Paro feminista y movilización en todo el país por Lucía Pérez

Entre el lunes y martes se realizaron en todo el país asambleas de mujeres, lesbianas, trans y travestis entre otras, ante la sentencia conocida la semana anterior por parte del Tribunal Oral N°1 de la ciudad de Mar del Plata, integrado por los jueces Aldo Daniel Carnevale, Juan Facundo Gómez Urso y Pablo Javier Viñas. La misma es una clara muestra de machismo arraigado en el Poder Judicial, basándose en la vida de la víctima para fundar si el hecho sucedió o no. A su vez, protege a los acusados Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel amparándose en el Artículo 19 de la Constitución Nacional, dejando a las claras la orfandad probatoria para justificar su fallo. Si esto no fuera poco, se corre de los estándares internacionales en relación a la perspectiva de género que debiera tener el enfoque del tribunal a la hora de analizar los hechos, como en el reconocimiento de la violencia de género.

Ilustración por Ro Ferrer

La sentencia debía traer claridad sobre el hecho sucedido y a través de ello resolver la situación de los imputados. Nada más lejano de la claridad.

Si bien eran dos hechos  sobre los que resuelven, la sentencia se divide en cuatro partes. En un primer momento exponen la vida privada de Lucía, luego hablan de las pericias, más tarde sobre la venta de drogas a menores, para cerrar con una victimización por adelantado del tribunal a raíz de lo que están sentenciando.

Para poder establecer si existió un abuso, este tribunal toma como base los chats de una adolescente de 16 años para establecer un “perfil”. Tal es así que basan los hechos en preguntas tales como: “era Lucía una adolescente que podía ser fácilmente sometida a mantener relaciones sexuales sin su consentimiento?”(pág. 16), luego de un arduo examen de sus chat y relaciones anteriores, estos jueces llegan a otra pregunta que encuentran relevante hacerse para clarificarse: “¿existió una relación de subordinación entre Lucía y Farías que le hiciera mantener relaciones sexuales no consentidas?” (pág. 19). Tras lo cual siguen entrando en la vida de Lucía: con quien dormía, cómo consumía, con quién andaba. Por el contrario, a lo largo de toda la sentencia no se sabe nada de la vida de los acusados.

Sumado a ello, toman la vida que tuvo Lucía para justificar su sentencia, es decir la de la víctima. Sobre los imputados en relación al abuso observan que “Farías, este último compró facturas y una Cindor para compartir con Lucía en su domicilio. Es evidente que estás actitudes no son las asumidas habitualmente por las personas con intención de cometer un hecho tan aberrante como por el que resulta acusado” (pág.24). Sorprende dicho razonamiento, no solamente por los casos conocidos donde se la invita a charlar, a cenar, y termina asesinada la invitada, sino que por demás es una valoración subjetiva de la intención del imputado.

Además, los jueces nunca establecen los hechos concretos: no se sabe ¿Qué pasó en ese encuentro?, ¿Quiénes estaban?, ¿Cómo pasó? Y varias preguntas más que el derecho penal obliga a establecer para poder dar un resolutorio fundado en hechos y derechos como obliga nuestra ley.

Toda la sentencia es una lista de conjeturas subjetivas del Tribunal. Tal es así que las pericias nunca indican nada en su totalidad, ya sea porque se hicieron mal, porque la muestra que se envió no era la indicada, porque se olvidaron de tomar medidas, porque les pareció una cosa y después otra, al Tribunal solo le sirvió para retar a quienes las realizaron. Y pedir una aproximación, alguna razón de la muerte, aunque nunca pudieron establecer nada.

Es una sentencia que es tan bochornosa que ya hasta los organismos internacionales se expidieron. Análisis dogmáticos, de ortografía, de gramática, de perspectiva de género se pueden hacer miles, pero en este momento más que letras, nos sale un grito, un grito de bronca, de que una vez más el Poder Judicial nos quiere adoctrinar.

Ante esto, en las asambleas se decidió que no se va a  permitir, por lo que el día de mañana, miércoles 5 de diciembre, se realizará un paro de mujeres, lesbianas, trans y travestis de 13 hs a 14 hs.

Luego, a las 17 hs se realizará marchas en todas las plazas del país, y en particular se concentraron en Tribunales, Lavalle y Talcahuano de la Ciudad de Buenos Aires para exigir justicia para Lucía. De allí se marchará a Plaza de Mayo.

 


Sentencia Completa del Tribunal Oral N°1 de la ciudad de Mar del Plata: Descargar PDF


 


El 3 de diciembre hubo asambleas feministas en distintas ciudades del país. Se convocaron para definir medidas de fuerza y repudio ante el fallo de impunidad para los asesinos de Lucía Pérez. Un fallo que condena a la víctima por sus libertades e intenta disciplinar al colectivo de mujeres, lesbianas, trans y travestis por nuestras autonomías. El fallo está siendo repudiado por abogadxs y organismos internacionales de derechos humanos. Nos convocamos en asambleas feministas, que coincidieron en llamar al paro feminista el 5 de diciembre. La asamblea de CABA fue abierta por la madre de Lucía y recorrida por el grito común Ni una menos. Vivas nos queremos. En ella se definió que el paro tendrá distintas modalidades (cese de tareas, ruidazo, asambleas, volanteadas) y se confluirá en una movilización común a Tribunales a las 17 hs. Desde allí marcharemos a una acción en el Obelisco, para finalizar en Plaza de Mayo.

 

https://www.facebook.com/NUMArgentina

 


 

El femicidio y violación de Lucía Pérez fue el hecho que dio origen, el 19 de octubre de 2016, al Paro Internacional de Mujeres en Argentina, como respuesta al clamor popular. Hoy, dos años más tarde, la injusticia patriarcal vuelve a violar y asesinar a Lucía absolviendo a sus femicidas. En las calles vuelve a surgir el grito: PARO NACIONAL

Los jueces realizaron un juicio de evidente parcialidad, mostrando el perfil del poder judicial patriarcal y feminicida. Se utilizó el poder del Estado para investigar a la víctima y no a los imputados. En el fallo se violaron tratados internacionales de rango constitucional, se violó el debido acceso a la justicia y el debido proceso, y no garantizó los derechos humanos de mujeres, niñas y diversidades.

Por esto exigimos destitución inmediata y juicio político de Pablo Viñas, Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y todxs lxs juezas/ces, abogadxs y funcionarixs judiciales que no cumplan con los tratados internacionales CEDAW, BELEM DO PARA y también la ley 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres sancionada hace 10 años.

Por eso llamamos a un nuevo paro el 5/12, y movilización en todas las plazas del país. No olvidamos que en el presupuesto diseñado por el Ejecutivo y aprobado por el Congreso, se asignan tan sólo $11,36 por mujer para la lucha contra la violencia.

El Estado nos abandona y nos entrega a nuestros asesinos y violadores. Marchamos todas juntas para decir BASTA. ¡Vivas nos queremos!

#NosotrasParamos
#BastaDeJusticiaPatriarcal

https://www.facebook.com/ParoMujeresArgentina/


 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *