Ajuste descarnado en buen pack publicitario : Argentina Indymedia (( i ))
CMIargentina.indymedia.org Dijimos Nunca Más. ¿Donde está Julio López?
Quienes somos Contacto Subscripciones Calendario Donaciones Publicar
en negroen blancoen rojoayuda temas

Translate this page using Google:


Sindicacion
Sindicacion


New Global Vision
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Ajuste descarnado en buen pack publicitario
Por Rafael Spregelburd - Monday, Feb. 19, 2018 at 10:00 PM

17 de octubre de 2018 | Rafael Spregelburd, actor, dramaturgo y director, analiza la Argentina de Cambiemos. Las estrategias publicitarias oficiales, el Ministerio de Trolls y la "modernización" como eufemismo para degradar la cultura.

Ajuste descarnado en...
dest.jpg, image/jpeg, 560x390

Por Rafael Spregelburd* | Los sucesos de diciembre, que se fueron acumulando sobre otros episodios anteriores de idéntica gravedad y que venían anunciando esta política de ajuste (en todo sentido) no nos toman lamentablemente por sorpresa. Ni su tarea de inteligencia para desacreditar la protesta masiva y espontánea, con policías infiltrados o bolsones de piedras pret-à-porter a lo largo de la Avenida Callao para generar la tapa de los diarios. Sin embargo, sí parece resultar relativamente nueva la virulencia del enfrentamiento interno que estos episodios han generado en la opinión pública, que en otras épocas no hubiera dudado en condenar tantos atropellos.

Pero estas nuevas políticas ultra neoliberales están ensayando simultáneamente en distintos países (Ecuador, Brasil, Argentina) un sistema similar, un ajuste descarnado con un muy buen pack publicitario que hace pensar que -precisamente- ese ajuste es el que la gente ha votado con alegría en las últimas elecciones, o el que la gente avalaría al menos en un 50%. Yo tengo mis dudas de que esto sea realmente así. Veo los acontecimientos y sospecho de su cruel parecido con las estrategias publicitarias (el mundo de la publicidad y sus productos no me es totalmente ajeno). Sabemos que hay -prácticamente- un Ministerio de Trolls que trabajan para instalar temas, o que reaccionan de manera inmediata y automática, sobre todo en las redes sociales de figuras más o menos visibles, para instalar tópicos, mentiras y versiones de pensamiento prefabricados en factorías cuidadosas. Tal fue el caso ocurrido hace poco por ejemplo en la página de Maitena, que -tras hacer un comentario bastante sencillo de cómo veía la situación- fue atacada a un ritmo parejo e industrial que, humanamente, era difícil de creer. Estamos muy sorprendidos. No había tanto hábito de este tipo de guerra publicitaria que aparece en todos lados, y que tiene -naturalmente, como toda mentira- patas muy cortas, cortísimas. Mentiras que duran lo que duren los negocios de Clarín o Cablevisión. Esto ya pasó de idéntica manera en 2001 y cualquiera se siente viejo recordando cómo funciona la maquinaria.

Estas distorsiones se acaban cuando vemos que el ajuste no beneficia a nadie. Al menos, a nadie de a pie. Que ninguno de los recortes y ahorros forzosos a los cuales están sometiendo a la gran mayoría de la población sirven para ilustrar ninguna buena noticia.

Nada del dinero que se les está quitando a los jubilados va a parar a algo que produzca alguna ventaja: ni obras, ni dádivas, ni mejoras reales. Al gobierno anterior le criticaban el uso de obsequios como el de Fúbol para todos o cuestiones similares, que costaban mucho dinero, pero creo que al menos eran planes que incluían de vez en cuando la estrategia de arrojar una mollejita en el triste asado popular; eran “buenas noticias” para dar para la gente. Este gobierno no tiene ni siquiera ese tipo de buenas noticias populistas.Lo único que tienen es estrategia de prensa, que hace ver que el ajuste, que la pobreza y que la injusticia, aparecen disfrazadas de neologismos absolutamente ridículos, y que son beneficiosas.

Un ajuste que permita sólo la supervivencia del que hace negocios, como si la cultura fuera un negocio más. Paradójicamente, ni siquiera esos negocios están saliendo bien en esta gestión.

Las noticias en el ámbito de la cultura son igualmente desastrosas.Yo trabajo en este momento para el canal Encuentro haciendo un programa de arquitectura que supo tener ya una primera temporada notable, y este 3 de enero se anunció el despido de una cantidad de personas, que hace virtualmente imposible que el canal siga generando contenidos. En todo caso, será simplemente una plataforma para tercerizar productos privados. Un modelo a escala de otras áreas: que sólo sobreviva aquello que sea un negocio. Y esto es algo ante lo cual el Estado no tendría ninguna necesidad de estar. Si se trata de productos privados, hay otras maneras -que ya existen- de producir esos contenidos.

Tanto el canal Encuentro como PakaPaka, que eran modelos en toda Latinoamérica -y me atrevería a decir que lo eran también a nivel mundial-; o como el INCAA, que produjo la atención de las plataformas de producción de cine más importantes y más cultas del mundo -como el modelo francés o el alemán- como alternativas a la producción comercial hollywoodense; todas estas novedades culturales, Télam, TDA, DeporTV, Radio Nacional,  pasan también por el filtro de lo que se ha denominado como Ministerio de Modernización, que no es más que otra distorsión eufemística para ponerle un nombre al ajuste. Un ajuste que permita sólo la supervivencia del que hace negocios, como si la cultura fuera un negocio más. Paradójicamente, ni siquiera esos negocios están saliendo bien en esta gestión.

Esta publicidad es solamente una pata de todo el capítulo de entrega, de dominación y de dependencia, que viene a complementar la otra pata -jurídicamente un poco más complicada- que es lo que se ha denominado en varios países como el “Lawfare”. Es decir, la persecución de opositores políticos con causas que no existen, mediante la compra del favor de los jueces, la presión sobre gobernadores para que -a su vez- presionan a los diputados para la firma de de estas leyes de entrega, etc. Como ha sucedido, por ejemplo, con el caso de los mendocinos: primero se les anunció un impuesto al vino, para luego retirarlo -seguramente- a cambio de sus votos en el Congreso.

Creo que no es real que el 50% -o siquiera una cifra parecida- apoye este rumbo sociopolítico. Pero para desenmascarar eso hay un largo camino que recorrer.

Todos estos movimientos aislados tienden a parecer invisibles, pero puestos en montón muestran una orientación definitiva, más vieja que el pacto Roca-Runciman, que no va a cambiar este año, a menos que haya una enorme presión popular, como la que se vivió en 2001.

La crisis económica también va camino de ese mismo panorama. No van a poder pagar en lebacs el dinero por el que se nos está endeudando y las perspectivas -naturalmente- son negras en todo sentido.

Se espera mucha lucha y resistencia popular. Las voces están acalladas. Los medios están paralizados y comprados. Esto se vio muy claramente en el reciente caso de los despidos en la planta de Fabricaciones Militares de Azul, donde lo primero que hicieron los despedidos fue acudir a los medios, quienes explicaron que no podían dar difusión a la noticia. Visto desde afuera, tal como nos están siguiendo en Europa o en otras latitudes, la situación es verdaderamente preocupante y no es casual que se hable de un proceso similar al de Venezuela.

 

Rafael Spregelburd es Dramaturgo, director y actor. Nota publicada en Revista Cítrica

agrega un comentario


CMI Network: www.indymedia.org Africa: ambazonia canarias estrecho kenya nigeria Ãfrica del sur Canada: london, ontario maritimes montreal ontario ottawa quebec thunder bay vancouver victoria windsor Asia del Este: burma jakarta japÃn korea manila qc saint-petersburg Europa: abruzzo alacant andorra anveres armenia atenas austria barcelona belarus bÃlgica belgrado bristol brussels bulgaria calabria croacia chipre emilia-romagna estrecho euskal herria galiza alemania grenoble hungrÃa irlanda estanbul italia la plana liege liguria lille linksunten lombardia londres madrid malta marseille nantes napoli holanda niza northern england noruega nottingham oost-vlaanderen c.m.i. indymedia paris/Ãle-de-france patras piemonte polonia portugal roma romania rusia cerdeÃa escocia suecia suiza torun toscana toulouse ukraine gran bretaÃa valencia America Latina: argentina bolivia chiapas chile chile sur brasil sucre colombia ecuador mÃxico peru puerto rico qollasuyu rosario santiago tijuana uruguay valparaiso venezuela Oceania: aotearoa brisbane burma darwin jakarta manila melbourne perth qc sydney Asia del Sur: india mumbai Estados Unidos: arizona asheville atlanta austin austin baltimore big muddy binghamton boston bufalo charlottesville chicago cleveland colorado columbus washington, dc hawaii houston ny capital ciudad de kansas los Ãngeles madison maine miami michigan milwaukee minneapolis/st. paul new hampshire nueva jersey nuevo mÃxico nueva orleans north carolina north texas nyc oklahoma filadelfia pittsburgh portland richmond rochester rogue valley st louis san diego san francisco bahÃa de san francisco santa barbara santa cruz, ca sarasota seattle tampa bay tennessee urbana-champaign vermont western mass worcester Asia del Oeste: armenia beirut israel palestina proceso: fbi/legal al dÃa listas de correo documentaciÃn tÃcnico voluntarios proyectos: impresos radio tv satelital video regiones: estados unidos temas: biotech

Copyleft © 2001-2018 Argentina Centro de Medios Independientes (( i )). Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos de Indymedia Argentina, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales, a no ser que se obtenga permiso expreso del autor y en todos los casos se reconozca la autoría (poniendo como fuente https://argentina.indymedia.org ). Las opiniones o artículos vertidos por lxs visitantes o colaboradorxs en el sitio pueden no reflejar las ideas de Indymedia Argentina. Usamos software libre. sf-active v0.9.4 Descargo | Privacidad