Nuevas restricciones en el marco de la emergencia sanitaria en Argentina

Tras dos jornadas en las que se registraron recórds consecutivos de 20.870 contagios de COVID-19, el martes, y 22.039 el miércoles, respectivamente, el Ejecutivo Nacional anunció un leve endurecimiento de las medidas de restricción y distanciamiento en la República Argentina. Mientras algunos especialistas y sectores las evalúan como ligeras, particularmente comparadas con las tomadas en otros países, la oposición de derecha encabezada por el PRO conformada en la Alianza Juntos por el Cambio (ex Cambiemos) las rechazó por completo e inició una campaña para boicotearlas.

Alberto Fernández. Imagen: Agencia Télam.

El presidente Alberto Fernández decidió realizar personalmente el anuncio desde la Quinta presidencial de Olivos a pesar de estar transitando por un cuadro de infección viral de COVID-19, con síntomas leves gracias a haber recibido la vacuna de Sputnik V desarrollada por el Instituto Gamaleya.

Tras establecer que “Argentina entró en la segunda ola de contagios”, el titular del Ejecutivo consideró que “las próximas tres semanas son clave” para bajar la velocidad de la misma, que se disparó en las últimas semanas.

Entre las medidas anunciadas, Fernández informó que quedan suspendidos los “viajes grupales” y que en las zonas de mayor riesgo epidemiológico se restringirá la circulación nocturna desde las 0 hasta las 6.

El Presidente también afirmó que se vedarán las reuniones en casas particulares y al aire libre para más de 20 personas, los bingos y discotecas permanecerán cerrados y los bares y restaurantes deberán cesar su actividad a las 23 horas.

Las medidas regirán desde las 0 horas del viernes próximo y se extenderán hasta el 30 de abril.

Detalle de las medidas

1- Se suspenden para todo el país los viajes grupales de egresados, de estudio y de grupos turísticos.

2- En las zonas del país consideradas de mediano riesgo epidemiológico y sanitario es facultad y responsabilidad de gobernadores adoptar en forma temprana medidas que disminuyan la circulación para prevenir los contagios. Esto es así porque es resorte exclusivo de las provincias monitorear y hacer cumplir cualquier medida restrictiva de la circulación.

3- En las zonas del país donde hay mayor riesgo epidemiológico y sanitario, se tomarán además las siguientes medidas:

a). Se suspenden actividades sociales en domicilios particulares.

b). Se suspenden reuniones sociales en espacios públicos al aire libre de más de 20 personas.

c). Se suspenden actividades de casino, bingo, discotecas o cualquier salón de fiestas.

d). Se suspende la práctica recreativa de cualquier deporte en lugares cerrados donde participen más de 10 personas.

e). Se establece el cierre de los bares y restaurantes a partir de las 23 horas.

f). Se prohíbe la circulación entre las 00.00 y las 06.00 de la mañana de cada día. Según las jurisdicciones, las autoridades podrán ampliar estos horarios en función de las especificidades de cada lugar.

4- En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) sólo podrán usar el transporte público de pasajeros trabajadores considerados esenciales, toda la comunidad educativa y aquellos que ya fueron expresamente autorizados.

5- Estas medidas de cuidado estarán vigentes desde las 0 horas de este viernes 9 de abril hasta el 30 de abril. El Gobierno nacional evaluará cuidadosamente la correcta implementación de las medidas.

Clamor reaccionario

El gobierno nacional negoció durante los últimos días con el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta, integrante de la Alianza Juntos por el Cambio (ex Cambiemos), para alcanzar un acuerdo en las medidas a tomar. Intentaba repetir el registro comunicacional de los primeros meses de la pandemia, en la cual los anuncios se realizaban presentando la imagen de distintos referentes gubernamentales del oficialismo y la oposición, principalmente el presidente Fernández junto al capitalino Larreta y el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

Sin embargo, en esta ocasión no se alcanzó un acuerdo. El martes, mientras delegaba la negociación con el gobierno nacional en su ministro de Salud, Fernán Quirós, Larreta se apiñó en una sala con distintos referentes cambiemitas para anunciar su oposición a cualquier medida para contener la segunda ola de contagios.

Entre los firmantes del rechazo a las medidas contra la segunda ola: Mauricio Macri, Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Miguel Ángel Pichetto, Gerardo Morales, Rodolfo Suárez y Gustavo Valdéz, Alfredo Cornejo, Maxi Ferraro, Mario Negri, Juan Manuel López, Cristian Ritondo, Maricel Etchecoin, Martín Lousteau, Humberto Schiavoni y Luis Naidenoff, se encuentran referentes provinciales que sí aplicaron restricciones en sus respectivas juridicciones.

Luego, en el día de hoy, mientras trascendía que el gobierno nacional avanzaría con un DNU de cualquier manera, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, llamó desde el portal Infobae de Daniel Hadad “a resistir” las medidas aún no anunciadas, insistiendo en la construcción de su perfil electoral bolsonarista.

Tras haber sido realizado el anuncio, la Alianza macrista activó su red de trolls en las redes sociales llamando a boicotear las medidas sanitarias.

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *