Primer Marcha Plurinacional contra las Causas Armadas

Organizaciones territoriales y de derechos humanos junto a familiares y amigos marcharon ayer en la Ciudad de Buenos Aires, desde Congreso hasta el Ministerio Público Fiscal, “con la intención de visibilizar y acabar con esta aberrante vejación hacia los derechos, contra lxs pibxs de nuestras barriadas”, reclamando “que jueces y fiscales dejen de avalar los fraguados policiales”.

Compartimos imágenes y documento de la marcha:

MARCHA PLURINACIONAL CONTRA LAS CAUSAS ARMADAS

Queremos la libertad de todxs nuestros familiares y amigxs

Vivimos y vemos desde la vuelta de la democracia que las prácticas represivas de las fuerzas de seguridad del Estado continúan y son una constante. Incluso actualmente con el gobierno de Cambiemos han aumentado controlando y militarizando nuestrxs territorios. Por ello han proliferado todo tipo de prácticas represivas y con ellas las extorsiones en los barrios para no ser blanco de represión. Las leyes dan cada vez más y más poder a las fuerzas represivas; hasta haber transformado la libertad de la población en una mercancía, un bien de cambio. Solo por nombrar algunos ejemplos: La ley antiterrorista con el gobierno Kirchnerista y las reformas a la ley 24660 con el actual gobierno que restringe los beneficios de libertad y que le dió al servicio penitenciario el poder para evaluar los egresos de los internxs.

Cuánto más dependa una libertad de los represores, más alto harán que cotice el precio que nos exigirán pagar.

Ante este panorama que cuenta con luz verde del gobierno nacional y de los gobiernos de las distintas provincias, incluído del Ministerio de Seguridad de Nación con Bulrich a la cabeza, han aumentado las persecuciones, las torturas, asesinatos y muertes evitables en lugares de detención, las desapariciones forzadas, el gatillo fácil, la represión de la protesta social, la eliminación de los derechos elementales de las personas privadas de libertad, las causas armadas y por supuesto la corrupción de la institución policial a lo largo y ancho del país y de las naciones originarias.

Estos niveles de corrupción son altos, tanto, que ya no pueden taparlos.

Fotos: Marcha Plurinacional Contra Las Causas Armadas

Sin ir más lejos este año los medios dieron a conocer dos escandalosos hechos ligados a la corrupción de la asesina y maldita policía: “En marzo de este año una mujer fue aprehendida “le imputaban ser narcotraficante” y miembros de la bonaerense le exigían $ 200.000 para no iniciarle una causa judicial, pero en el momento en que entregaba parte del dinero se produjo un tiroteo entre policías de la federal y altos mandos de la bonaerense, hubo un muerto y heridos fue un verdadero escándalo en el shoping de Avellaneda. Otro hecho repudiable ocurrió en San Miguel del monte, esta vez la corrupción desató una masacre, niños inocentes asesinados después de que la bonaerense disparara a mansalva, hacia un auto en circulación, exigían al propietario un pago de coimas de $5000 para dejarlo circular.

Estos casos son apenas la punta del iceberg de toda una institución podrida, corrupta y mercenaria que incluye además, policía federal, gendarmería, prefectura y todas las fuerzas represivas en su conjunto que ocupan nuestrxs barrios.

Esta realidad cotidiana que padecemos, dónde unos hacen, otros dejan hacer y muchos otros guardan silencio ante las causas armadas, trae como consecuencia que la mayoría de nuestros jóvenes estén ahora o hayan estado privados de su libertad, tengan antecedentes penales y por consiguiente sean marginados y excluídos del sistema.

Denunciamos que las causas armadas no son casos aislados son una forma de represión sistemática direccionada hacia los jóvenes que habitan los barrios humildes y a sus referentes “lxs luchadores sociales”, muy utilizado además contra los hermanos originarios para quitarles sus territorios y marcarlos, como es el caso de Facundo Jones huala. Todxs ellos víctimas del estado que desde los medios masivos, señalan como los “enemigos internos”.

Observamos que estos fraguados policiales consisten básicamente en plantado de pruebas, la inclusión de testigos de supuesta identidad reservada, etc. Estas prácticas no se llevan adelante sin la connivencia de jueces y fiscales que garantizan que estos fraguados cierren con una condena. Minimizan costos a la justicia siguiendo una sola línea de investigación que por supuesto es la versión policial.

Todos los poderes del Estado son autores o cómplices directos o indirectos de este flagelo. Muy frecuentemente utilizado, que además reporta altos beneficios económicos a la corrupción y pocos o ningún costo político.

Fotos: Comisión Provincial por la Memoria

Los padecimientos de las víctimas y su entorno afectivo son terribles, el maltrato en los juzgados y en los lugares de encierro, las confirmaciones de sentencias absurdas nos han obligado a reaccionar ante tantos mecanismos de crueldad estatal.

Denunciamos y no olvidamos el armado de causas de la justicia patriarcal hacia las mujeres pobres mientras los femicidas de sus hijxs caminan libremente.

Afirmamos que el camino es organizarnxs hasta lograr arrebatarlxs de las garras de los centros de exterminios a los que llaman cárceles, otro negocio nefasto donde jamás llega medicina, alimento, con instalaciones precarias que viola derechos fundamentales de las personas allí alojadas. Asumimos el compromiso de denunciar estas prácticas por todos los medios a nuestro alcance. Por eso estamos aquí hoy, ocupando las calles, visibilizando y gritando que no creemos en esta justicia y que la única forma de liberar a nuestrxs familiares y amigues es protestando, presionando ante los tribunales, señalando las comisarías, lxs fiscales y a lxs jueces que las convalidan.

Exigimos

Fuera las fuerzas de seguridad corruptas y asesinas de nuestros barrios

No a la baja de edad de imputabilidad

Basta de desapariciones forzadas

Basta de muertes en lugares de encierro

Ni una menos en la cárceles también

Basta de gatillo fácil

Libertad y absolución al lonko Facundo Jones huala y todxs lxs presxs mapuche y de pueblos originarios

Bastas de causas armadas

El estado es responsable

Marcha Plurinacional contra las Causas Armadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *