30A: Paro y movilización en Buenos Aires

La jornada del primer Paro General convocado contra el macrismo por fuera de la CGT tuvo como protagonista central la multitudinaria movilización que se concentró en Plaza de Mayo durante el mediodía.

Pero el día estuvo cargado de noticias en la zona metropolitana: el tenso corte en el Puente La Noria durante las primeras horas de la mañana, los escraches que organizaciones sociales realizaron contra los símbolos del poder financiero como el JP Morgan y el Banco Galicia, y la violenta represión “gratuita” con la que la Policía de la Ciudad respondió a ese imperdonable insulto al gobierno de la timba y la especulación financiera, fueron ocupando los minutos a medida que avanzaba el día.

Fotos: Indymedia Trabajadoras/es

Con impacto federal

El Paro General se sintió en todo el país. El amplio arco que lo convocó, su carácter federal de origen -recordemos que fue lanzado por un plenario de Regionales de la CGT junto al Fresimona y las distintas expresiones de la CTA- junto al malestar creciente ante la situación de deterioro socioeconómico, llevó a que tuviera un alto cumplimiento efectivo en provincias y localidades de todo el territorio nacional.

En la zona metropolitana -Capital y Gran Buenos Aires- que actúa, por su impacto mediático, como una gran caja de resonancia nacional, la incidencia del Paro fue notoria. El tránsito y la actividad en las zonas comerciales de los barrios estuvieron fuertemente atenuados. La situación se profundizaba acercándose al microcentro de la Ciudad, con calles desoladas y locales cerrados como un domingo por la tarde.

Entre los medios hegemónicos, esta realidad se reflejaba u ocultaba de acuerdo a su cercanía política al gobierno de Cambiemos. Y cantidad de pauta recibida.

Fue importante que convocaran al Paro gremios con impacto en sectores clave de la economía, como bancarios y camioneros, así como la práctica totalidad de los gremios estatales del país, con la solitaria excepción de UPCN. Y también la adhesión de la agrupación opositora del transporte “Juan Manuel Palacios”, que paralizó casi cien líneas de transporte, en un hecho que levantó la temperatura de la interna en la UTA.

En Plaza de Mayo hablaron ante una multitud el bancario Sergio Palazzo, el referente social Mariano Flores como representante de los movimientos sociales, Ricardo Peidro, Pablo Micheli y Hugo Yasky por los distintos espacios de la CTA, y el camionero Pablo Moyano. Luego Omar Plaini, del Sindicato de Canillitas, leyó un documento consensuado entre las organizaciones convocantes.

Fotos: Indymedia Trabajadoras/es

Moyano se refirió sucintamente al apriete que el gobierno lanzó contra los gremios que pararon, enviando 40 conciliaciones obligatorias el día lunes que abren la puerta a sanciones que van desde multas a potenciales quita de personería.

“Les vamos a decir, como decimos los trabajadores”, lanzó el dirigente camionero: “que se metan las multas en el culo. Nosotros vamos a estar al lado de los trabajadores, no nos aprieta nadie compañeros”.

El Frente Sindical para el Modelo Nacional volverá a reunirse en los próximos días para definir la continuidad del plan de lucha que se inició con el Paro General. Entre las opciones que se barajan, se encuentra una marcha en San Nicolás, impulsada por el SMATA junto a otros gremios industriales del espacio, para convocar a trabajadores del conurbano bonaerense y del Cordón Industrial del Gran Rosario a visibilizar el estado de crisis y destrucción productiva en la que se encuentran esas regiones.

Violencia policial: propaganda y terror

En la Plaza, tras el acto, las Madres de Plaza de Mayo conmemoraron los 42 años de la primera ronda y luego las organizaciones de la izquierda partidaria, que habían participado parcialmente también de la movilización del mediodía, hicieron un acto a las 17:30 horas en el marco del Paro y de la conmemoración del 1° de Mayo. La CPS Rompiendo Cadenas había hecho el suyo poco antes en Diagonal Norte y Mitre.

Ver fotogalería: Acto por el 1ro de Mayo del FIT

Parecía que el día terminaba cuando la Policía de la Ciudad arremetió violentamente contra una manifestación de repudio a la intentona golpista frente a la Embajada de Venezuela. A la lista de -al menos- 20 detenidos al mediodía se sumaron -al menos- 5 detenidos más y un herido grave.

Ver fotogalería: Escuálidos Venezolanos frente a la Embajada en Buenos Aires

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich, que apunta a captar el voto de ultraderecha cada vez que abre la boca, no pudo ejecutar, una vez más, su enésima reedición del “protocolo antipiquetes” en el Puente La Noria. Pero se sacó el gusto desatando la cacería policial contra grupos de militantes relativamente débiles, para alimentar también a sus usinas mediáticas afines, necesitadas de títulos para criminalizar la protesta y correr el eje del paro y las razones por las que se convocó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *