Rosario fue otra vez la capital nacional del paro

Como una corriente arrasadora, la liberación de la energía obrera en las calles durante el paro nacional, mostró el potencial de movilización de los diversos sectores gremiales y sociales. Durante el lunes y el martes, la ciudad se expresó en espejo: las calles vacías, pero llenas de manifestantes; la quietud de la falta de actividad comercial, escolar, de transporte, pero la movilización masiva de miles de personas. Una muestra que la contundencia del paro no se mide por el silencio ni se garantiza sólo por la dificultad de trasladarse al trabajo.

Acto del MOS – Indymedia Rosario

En Rosario el paro de 36 horas de las CTA (CTA Autónoma y la CTA de los Trabajadores), inicio con una masiva marcha que partió desde Plaza 25 de Mayo hacia Plaza San Martín. Allí confluyeron la CTAA y sus gremios integrantes (docentes, estatales, profesionales de la salud), gremios de la CGT (como Recolectores, Dragado y Balizamiento, Maleteros de la Terminal, Aceiteros, Cadetes), y de la CTAT (Amsafe Provincial). En el acto realizado frente a la sede local de Gobernación ante una multitud, la dimensión de la convocatoria fue conmovedora y diversa.

El 25 en tanto, hubo distintas iniciativas. Piquetes de organizaciones sociales y políticas, el acto de la Unidad de Acción Sindical (Comercio, UOM, Municipales, SMATA, Obras Sanitarias entre otros) en Plaza Pringles, y a pocas cuadras de allí en el cruce de peatonales, el Movimiento Obrero Santafesino (CTAT, Luz y Fuerza, Movimiento Sindical Rosario, La Bancaria, CGT San Lorenzo, etcétera) desplegó un acto de similar convocatoria al realizado el 24.

Caminata de Empleados de Comercio – Indymedia Rosario

La noticia llamativa de la jornada fue la detención de siete delegados del gremio gastronómico, que realizaban recorridas a bares para convocar a sumarse al paro y en medio de un operativo de magnitudes fueron detenidos por la policía de Santa Fe. Acusados de ‘amenazas coactivas’, los trabajadores fueron liberados tras doce horas de permanecer en Jefatura de Policía y lograron no pasar la noche allí por la concentración solidaria que se realizó en el Centro de Justicia Penal.

Hay varios puntos para balancear en este paro nacional. La movilización de alrededor de 30 mil personas en total durante dos jornadas de huelga mostró la energía obrera contenida y el descontento general con las políticas del macrismo. A propósito, todas las iniciativas coincidieron en marcar el repudio al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el rechazo al Presupuesto 2019, a las políticas de ajuste, a los despidos, los tarifazos y la violencia alentada desde el discurso oficial. Y todas, hablaron de la importancia de la unidad mientras su propia existencia marcaba los límites prácticos al construirla.

Acto de la UAS – Indymedia Rosario

Pese al ‘silencio de domingo’, los bombos irrumpieron a pura marcha en distintas zonas del centro y el macrocentro, lo que le torció el brazo a la postura de la Confederación General del Trabajo que apostó a un paro ‘dominguero’.  La grieta entre las disposiciones nacionales y las convicciones o posibilidades de las direcciones locales para sostenerlas por abajo, se hizo evidente.

En esto último vale una acotación. La proliferación de actos distintos fue producto de las estrategias trazadas de cara a las elecciones de 2019. Muchas de las dirigencias que se subieron a los escenarios, lo hicieron empujadas desde abajo y como parte de jugadas de medición de fuerzas de cara a la contienda en sus espacios partidarios de pertenencia (la más clara se vio en el Partido Justicialista).

Pero las más de treinta mil personas que se movilizaron en ambas jornadas en Rosario mostraron el camino de la unidad, la voluntad de lucha, la necesidad de empujar ámbitos más amplios y generosos de articulación política que se salga de la rencilla partidista y la micropolítica de la rosca. Ése es quizás el dato distintivo y esperanzador, en un contexto donde todo promete empeorar.


Nota y fotos: Indymedia Rosario

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *