Madre de Plaza de Mayo pide a Francia que extradite al genocida que secuestró a su hijo

Se cumplen siete años desde que el juez Sergio Torres requirió a Francia la extradición del expolicía Mario Alfredo Sandoval, imputado en la “Causa ESMA” en la que se investigan delitos de lesa humanidad cometidos entre 1976-1983 contra más de 800 víctimas. Beatriz Cantarini de Abriata, Madre de Plaza de Mayo, reclama al Gobierno francés que ordene la extradición del represor por el secuestro y desaparición de su hijo, Hernán Abriata.

Foto: Walter Piedras

Durante la última dictadura cívico-militar, Mario Alfredo Sandoval tenía el cargo de oficial subinspector de la Policía Federal con destino en la Superintendencia de Seguridad Federal (SSF) e integró el Grupo de Tareas 3.3.2 que operaba en el centro clandestino de detención, torturas y exterminio de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). En 1985, el represor se radicó en Francia y en 1997 obtuvo la ciudadanía de ese país. Por su participación en delitos de lesa humanidad, según consta en la Causa ESMA, a mediados de marzo de 2012 el juez Sergio Torres requirió a Francia su extradición para su juzgamiento en la Argentina.

Para resolver la solicitud del juez argentino, la Justicia francesa se centró en el caso de Hernán Abriata por ser la detención y desaparición que más pruebas tiene la Causa contra Sandoval.

En mayo del año pasado finalizó la etapa judicial en Francia cuando la Cámara de Casación de París se pronunció en favor de la extradición. En igual sentido lo hizo la Corte de Instrucción de Versalles en 2017 y la Corte de Instrucción de París en 2014.

El caso pasó a manos del primer ministro Édouard Philippe y la ministra de Justicia Nicole Belloubet, quienes el 21 de agosto de 2018 firmaron el decreto de extradición del expolicía para que sea juzgado en Buenos Aires.

Sandoval aprovecha el extenso margen que concede el procedimiento de extradición de Francia y apela la medida ante el Consejo de Estado (CE), donde manifiesta que la resolución de la Cámara de Casación de París es inconstitucional.

El 18 de febrero de este año, el CE entendió que no era de su incumbencia resolver el planteo del represor y trasladó el caso al Consejo Constitucional para que se expida. Este Consejo podría tener una respuesta a mediados de año.

Aceptar los argumentos de Sandoval, no sólo impugnaría los tres fallos de la Justicia francesa y el decreto firmado por Édouard Philippe y Nicole Belloubet, sino también impediría que la Justicia argentina lo juzgue por sus delitos de lesa humanidad, los cuales son continuos e imprescriptibles.

“Le pido al Gobierno de Francia que extradite urgente a Sandoval”

Beatriz Rosa Gertudis Cantarini de Abriata ya no soporta más “las idas y vueltas” que requiere extraditar al genocida que hace 43 años secuestró a su hijo Hernán. “A mi edad deseo ver las cosas terminadas como corresponde”, dice a esta cronista, luego de entregar una de las tantas cartas que periódicamente deja en la recepción de la Embajada de Francia en Argentina, en busca de una respuesta positiva al pedido del juez Torres.

La Madre de Plaza de Mayo, de 92 años de edad, solicita al Poder Ejecutivo de Francia que acelere el trámite de extradición de Mario Alfredo Sandoval, represor que secuestró a su hijo en 1976, lo trasladó al centro clandestino de detención y tortura que funcionaba en la ESMA, y desde entonces permanece desaparecido. “No quisiera irme todavía, pero son muchos años de lucha y espera”, agrega.

Beatriz de Abriata recuerda que “Sandoval y sus hombres llegaron a la medianoche a nuestra casa. Con mi marido estábamos durmiendo cuando nos despertaron unos ruidos que no sabíamos a qué atribuirlos. Miramos por la ventana y vimos que un grupo de militares apuntaban con armas largas hacia la casa, luego entraron de manera violenta y nos sacaron a la calle. Parecía una guerra. Fue algo espantoso”.

Esa noche las fuerzas represivas se llevaron a su hijo. “Al día siguiente hicimos de todo para saber dónde habían llevado a Hernán. Fuimos a Coordinación Federal, a la comisaría del barrio, al Ministerio del Interior, luego presentamos habeas corpus ante la Justicia. Hemos luchado mucho estos años”, resalta Beatriz.

“Ahora le pido al Gobierno de Francia que extradite urgente a Sandoval, quiero que este hombre pague por sus crímenes porque es muy cruel que él disfrute de la libertad como si fuese una buena persona, él ha tenido privilegios que no merece. No sólo me ha mortificado a mí y a mi familia, sino también a mucha juventud que hoy podría estar disfrutando de la vida”, finaliza.

Imputado por cometer delitos de lesa humanidad

El juez Sergio Torres, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 12, de la ciudad de Buenos Aires, lleva adelante la “Causa ESMA” donde investiga delitos de lesa humanidad cometidos contra más de 800 personas que fueron secuestradas y llevadas al centro clandestino de detención, tortura y exterminio que funcionaba en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). Mario Alfredo Sandoval, alias “Churrasco”, está imputado en dicha causa por su participación en diversas detenciones y desapariciones durante la última dictadura.

Hernán Abriata tenía 24 años de edad, estudiaba arquitectura y militaba en la Juventud Universitaria Peronista (JUP). En la madrugada del 30 de octubre de 1976, Mario Alfredo Sandoval, oficial subinspector de la Policía Federal, integró el Grupo de Tareas que lo secuestró en presencia de sus padres y de su esposa. Desde su hogar, en la Avenida Elcano al 3200 de la ciudad de Buenos Aires, el joven fue llevado a una quinta y a la ESMA, donde permaneció cautivo bajo condiciones inhumanas en el centro clandestino de detención, tortura y exterminio que funcionaba en esa institución militar, según declararon en la Causa compañeros de cautiverio.

Abriata forma parte de la larga lista de detenidos-desaparecidos durante la dictadura cívico-militar 1976-1983. La familia del joven declaró los hechos ante la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP). Su esposa, Mónica Dittmar, expuso que Sandoval, vestido con ropa de fajina color verde, se presentó con su apellido, mostró su carnet de identificación y dijo que era oficial inspector de Coordinación Federal. Antes de secuestrar a Hernán le dijo que el procedimiento era “de rutina”, que se llevaba a cabo por una “denuncia proveniente de la Facultad de Arquitectura” -por entonces intervenida por los militares- y que al día siguiente tendrían “información de Coordinación Federal”. Información que nunca llegó por parte de ningún organismo del Estado.

Genocida en Argentina. Asesor y profesor en Francia

Mario Alfredo Sandoval egresó de la Escuela de Policía Ramón L. Falcón en los 70 y a fines de los 80 se recibió de Licenciado en Seguridad en el Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina.

Durante la última dictadura cívico-militar tuvo el cargo de oficial subinspector de la Policía Federal con destino en la Superintendencia de Seguridad Federal (SSF) e integró el Grupo de Tareas 3.3.2 que operaba en el centro clandestino de detención, torturas y exterminio de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

En 1985 se radicó en Francia y a sus antecedentes curriculares le sumó especializaciones en espionaje e inteligencia en lo económico, militar y estratégico, a la vez que se contactó con instituciones académicas, políticas y empresariales. En 1997 obtuvo la ciudadanía de ese país. Para evitar su extradición, esgrime esta nacionalidad, obtenida años después de los hechos que se le imputan.

También fue encargado de misiones de la Asamblea de las Cámaras de Comercio de Francia y se desempeñó como profesor y presidente de la Asociación Internacional Francesa de la Inteligencia Económica (AIFIE).

En 2002, Sandoval estuvo en Argentina y dictó cursos en la Escuela Superior de Guerra en su calidad de delegado de la Unión Europea para las Conversaciones de Paz en Colombia, consejero de paramilitares colombianos de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y parte del grupo mediador para liberar a Ingrid Betancourt, secuestrada por las FARC.

En 2008 fue asesor en temas de seguridad y defensa en el gobierno de Nicolás Sarkozy. En tal carácter, y como experto en estos asuntos, era invitado por distintos países a dar charlas.

Foto: Walter Piedras

Profesores del IHEAL y organismos de DDHH solicitan la extradición

Sandoval dictó cursos en el Instituto de Altos Estudios de América Latina (IHEAL) de la Université Sorbonne Nouvelle y de la Universidad de Marne-la-Vallé. En septiembre de 2017, ante la Sala de Instrucción de la Corte de Apelación de Versalles, un grupo de profesores presentaron una Carta Abierta en la que destacaron que “La acción de la justicia es indispensable para conocer la verdad y así evitar que una persona responsable de crímenes de lesa humanidad pueda enseñar en una institución pública, incompatible con la ética universitaria” y que “en el IHEAL, parte central de la enseñanza es recordar las dictaduras y el cumplimiento de la justicia, es por eso que sostenemos necesario que la justicia argentina pueda actuar”.

También se pronunciaron en favor de la extradición de Sandoval, la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora de Cortiñas, Elia Espen y Mirta Acuña de Baravalle, el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, la Asociación de ex Detenidos Desaparecidos (AEDD) de Argentina, el Comité de Acción Jurídica (CAJ), la Asamblea de Ciudadanos Argentinos Residentes en Francia (ACAF), la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH), la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos-Desaparecidos (Fedefam), el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) de Argentina, entre otros.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *