Presentación del Movimiento de los Pueblos: “por un socialismo feminista desde abajo”

El viernes por la tarde, en el auditorio de ATE Nacional (Av. Belgrano 2527, CABA), tuvo lugar la presentación del Movimiento de los Pueblos-Por un socialismo feminista desde abajo, espacio político conformado por el Frente Popular Darío Santillán, Frente Popular Darío Santillán- Corriente Nacional, la Corriente Popular Juana Azurduy y el Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social. Unas 400 personas participaron del acto, donde se turnaron la palabra varios y varias referentes de las distintas organizaciones.

“En días en los que el único derecho que se garantiza es la fuga de dinero, encontrarnos para organizar la bronca y desafiar las reglas del destino es una gran apuesta”, comenzó diciendo Daniela Foresti, militante del FPDS- Ezeiza. “Estamos dando este pequeño pero significativo paso de unidad entre organizaciones que, desde hace muchos años, venimos caminando juntos para transformar la realidad y construir el país que soñamos –afirmó-. Desde el sur hasta el norte, nos encontramos construyendo una vida digna en los territorios, en los lugares de trabajo, en los sindicatos, en las asambleas feministas, en los espacios de juventud, en las tomas de tierras, en cada esquina, en cada encuentro con trabajadoras y trabajadores, con vecinos y vecinas. Hoy nos planteamos dar un salto cualitativo, político y organizativo para aportar al crecimiento de nuestro pueblo. Pueblo del que venimos y en el que confiamos. Pueblo de pibes esperanzados, de jóvenes que no quieren que los dejen a un lado, de pibas que rebelan cada ciudad con su pañuelo verde atado, pueblo de trabajadores astilleros que nos enseñan de derecho y soberanía, pueblo de docentes y estudiantes que le dan vida a la educación pública. Pueblo de madres y abuelas de pañuelos blancos”.

“Hoy queremos ponerle palabras al camino de unidad que venimos recorriendo. Hoy queremos dejar claro que otro futuro es posible. Que ante esta realidad de muerte, los pueblos tenemos un proyecto de vida. El tiempo no sobra. Lo que sobran son políticos entreguistas, conciliadores, estafadores. Por eso hoy abrimos el juego. Porque no sólo peleamos en unidad contra este gobierno, contra sus medidas y sus aliados, sino que peleamos para cambiar todo lo que deba ser cambiado”.

“Desde el sur del continente americano va creciendo esta nueva fuerza. La estamos construyendo y les invitamos a ser parte. Una fuerza feminista y socialista. Donde hay lugar para todos y todas. Hoy salimos a la cancha con un gran equipo que contará en qué andamos como Movimiento de los Pueblos, por un socialismo feminista desde abajo”, finalizó Foresti, para luego presentar a las y los oradores que la sucederían.

No hay tiempo para esperar

En primer término habló Mariano Feliz, militante del Frente Popular Darío Santillán- Corriente Nacional, docente universitario e investigador de CONICET, integrante de COMUNA (Colectiva en Movimiento por una Universidad Nuestramericana) y la Sociedad de Economía Crítica de Argentina y Uruguay (SEC). Feliz realizó un análisis de la situación económica actual, comenzando por caracterizar el G20, cuya reunión cumbre se realizará en noviembre en Argentina: “en el G20 discuten el futuro de nuestra vida, por eso nosotros debemos pensar cómo enfrentar esto”.

“La coalición Cambiemos lleva adelante un profundo ajuste. Un ajuste muy doloroso para el pueblo, que implica caída de salarios, de puestos de trabajo, mayor precarización laboral, destrucción de políticas públicas…”, describió.

Feliz se refirió también al pedido de financiamiento al FMI, la fuga de capitales, la inflación y la suba del dólar, como rasgos de la política económica de Cambiemos que prometen seguir profundizándose: “el ministro de Hacienda, Dujovne, dijo hace unas semanas que el año que viene pretenden recortar 300 mil millones de pesos del presupuesto nacional. Es una cantidad de dinero inconmensurable, que no cabría en este espacio físico”, ejemplificó, puntualizando que serán justamente áreas vitales como salud, educación e infraestructura, las que sufrirán el costo de ese recorte.

El ajuste va a acrecentar la recesión económica y la pobreza, y esto irá de la mano con la represión, afirmó. “Esto lo tenemos que enfrentar y no hay posibilidades de esperar”.

El protagonismo de la lucha feminista

A continuación, tomó la palabra Viviana Miño, militante popular y feminista, integrante del Frente Popular Darío Santillán- Corriente Nacional y secretaria gremial del hospital Paroissien por CICOP.

“Hemos construido espacios de participación, liderazgo, formación, y queremos soñar con la construcción de un movimiento popular, como Movimiento de los Pueblos, de conjunto y en forma paralela, por la igualdad de condiciones entre mujeres, varones y disidencias, contra el capitalismo y el patriarcado”, expresó.

“Es imposible luchar contra una sola opresión, tenemos que hacerlo contra todas las formas de opresión. El patriarcado es un aliado del capitalismo”, afirmó Miño, reivindicando el avance feminista como “ejemplo de lucha”, que no solo es defensiva sino también de ofensiva.

“Nos quieren reproductoras de este sistema capitalista. Tenemos que destruir estos mandatos sociales”, arengó, y se refirió también a la lucha por la deconstrucción del patriarcado al interior del campo popular: “no vamos a aceptar ningún tipo de violencia ni de adentro ni de afuera, contra todo lucharemos. Será tarea nuestra, es un desafío, el de la despatriarcalización de nuestras organizaciones”. “Tenemos que construir en los territorios, que sean territorios libres de violencia. Tenemos que desacostumbrarnos [a las violencias]”.

“Nos formamos y luchamos por una economía feminista, contra el G20 y la OMC. Somos ejemplo en la construcción de redes”, afirmó, enumerando los distintos espacios en que las mujeres se han agrupado en estos últimos tiempos: la Red de profesionales por el derecho a decidir, de las docentes para la implementación de la ESI, las redes de abogadas, de periodistas, de artistas, las feministas del Abya Yala, el protagonismo en las luchas en toda Latinoamérica por la protección de los bienes comunes, entre otras.

“Cuestionamos y pusimos en crisis todo. Las prácticas cotidianas, las formas de organización, las instituciones, el sistema político, y nuestras propias organizaciones. El feminismo desde abajo constituye un principal eje político, fundamental, transversal. Luchamos contra todo tipo de explotación, de clase, de género, de raza, de edad, de colonialismo. Estamos haciendo historia, y ya nada será lo mismo. El tiempo de la revolución feminista es ahora y ya llegó”, finalizó.

Construir desde abajo el poder popular

El siguiente orador fue Norberto Señor, militante del  MULCS (Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social), dirigente de ATE Sur-Lomas de Zamora desde hace más de 25 años, secretario de Comunicación recientemente electo en la CTA Autónoma de Lomas, impulsor de la Agrupación Víctor Choque de ATE y de la Corriente político-sindical “Rompiendo Cadenas”.

“Qué días tan agitados, para hacer nuestra presentación –comenzó Señor-. Los aplausos son para quienes se esfuerzan todos los días agitando, construyendo, peleándola desde los lugares de trabajo, dando la lucha antiburocrática, construyendo un sindicalismo democrático, enfrentando a las patronales. Acá tenemos compañeros y compañeras que son parte de SUTEBA Matanza, que están llevando adelante una lucha inmensa, también hay compañeros y compañeras de ATE Sur, de ATE Almirante Brown, de la CTA de Lomas de Zamora y de Brown, hay docentes universitarios de San Luis, y tantos otros y otras, que llevamos bien en alto la bandera de Sandra y Rubén, asesinados por el ajuste de Vidal, de Macri y el FMI. Acá están los compañeros y compañeras del INTA, que también han enfrentado la muerte de su compañero Diego Soraire. También están quienes han sostenido la toma de Agroindustria. Los señalo porque no hemos llegado hasta acá por otro camino que no sea el de las luchas sindicales, porque estuvimos juntos en diciembre de 2001 y el 26 de junio en el Puente Pueyrredón”.

“Desde allí surgimos, desde esta larga lucha de nuestro pueblo y de todos los pueblos, por emanciparnos, por una vida digna, por acabar con la explotación y con la opresión”, aseguró Señor, describiendo desde esta identidad, el valor y la urgencia de cada lucha: “como trabajadores y trabajadoras, nuestras necesidades son hoy, aquí y ahora. Ninguna especulación electoralera debe guiarnos, por más de que tengamos que intervenir en la lucha electoral cada vez que sea necesario con proyectos que nos permitan desarrollar la fuerza de nuestro pueblo y derrotar a nuestros enemigos”.

“Otro mundo y otro futuro es posible, no es el capitalismo el que va a resolver nuestros problemas […]. El poder detrás del poder, detrás de todos los gobiernos, son los culpables de todos nuestros males. El carácter depredador, parasitario, rapaz, dependiente, de esas clases dominantes, del capitalismo, de la mano del imperialismo más asesino de la historia que es el imperialismo yanqui […]. En este contexto tenemos enormes desafíos: desde nuestros lugares de laburo, promover el clasismo y el feminismo, luchar por democratizar nuestra vida orgánica, generar asambleas, acabar con los mecanismos que plantean que lo único que tiene que hacer el pueblo es votar para que otros gobiernen. Nosotros tenemos que debatir, organizar, decidir, para gobernar nosotros y nosotras […] Hay recursos de sobra para que todos comamos, nos eduquemos, tengamos acceso a la salud. El poder popular que construimos, tiene que convertirse en el poder real del Estado, de un Estado de los trabajadores y las trabajadoras, del pueblo. Ahora es el momento”, arengó.

“Generar el hervor y organizarlo”

Luego fue el turno de Jazmín Berta, militante de la Corriente Popular Juana Azurduy, docente de nivel primario y estudiante de la licenciatura en Ciencias de la Educación en la UBA, activista en UTE y consejera directiva por el claustro de graduades en el Normal 7. “Me toca hablar de educación –dijo Berta-, y me quiero referir a la perspectiva desde la cual militamos y que es identitaria. Pensamos en una educación anclada en un territorio, pensamos como docentes que pisan el barro, que abren las puertas de las escuelas a la comunidad, a las organizaciones sociales, al pueblo en general. Como docentes, apostamos a la construcción de sindicatos desde abajo. Ser maestras y maestros populares implica también pensar proyectos pedagógicos que apunten a romper con las opresiones: proyectos anticoloniales, feministas, que construyan infancia digna, sujetos críticos, sujetos de derechos”.

“La educación está en el ojo de la tormenta, donde prima un proyecto neoliberal donde el mercado le gana a la vida, y la meritocracia está pesando más que la construcción de otro tipo de lazos sociales. En las universidades estamos en pleno conflicto, por salario, por presupuesto. Peligra el funcionamiento real de las universidades nacionales, mientras por otro lado quieren imponer la UNICABA, con el pretexto de jerarquizar la formación docente, pero ya vemos como nos ´jerarquizan´ en el trato a las universidades. Se trata de seguir calando hondo en el proyecto político pedagógico que necesitan para aplicar sus planes, y de ahí la necesidad de intervenir en la formación docente”.

“Mientras tanto, no hay vacantes suficientes, el presupuesto es cada vez menor, las escuelas se caen, literalmente, a pedazos, llegando incluso como mencionaba el compañero al asesinato por desidia del Estado, de Sandra y Rubén. Hoy siguen cerradas muchas escuelas en la provincia de Buenos Aires por lo inadecuado de las condiciones edilicias. Y sin embargo nos hablan de ´calidad´, lo cual viene de la mano de una ´evaluación´ que no es más que una excusa que permita poner datos estadísticos en la fundamentación de proyectos que ya tienen escritos aún antes de ser gobierno”.

Berta realizó un minucioso análisis de las distintas medidas implementadas en el área educativa desde la asunción de Cambiemos, cuyos resultados no son otros que la profundización de la precariedad y el vaciamiento de la educación pública. “La educación tiene una potencialidad transformadora, y así como nosotros lo vemos, ellos también lo ven –afirmó-. Ellos quieren chicos y chicas acostumbrados a la incertidumbre, nosotros queremos sujetos de derechos, ellos quieren pibes presos, nosotros los queremos libres. Insisten en que sean formados para las necesidades del mercado, nosotros en que vivan en una sociedad que los pueda contener”.

“¿Cómo hacemos para enfrentar esto? Resistiendo y construyendo, en unidad como lo estamos haciendo acá. Ocupando y desbordando desde abajo todos los espacios. Creando conflicto. Tenemos que generar el hervor y organizarlo”, reivindicó.

Por una patria socialista, feminista y nuestroamericana

Por último, tomó la palabra Dina Sánchez, militante barrial en el Frente Popular Darío Santillán, migrante y trabajadora de la economía popular.

“Destaco este encuentro porque sabemos que hoy el pueblo está dando una gran lucha que nos lleva todo el tiempo a las calles […]. Venimos de tantas luchas, de los 90, de los movimientos de desocupados y desocupadas, creando comedores, jardines, bachilleratos, proyectos productivos en los barrios. Un trabajo muy distinto al que la sociedad está acostumbrada, un trabajo que no se mide por la ganancia sino por el bien común”.

“Decíamos y decimos ´Trabajo, dignidad y cambio social´, y a eso apuntamos […]. Estamos frente a un gobierno que nos viene dando duro, pero somos muchos y muchas las que estamos todo el tiempo poniendo el cuerpo. Somos un pueblo trabajador, pero también luchador. Yo soy peruana, pero estoy muy orgullosa de la Argentina, que es un pueblo combativo, que está todo el tiempo en las calles. Aunque nos quieren seguir despojando, seguimos resistiendo y luchando”, afirmó.

Dina subrayó además los desafíos por delante: unificar, organizar y visibilizar las luchas “para dejar de ser nosotros y nosotras siempre los perjudicados por estas políticas”. Una realidad que se vive en los barrios “con compañeros y compañeras que no vienen a trabajar porque no tienen para cargar la SUBE, que se viven endeudando, que nos piden si se pueden quedar a dormir en el local porque no tienen adónde pasar la noche, familias enteras que se quedaron en la calle”, describió.

“Es hora de construir una herramienta para derrotar a este gobierno y al que quiera venir a imponer capitalismo y patriarcado. Y para eso no basta con salir a la calle. Pese a todo, el gobierno aún está fuerte. Es importante tomar el ejemplo de la lucha de las mujeres y disidencias, porque fuimos las mujeres las que le hicimos el primer paro general a este gobierno […]. Solo con el protagonismo del pueblo vamos a poder construir ese otro mundo posible. No solo creamos merenderos, jardines y bachis, sino que todos los días trabajamos por hacer realidad un mundo y una sociedad donde no haya más explotadores ni explotados, donde no siga creciendo la desigualdad y la injusticia. Por eso luchamos: por una patria socialista, feminista y profundamente nuestraamericana”.

Tras la participación de las y los oradores, y antes del cierre musical con un conjunto de sikuris, Foresti retomó el micrófono para expresar que “con los cuerpos aún vibrando por la enorme movilización por el aborto legal, seguro y gratuito, con la memoria y la esperanza sembrada por siglos de lucha de nuestro pueblo, afirmamos que no queremos más proyectos de muerte, queremos vivir en igualdad y que sea para todos y todas el pan. Nuestro proyecto es el de el pueblo organizado que, retomando su historia de lucha y resistencia, mira al frente para cambiarlo todo. Por eso, con la esperanza bajo el brazo gritamos bien fuerte que: ¡OTRO MUNDO ES POSIBLE! ¡VAMOS A CONSTRUIR EL PODER DEL PUEBLO!!

Fuente: http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/09/01/argentina-otro-futuro-es-posible-presentacion-del-movimiento-de-los-pueblos-por-un-socialismo-feminista-desde-abajo/

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *