Emotivo homenaje a Rosa Grilo en el Congreso

La única sobreviviente qom de la masacre de Napalpí recibió un reconocimiento de parte de legisladoras chaqueñas. Durante el acto, se enfatizó la necesidad de visibilizar uno de los episodios más sangrientos de la historia argentina.

11/04/2019

Las diputadas por el Chaco Lucila Masin y Analía Rach, junto a la senadora María Inés Pilatti Vergara, encabezaron en la Cámara de Diputados de la Nación un sentido homenaje a Rosa Grilo, miembro del pueblo qom y última sobreviviente de la masacre de Napalpí.

“Me hace doler el corazón cuando preguntan por mi papá y esto a mí me duele porque yo no lo pude conocer”, confesó Grilo, quien atestiguó siendo una niña de 7 años, la matanza realizada en 1924 por la policía del Chaco bajo las órdenes del por entonces gobernador Fernando Centeno.

El genocidio, en el que le arrebataron la vida al padre de Grilo y a unas 700 personas, incluidas mujeres, ancianos e infantes, se encamina al juicio a partir de un requerimiento que hará la Fiscalía Federal de Resistencia y para el cual Grilo brindó recientemente su testimonio.

“Nos parecía importante homenajearla como una muestra de reparación histórica de lo que atravesaron y aún hoy, siguen atravesando nuestras comunidades indígenas”, sostuvo Masin y en esa línea subrayó el perdón formal hecho en 2008 por el Estado provincial ante los crímenes cometidos contra los pueblos originarios.

“Esto es parte de ir recapitulando procesos de investigación para que estos crímenes no queden impunes, para que también podamos decir Nunca Más al genocidio de hermanos y hermanas indígenas de las etnias qom, wichí y moqoit que habitan en nuestra provincia”, puntualizó la legisladora.

En tanto que su par en la Cámara baja Analia Rach recordó que “fue con la llegada de Néstor y la continuidad de Cristina Kirchner que se inició un período marcado por una política muy fuerte en materia de Derechos Humanos”, y contrastó esta visión reparadora con la actitud que el mismo Parlamento tuvo ante la masacre en 1924 cuando, ante las pruebas irrefutables del genocidio, se decidió desestimarlas.

Por último, Rach reafirmó el “firme compromiso con la recuperación de la memoria histórica y la búsqueda de verdad y justicia sobre lo sucedido”.

Contextualizando lo expresado por Rach, el historiador y representante de la Fundación Napalpí, Juan Chico, repasó a su turno el trunco pedido de investigación que tras la masacre realizó el diputado nacional Francisco Pérez Leirós, destacando el abandono de la causa y el sistemático ocultamiento durante casi un siglo.

Por su parte, Pilatti Vergara expresó su agradecimiento a las diputadas nacionales que organizaron el homenaje y subrayó la “indispensable necesidad de visibilizar el hecho ocultado durante tanto tiempo”, dijo a la par que consideró a la masacre como “uno de los episodios más tristes de la historia del Chaco y del país”.

Por último, la senadora invocó el compromiso “a seguir generando conciencia y trabajando desde nuestro carácter militante, para continuar contribuyendo a mejorar la calidad de vida de las comunidades originarias”.

En representación de la Comisión Permanente por la Memoria del Chaco, Alfredo Serantes expresó su emoción ante la extraordinaria lucidez y el duro testimonio brindado por Grilo sobre la masacre. En ese tono, celebró el reconocimiento impulsado por las legisladoras nacionales y expresó un enfático repudio “a las políticas represivas implementadas por el actual gobierno nacional contra los pueblos originarios”, considerando que las mismas “se enmascaran bajo el discurso de la seguridad”.

Al cierre del acto, que contó además con la presencia del reconocido escritor chaqueño Bosquín Ortega, se hizo entrega a Rosa Grilo de un diploma y una placa recordatoria en reconocimiento a su valor y voluntad para mantener viva la memoria un pueblo históricamente oprimido.

Fuente: http://www.parlamentario.com/noticia-116989.html

Un Comentario

  • Ricardo de Aguayo

    En Los 60 tuve el honor de hacer un documental que entregué para el Noticiero 13 y Telenoche sobre los Matacos, Chorotes y Churupies, en el Chaco Salteño que nunca pude recuperar para multiplicar su difusión…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *