El gobierno de Milei quiere la cárcel para los pibes y las pibas

Los últimos días de junio la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich y el Ministro de Justicia Cúneo Libarona presentaron, en el Congreso, un anteproyecto de ley para bajar la edad de punibilidad a 13 años.

Escuchar el reporte de La Ranchada de Córdoba.

La edad de imputabilidad es el límite inferior a partir del cual los y las adolescentes pueden ser juzgados e ir a la cárcel. En Argentina, esta edad se estableció en los 16 años.

Los últimos días de junio la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich y el Ministro de Justicia Cúneo Libarona presentaron, en el Congreso, un anteproyecto de ley para bajar la edad de punibilidad a 13 años. La propuesta contempla penas de hasta 20 años de prisión y faculta a los y las juezas intervinientes a investigar y someter incluso a menores de 13 años a “internación” con fines de “readaptación social”, en aquellos casos que consideren que existe riesgo de comisión de nuevos delitos o que “es peligroso/a para sí o para terceros”.

Especialistas, referentes, organizaciones sociales, políticas, culturales, sindicales y de derechos humanos manifiestan que bajar la edad de punibilidad de los adolescentes no es la solución para lograr mayores niveles de seguridad, e incluso es contraproducente ya que empeora la situación en vez de resolverla.

Marco Galan, Trabajador Social y referente del Movimiento Carlos Mugica de Córdoba, explicó que en su mayoria los jóvenes que cometen algún delito han tenido dificultades familiares, sin acceso a la educación o han estado vinculados a consumo problemático de sustancias.  Y agregó: “Hay un problema social grave de origen, con lo cual tener preso a alguien que viene con esa historia no va a resolver nada, lo que va a hacer es agravar la situación”.

Actualmente, los jóvenes de entre 16 y 18 años pueden ser juzgados pero sólo son punibles aquellos que cometan delitos con penas mayores a 2 años, que recién pueden empezar a cumplir en una cárcel a los 18 años. Hasta ese momento, estos menores pueden estar privados de su libertad en institutos especializados llamados centros de recepción y contención de menores.

Por su parte, el abogado Sergio Job  destacó que bajar la edad no soluciona el problema, si no que lo agrava: “El problema es más grave por los efectos que puede tener eso en términos de la subjetividad individual y colectiva de los niños y adolescentes”.

Según Sergio Job en Córdoba, el porcentaje de participación de los menores de los niños, niñas y adolescentes en delitos como el homicidio es del 2%. Es decir, que bajar la edad de imputabilidad no tiene casi impacto en el bien jurídico más importante que protege el Código Penal y nuestro sistema de valores que es la vida.


Fuente: https://agencia.farco.org.ar/home/el-gobierno-de-milei-quiere-la-carcel-para-los-pibes-y-las-pibas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *