Colombia.Barranca.La caîda del alcalde y algunos demonios…

Una vez fuera capturado el alcalde y otros, de nuestra Barrancabermeja, la que todo lo da y nada recibe, salvo para su clase polîtica tradicional y/o emergente, para que respondiera mediante diligencia judicial (interrogatorio), su presunta conducta criminal, tendiente a boicotear de manera poco ortodoxa, un mecanismo de participaciôn popular, como es la REVOCATORIA DEL MANDATO, él mismo y sus seguidores, se acordaron una vez mâs de Dios, Jeovadios,
Yavé, Papito Dios y/o Mamita Diosa o como lo quieran llamar.

Se hicieron a la alcaldîa y, se olvidaron de su papito Dios:

Si senores, lo habîan olvidado y de qué manera. Las cosas hay que decirlas como son. !Eh avemarîa santîsima por Dios!

No habîan vuelto a celebrar misas en plena alcaldîa y menos a rezar a las 6 a.m., hora de entrada a laborar. Los crucifijos que colgaban de las oficinas pûblicas, fueron descolgados.

Las cadenas de hasta diez kilogramos de oro, que colgaban de los cuellos, no volvieron a resplandecer. Nadie volviô a pagar misas a las almas benditas y menos a incitar a la comunidad a participar en misas campales.

La pequeña plutocracia barranqueña estaba y, aûn estâ, ahogada en lujos. Solo hay que verlos. En fin, el diablo empezaba a hacer de las suyas.

La primera vez en que se acordaron de su papito Dios:
Las primera vez que se acordaran, fue cuando actuara como candidato y perdiera. En esa oportunidad, aceptaron el mandato divino pûblicamente.

Dios todavîa no lo tenîa para ser alcalde y para grandes cosas. Esos eran los designios de él para con el otro. Asî lo entendieron en su momento. Eran temerosos del altîsimo como dicen por ahî, algunos fanâticos. Serâ que amar y temer son conductas recîprocas? Pero bueno este no es el tema a tratar.

Los designios de Dios, estaban con otro del Fila:

Los designios de Dios en esos momentos, era haberle dado una tercera oportunidad al Dr. Elkin David BUENO ALTAHONA, con su Ciudad Futuro.

Lo cierto es que no hubo futuro para la ciudad, sino futuro para Elkin David y los mismos cortesanos de siempre. !Que vida tan jodida!

Mâs de un creyente se preguntaba, incluîdo quien escribe esto y que pertenece a la iglesia del octavo dîa del juicio final… Alguien entiende a Dios? Por qué? Por la inmoralidad polîtica y administrativa que habîan rodeado sus administraciones anteriores. La tercera serîa mâs de lo mismo.

Si, Dios se equivocô otra vez, pero de buena fé, los otros no:

En fin, otra vez se equivocô papito Dios. Pensamos que de buena fé. Los que si no se equivocaron y obraron de mala fé, fueron los que votaron por él. Siempre saben por qué lo hacen. Estos mismos mâs adelante votarîan por el Dario.

Sino pregûntenle por ahî a un afrodescendiente, para no hablar de españoles descendientes y, que siempre se las trae en todas las elecciones. Sino pregûntenle también por ahî, a una dama gris, que funge de samaritana.

Los ûnicos que « entendieron » a papito Dios en su momento, entre otros, fue el secretariado del POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO. Los marxistas de marzo. !Por favor!

Decidieron apoyarlo, no obstante la prensa nacional advertir del peligro de esa candidatura, por presuntos nexos con el paramilitarismo. Mâs adelante apoyarîan al Dario. Se acostumbraron también a ganar y sin ningûn escrûpulo.

Estas cosas hay que decirlas siempre, por eso que llaman ahora, memoria colectiva.

Evidencias apostândole siempre al ganador:

Por ahî hay fotos y videos, en donde aparecen en su momento los mismos comunistas de siempre, con un candidato y después con el otro candidato.

Lo mâs terrible, terrible, terrible, es que ahora sin pedirle perdôn a la comunidad por sus avivatadas generalizadas y sistemâticas, ese es su patrôn de conducta polîtica, ahora se creen llamados a liderar el cambio. !Asî no es senores de COLOMBIA HUMANA.

La segunda vez en que se acordaron de su papito Dios, pero ya es tarde, la justicia estâ ahî:

Pues bien, remotando lo manifestado al comienzo de esta reflexiôn, acerca de la revocatoria y de sus consencuencias legales, volvieron otra vez los tiempos del arrepetimiento y la oraciôn. NO ES PARA MENOS.

La Fiscalîa por ante un juez de control de garantîas, como llaman ahora, al inoperante sistema penal acusatorio, le imputara al alcalde y otros, todo un concurso heterogéneo de delitos, entre ellos CONCIERTO PARA DELINQUIR ENTRE OTRAS CONDUCTAS CRIMINALES QUE ATENTARAN CONTRA EL CERTAMEN DE LA REVOCATORIA DEL MANDATO. Conductas estas que fueran confirmadas por la segunda instancia por ante un juez de conocimiento, como llaman también ahora, vinculando a la investigaciôn, como debiô haber sido desde el principio a la esposa del alcalde.

Las evidencias y/o pruebas son tan graves que, la Fiscalîa General de la Naciôn, manifestara en sus alegaciones, que se encontraba frente a una verdadera empresa criminal, la cual habîa traspasado los lîmites del derecho penal. NO ES PARA MENOS.

El mârgen de defensa para el alcalde y demâs vinculados hasta el momento, como a otros que también procederân a vincular (PERSONAJES DE NO POCA MONTA Y PEDIGRI) y capturar en cuestiôn de dîas, es precario, por no decir inexistente, como quera que estamos ante testimoniales respaldados por audios, etc. Esa es la realidad procesal probatoria. Les recomendamos un preacuerdo, porque no creemos procedente el tal principio de oportunidad.

Asî las cosas, la caîda del alcalde y otros, es una realidad evidente de toda evidencia.

De otro lado para finalizar dos reflexiones a tener en cuenta :

La primera. Estamos seguros que, si el régimen en nuestra ciudad, no estuviera dividido, como estâ, no habrîa talvez salido a la luz pûblica, el verdadero rostro del poder.

La segunda. Estamos igualmente seguros que, si la revocatoria hubiera triunfado, lo habrîa reemplazado la otra parte del régmen. Solo hay que ver algunos personajes que estaban detrâs de ella.

Que sea esta la oportunidad para tomar conciencia polîtica y proceder a tumbar el régimen. Los demonios acechan.

Desde Barranca Lyon y con olor a petrôleo,

Luis Manuel CARRERO GOMEZ

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *