TROTSKI MAS ALLA DE LAS SECTAS TROTSKISTAS : Argentina Indymedia (( i ))
CMIargentina.indymedia.org Dijimos Nunca Más. ¿Donde está Julio López?
Quienes somos Contacto Subscripciones Calendario Donaciones Publicar
en negroen blancoen rojoayuda temas

Translate this page using Google:


Sindicacion
Sindicacion


New Global Vision
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

TROTSKI MAS ALLA DE LAS SECTAS TROTSKISTAS
Por IZQUIERDA NACIONAL - Thursday, Feb. 21, 2013 at 1:36 PM

Trotsky más allá del dogmatismo de las sectas trotskistas


Gustavo Cangiano

gcangiano/Socialismo Latinoamericano



El 5 de diciembre de 1938 Trotsky escribió un artículo que se publicó más tarde con el título “Problemas de la sección mexicana”. El texto hace referencia a su discusión con el dirigente Luciano Galicia que, al frente de un nutrido grupo de trotskistas mexicanos, le objetaba a su jefe que apoyara al presidente Lázaro Cárdenas, a quien caracterizaban como “burgués” y “nacionalista”.

Los ar­gu­men­tos cen­tra­les de Trotsky con­tra la ten­den­cia ul­tra­iz­quier­dis­ta que pre­do­mi­na­ba en las filas del trots­kis­mo me­xi­cano (y que hoy pre­do­mi­na en las filas del trots­kis­mo mun­dial) están en otra parte. En este ar­tícu­lo lo real­men­te in­tere­san­te es lo que Trotsky su­gie­re en re­la­ción con cier­tas ra­zo­nes “ocul­tas” que abo­na­rían tam­bién la ne­ce­si­dad de apo­yar a Cár­de­nas.

Es­cri­be Trotsky:
“Ga­li­cia afir­ma que la Cuar­ta In­ter­na­cio­nal su­pues­ta­men­te in­ten­ta obli­gar­lo a fun­cio­nar en alian­za con la bur­gue­sía y el go­bierno de Mé­xi­co [...]. Su­pon­ga­mos por un mo­men­to que, de­bi­do a al­gu­nas cir­cuns­tan­cias es­pe­cia­les, la In­ter­na­cio­nal de­ci­die­ra apli­car en Mé­xi­co mé­to­dos más ‘pa­cí­fi­cos’, más ‘cau­te­lo­sos’, en be­ne­fi­cio de la lucha in­ter­na­cio­nal. ¿Cómo de­be­rían ac­tuar en ese caso los re­vo­lu­cio­na­rios me­xi­ca­nos? Ten­drían que de­ci­dir si la di­rec­ti­va de la In­ter­na­cio­nal, dic­ta­da en fun­ción de los in­tere­ses ge­ne­ra­les del mo­vi­mien­to, fue co­rrec­ta o in­co­rrec­ta, es decir, si esta di­rec­ti­va sirve al pro­pó­si­to plan­tea­do. Pero Ga­li­cia y su grupo ni si­quie­ra tra­tan de ex­pli­car por qué la In­ter­na­cio­nal les ‘im­po­ne’ una po­lí­ti­ca que con­si­de­ran opor­tu­nis­ta. No. Dicen que la In­ter­na­cio­nal hace una inad­mi­si­ble ex­cep­ción en el caso de Mé­xi­co. Sin em­bar­go, no ana­li­zan esta ‘ex­cep­ción’, no dicen si real­men­te se debe o no a ra­zo­nes in­ter­na­cio­na­les. En otras pa­la­bras, no tra­tan de ubi­car­se en una pers­pec­ti­va in­ter­na­cio­nal.”

Como puede leer­se, Trotsky in­si­núa que es cier­to que exis­ten cir­cuns­tan­cias es­pe­cia­les que de­ter­mi­nan que los trots­kis­tas me­xi­ca­nos deban ser cau­te­lo­sos en re­la­ción con el go­bierno de Cár­de­nas. Avan­za un poco más y dice que esas cir­cuns­tan­cias es­pe­cia­les se­rían ra­zo­nes in­ter­na­cio­na­les, y que los trots­kis­tas me­xi­ca­nos de­be­rían subor­di­nar sus pro­pias ra­zo­nes na­cio­na­les a tales ra­zo­nes in­ter­na­cio­na­les del mo­vi­mien­to en su con­jun­to.

Es­ta­mos en­ton­ces ante dos cues­tio­nes que me­re­cen abor­dar­se por se­pa­ra­do:

1. ¿Cuá­les po­drían ser esas ra­zo­nes in­ter­na­cio­na­les que obli­ga­rían a los trots­kis­tas a mo­de­rar su po­lí­ti­ca res­pec­to a Cár­de­nas?

2. ¿Es co­rrec­to que una or­ga­ni­za­ción po­lí­ti­ca de un de­ter­mi­na­do país subor­di­ne su po­lí­ti­ca na­cio­nal a las di­rec­ti­vas dic­ta­das por in­tere­ses in­ter­na­cio­na­les?

Res­pec­to a la pri­me­ra cues­tión, la razón in­ter­na­cio­nal más im­por­tan­te que pa­re­cie­ra haber te­ni­do el trots­kis­mo para cui­dar su re­la­ción con Cár­de­nas no es otra que el asilo que éste dio al pro­pio Trotsky, cuan­do el resto del mundo le ce­rra­ba las puer­tas y cuan­do Sta­lin había de­ci­di­do ase­si­nar­lo. Trotsky gus­ta­ba de re­pe­tir que su pro­pio papel en la po­lí­ti­ca mun­dial no había sido de­ci­si­vo en 1917, por­que allí es­ta­ba Lenin para ga­ran­ti­zar el triun­fo de la re­vo­lu­ción, pero que, muer­to Lenin, en él re­caía la res­pon­sa­bi­li­dad prin­ci­pal e in­de­le­ga­ble de man­te­ner viva la llama re­vo­lu­cio­na­ria del bol­che­vis­mo y de en­fren­tar a la reac­ción es­ta­li­nis­ta que había con­ver­ti­do a la URSS en un ver­da­de­ro in­fierno para los tra­ba­ja­do­res. A par­tir de esta creen­cia, es na­tu­ral pen­sar que, aun cuan­do el go­bierno de Cár­de­nas no tu­vie­ra los ras­gos po­si­ti­vos por él in­di­ca­dos (el en­fren­ta­mien­to al im­pe­ria­lis­mo, la na­cio­na­li­za­ción del pe­tró­leo, la re­for­ma agra­ria, etc.), Trotsky ha­bría lla­ma­do a sus par­ti­da­rios me­xi­ca­nos a brin­dar­le apoyo o, por lo menos, a no ata­car­lo. Hay que hacer notar que como la pro­gre­si­vi­dad del go­bierno de Cár­de­nas y las ra­zo­nes de con­ve­nien­cia po­lí­ti­co-per­so­nal de Trotsky para apo­yar­lo no son in­com­pa­ti­bles, ambas pue­den sos­te­ner­se sin con­flic­to al­guno. Esto es lo que no en­ten­die­ron al­gu­nos trots­kis­tas como Ga­li­cia y el pro­pio Li­bo­rio Justo, que ter­mi­na­ría las­ti­mo­sa­men­te acu­san­do a Trotsky de ha­ber­se “ven­di­do a Wall Street” por apo­yar a Cár­de­nas.

La se­gun­da cues­tión es de gran im­por­tan­cia me­to­do­ló­gi­ca. Un par de meses antes de es­cri­bir su ar­tícu­lo con­tra Ga­li­cia, Trotsky pu­bli­ca­ba una “De­cla­ra­ción a un pe­rió­di­co cu­bano” (21/9/38). Allí res­pon­día a sus par­ti­da­rios de Cuba sobre las re­la­cio­nes exis­ten­tes entre una línea po­lí­ti­ca ge­ne­ral y su apli­ca­ción en de­ter­mi­na­das cir­cuns­tan­cias con­cre­tas. Decía Trotsky: “En po­lí­ti­ca, lo más im­por­tan­te y, en mi opi­nión, lo más di­fí­cil es de­fi­nir por un lado las leyes ge­ne­ra­les que de­ter­mi­nan la lucha a muer­te que se libra en todos los paí­ses del mundo mo­derno, y por el otro des­cu­brir la com­bi­na­ción es­pe­cial de estas leyes para cada país”

Y re­ma­ta­ba sus re­fle­xio­nes di­cien­do: “Co­noz­co Cuba muy poco como para per­mi­tir­me un jui­cio in­de­pen­dien­te sobre vues­tra pa­tria. Us­te­des pue­den juz­gar mejor que yo si las opi­nio­nes arri­ba ex­pre­sa­das se apli­can a la si­tua­ción de Cuba.”

Se trata de una ex­tra­or­di­na­ria en­se­ñan­za me­to­do­ló­gi­ca que los su­pues­tos “trots­kis­tas a lo Ga­li­cia” to­da­vía hoy trai­cio­nan día tras día, pre­ten­dien­do que una ins­tan­cia or­ga­ni­za­ti­va su­pra­na­cio­nal (a esta al­tu­ra, pa­té­ti­cas sec­tas pe­que­ño­bur­gue­sas, cuan­ti­ta­ti­va y cua­li­ta­ti­va­men­te irre­le­van­tes, que se es­con­den tras je­ro­glí­fi­cos de si­glas) de­ci­da la po­lí­ti­ca con­cre­ta (la apli­ca­ción con­cre­ta de los prin­ci­pios ge­ne­ra­les) en paí­ses tan di­sí­mi­les como Fran­cia, Ar­gen­ti­na o Libia. Jorge Spi­lim­ber­go, desde la pers­pec­ti­va del so­cia­lis­mo re­vo­lu­cio­na­rio de la Iz­quier­da Na­cio­nal, iden­ti­fi­có esta abe­rra­ción me­to­do­ló­gi­ca ad­vir­tien­do que se con­fun­de el in­ter­na­cio­na­lis­mo teó­ri­co-po­lí­ti­co con el in­ter­na­cio­na­lis­mo po­lí­ti­co-or­ga­ni­za­ti­vo. El pri­me­ro es co­rrec­to por­que de­ri­va de la na­tu­ra­le­za mun­dia­li­za­da del orden ca­pi­ta­lis­ta, del ca­rác­ter tras­na­cio­nal de sus leyes, en tanto que el se­gun­do es erró­neo por­que no ad­vier­te el ca­rác­ter con­tra­dic­to­rio y dia­léc­ti­co de esa mun­dia­li­za­ción.

Pero esta apre­cia­ción de Trotsky re­fe­ri­da a Cuba de­be­ría ser exa­mi­na­da con cui­da­do, pues­to que pa­re­cie­ra en pri­me­ra ins­tan­cia con­tra­de­cir­se con aque­llas “ra­zo­nes in­ter­na­cio­na­les” de las que le ha­bla­ba un tanto críp­ti­ca­men­te a Ga­li­cia .

agrega un comentario


CMI Network: www.indymedia.org Africa: ambazonia canarias estrecho kenya nigeria áfrica del sur Canada: london, ontario maritimes montreal ontario ottawa quebec thunder bay vancouver victoria windsor Asia del Este: burma jakarta japón korea manila qc saint-petersburg Europa: abruzzo alacant andorra anveres armenia atenas austria barcelona belarus bélgica belgrado bristol brussels bulgaria calabria croacia chipre emilia-romagna estrecho euskal herria galiza alemania grenoble hungría irlanda estanbul italia la plana liege liguria lille linksunten lombardia londres madrid malta marseille nantes napoli holanda niza northern england noruega nottingham oost-vlaanderen c.m.i. indymedia paris/Île-de-france patras piemonte polonia portugal roma romania rusia cerdeña escocia suecia suiza torun toscana toulouse ukraine gran bretaña valencia America Latina: argentina bolivia chiapas chile chile sur brasil sucre colombia ecuador méxico peru puerto rico qollasuyu rosario santiago tijuana uruguay valparaiso venezuela Oceania: aotearoa brisbane burma darwin jakarta manila melbourne perth qc sydney Asia del Sur: india mumbai Estados Unidos: arizona arkansas asheville atlanta austin austin baltimore big muddy binghamton boston bufalo charlottesville chicago cleveland colorado columbus washington, dc hawaii houston ny capital ciudad de kansas los ángeles madison maine miami michigan milwaukee minneapolis/st. paul new hampshire nueva jersey nuevo méxico nueva orleans north carolina north texas nyc oklahoma filadelfia pittsburgh portland richmond rochester rogue valley st louis san diego san francisco bahía de san francisco santa barbara santa cruz, ca sarasota seattle tampa bay tennessee urbana-champaign vermont western mass worcester Asia del Oeste: armenia beirut israel palestina proceso: fbi/legal al día listas de correo documentación técnico voluntarios proyectos: impresos radio tv satelital video regiones: estados unidos temas: biotech

Copyleft © 2001-2014 Argentina Centro de Medios Independientes (( i )). Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos de Indymedia Argentina, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales, a no ser que se obtenga permiso expreso del autor y en todos los casos se reconozca la autoría (poniendo como fuente https://argentina.indymedia.org ). Las opiniones o artículos vertidos por lxs visitantes o colaboradorxs en el sitio pueden no reflejar las ideas de Indymedia Argentina. Usamos software libre. sf-active v0.9.4 Descargo | Privacidad