Comunidad Originaria Diaguita Anconquija continua la lucha por su territorio

Hoy 4 de octubre hemos frenado un nuevo intento de avance de los usurpadores, empresarios tucumanos que no respetan las disposiciones de la justicia de Catamarca.
Nuestros mayores nos han enseñado que el territorio es nuestra vida, nos legaron el valor necesario para defenderlo y es lo que estamos haciendo. Firmes ante cualquiera de los grandes empresarios que para adueñarse de gran parte de nuestras tierras se han aprovechado de nuestra idiosincrasia, han utilizado su dinero, sus relaciones con los gobiernos de turno, con el Poder Judicial y con la policía.
Lo que defendemos hoy es El Campito del Medio: Luego de la denuncia por usurpación que realizamos en 2016, la Fiscalía 2da Circunscripción Andalgalá, actuó de acuerdo al derecho y legislación vigente dictando la Orden de Restricción para el usurpador Carlos Lombardi según art, 164 y 279 del CPP. Seguimos entonces luchando, primero porque sea notificado fehacientemente y como corresponde, después, durante dos años hasta que logramos que la Municipalidad de Aconquija cese con el vertido indiscriminado de basura aquí, en el lecho del Río y entre sitios ancestrales milenarios.
Este usurpador ha incumplido las resoluciones de la justicia en muchas oportunidades, desarmando nuestras apachetas, rompiendo y robando nuestros carteles, arrendando y violando sistemáticamente las disposiciones. Días pasados vuelve a desacatar la restricción: Encontramos tractor arando y dos camionetas, una conducida por Hernández, capataz de la firma Sánchez uno de cuyos dueños es el actual intendente de Concepción de Tucumán. Otra, manejada por un tal Pereyra, que aunque no ha querido dar su nombre si lo hizo ante la policía, quien nos informó además que le había arrendado las tierras al usurpador Lombardi. Realizamos la denuncia presentando al oficial, las fojas del expediente judicial con la restricción y sin embargo él, no fue imparcial y también desacató las disposiciones reconociendo ante nosotros por su propia boca que dio el visto bueno para seguir arando. ¿La ley es distinta para los empresarios tucumanos que para los pobladores catamarqueños?
Ellos extraen riqueza, contaminan, envenenan nuestra Madre Tierra, abusan de los ríos, de los reservorios de agua, matan animales, destruyen los caminos, no pagan impuestos, no dejan nada para Aconquija y arrasan con sus máquinas con los restos sagrados de nuestros antepasados. Hoy Carlos Lombardi, volvió a romper nuestro cartel y robó nuestra bandera Wiphala, ofendiendo el símbolo de nuestra identidad y de los pueblos hermanos.
Hoy, juntos, pacíficamente y con dignidad, llevamos adelante una acción de recuperación y reivindicación de nuestra identidad y territorio. Continuando con nuestra lucha y acampe aquí, hacemos un llamado a la opinión pública a informarse de la situación y a sumar su voz a la nuestra en reclamo de justicia y defensa de la PACHAMAMA.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *