Fabricaciones Militares: Cinismo a prueba de balas

En una nueva embestida contra la industria nacional, el gobierno de Mauricio Macri redujo dramáticamente la planta de Fabricaciones Militares. En Fray Luis Beltrán son 49 los cesanteados, que se suman a los 35 de diciembre pasado. “Esperen el telegrama en sus casas, muchachos”, les dijo el Director. Dolor, bronca, huelga y acampe por la reincorporación ya y en defensa de la soberanía. Este martes, hubo presencia de autoridades de ATE Nacional.

El clima se espesó el jueves. El Director de Fábrica Militar de Beltrán dijo que iba a haber 30 despedidos. Adujo una serie de características de los y las potenciales cesanteados, vinculado a carpetas médicas y otros puntos. El viernes, raramente, se cortó la luz y alrededor de las ocho se dejó salir a los trabajadores. Una hora después retornó el servicio y ‘se corrió’ que estaba la lista.

“Pedíamos prendidos a la reja que nos den la lista. Yo estaba primera junto a otros 48 compañeros. Mi pasión es planta de chaleco. Soy sostén de familia. Me duele mucho por mis compañeros, tienen cinco, siete hijos”, dice Patricia Alba antes de entrar en llanto. La mujer cesanteada iba a cumplir cinco años de antigüedad en diciembre. Su hija, pequeña, la mira mientras ella relata y se quiebra.

Reunión en la carpa con la asesora legal, M.E.Caggiano

La voz de los despedidos y despedidas refleja la bronca, la incertidumbre, el destrato. Pero también el amor por su laburo, el afecto por sus compañeros, la voluntad de resistir. Recompuesta al instante, Alba toma aire y sigue: “acá tiene que dar la cara el director que hizo la lista, José de Armas; la jefa de recursos humanos, Rocío Cueto; y la doctora Melina Novachic”, quien se supone que marcó la gente con carpetas médicas que fue despedida. “Que den la cara porque dijo, como cínico que es, que esperemos el telegrama en nuestras casas. No tenemos telegramas, ni sabemos cuándo va a llegar. Duele porque hicimos las cosas bien, no le encontramos explicación”, dice Patricia.

Como explica el histórico trabajador de Fabricaciones y Protesorero de ATE Rosario, Alberto Labudía, de los 49 despedidos, el más antiguo tiene 18 años dentro de Fábrica y hay quienes vienen con contratos anuales renovados una y otra vez. Pero el tema excede la fuerte reducción de personal. Labudía denuncia un lockout patronal: “Nos faltan insumos para producir. Por eso dicen que hay gente que sobra. El interventor dijo el viernes que esto es para resolver el problema económico que genera el déficit económico de Fabricaciones Militares”, pero según explica, la importación de elementos para las fuerzas provinciales y nacionales le saca trabajo a Fábrica Militar, que tranquilamente podría cubrir esos requerimientos.

Referentes de ATE Nacional y ATE Rosario

Medidas

Además de asambleas y caravana, desde el sábado se instaló una carpa y se realizó una huelga por la reincorporación. El martes se hicieron presentes autoridades de ATE Nacional para brindar el apoyo y el abrazo de la Comisión Directiva encabezada por Hugo Godoy.

Silvia León, Secretaria de Organización de ATE Nacional, destacó el “duro momento que estamos atravesando los trabajadores estatales y particularmente los de Fabricaciones Militares con estos nuevos despidos. Son en total 160 en el país, lo que significa un golpe tremendo para los compañeros, las compañeras, pero esta pelea es un paso más en la lucha que damos en la defensa de cada puesto de trabajo, de la industria nacional, de la soberanía”. La dirigenta llamó a “seguir peleando en unidad para frenar la política de ajuste que presidente Macri pone sobre los trabajadores y trabajadoras”.

El mismo día de la visita de las autoridades nacionales a la carpa, se dio la feroz represión en La Plata a trabajadores de Astilleros Rio Santiago. Iban a una reunión con autoridades y los esperó una sucesión de cordones policiales de la Bonaerense, que disparó balas de goma a mansalva, generando heridos. Hubo seis detenidos. Un dato doloroso, es que el velorio de la fundadora de Abuelas, Chicha Mariani, quedó en el medio de la represión desatada por la Gobernadora Vidal hacia los laburantes de Astillero.

“A este gobierno no le interesa defender la soberanía nacional, porque ataca a todo lo vinculado a producción. En diciembre cerrando Fanazul dejó cientos de trabajadores en la calle, despidiendo también en otras fábricas del país. Ahora va por Astilleros Río Santiago. El pueblo no soporta más el ajuste y la única manera de aplicarlo es con represión”, analizó la Secretaria de Formación de la Asociación Trabajadores del Estado, Teresa Romero.

Desde ATE Rosario, sindicato que representa a los trabajadores y trabajadoras de Fray Luis Beltrán, su Secretaria Adjunta, Lorena Almirón, recordó que el jueves habrá una gran marcha nacional en Buenos Aires “por los trabajadores y trabajadoras de todas las fábricas del país”. Según indicó la referente, entre quienes fallecieron y se jubilaron y sus puestos no fueron ocupados y los despedidos, “hablamos de 800 puestos de trabajo menos”. Por eso, valoró la presencia de las autoridades nacionales del gremio y ratificó “el sindicato está a disposición de los trabajadores y trabajadores, para ir a fondo con la lucha por la reincorporación”. El viernes 24 de agosto, el gremio local convocó a un acto solidario frente al Banco Macro en Fray Luis Beltán a las 17.00 horas.

*Nota y fotos: Sofía Alberti – Comunicación CTAA Rosario

Fuente: http://ctasantafe.org/fabricaciones-militares-cinismo-a-prueba-de-balas/

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *