Indígenas quieren escuela de gestión comunitaria y elegir a los directores

El proyecto que se presenta hoy en la Legislatura plantea que el 50% del equipo docente sea propuesto por la comunidad y que en la designación del otro 50% se dé prioridad al originario.

Escuchar entrevista de Cadena Máxima

25/01/2019

El proyecto de ley de “Educación de gestión comunitaria indígena intercultural bilinge” plantea una escuela de gestión comunitaria y que la comunidad pueda elegir a los directores de establecimientos de todos los niveles ubicados en pueblos originarios. Para esto se crearía un consejo comunitario, reconocido por la comunidad de referencia.

El objetivo de la propuesta que cuenta con 16 artículos apunta a garantizar “una educación que respete la identidad y cultura propias de los pueblos indígenas; a promover y asegurar la participación comunitaria e implementar nuevas estrategias para reconstruir la relación entre docentes- alumnos, padres, comunidad y consejo comunitario indígena, tendiente a optimizar la matrícula escolar”. Leía la referente wichi Octorina Zamora mientras daba a conocer el documento ayer por la mañana, en el mismo acampe, donde se improvisó una sala de prensa. La rodeaban varios dirigentes, entre ellos Balducho Villafuerte, Leonardo Pantoja, Atilio Díaz y Enriqueta Espinoza, que se cargaron al hombro la lucha y ya llevan tres semanas viviendo en la plazoleta IV Siglos.

Sin salirse del sistema criollo en el que están inmersos, proponen que de aprobarse la ley el órgano de aplicación sea el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de Salta.

El artículo 7 detalla los derechos a los que aspira dicho consejo comunitario: gestionar, organizar y conducir el proyecto educativo, en coordinación con la autoridad escolar y la comunidad en asamblea. De esta idea central, además de elegir a los directivos, se especifica que quieren poder proponer el 50% del plantel docente con título oficial reconocido por el Ministerio de Educación y que en las designaciones del otro 50% que se realicen en escuelas con población originaria se dé prioridad al indígena, de acuerdo a la valoración de puntaje de Junta Calificadora.

También se menciona en el escrito el interés de proponer el personal administrativo, de maestranza y auxiliar, de acuerdo a lo que se necesite. Designar a pedagogos indígenas o sabios e idóneos pertenecientes a la comunidad con conocimiento de la lengua y la cosmovisión. Entre otros puntos, proponen impartir capacitación y formación docente específica.

En el artículo 11, se establece de aprobarse la ley que el consejo comunitario se regiría por un reglamento interno integrado por un mínimo de siete y un máximo de quince miembros de la comunidad. Durará 2 años en sus funciones, pudiendo ser reelegidos por no más de un período consecutivo y se renovarán anualmente por mitades, respetando en su composición un cupo del 50% de mujeres.

Octorina luego de repasar un poco la historia del pueblo wichi, miró el documento elaborado con la ayuda de un grupo de profesionales salteños y académicos de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA), respiró hondo, y dijo: “Se que esta propuesta que hoy nosotros presentamos a la sociedad pasará por muchas manos y mentes”, anhelando que sea analizada con seriedad y aprobada por los legisladores provinciales este año.

Para Balducho Villafuerte esto dependerá sin dudas de la “voluntad” que se tenga. La lectura del primer manifiesto wichi de Misión Chaqueña y la de la leyenda del nacimiento de la bandera wichi sellaron la emotiva convocatoria, en pleno mediodía.

El proyecto se realizó en base a la ley 7.446 de 2014 de la provincia del Chaco, la primera experiencia en el país de educación de gestión comunitaria.

“El 80% de la comunidad no tiene trabajo”

Lo señaló el dirigente guaraní Heber Montenegro, del norte de Salta.

La crisis económica golpea fuerte a la Argentina y lo sienten mucho peor las comunidades indígenas del norte de Salta. Desde el miércoles, un grupo de originarios de la etnia guaraní se encuentran en la ciudad pidiendo a las autoridades que los ayuden a superar los serios problemas de desocupación que tienen, que terminan desencadenando en más pobreza.

“Nuestro principal planteo es la desocupación. En la comunidad guaraní, el 80% está desempleado”, señala contundente el dirigente Heber Montenegro.

El referente cuenta que la gente de su etnia que vive en el departamento San Martín está viviendo una situación terrible. El tema es que muchos de ellos tienen formación especializada en oficios: obreros de la construcción y soldadores. Y además tienen maestros, celadores y enfermeros, pero no hay trabajo.
Ayer volvieron a tocar las puertas del Gran Bourg, pero no tienen respuestas. Al tiempo que aseguran que desde el 2016 vienen presentando distintos proyectos, pero no hay nada.

Lucha constante

“Siempre estamos luchando, pero es como gritar dentro de un tarro, porque si nos quedamos en nuestros municipios los reclamos no llegan a ningún lado”, afirmó. Esta situación los empujó a venir a la ciudad y hacer visible sus reclamos. En este contexto señalaron que si no los atienden van a endurecer las medidas y no descartan empezar una huelga de hambre.

Heber es el presidente del Centro de Desocupados de Cuña Muerta y asegura que ellos no se sienten representados por el Instituto Provincial de Pueblos Indígenas de Salta (Ippis). “Es por eso que ahora tomamos el toro por las astas. Sabemos que movilizándonos es la única manera de lograr soluciones”, señaló. Y agregó que todos los pueblo indígenas de la provincia están viviendo una situación similar.

Fuente: https://www.eltribuno.com/salta/nota/2019-1-25-0-0-0-indigenas-quieren-escuela-de-gestion-comunitaria-y-elegir-a-los-directores

Un Comentario

  • martino cruz

    El gobierno en Norte argentino no está proporcionando una educación completa en Quebrada y Puna; lo que está marcando es un impacto devastador en miles de menores, adolescentes y jóvenes. Muchos están desesperados en continuar estudiando niñas y niños, sin embargo están creciendo sin la educación que les ayudaría a tener opciones para su futuro. En la Puna muchos niños y niñas no pueden llegar a una escuela a pie de manera segura en un tiempo razonable. Otro tanto de niñas han dejado de ir a la escuela debido a la preocupación de sus padres por su seguridad a la hora de caminar a la escuela. Existe un “cuello de botella ascendente” a medida que los niños, especialmente las niñas, se hacen mayores. Las escuelas secundarias son más escasas que las escuelas primarias. Muchos adolescentes varones y mujeres que completan el nivel en una escuela secundaria no tienen acceso a una escuela donde podrían pasar al siguiente nivel universitario. No tienen una Universidad Nacional. Una educación libre independiente y laica. El Estado no ha tomado en serio la educación. El problema son las prioridades del gobierno: la educación no es una prioridad y no le dedican el presupuesto necesario. En tanto de Quebrada y Puna han pasado petitorios pidiendo una universidad nacional, por el Ministerio de Educación de la provincia, Defensor del Pueblo, Legislatura Provincial, Cámara de Diputados de la Nación, Senado de la Nación, Gobernante Federal, y a otros que se consideran responsables de la Educación Argentina. Su réplica es el silencio, su humillación, o es la respuesta del sociólogo Zygmunt Bauman de “seres humanos residuales”; vidas improductivas porque no participan del mercado, por eso sus voces son enmudecidas. Pero es tajante y contradictorio cuando desde el poder confirman de la importancia de la educación y en otro que afirman que desde la provincia ganaran millones por tal proyecto de explotación de sus territorios los recursos naturales, sin consulta previa. Entonces, no hay motivo para doblegar el espíritu crucial de miles de adolescentes y jóvenes que esperan una universidad nacional… ¡Que, mediante la convivencia y el consenso, se hagan efectivos los derechos que le corresponden al ser humano por la mera razón de existir! ¡Una Universidad Nacional!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *