Restituirán restos de hijo de cacique asesinado por negarse a profanar tumbas tehuelches

El Museo de La Plata restituirá este sábado a comunidades tehuelches de Chubut y Santa Cruz los restos de Sam Slick, hijo de un cacique, al que asesinaron a fines del siglo XIX por negarse a profanar las tumbas de su pueblo “con fines científicos”.

Foto: Casimiro y Sam. 1865, atribuida a Panunzi

El Museo de La Plata restituirá este sábado a comunidades tehuelches de Chubut y Santa Cruz los restos de Sam Slick, hijo de un cacique, al que asesinaron a fines del siglo XIX por negarse a profanar las tumbas de su pueblo “con fines científicos”.

Sam Slick era hijo del cacique tehuelche Casimiro Biguá , quien ayudó a consolidar la soberanía en el sur del país e inclusive juró lealtad a la bandera argentina.

Slick fue asesinado tras negarse a ayudar al perito Francisco P. Moreno en la profanación y saqueo de tumbas de su pueblo para desenterrar cuerpos “con fines científicos”.

Su esqueleto completo está en el Museo de la capital bonaerense, registrado con el número 1.837.
‘Sam Slick. Indio Tehuelche (masculino). Asesinado Chubut. Desenterrado por el doctor F. P. Moreno 1876-1877″, dice la nota adjunta al catálogo.

El sábado a las 10 autoridades del Museo de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad de La Plata entregarán los restos a la comunidad tehuelche Ceferino Namuncurá-Valentín Sayhueque, de Chubut que desde el 2010 viene reclamando la restitución.

Luego serán trasladados a Santa Cruz, donde sus descendientes lo enterrarán en una de las comunidades que aún quedan en el territorio ancestral de este pueblo.

La antropóloga Victoria Homberger, quien acompañó la aprobación de las últimas seis restituciones de restos que permanecían en La Plata, confirmó a Télam que “hoy se presentaron en la Facultad los últimos avales de los consejeros de participación indígena” para que la comunidad tehuelche de Gaiman (Chubut) los retire y para su “posterior traslado a Santa Cruz”.

“Primero regresa a Chubut donde fue asesinado y su tumba profanada por el perito Moreno y luego al lugar donde están algunos de sus descendientes actuales en Santa Cruz”, explicó Homberger.

Para la antropóloga, el caso de Sam Slick es paradigmático: “fue guía del perito Moreno, quien lo traiciona y contrata a quienes luego lo matan entre Trelew y Rawson. Después desentierra su cadáver, lo descarna y lo exhibe en el Museo de La Plata en una vitrina”, resumió.

Por su parte, Rubén Romero Saihueque, inánlongko (cacique segundo) de la comunidad mapuche-tehuelche, dijo a Télam que “la restitución de los restos de Sam Slick fortalecerá la espiritualidad de nuestro pueblo”.
Saihueque agradeció el acompañamiento que en pos de ese objetivo tuvieron por parte del antropólogo Fernando Pepe y el director de Afirmación de los Derechos Indigena del IINAI, Nicolás Torres.

Los restos de Sam Slick serán trasladados a Gaiman donde el próximo lunes, Día Internacional de los Derechos Humanos, realizarán un acto.

La restitución de los restos del hijo del cacique Biguá a su comunidad de origen fue declarada de interés provincial por la Legislatura de Chubut y por el gobierno municipal.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *