Los Zuabis de Israel : Argentina Indymedia (( i ))
CMIargentina.indymedia.org Dijimos Nunca Más. ¿Donde está Julio López?
Quienes somos Contacto Subscripciones Calendario Donaciones Publicar
en negroen blancoen rojoayuda temas

Translate this page using Google:


Sindicacion
Sindicacion


New Global Vision
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Los Zuabis de Israel
Por Uri Avnery - Wednesday, Feb. 20, 2013 at 9:59 PM

Israel, cada vez mas enfermo

Los "Zuabis" de Israel


Uri Avnery
gush-shalom


Traducido para Rebelión por J. M. y revisado por Caty R.




Hasta ahora la única contribución de Yair Lapid al folklore israelí es su discurso asegurando que no se uniría a una maniobra para bloquear a Binyamin Netanyahu, ya que esto significaría unir sus fuerzas a las de "los zuabis".

Esto requiere una explicación para el público extranjero. La familia Zuabi es una gran Hamula (familia extendida en árabe) de Nazaret y sus alrededores. Varios miembros de esta familia prestaron servicios en la Knesset en los primeros días de Israel, todos como miembros de partidos o facciones sionistas árabes vinculados a partidos sionistas.

El actual miembro de la Knesset que lleva ese distinguido nombre es la diputada Hanin Zuabi, de 44 años, representante del partido nacionalista árabe Balad. El fundador del partido, Azmi Bishara, abandonó Israel tras ser acusado de delitos contra la seguridad. Dijo que debido a su diabetes severa no podía permitirse el lujo de ir a la cárcel.

Hanin, sin embargo, es ampliamente odiada por propia cuenta. Tiene el don de meterse debajo de la piel de los judíos israelíes. Es intencionadamente provocativa, ríspida y exasperante. Una vez fue atacada físicamente por una de las soldados de asalto de Avigdor Lieberman mientras pronunciaba un discurso en la tribuna de la Knesset. Ni se inmutó.

Pero su principal acto de gloria (o de odio) fue la audaz decisión de ir a bordo del barco turco Mavi Marmara que intentaba romper el bloqueo y llevar suministros a Gaza. El incidente, en el que nueve activistas turcos fueron asesinados por comandos israelíes, levantó un terremoto de emociones en Israel. Hanin Zuabi fue calificada de traidora. Muchos ciudadanos árabes admiraron su coraje, pero eso no impidió que su partido perdiera un escaño en las últimas elecciones. Sin embargo, Zuabi mantuvo su escaño en la Knesset.

Ahora es objeto de odio. En un artículo reciente, un destacado periodista puso su foto junto a la de Sarah Netanyahu y dijo que eran las dos mujeres más odiadas en Israel, una de la izquierda y otra de la derecha.

Así que si Lapid solo se hubiera negado a cooperar con Hanin, pocos judíos israelíes lo habrían criticado. Lo que despertó una tormenta de protestas fue una sola letra. Lapid no se negó a cooperar con Hanin Zuabi sino con "los zuabis" en plural. Esto se entiende que incluye a todos los miembros de las tres facciones árabes de la Knesset.

"¡Racista!" se escuchó el grito desde muchos lados. "¡Inexcusable!", "¡intolerable!", "¡detestable!"

Los gritos podrían haber sonado convincentes salvo por un hecho: en todos los esfuerzos actuales para construir una nueva coalición de gobierno, ni siquiera se sugiere la incorporación de las facciones "árabes".

Hay tres facciones "árabes". ("Árabe" entre comillas, porque uno de ellos, el comunista "Hadash", tiene un diputado judío, el popular Dov Hanin. Sin embargo, los votantes del partido son casi todos árabes. El número de sus votantes judíos disminuyó en este tiempo).

Los miembros de esas facciones viven prácticamente en un gueto parlamentario. Funcionan igual que otros miembros, tienen derechos completos, uno ellos es un vicepresidente y preside las sesiones, en teoría, puede incluso hacer sus discursos en árabe, aunque todos prefieren hablar en hebreo.

Sin embargo, hay una pared de cristal entre ellos y sus colegas. Hay un acuerdo tácito entre los miembros judíos de que no deben incluirlos en las coaliciones. Lo más cerca que estuvieron fue en 1993, cuando Yitzhak Rabin dependía de su apoyo, sin incluirlos en su coalición. Sin ellos el acuerdo de Oslo nunca habría existido ni Rabin habría muerto asesinado. La más feroz denuncia de su política era que no tenía "mayoría judía", que estaba regalando nuestra tierra entregada por Dios con la ayuda de las facciones árabes. Uno de los más encarnizados acusadores era Binyamin Netanyahu.

Uno puede preguntarse cómo entraron los árabes en la Knesset desde el principio.

Esta no era en absoluto una conclusión conocida de antemano. Después de todo, en la Declaración de Independencia de Israel, el nuevo Estado se definió como "judío". ¿Por qué se iba a permitir que los árabes participaran en la promulgación de las leyes del Estado judío? ¿Por habría que reconocerlos como ciudadas, después de todos?

Hubo un enérgico debate sobre este tema en las deliberaciones secretas de la fundación del Estado en 1948. Fue David Ben-Gurion quien tomó la decisión final. Estaba preocupado por la opinión pública mundial, especialmente en un momento en el que Israel luchaba para que lo admitieran en la ONU. Dado que Ben-Gurion era un político, era muy bueno en la combinación de los intereses nacionales con los suyos propios.

La primera Knesset fue elegida en enero de 1949 mientras todavía estaba en curso la guerra (me recuerdo votando cerca del campamento de convalecencia del ejército donde me recuperaba de mis heridas). En ese momento, los árabes que permanecieron en Israel después de la huida masiva y la expulsión fueron objeto de "régimen militar", lo que hizo que la vida de cada individuo árabe, hasta el más mínimo detalle, dependiera totalmente del gobernador militar.

Ben-Gurion se encargó de que los ciudadanos árabes, mientras disfrutaban de una votación libre, votaran a favor de su partido, el Mapai. A los jefes de las familias extendidas les dijeron que les harían la vida imposible si no se emitían el número prescrito de votos para el partido. A cada uno de ellos le dijeron cómo tenía que votar su gente, por el propio Mapai o por alguna de las facciones árabes establecidas por Mapai precisamente para este fin. Así que fue fácil comprobar que todas las familias habían votado.

Sin esos votos cautivos habría sido difícil para Ben-Gurion establecer sus coaliciones durante sus 15 años en el cargo.

Después de la Naqba de la guerra de 1948, los 200.000, más o menos, "árabes israelíes" que permanecieron, se encontraban en un estado de shock. No tenían los medios ni se atrevían a oponerse al gobierno de cualquier manera.

Las únicas excepciones fueron los comunistas. Durante la guerra de 1948, los dirigentes sionistas estaban estrechamente aliados con Stalin, quien nos proporcionaba casi todas nuestras armas. Esta alianza continuó durante algunos años, hasta que Israel estrechó lazos con Occidente y el montaje de la paranoia antisemita de Stalin le puso fin.

En ese tiempo, el partido comunista israelí había construido una sólida posición dentro de la comunidad árabe en Israel. Fue en la práctica un partido árabe, aunque Moscú determinó, por razones propias, que el Secretario General fuera judío. Las relaciones entre la dirigencia del partido y el gobierno estaban llenas de contradicciones, mientras el partido fue tolerado por Israel por las alianzas con Moscú, de vez en cuando era perseguido por el Shin Bet como una quinta columna.

Dado que ningún otro partido árabe (excepto los mencionados traidores árabes de Mapai) fue tolerado en absoluto, el partido comunista disfrutó de lo que prácticamente equivalía a un monopolio en el sector árabe. Su dominio sobre las ciudades y aldeas árabes en Israel se acercó al dominio que Mapai tenía hasta 1977 en la población judía. ¡Ay de los árabes que se atrevían a oponerse a él!

Después de que Ben-Gurion fuera expulsado por su propio partido en 1963, la actitud oficial hacia los ciudadanos árabes poco a poco se hizo más liberal. El gobierno militar se abolió oficialmente en 1966 (fue uno de mis primeros votos en la Knesset). Con el tiempo permitieron a los nuevos partidos árabes establecerse y entrar en la Knesset. Las relaciones entre los árabes y el Estado entraron en una nueva etapa muy difícil de definir.

Israel se define oficialmente como un "Estado judío y democrático". Algunos consideran esto un oxímoron: si es judío, no puede ser democrático, si es democrático no puede ser judío. La doctrina oficial dice que el carácter del Estado es judío pero que todos los ciudadanos disfrutan (o deberían disfrutar) de igualdad de derechos.

En la realidad, Israel nunca ha llegado realmente a dominar esta contradicción fundamental: ¿cuál es el estatus de una minoría nacional en unEestado que se identifica totalmente con la mayoría nacional? Es decir, ¿cómo pueden los ciudadanos árabes realmente ser iguales en un Estado que dice ser "el Estado-nación del pueblo judío"?

A partir de la Ley del Retorno, que se aplica sólo a los judíos y sus descendientes, pasando por la Ley de Ciudadanía, que hace una clara distinción entre judíos y no judíos, a decenas de leyes de menor importancia que conceden privilegios a las personas que se definen como "personas a las que podría aplicarse la Ley del Retorno", no existe una igualdad real. En la práctica la discriminación, manifiesta o encubierta, impregna la sociedad.

Muchos israelíes afirman que aborrecen la discriminación, pero afirman que otros países democráticos no tratan mejor a sus propias minorías nacionales.

Una tercera generación de "árabes israelíes" está creciendo. Ya no se siente intimidada por el gobierno, pero vive en un limbo mental. Con orgullo se definen como palestinos y apoyan la lucha del pueblo palestino en los territorios ocupados, pero también se están volviendo más y más israelíes. Otro Zuabi, Abd-al-Aziz, miembro de la Knesset hace muchos años, acuñó la frase: "Mi Estado está en guerra con mi gente". El diputado árabe más prominente de la Knesset en la actualidad, Ahmad Tibi, en un tiempo asesor cercano de Yasser Arafat, es en mi opinión el más israelí de todos los miembros de la Knesset, tanto en carácter como en comportamiento.

En realidad, los árabes están mucho más integrados en la sociedad israelí de lo que muchos creen. Pacientes judíos en los hospitales públicos no son conscientes del hecho de que el médico y el enfermero que los tratan son árabes. En los partidos de fútbol entre los equipos de judíos y árabes los hooligans judíos gritan "Muerte a los árabes" y sus pares árabes igualmente gritan, con el mismo entusiasmo: "¡Alá es grande!"

Hace unos años, Lieberman propuso que las ciudades y aldeas árabes ubicadas en Israel cerca de la frontera de Cisjordania deberían estar unidas al futuro Estado palestino a cambio de los asentamientos judíos en la Ribera Occidental en el otro lado de la frontera. Hubo una tormenta de protestas de la población árabe. Ni un solo portavoz árabe apoyó la idea.

Sin embargo, la amargura creciente de los ciudadanos árabes está impulsando a los diputados árabes a posiciones cada vez más extremas y expresiones estridentes, mientras los políticos judíos de derecha se vuelven cada vez más extremistas en su racismo anti-árabe. Así, la brecha entre los dos campos de la Knesset es cada vez más amplia.

Así que Lapid cortejó astutamente a la corriente principal cuando expresó su desprecio por los "zuabis". Hanin Zuabi, por supuesto, se sintió halagada.


Uri Avnery es escritor israelí y activista por la paz con Gush Shalom. Colaboró en el libro de CounterPunch The Politics of Anti-Semitism .

Fuente: http://zope.gush-shalom.org/home/en/channels/avnery/1360940477/




Envía esta noticia

agrega un comentario


CMI Network: www.indymedia.org Africa: ambazonia canarias estrecho kenya nigeria áfrica del sur Canada: london, ontario maritimes montreal ontario ottawa quebec thunder bay vancouver victoria windsor Asia del Este: burma jakarta japón korea manila qc saint-petersburg Europa: abruzzo alacant andorra anveres armenia atenas austria barcelona belarus bélgica belgrado bristol brussels bulgaria calabria croacia chipre emilia-romagna estrecho euskal herria galiza alemania grenoble hungría irlanda estanbul italia la plana liege liguria lille linksunten lombardia londres madrid malta marseille nantes napoli holanda niza northern england noruega nottingham oost-vlaanderen c.m.i. indymedia paris/Île-de-france patras piemonte polonia portugal roma romania rusia cerdeña escocia suecia suiza torun toscana toulouse ukraine gran bretaña valencia America Latina: argentina bolivia chiapas chile chile sur brasil sucre colombia ecuador méxico peru puerto rico qollasuyu rosario santiago tijuana uruguay valparaiso venezuela Oceania: aotearoa brisbane burma darwin jakarta manila melbourne perth qc sydney Asia del Sur: india mumbai Estados Unidos: arizona arkansas asheville atlanta austin austin baltimore big muddy binghamton boston bufalo charlottesville chicago cleveland colorado columbus washington, dc hawaii houston ny capital ciudad de kansas los ángeles madison maine miami michigan milwaukee minneapolis/st. paul new hampshire nueva jersey nuevo méxico nueva orleans north carolina north texas nyc oklahoma filadelfia pittsburgh portland richmond rochester rogue valley st louis san diego san francisco bahía de san francisco santa barbara santa cruz, ca sarasota seattle tampa bay tennessee urbana-champaign vermont western mass worcester Asia del Oeste: armenia beirut israel palestina proceso: fbi/legal al día listas de correo documentación técnico voluntarios proyectos: impresos radio tv satelital video regiones: estados unidos temas: biotech

Copyleft © 2001-2014 Argentina Centro de Medios Independientes (( i )). Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos de Indymedia Argentina, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales, a no ser que se obtenga permiso expreso del autor y en todos los casos se reconozca la autoría (poniendo como fuente https://argentina.indymedia.org ). Las opiniones o artículos vertidos por lxs visitantes o colaboradorxs en el sitio pueden no reflejar las ideas de Indymedia Argentina. Usamos software libre. sf-active v0.9.4 Descargo | Privacidad