Metalúrgicos contra la flexibilización del convenio

Las obreras y obreros de la Corriente Nacional Metalúrgica Independiente se pronunciaron en contra de lo dicho por el titular de la Unión Obrera Metalúrgica, Antonio Caló, quien declaró: “no podemos negarnos a reformular el convenio, es de 1975 y en muchas cosas obsoleto”. Denuncian que se trata de una iniciativa flexibilizadora que deteriorará aún más las condiciones laborales.

Compartimos el comunicado de la Corriente:

¡No a la reforma laboral

El convenio no se toca!

Hace 40 años, todo el movimiento obrero esperaba que la patria metalúrgica mueva la primera pieza, sea una negociación paritaria o cualquier reclamo sindical. Esa tradición se perdió, mientras perdía peso ese gremio en la estructura del capitalismo argentino. Rememorando esa tradición perdida Antonio Caló reconoció que equipos técnicos de la UOM trabajan para actualizar el convenio dijo:”no podemos negarnos a reformular el convenio, es de 1975 y en muchas cosas obsoleto”. De Caló y sus secuaces nada puede extrañarnos en materia de entrega.

En los 70, una clase trabajadora movilizada y desafiante logró convenios colectivos que expresaban demandas y conquistas por las que peleaba hacía décadas. Y ahora los empresarios quieren borrar muchas de esas conquistas, lo que quieren ya lo estamos viendo en convenios como el de Vaca Muerta donde en un anexo de 25 artículos reforman los esquemas de trabajo, generalizan los contratos a término, extienden las jornadas, elimina las horas taxi y flexibiliza las condiciones de operación nocturna y con viento.

Cada vez más productividad con los salarios ya licuados (Los metalúrgicos perdimos la mitad de nuestro poder adquisitivo en los últimos 7 años) y cada vez peores condiciones de trabajo, ese es el plan de los empresarios.

En 2017 Macri no pudo meter la reforma laboral porque trabajadores y trabajadoras se lo impedimos en la calle el 14 y 18 de diciembre, ese proyecto cajoneado a la fuerza hoy resurge, pero gremio por gremio. Con declaraciones confusas de Moroni, ministro de trabajo y Alberto Fernández donde hablan de la necesidad de modificar partes de los convenios que ya están “viejas”.

No podemos permitir que nos toquen el convenio, como aquella vez tenemos que darles pelea, tenemos que organizarnos para dar esta batalla gobierne quien gobierne, nuestros intereses los tenemos que defender haciendo asambleas y votando planes de acción, no podemos quedarnos de brazos cruzados cuando quieren que perdamos conquistas históricas.

Un ejemplo de lo que quieren lograr es lo que ocurre en Siderca Campana , donde el grupo Techint despidió 191 trabajadores esta como expresión de un pacto social mentiroso donde los empresarios a cambio de colaborar con una futura reactivación económica tienen la potestad de avanzar sobre conquistas. En la planta de campana desde hace años los planes de suspensiones eran con el pago del 90% de los salarios, en una provocación esta vez pretendió que sean al 70%, al negarse los compañeros, como no podía ser de otra manera, vinieron los despidos. Una clara maniobra para generar un conflicto que no solo les permita subir la productividad sino que también pretenden quedarse con más contratos de Vaca Muerta para lo cual el conflicto sería una forma de presionar.

¡El convenio no se toca!

¡Defendamos nuestras conquistas gobierne quien gobierne!

¡Asambleas por fábrica para mandatar a los delegados en los congresos seccionales para organizar la pelea!

15/01/2020

Corriente Nacional Metalúrgica Independiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *