En la citada conferencia de prensa notablemente nadie mencionó el tarifazo al transporte que acaba de imponer el gobierno K, un nuevo atentado al nivel de vida particularmente de las franjas más empobrecidas del pueblo trabajador. La impotencia de estos sectores pobres es también responsabilidad de la burocracia sindical.

El PTS en el Frente de Izquierda sostiene que hay que encauzar la lucha por alimentos y vivienda dirigiéndola hacia el poder político y exigir: cese inmediato de la represión y libertad a todos los presos; entrega inmediata de bolsones de alimentos en todos los barrios carenciados del país bajo el control de delegados barriales elegidos democráticamente; anulación del tarifazo al transporte; plan nacional de obras públicas bajo el control de las organizaciones obreras para realizar las obras de infraestructura que necesita el pueblo poniendo a trabajar a cientos de miles de trabajadores, con un salario mínimo que sea equivalente al costo de una canasta familiar; juicio y castigo a los responsables de los asesinatos en Rosario.

Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores
21 de diciembre de 2012

agrega un comentario


blabla
Por rón - Thursday, Dec. 27, 2012 at 10:09 AM

podrqan decir todo lo que quieran pero nunca vana dar "en la tecla", los saqueos estan tan lejos de los partidos politicos como de las organizaciones sociales.

sigan hablando, sigan analizando...

agrega un comentario


declaración de quebracho
Por otro mas - Thursday, Dec. 27, 2012 at 11:20 AM

"lo que es necesario explicar no es que el hambriento robe o que el explotado se declare en huelga, sino por qué la mayoría de los hambrientos no roban y por qué la mayoría de los explotados no van a la huelga” (Wilhelm Reich)


"¿Robar es un delito? Sólo para los pobres" (pintada callejera)

En vísperas de una nueva navidad y un nuevo año, vivimos una serie de saqueos en distintos puntos del país. Dicen que fueron saqueados 292 comercios en 40 ciudades, por 26,5 millones de pesos. Miles de personas estuvieron involucradas. Cientos de detenidos, muchos de los cuales pasarán estas fiestas en la cárcel. Zonas militarizadas. Muchos heridos y dos muertos. Silvina Barnachea de 40 años murió desangrada por las heridas ocasionadas luego de romper la vidriera de un supermercado, y Luciano Carrizo de 22 años fue fusilado de un tiro en el pecho.

Lo saqueos comenzaron en Bariloche y siguieron en distintas partes del país. En Bariloche, aunque también saquearon todo el supermercado Chango Mas, pudimos ver cómo la gente se llevaba televisores último modelo. Este hecho sirvió a toda la clase política (a los fachos y racistas tanto como a los que se dicen progres, de izquierda o populares) para tomar posición, realizar declaraciones y esbozar teorías absurdas cuando no cómodas y obsecuentes, atravesadas por una lógica reaccionaria anti pobre. A su vez, las medidas concretas de gobierno tomadas ante los saqueos (las que se exigían, las que se llevaron adelante) expusieron a unos y otros en la vereda opuesta de los marginados, de los olvidados, de los postergados, de los pobres.

El jefe de Gabinete Abal Medina, mientras confirmaba el envío de 400 gendarmes a Bariloche como respuesta del gobierno para garantizar el orden y la paz social, dejó planteados los primeros esbozos y las primeras acusaciones: “Son hechos aislados, muy claramente estructurados y organizados, en los que nadie iba por comida, sino por plasmas, LCD y bebidas”, mientras acusaba a la CGT de Moyano y Barrionuevo y la CTA de Micheli.

Los saqueos llegaron a Rosario, una provincia gobernada por el "socialismo" y cabeza de un frente político progre que busca ser alternativa para gobernar la Argentina (el FAP, del que participa el principal partido político responsable de los asesinados durante el argentinazo). Y el socialismo no dudó en aplicar la represión para resolver el conflicto.

Escuchábamos las declaraciones de Binner, ex gobernador de Santa Fe y presidente del FAP. Este señor que se asemeja a un lord inglés, no dudó en hacer una distinción categórica entre los pobres: “una cosa son los que roban para darle comida a sus hijos, y otros son los que roban electrodomésticos".

Antonio Bonfatti, actual gobernador de la provincia de Santa Fe, definió los hechos como “vandálicos y los autores y actores no tienen nada que ver con problemas sociales”. ¿Qué entenderá Bonfatti por “problemas sociales”? ¿Tratará de evadir la realidad de las grandes barriadas de su provincia?

Esto mismo salió a decir el gobernador bonaerense manodura Scioli, para quien el que roba un plasma no lo hace por hambre, sino por vándalo. ¡Que sabrá de hambre un hambreador! Scioli, un sinvergüenza creado por los tiempos neoliberales, quien ha aplicado y busca aplicar todo tipo de recorte a las políticas sociales, nos viene a hablar de hambre y de pobreza, de cómo es posible ser pobre dignamente, justamente él, uno de los principales generadores del hambre. ¿Scioli dice que hay pobres más dignos que otros? Los pobres dignos no saquean, dice el as del ajuste en políticas sociales.

El gobernador de Río Negro, el kirchnerista Alberto Weretilneck, en sintonía, aseguró que los saqueos de Bariloche "no son hechos que tengan que ver con conflictividad social o cuestiones relacionadas con la supervivencia de la gente". Según él se trataría de “grupos ligados al narcotráfico, el delito y la anarquía”. Miguel Pichetto senador rionegrino kirchnerista, sin ruborizarse, los atribuyó a “corrientes que vienen del indigenismo duro”.

Estos discursos y posicionamientos concretos de los políticos, de los medios de comunicación que reproducen el discurso de "saqueos organizados" y fogoneron la situación (tanto la corpo, la derecha como los progres y oficialistas) y de algunos sectores de la sociedad, vienen a expresar la existencia de una matriz reaccionaria y racista que clasifica la pobreza y a los pobres en buenos y malos. Prefieren gastar sus cartuchos en decir esto, en lugar de buscar y ofrecer respuestas para resolver la situación estructural que genera esa pobreza y la reproduce, cada día, remarcando su profundidad.

Decir que los saqueos son “organizados”, definir los saqueos como lo hace un diario progre como “ola de violencia organizada” (transformándolo automáticamente así en una ola de “robos calificados, poblados y en banda”, como hecho punible, a cuyos autores le corresponderían penas de entre 5 y 15 años de prisión), implica considerar que hay pobres buenos y pobres malos. Los malos roban, violan la ley y son violentos. Los buenos no roban y trabajan, o en todo caso cuando tienen mucha hambre, roban comida y no televisores.

Los culo-roto exigen que los pobres saqueadores, entre un LCD y un paquete de fideos, debieran elegir el paquete de fideos. Osan ponerse en su lugar y decir “eso es lo que yo hubiese hecho”. Resuena también en las radios, en las pantallas de TV, en los portales de internet esa idea clasista, soberbia, mesocrática, racista, de que a los pobres se los puede llevar de acá para allá a delinquir como vacas ciegas. Es la misma lógica que sostiene que nuestra sociedad “está podrida”, que los pobres están corrompidos. Es la vieja mirada oligárquica desde donde se decía que las “masas ciegas” son “espíritus corrompidos”, manipulables, turbas irracionales que pueden ser llevadas donde los manipuladores lo desean. Las declaraciones suenan a una re edición de aquello que el “General” y la “Yegua” manejaban a gusto a los cabecitas. Quizás esos declarantes se sorprendan y se descubran finalmente gorilas. Aunque esperable entre los reaccionarios, también entre el clasismo y el oficialismo se exponen despreciando a los pobres.

A pesar de esta lógica nefasta, los saqueos fueron simplemente eso: “saqueos”. Y para lástima de ministros y gobernadores, se saqueó de todo, plasmas y otras cosas que roban los pobres malos, pero también comida, cosas para la vida, desde papel higiénico hasta bebidas y pan dulce. ¿O acaso el pan dulce no entra en la categoría “comida” porque es algo que se come en navidad? ¿Deberían robar pan común? ¿Acaso los señores ministros no beben vino? Seguramente beben costosos champanes.

Los atraviesa a todos la necesidad de garantizar el orden, de domesticar lo indomesticable, de negar la realidad de la pobreza y la desigualdad objetiva y estructural. Y aunque usualmente se muestran distanciados en sus pensamientos, en sus políticas, en sus objetivos, cuando de garantizar el orden se trata, de domesticar lo indomesticable, hay acuerdo.

Todos se revelan preocupados por defender los intereses de las grandes cadenas de supermercados multinacionales (los que más ganan con el hambre de nuestro pueblo) y la propiedad privada, pero no se muestran preocupados por buscar y proponer una salida a la situación de miseria y hambre en la cual muchos continúan sumergidos. La situación claramente hoy no es la misma que 11 años atrás. Nos hemos cansado de decirlo. Mucho se ha avanzado. Pero sostenemos, porque lo sabemos, porque lo vivimos, porque lo compartimos, que hay mucha miseria y hambre en nuestra patria mientras a la vez hay muchos que se han enriquecido mucho. Es un país donde los empresarios y las multinacionales hacen grandes negociados. A costa de nuestra gente, de nuestra Patria.

Militarizar no es garantizar la paz social. Es reprimir. Es repeler. Pero reprimida o no, aquello que propicia la ruptura de la paz social seguirá latente. Se retrae, retrocederá la marea, y como tal volverá mientras las aguas de la pobreza y la desigualdad sigan existiendo.

Los recientes sucesos exponen que muchos se muestran preocupados por los saqueos de los comercios, por la necesidad de protegerlos, pero ignoran o minimizan el gran problema de la pobreza y del saqueo de la Patria que persiste. Unos acusan a otros, el gobierno responsabiliza a la CGT de Moyano y Barrionuevo, y a la CTA de Micheli, y estos a su vez, acusan al gobierno nacional de construir un escenario para victimizarse y desprestigiar una fuerza política opositora en gestación. Dicen que todo es armado. Y ninguno pone como objetivo político terminar con la pobreza y el verdadero saqueo de nuestra Patria.

Se evade con esto, para unos y otros, aceptar que en nuestro país la pobreza es un problema central, que existe una inmensa brecha social entre los ricos cada vez más ricos y opulentos y los de abajo que nada tienen. Muchos verán constipaciones absurdas. Nosotros solamente vemos necesidades, desigualdades.

Saqueo para nosotros es el robo de nuestra plataforma continental por parte de los ingleses, donde la Prefectura Naval no hace nada. Saqueo es el robo del presupuesto para educación en la provincia de Buenos Aires, perpetrado por los propios gobernantes. Hay saqueo en la pampa húmedo con los ricos y sus 4x4 llevándose la riqueza de nuestros suelos en complicidad con el estado. Como en el Cuyo, donde se llevan el agua dulce y los minerales avalados por grandes acuerdos estratégicos. Saqueo es llevarse miles de millones de dólares en concepto de pago de deuda externa (desendeudamiento dirán algunos). Saqueo hay en Comodoro Rivadavia, donde los barcos no paran de llegar, cargar petróleo e irse. Eso es saqueo. Y ahí el estado no actúa.

Un plasma o el petróleo. Un equipo de audio o los recursos mineros. Una caja de vino fino o el agua de la cordillera. Ropa o las Malvinas y la Antártida. ¿Quiénes son los saqueadores? ¿Los pobres que salen contra los supermercados y todo lo que hay en ellos por el creciente costo de vida (de largo plazo ya) que repercute más sentidamente sobre sus bolsillos ante las fiestas de fin de año, por la exclusión de ciertas políticas públicas que se manejan discrecionalmente? ¿O las multinacionales y sus socios locales que saquean nuestros bienes comunes y recursos estratégicos hipotecando la soberanía nacional?

Mientras tanto, gobernantes y políticos persisten en sus posiciones cobardes. Con pecho frio se excusan de buscar las soluciones que el pueblo pobre debe tener y priorizan el problema de su “interna” política. Cobardes como los caceroleros que escondidos en trincheras electorales manosean la problemática social para su beneficio personal y de los partidos anti liberación, o los “de izquierda”, que ante hechos como estos solo sacan su manualcito programático panfletario de oportunidad.

Suponer que la paz social se garantiza militarizando y que los saqueos fueron “organizados”, que se robaron plasmas, que no se roba comida, es tratar de cambiar el eje del problema para evitar decir que acá hay marginalidad, promesas incumplidas, diferencias sociales abismales, que muchos compatriotas la pasan mal, que la tienen dura para vivir, que las políticas públicas evidentemente no alcanzan. Porque hacerlo implica tener que ponerse a trabajar en ello y redefinir prioridades. Quizás se tome nota de que es imperioso atender estas cuestiones, o quizás nunca salgan de la búsqueda de conspiradores. Lo que hagan, como siempre, dependerá de lo que imponga el pueblo.

No descartamos la acción de grupos que puedan haber fogoneado los saqueos. Algunos creen poder construir una salida política jalonada por este y otro tipo de sucesos. Todos serán jalones que juegan con el hambre del pueblo. Quizás valga recordar que también durante el 2001 algunos reconocidos intendentes fueron vistos por las calles convocando al saqueo. Pero ni antes ni ahora la existencia de esos oportunistas pudo ni podrá obturar la mirada sobre la proscripción, que es económica, social, cultural y política.

Otros dicen que los saqueos fueron protagonizados por los que llaman los “ni-ni” (jóvenes que ni trabajan ni estudian). Nosotros les decimos que en su hipótesis están dejando afuera otros “ni”: ni están incluidos en políticas públicas, ni tienen planes sociales, ni tienen subsidios.

Quedan deudas políticas e históricas nada despreciables. Y la principal tiene que ver con los proscriptos, aquellos que no figuran ni en encuestas ni en padrones, aquellos a los que no llegan las políticas públicas, aquellos que siguen cautivos de la explotación. Los invisibilizados y negados incluso por el relato progre del gobierno.

Es imperioso lanzar una ofensiva política, no una ofensiva policial o militarizada como la que estamos viendo, sino una ofensiva en políticas de inclusión social. Porque la paz social no se construye con gendarmes sino con políticas publicas inclusivas.

agrega un comentario


Declaración del Nuevo MAS
Por . - Thursday, Dec. 27, 2012 at 4:51 PM

LA VUELTA DE LOS SAQUEOS DEMUESTRA QUE EL HAMBRE NO TERMINÓ !!

Cuando menos se lo esperaba el gobierno de Cristina Kirchner, han vuelto los saqueos en nuestro país. Los mismos comenzaron en Bariloche, ciudad marcada por enormes contrastes sociales, y se extendieron luego a Rosario, Campana y en el momento que escribimos esta declaración se están sucediendo en varios puntos de la zona norte del Gran Buenos Aires.

Rápidamente el gobierno salió con una campaña de que los mismos “estarían organizados, instrumentados por sectores opositores al oficialismo” como queriendo quitarle legitimidad a los mismos. Pero esta es una flagrante mentira: ¡la sucesión de asaltos a supermercados está mostrando que una enorme cantidad de familias en nuestro país sienten que no podrán pasar las fiestas, como corresponde, con lo mínimo necesario para festejar las mismas!

Es que el kirchnerismo ha dibujado una imagen de falsa prosperidad. Es verdad que en la última década hubo creación de empleo a partir de la recuperación de la producción. Sin embargo, eso nunca resolvió la circunstancia de la enorme heterogeneidad en las condiciones laborales, amén del hecho que hasta un 40% de los trabajadores con empleo lo siguen haciendo en negro o en condiciones absolutamente precarizadas de trabajo.

El 2012 trajo, además, otros flagelos. El fundamental: un deterioro salarial y de los ingresos creciente como subproducto de una inflación imparable, reforzada, además, por la política de ajuste económico que acaba de tener una nueva expresión con el tarifazo del transporte.

Pero no se trata solo de esto. También es un hecho, marcado por todos los analistas, que la creación de empleo se estancó y, además, se vive el flagelo creciente de los servicios públicos: los cortes de luz constantes, el desastre de las inundaciones permanentes de los barrios más carenciados, el deterioro del transporte que a cada vuelta de la esquina amenaza con una nueva tragedia como la del ex ferrocarril Sarmiento de marzo de este año y un largo etcétera.

El gobierno de Cristina no reconoce nada de esto. También desconoce un fenómeno que ha venido creciendo: la ampliación de la brecha social, una polarización en los ingresos dónde los sectores que han quedado por fuera del empleo formal –sea en blanco o negro- que hace changas, o vive de planes sociales o de mecanismos por el estilo, han visto nuevamente derrumbarse sus condiciones de vida por el estancamiento de sus ingresos –si los tienen- frente a la cabalgata inflacionaria.

Otro argumento del gobierno para decir que los saqueos son “organizados” es la fecha: el aniversario del 19 y 20 de diciembre. Pero lo que el gobierno pretende esconder es que si el país reventó once años atrás en esta misma fecha y vive esta incipiente crisis hoy, no es por ninguna manipulación por “fuerzas ocultas”, sino por el simple hecho que a finales de año toda las familias obreras y populares hacen sus balances –por así decirlo- sacan “cuentas”, y evalúan como podrán llevar adelante sus merecidos festejos y fiestas de fin de año.

Sencillamente, muchas de esas familias a las que las cuentas no le dan y sienten como una injusticia el nivel de gastos y festejos de las clases pudientes, son las que han salido a saquear: esa es la única verdadera y real explicación más allá de todas las elucubraciones interesadas.

Y la respuesta del gobierno ante eso ha sido una vergüenza: ¡no se le ha ocurrido otra cosa que la represión! ¡Mandó a Berni armado hasta los dientes con 400 gendarmes a Bariloche en vez de solucionar aunque sea mínimamente el reclamo por hambre que expresan los saqueos!

Insistimos: ¡es un escándalo que un gobierno que se dice “popular” en vez de resolver la circunstancia, en vez de dar respuesta a las exigencias y reclamos que se expresan, salga a reprimir!

Desde el Nuevo MAS decimos categóricamente que repudiamos de forma absoluta esa represión que ya se ha cobrado dos vidas en Rosario.

También decimos categóricamente que las causas que están llevando a los saqueos son genuinas: tienen que ver con que en la Argentina capitalista del kirchnerismo el hambre no ha sido resuelto, la polarización entre ricos y pobres nunca dejó de creer y el saqueo es la forma que encuentran algunos de los sectores más pobres de la sociedad frente a la falta de respuestas y soluciones con la que se chocan.

En todo caso, la circunstancia debe ser aprovechada para volver a poner en pié asambleas populares barriales, para que en todas las localidades dónde hay hambre los compañeros y compañeras, las vecinas y los vecinos se organicen y comiencen a llevar adelante sus reclamos de una manera consciente y organizada colocando en el centro la exigencia de trabajo genuino asalariado, de plan de obras públicas ya, y su unidad de clase con los trabajadores ocupados.

En el mismo sentido, las organizaciones sindicales como las que acaban de hacer el histórico paro general del 20 de noviembre pasado, y luego la marcha del pasado miércoles 19 de diciembre (en ambos casos con destacada participación de la izquierda, entre ella, nuestro partido), son las que naturalmente deberían tomar sin ningún falso sectarismo en sus manos un programa de unidad de la clase obrera dónde junto con los reclamos por el impuesto al salario se incorporen los reclamos por la precarización laboral y también la exigencia al Estado de obras públicas para crear trabajo y resolver de manera más orgánica la circunstancia de hambre que no termina.

Junto con esto hay que sacar una lección más de fondo de la circunstancia: no hay ninguna “estabilización” (como la que se jactan los K cuando hablan de que ellos “apagaron el incendio del 2001”) bajo este sistema capitalista de explotación. Hay una crisis del capitalismo que es internacional; hay una crisis de la economía en nuestro país, y la única salida y estabilización de fondo solo podrán venir desde la clase obrera y su programa para que la crisis la paguen los propios capitalistas.

Comité Ejecutivo Nuevo MAS viernes 21 de diciembre de 2012

agrega un comentario


Declaración frente a los saqueos en distintos puntos del país
Por x - Saturday, Dec. 29, 2012 at 7:37 PM


Hay que combatir el hambre y no a los hambreados

En los últimos días se han sucedido una serie de saqueos en distintos puntos del país (Bariloche, Rosario, Provincia de Buenos Aires, Cipolletti, Esquel, Viedma entre otras ciudades), con un saldo de cuatro muertos y varios centenares de detenidos. Estos hechos han despertado los más diversos cruces entre sectores del oficialismo y la oposición pero, más allá de las acusaciones y de posibles instigadores, lo primero que hay que señalar es que para que los saqueos se produzcan tienen que existir condiciones sociales de extrema necesidad entre los sectores que los protagonizan. La situación, por supuesto, no es la de 2001. Pero aunque en una dimensión significativamente menor que en aquel entonces, el hambre y la miseria han persistido y vuelven a crecer en las barriadas más humildes.

En este sentido el contexto de inflación creciente que vive nuestro país y el consiguiente deterioro del salario real de los trabajadores y las jubilaciones, sumado a la insuficiencia de los planes Argentina Trabaja y de las políticas sociales en general, son el telón de fondo de las condiciones en que viven los sectores más empobrecidos de nuestro pueblo. Si a esto le sumamos los recientes aumentos de impuestos y el transporte, nos encontramos frente a un marco en el que llegar a fin de mes se hace cuesta arriba para cada vez más argentinos. Con más razón cuando llegamos a la época de las fiestas y todos quisiéramos poder tener una mesa digna para nuestras familias y hasta un regalo para nuestros hijos.

Por todo esto, aún cuando en algunos casos punteros peronistas hayan actuado como "iniciador" o detonante de estos saqueos, rechazamos la respuesta del gobierno nacional que se victimiza y utiliza estos hechos para acomodarse como el gobierno que lucha contra las corporaciones y al que quieren desestabilizar, optando por acusar a todo sector opositor de ser la “mano negra” que se halla detrás de un movimiento “organizado y artificial”, en lugar de atender las reales necesidades de nuestro pueblo que son en definitiva las que posibilitan que expresiones de estas características ocurran.

Es necesario que el trabajo y las políticas sociales aseguren que en ningún hogar falte el pan. Es necesario dejar de ocultar la inflación y pasar a atacarla decididamente eliminando el IVA de los productos de la canasta básica e impidiendo que las grandes cadenas de supermercados y los demás intermediarios se enriquezcan encareciendo las mercaderías más imprescindibles. Es necesario también avanzar en una reforma tributaria para una verdadera redistribución de la riqueza social que termine con la pobreza estructural.

En el mismo sentido repudiamos las respuestas represivas que desde hace mucho tiempo han colocado a la nefasta figura del militar y secretario de seguridad Berni como la cara más visible del gobierno nacional ante cada protesta social. Denunciamos y repudiamos la persecución que están sufriendo compañerxs de Esquel y Bariloche, ya que están en una situación de constante hostigamiento. En el caso de Bariloche se enviaron 400 gendarmes que colaboraron con la policía para allanar domicilios con procedimientos ilegales (autos sin patente, cara cubierta), detenciones arbitrarias y confiscación de mercadería propia y de asistencia alimentaria enviada por la nación.
La historia ha demostrado más de una vez que no es con mano dura que se resuelven los problemas sociales de fondo, sino con políticas activas que promuevan la satisfacción de las necesidades populares en la perspectiva de la justicia social.

No podemos dejar de mencionar el papel que le toca a gobernadores e intendentes, como Scioli, Massa, Cariglinio, Bonfatti o Weretilneck, que lejos de estar exentos de responsabilidades, son quienes generan las mismas condiciones en sus provincias y municipios. Asimismo repudiamos a las expresiones de la oposición de derecha que buscan cabalgar sobre las reales necesidades de los sectores más necesitados para acumular para proyectos que nada tienen que ver con los intereses de los mismos y que nos recuerdan las peores épocas de nuestro país, por eso mismo las agrupaciones y movimientos firmantes no jugamos a la inestabilidad política de este gobierno, ni en nuestra lucha junto al pueblo menospreciamos el hambre.

En estos días, mientras el país entero habla (y por momentos se escandaliza) por estos acontecimientos, existe otro saqueo sustancialmente más importante, que descaradamente se produce día a día en favor de los más ricos. Solo un par de ejemplos: el saqueo de nuestros recursos naturales, por parte de grandes empresas mineras y sojeras, así como los millones de dólares que se siguen destinando a pagos de deuda externa en lugar de atender las necesidades más urgentes de nuestro pueblo.

Que las broncas y necesidades se expresen de forma contundente y organizada

Sabemos que las medidas espontáneas y desarticuladas, aunque muchas veces guiadas por las necesidades más urgentes, no logran atacar los problemas de fondo, ni generar alternativas superadoras. Por eso desde las organizaciones sociales y populares y políticas hemos bregado siempre por organizar las broncas de nuestro pueblo, para golpear más fuerte, y generar las condiciones para poner en pie un país sin precarización y con soberanía popular.

Si hay voluntad política se pueden evitar estas situaciones. Para eso, exigimos al gobierno nacional y a los provinciales:

- Alimentos en todos los hogares.
- Aumento y universalización de asignaciones y planes sociales.
- Eliminación del IVA a los productos de la canasta básica.
- Control de precios sobre las grandes cadenas de supermercados.
- No a la represión y a la criminalización de la protesta.
- No a la precarización del trabajo y de la vida.
- Libertad a todxs lxs detenidxs


Primeras Firmas:

COMPA - Región Buenos Aires: Cátedra Abierta de Estudios Americanistas; Centro Cultural de los Trabajadores; Colectivo de Educación Popular en Cárceles - Atrapamuros; Comedor Germinal; Cooperativa de Educadores e Investigadores Populares (CEIP); Espacio Chico Mendes; Estudiantes Críticos Lanús; Frente Popular Darío Santillán; Colectivo Garabatos; Grupo de Estudios sobre América Latina y el Caribe (GEAL); MAREA Popular- Movimiento por el cambio social; Organización Popular Fogoneros; Casa de la cultura Los compadres del horizonte; Asamblea popular de Beccar; Grupo Amaicha; Agrupación Rodolfo Ortega Peña; Centro Cultural América Libre; La Grieta Mar del Plata; Biblioteca popular Matheu; Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR); Propuesta de Unificación Marxista (PUMA);
COB La Brecha: Frente Por la Resistencia; Agrupación Universitaria La Cárcava (UNCO); Cooperativa de Trabajo de Cae Babylon; Sin Cautivas Feministas por la Resistencia; Colectivo de Abogadxs; El Galpón de Tolosa; CAUCE (UNLP); Colectivo de artistas Mostro!; Movimiento Cultural Hagamos Lo Imposible; CAUCE (UBA); Frente de Organizaciones en Lucha (FOL); Encuentro Popular Estudiantil (UNLa); Inconsciente Colectivo (UNQUI); Movimiento Enrique Barros (UNC); La Brecha Sindical;
MULCS - Mov por la unidad latinoamericana y el cambio social,
Agrupación Kiki Lezcano,
Corriente Político Sindical Rompiendo Cadenas,
Agrupación Víctor Choque de ATE,
Federación de Organizaciones de Base: FOB regional Rosario MSI - Movimiento Solidario Independiente (Cabin 9 -Perez-, Los Humitos, Camino del Indio, Godoy -Gran Rosario-), VEL - Movimiento Vecinos en Lucha (Barrio de la Carne, Molino Blanco, San Martín Sur, Villa Itatí,
Las Flores, -Rosario- Bº Cementerio -Villa Gdor.Galvez-), MILO - Movimiento Independiente “Los Olvidados” (El Eucalipto, Belgrano, Roca -Gran Rosario-), MI27 Movimiento Independiente 27 de Febrero (27 de Febrero y Santa Lucía -Rosario-) FOB regional Córdoba Espacio Social y Cultural Caracol (Barrio General Paz, Cordoba Capital) FOB regional Chaco Movimiento Barrio Mapic (Resistencia), Movimiento Villa Horqueta
(Resistencia), Movimiento Barrio Resistiré (Resistencia), Movimiento Barrio Takay (Puerto Tirol) FOB regional Buenos Aires y CABA MTD - Movimiento de Trabajadores Desocupados "Oscar Barrios" (San Miguel,
Moreno, José C Paz), FUP - Frente de Unidad Popular (Berazategui, Almirante Brown, Florencio Varela), CSDA - Centro Social Desde Abajo (San Cristobal -CABA-), Movimiento Arriba Los que Luchan (Valentin
Alsina -Lanus-), MTD "Lucha y Libertad" (Villa 20 de Lugano -CABA-, Villa Celina -La Matanza-, Lomas de Zamora)
Movimiento Social y Cooperativo 1º de Mayo (Bariloche)
Espacio Libertario (Paraná)
Movimiento 15 de Enero (Mar del Plata)

MTL Rebelde

PCT- Partido Comunista de los Trabajadores

Agrup Barrial Víctor Choque
Colectivo Avanzar

agrega un comentario


CMI Network: www.indymedia.org Africa: ambazonia canarias estrecho kenya nigeria áfrica del sur Canada: london, ontario maritimes montreal ontario ottawa quebec thunder bay vancouver victoria windsor Asia del Este: burma jakarta japón korea manila qc saint-petersburg Europa: abruzzo alacant andorra anveres armenia atenas austria barcelona belarus bélgica belgrado bristol brussels bulgaria calabria croacia chipre emilia-romagna estrecho euskal herria galiza alemania grenoble hungría irlanda estanbul italia la plana liege liguria lille linksunten lombardia londres madrid malta marseille nantes napoli holanda niza northern england noruega nottingham oost-vlaanderen c.m.i. indymedia paris/Île-de-france patras piemonte polonia portugal roma romania rusia cerdeña escocia suecia suiza torun toscana toulouse ukraine gran bretaña valencia America Latina: argentina bolivia chiapas chile chile sur brasil sucre colombia ecuador méxico peru puerto rico qollasuyu rosario santiago tijuana uruguay valparaiso venezuela Oceania: aotearoa brisbane burma darwin jakarta manila melbourne perth qc sydney Asia del Sur: india mumbai Estados Unidos: arizona arkansas asheville atlanta austin austin baltimore big muddy binghamton boston bufalo charlottesville chicago cleveland colorado columbus washington, dc hawaii houston ny capital ciudad de kansas los ángeles madison maine miami michigan milwaukee minneapolis/st. paul new hampshire nueva jersey nuevo méxico nueva orleans north carolina north texas nyc oklahoma filadelfia pittsburgh portland richmond rochester rogue valley st louis san diego san francisco bahía de san francisco santa barbara santa cruz, ca sarasota seattle tampa bay tennessee urbana-champaign vermont western mass worcester Asia del Oeste: armenia beirut israel palestina proceso: fbi/legal al día listas de correo documentación técnico voluntarios proyectos: impresos radio tv satelital video regiones: estados unidos temas: biotech

Copyleft © 2001-2014 Argentina Centro de Medios Independientes (( i )). Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos de Indymedia Argentina, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales, a no ser que se obtenga permiso expreso del autor y en todos los casos se reconozca la autoría (poniendo como fuente https://argentina.indymedia.org ). Las opiniones o artículos vertidos por lxs visitantes o colaboradorxs en el sitio pueden no reflejar las ideas de Indymedia Argentina. Usamos software libre. sf-active v0.9.4 Descargo | Privacidad